Finanzas personales

Según un informe de Equifax publicado en marzo de este año, más de 6 millones de peruanos no habían cancelado sus deudas con diversas entidades financieras o proveedores de servicios al cierre de 2020. Este alto ritmo de endeudamiento de millones de personas genera una suerte de “sueldo fantasma”, lo cual implica recibir el salario y rápidamente verlo desaparecer al encontrarse en la necesidad de cancelar los pagos pendientes más urgentes.

El economista y asesor financiero Juan Carlos Delgado explica que inevitablemente el sueldo va a desaparecer pero lo importante es saber cómo y en qué. “Lo principal para cualquier persona o empresa es saber cuáles son sus gastos fijos. Saber cuánto se va a gastar mensualmente. Con ello ya tendremos la base para no caer en nuevas deudas que lleva a gastar más de lo que recibimos”, indica.

Para ir aligerándose de las deudas mes a mes sin quedar ajustado, el experto recomienda elaborar un presupuesto mensual. “Suena muy básico, pero pocas personas lo aplican y realmente funciona”, explica Delgado. El tener claridad sobre los gastos con los que debemos de cumplir hace más sencillo saber cuánto de nuestro dinero puede ser destinado a gastos extras, y al ahorro e inversión. Un presupuesto permite, también, prestar mayor atención sobre los gastos que se pueden ir reduciendo para generar mayor ahorro.

Técnicas de ahorro

Una de las técnicas más conocidas para empezar a generar un fondo de ahorro personal es la regla del 10%, que implica reservar esta porción de nuestro sueldo mensual para algún objetivo futuro. El asesor financiero explica que es una buena técnica pero es relativa al nivel de ingresos de cada persona, por lo que es buena idea empezar por guardar cualquier excedente tras realizar los pagos necesarios del mes.

“Una buena forma de ahorrar es invertir, porque así el ahorro a la larga tiene rentabilidad”, explica Delgado. El economista recomienda revisar las opciones al alcance y considerar inversiones en bolsas, adquirir inmuebles, o invertir en algún negocio, según las posibilidades de las finanzas personales.

Sobre las vías de endeudamiento, Delgado recomienda tener cautela con el uso de las tarjetas de crédito, pues esta debe ser utilizada para los gastos corrientes puntuales que puedan ser cancelados en una o dos cuotas como máximo. Cuando se excede este número de cuotas, el nivel de deuda aumentará pues las tarjetas de crédito son productos costosos, y deben ser usadas para aquello que sabemos que podemos pagar rápidamente.

Tags:

Ahorros, Deudas, Sueldo fantasma

A S/33,543 millones ascendió la deuda morosa de los peruanos al cierre de 2020, según un informe de Equifax. Cifra que puede haber visto una considerable reducción tras los depósitos de gratificación pero son aún miles los peruanos que mantienen deudas con distintas entidades bancarias debido al uso de tarjetas de créditos.

Afortunadamente son cada vez más los métodos que se pueden seguir para cancelar las deudas pendientes, que si cumplimos de forma responsable y consistente, lo lograremos. Uno de estos métodos es la “Cascada” o “Snowball”. Este sistema, desarrollado y publicado por la revista Harvard Business Review, está enfocado a la reducción de deuda y plantea dar prioridad a las deudas con saldos más pequeños, en vez de centrarnos en las deudas con mayores tasas de intereses.

Para desarrollar el sistema, se llevó a cabo un experimento, en el que los participantes simulaban pagar deudas de forma virtual. Finalmente se reveló que el factor con mayor impacto no era la cantidad que quedaba por pagar, sino el importe que habían conseguido quitarse de en medio una vez pagado. Esto debido a que las personas se sienten más confiadas y esperanzadas cuando ven que parte de sus deudas se están eliminando, por muy pequeñas que sean.

¿Cómo aplicar el Método Cascada?

Lo primero es calcular tu capacidad financiera. Determina a cuánto asciende el importe de tu deuda total, cuánto de la deuda puedes pagar actualmente y tus gastos fijos. Cuanto más esfuerzo económico hagas cada mes para quitarte la deuda, menos tendrás que pagar más adelante, lo cual te permitirá alcanzar la estabilidad deseada con mayor anticipación.

