Juan Carlos Tafur Portada

¿Conviene un refrescamiento ministerial?

“Es importante mencionar que puede ser una medida necesaria para recuperar la confianza de la población. Cuando hay crisis, es común que la gente pierda la confianza en sus líderes políticos. Un cambio de ministros puede ser un gesto que indique que el gobierno está dispuesto a reconocer sus errores”

Dina Boluarte necesita subir puntos de aprobación en las encuestas. Con la bajísima popularidad que ostenta en casi todas las encuestas pierde poder de negociación frente al Congreso a pesar de que éste esté peor que el Ejecutivo, y, sobre todo, se coloca en situación delicada para resolver los conflictos sociales (¿con qué ánimo va a acatar el orden público alguien que quiere que la presidenta se largue de Palacio y que usurpa el cargo?).

Corren fuertes rumores de que se avecina un cambio ministerial importante, que podría incluir al mismísimo premier, Alberto Otárola. Saludaríamos la decisión. Aunque sea tardíamente, hasta podría ser leído como una asunción de responsabilidades políticas por los muertos injustificados de las protestas de diciembre y enero.

En la historia de un país siempre hay momentos de crisis, momentos en los que parece que todo se va a derrumbar. La política es un terreno fértil para las crisis y, cuando éstas aparecen, es necesario tomar medidas drásticas para superarlas. Una de esas medidas es el cambio de ministros.

Es fácil pensar que es sólo un acto simbólico, una maniobra política sin sentido. Pero en realidad, puede tener efectos profundos en la forma en que se manejan los asuntos del país. Un cambio de ministros significa un cambio de ideas, de enfoques y de actitudes. Puede significar un aire fresco que renueva el ambiente político y que hace que se puedan encontrar soluciones nuevas a los problemas existentes.

Además, puede ser una señal importante para la población de que el gobierno está escuchando sus demandas. Cuando hay crisis, es común que las personas se sientan ignoradas por sus gobernantes. Un cambio de ministros puede ser un gesto que indique que el gobierno está dispuesto a cambiar su forma de hacer las cosas y que está abierto a la crítica y a la negociación.

También es importante mencionar que puede ser una medida necesaria para recuperar la confianza de la población. Cuando hay crisis, es común que la gente pierda la confianza en sus líderes políticos. Un cambio de ministros puede ser un gesto que indique que el gobierno está dispuesto a reconocer sus errores y a tomar medidas para enmendarlos.

Tags:

Dina Boluarte, Ministros, Perú

Mas artículos del autor:

"Otro show de José Domingo Pérez"
"Zoraida Ávalos y el informe policial perdido de su mentor José Luis Cavassa Roncalla"
"Castillo merece más palo justiciero"
x