Lo siguiente es calcular cuánto de tu dinero puedes destinar a las deudas más elevadas. Esto te permitirá saber si tiene la capacidad de destinar un monto mayor cada mes al pago de tus deudas.

Finalmente, apoyado en un documento de Excel, registra todas las deudas que tienes pendientes siguiendo un orden ascendente, es decir de menor a mayor. Incluye la tasa de interés que cada una de esas deudas implica y el pago mínimo mensual que corresponda. Esto te permitirá calcular cuánto meses tendrás que dedicar al pago de tus deudas hasta conseguir eliminarlas por completo. Empieza una por una y deshazte de tus deudas.

Tags:

ahorro, Deudas, método cascada

Los peruanos tienden al endeudamiento. Según el estudio “Bancarización del peruano” elaborado por Ipsos Perú el 68% de los peruanos bancarizados cuenta con una deuda pendiente. Por ello es muy importante que llevemos un cuidadoso control de nuestras finanzas personales.

Como bien explican expertos del BBVA, aunque cada vez existe una mayor conciencia en cuanto a la necesidad de una formación sobre lo más esencial del mundo financiero, son todavía muchas las faltas que jóvenes y mayores tienen respecto al manejo de su dinero. Ten presente estos “no”, que te ayudarán a manejar mejor tu dinero:

No realices compras innecesarias

Las compras que no son necesarias pueden consumir gran parte de tu capacidad financiera sin que te des cuenta de ello. Los caprichos durante las compras del supermercado, estadías en hoteles de mayor rango que el necesario, la compra de ropa nueva cuando no hay necesidad real o un nuevo celular son algunos ejemplos de los gastos que puedes evitar.

No vivas al crédito

La falta de planificación puede hacer que pierdas el control de tus gastos y por tanto tengas que recurrir al financiamiento en algún punto. Es necesario ser conscientes de ello y empezar a preparar un presupuesto claro, pues de lo contrario resultará complicado salir de una espiral que te empujen, una vez endeudado, a seguir por este camino. Un presupuesto te permitirá tener presente a cuánto ascienden tus gastos y tus ingresos que puedan cubrirlos.

No vivas solo en el presente

Más de una vez nos hemos dado ese capricho pensando en que “solo se vive una vez”, pero esto podría convertirse en un mal hábito. Procura guardar al menos el 10% de tus ingresos y destinarlos a un fondo de ahorro que pueda funcionar como un fondo de emergencia. Esto es necesario para la economía de cada persona, pues pese a contar con un presupuesto, siempre existen los imprevistos y poder costearlos será un alivio. Una avería del auto, una enfermedad grave o un robo son situaciones de las que nadie está libre y pueden suceder en cualquier momento de nuestras vidas. Si no tenemos nuestro dinero ordenado de forma rigurosa, no podremos contar con un ahorro que compense situaciones así.

Tags:

3 No, Compras innecesarias, tarjeta de crédito

Según el estudio “Bancarización del peruano” elaborado por Ipsos Perú, el 24% de los peruanos bancarizados usan tarjetas de crédito, y el 17% recurre a los préstamos personales. Además, el 68% de los peruanos bancarizados cuenta con una deuda pendiente.

El ritmo y forma en la que efectuemos los pagos serán decisivas para nuestras finanzas personales. En ese sentido, existen dos formas de efectuar los pagos: en cuotas o revolvente. Expertos del BBVA explican las diferencias entre ambos.

Pagar en cuotas

Un préstamo a plazos o pasar la tarjeta de crédito en más de una cuota significa que el consumidor toma prestado cierta cantidad de dinero de una entidad de crédito para financiar una compra, comprometiéndose a devolver el importe total del mismo más los intereses correspondientes, siguiendo un esquema de pago fraccionando, normalmente mediante una serie de cuotas mensuales. Los préstamos suelen ser por un importe y plazo determinados, que no pueden modificarse salvo que el o la titular presente una solicitud de reprogramación de pagos.

Los préstamos a plazos pueden ser una buena herramienta para consolidar deudas acumuladas en tarjetas de crédito sujetas a intereses elevados o, en general, para situaciones en las que el consumidor conoce la cantidad que va a necesitar y su capacidad de pago.

Pago revolvente

Un crédito revolvente es la cantidad de dinero, en una línea de crédito, que un banco pone a disposición de un consumidor para que realice sus compras. Al final de cada periodo de pago, se renueva el importe disponible de la línea de crédito revolvente. Un crédito revolvente puede o no estar sujeto a una fecha específica de vencimiento y por lo general no tiene asociada una cuota a devolver mensualmente, más allá del importe dispuesto cada mes.

Algunos ejemplos de crédito revolvente son las líneas de crédito personal, que suelen ser ofrecidas mediante la figura de una tarjeta de crédito y las líneas de crédito hipotecario que son respaldadas por una propiedad inmobiliaria. Los fondos de un crédito revolvente pueden utilizarse, por ejemplo, para pagar un viaje o simplemente financiar gastos del día a día. Expertos del BBVA afirman que el tipo de interés de un crédito revolvente puede variar, por lo que es más importante aún el estar al tanto de los términos y condiciones del mismo.

Tags:

cuotas, revolvente, tarjeta de crédito

La facturación electrónica es cada vez más utilizada por negocios debido a sus múltiples beneficios. Esta puede ser utilizada por los emisores electrónicos que se encuentren en el Régimen General, Régimen Mype Tributario y Régimen Especial de Renta. Además, puede ser emitida directamente en la web de SUNAT o en el APP SUNAT.

¿Pero cómo implementar la factura electrónica? Para poder emitir facturas electrónicas en tu empresa, debes adquirir la calidad de “emisor electrónico”, siguiendo algunos pasos indicados por la SUNAT:

  1. Presentar la solicitud de autorización para incorporarse al sistema de emisión electrónica, en SUNAT operaciones en línea.
  2. Tener la condición de domicilio habido y el RUC activo.
  3. Solicitar la emisión de factura electrónica y notas de débito y crédito electrónicas.
  4. Estar afecto al impuesto a la renta de tercera categoría en el RUC.
  5. Realizar la declaración jurada a través de SUNAT operaciones en línea.
  6. Registrar la dirección de correo electrónico que se utilizará como emisor.
  7. Registrar a través de SUNAT operaciones en línea, el certificado digital que se utilizará como emisor electrónico.
  8. Realizar satisfactoriamente el proceso de homologación.

Emitir facturas

Una vez que nuestro negocio haya sido incorporado al sistema de emisión electrónica, tenemos dos opciones para emitir las facturas a nuestros clientes:

Facturación propia: Esto sucede cuando deseas emitir por tu cuenta. Para ello debes implementar las especificaciones técnicas para generar los documentos electrónicos. Se trata de equipos tecnológicos y de sistemas de las empresas que se encargan de la programación, para que los documentos cumplan con los estándares y no tengan problemas en su validación. Al implementar el sistema por tu cuenta, deberás de monitorear constantemente los cambios o normativas que establece la SUNAT, para adecuar tu plataforma de facturación a cualquier nuevo requerimiento.

También puedes contratar los servicios de un operador de servicios electrónicos (OSE), que se encargan de validar informáticamente las facturas electrónicas según las especificaciones establecidas por la SUNAT. El OSE se encarga de enviar el comprobante a la Sunat y remitirlo al receptor.

Contratar un PSE: Otra opción es solicitar a un Proveedor de Servicios Electrónicos que realice parte o todas las actividades vinculadas a la facturación electrónica. El proveedor pone a disposición una plataforma de facturación electrónica que facilita a sus clientes el envío de un documento con las especificaciones técnicas necesarias para que llegue sin problemas a la SUNAT y el adquiriente.

Tags:

Facturación electrónica, requisitos, Sunat

En julio, los trabajadores del sector privado que trabajan en planilla reciben una gratificación que consiste en el íntegro de un sueldo, además de una bonificación extra del 9% sobre la mencionada gratificación.

La coyuntura actual de crisis económica producto de la pandemia por el COVID-19, invita a los trabajadores que perciben este beneficio a buscar formas gestionar mejor el dinero extra, para lo cual es necesario considerar algunas recomendaciones de expertos en finanzas.

Para Brenda Silupú, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, una excelente opción es utilizar el dinero para amortizar parte de las deudas que hayamos adquirido, priorizando las que tengan un interés mayor.

“Para cualquier bonificación o excedente de dinero, es recomendable elaborar un plan de inversiones de acuerdo con nuestra realidad, para lo cual debemos establecer prioridades, analizar los ingresos extras y definir cuál es la mejor alternativa de inversión”, agregó la especialista.

Si bien el uso que se dé a las gratificaciones dependerá de la situación de cada persona o familia, sostiene Jorge Gallo, profesor del área académica de Finanzas en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, una buena opción es también ahorrar una parte de la gratificación para solventar gastos imprevistos en el futuro, por ejemplo, los de salud.

“En el caso de que no se necesite este dinero para asuntos urgentes, realizar un viaje o comprar algún electrodoméstico que sea necesario también son buenas alternativas”, apunta Gallo.

Posibilidades de inversión.

De no tener deudas que pagar, amortizar u otros gastos urgentes que deban realizarse, puede evaluarse invertir el dinero excedente, ya sea en un negocio propio o alguno de los instrumentos financieros que ofrece el mercado.

Brenda Silupú recomienda que se puede analizar si conviene ahorrar en una cuenta de alguna caja municipal, una financiera, o participar en algún fondo mutuo de renta mixta. “Así, se puede ahorrar por un corto periodo”, sostiene la docente de la Universidad de Piura.

Sin embargo, agrega que: “para invertir es necesario también plantearse metas y objetivos concretos en el corto plazo, así como una estrategia para lograrlos”.

Por su parte, Jorge Gallo, recomienda que, si la cantidad percibida es considerable, lo mejor es invertirla. “Si lo que se desea es correr el menor riesgo posible, una buena opción son los depósitos a plazo, pese a que se tendrá una baja rentabilidad”, sostiene el experto.

Agrega que si lo que se busca es una mayor rentabilidad, se pueden considerar los fondos mutuos, tomando en cuenta que esta inversión implica un riesgo.

Brenda Silupú recuerda que el mercado ofrece diversos tipos de inversiones, por lo es recomendable informare apropiadamente sobre las condiciones de cada modalidad. “Por ejemplo, tenemos los fondos mutuos de inversión de renta fija, que están obteniendo tasas de interés mayores a un depósito, así también se puede invertir en los fondos mutuos”, explicó la docente de la Universidad de Piura.

Tags:

ahorro, Deudas, Gratificación, Inversión, julio

El nivel de endeudamiento de los peruanos ha ido creciendo en el último año. Según el II Informe de Morosidad, elaborado por Equifax Perú y la UP, los tipos de crédito que aumentaron su morosidad en el 2020 fueron tarjetas de crédito, duplicando a la morosidad de los préstamos personales.

Contar con una tarjeta de crédito es una gran responsabilidad y aunque más de una vez hayan conseguido sacarnos de apuros, es importante saber en qué casos debemos evitar usarla, de modo que evitemos acumular una gran deuda en este producto crediticio. Expertos financieros de alDía explican que muchas personas tienden a consumir de más en sus salidas y esto lleva a que las cuentas de fin de mes lleguen a sobrepasar sus ingresos.

Pagos a evitar con la tarjeta de crédito

Cuentas médicas: En primera instancia puede resultar lógico cancelar los gastos caros o fuertes con una tarjeta de crédito pero cuando se trata de temas de salud lo mejor será llegar a un acuerdo con la aseguradora para poder pagar una cuota mensual debitada de una cuenta de ahorros. Esto dependerá de la compañía con la que se trabaje pero en la medida de lo posible se deben evitar ese tipo de gastos con la tarjeta de crédito.

Apuestas: Las apuestas representan una inversión de alto riesgo por lo que no es buena idea apostar con una tarjeta de crédito en lugares como tragamonedas o casinos o incluso casas de apuesta online. Esto llevará a que se consuma mayor línea de la tarjeta y en caso no se consiga ganar, podríamos vernos atrapados en una deuda mayor.

Vacaciones: Este tipo de gasto es uno de los más complicados de no cubrir con tarjeta de crédito, porque a veces resulta necesario en el momento. Lo mejor será evitar usar la tarjeta de crédito para vacaciones pues es muy probable que sea doloroso regresar de un feliz descanso para tener que afrontar el pago de deudas asumidas por diversión. Si bien muchas tarjetas de crédito ofrecen millas a cambio, procura usarlas en la menor medida posible o sólo en casos de emergencia.

Impuestos: Si utilizas tu tarjeta de crédito para ello, vas a cambiar deuda por deuda. A esto se sumarán los cargos e impuestos según tu contrato con la tarjeta de crédito. Si te ves atrapado en esta situación, puedes conversar con tu banco y ver la posibilidad de optar por algún producto menos costoso.

Si estás gastando casi el 30% de tu línea de crédito todos los meses, reflexiona un momento. Según Asociación de Bancos del Perú (ASBANC), este es el primer indicio para reconocer si te estás excediendo en tus gastos. Porque tu línea de crédito no es una extensión de tu sueldo y a fin de mes tendrás que pagar lo gastado, reduciendo aún más tus ingresos y obligándote a volver a gastar por ese medio.

Esto no quiere decir que usar la tarjeta de crédito es malo, sino que debemos ser prudentes en su uso para poder cumplir con nuestras obligaciones de pago.

Tags:

ASBANC, Deudas, Tarjetas decrédito

Dicen que vender es un arte, pues está compuesto de múltiples estrategias que nos permitan lograr las metas planteadas. Según un estudio realizado por UPS, las ofertas o descuentos son la principal estrategia de precios de los minoristas. Si bien vender artículos con descuentos es una forma poco riesgosa de aumentar el volumen de ventas, consigue atraer clientes que nunca antes habían probado tus productos o servicios.

Shopify, servicio de comercio electrónico, explica las razones por las que podríamos ofrecer promociones o descuentos sin afectar nuestras ganancias:

Ganar nuevos clientes

Precios más bajos pueden conseguir quienes nunca antes habían probado de tus productos o servicios y se animen a hacerlo. Si se llevan una buena experiencia, es muy probable que regresen, incluso si la temporada de tu oferta ya culminó.

Aumentar las ventas

Lanzar promociones u ofertas viene bien si buscamos vender la mayor cantidad de productos en el menor tiempo posible. Esto se puede hacer de varias maneras: puedes armar paquetes de productos, promociones sujetas a alguna condición en particular o mediante recompensas para los miembros del programa de lealtad.

Interactuar con antiguos clientes

Parte de fidelizar a tus clientes es ofrecerles beneficios únicos como ofertas exclusivas. Esto puede hacer que quienes ya confiaban y creían en tu marca, regresen nuevamente. Expertos de Shopify indican que el 57% de las personas se inscribe en programas de lealtad para obtener descuentos en las compras. Esto hace que no solo tus clientes leales se sientan exclusivos, sino que además nuevos clientes se sientan interesados en comprar y volverse parte de tu programa de fidelidad.

Deshacerte de los productos de rotación lenta

Muchas veces sucede que algunos productos no se mueven tan bien como otros y resulta molesto no poder venderlos para hacer una renovación de stock, temporada o colección. A veces tienes que deshacerte de lo viejo para hacer espacio a lo nuevo, y en este caso las ofertas pueden ser útiles. Si tu negocio está destinado a las prendas de vestir, querrás deshacerte de tus artículos de verano a medida que se acercan los meses de otoño e invierno. Esto sucede también con los productos estacionales como los que son ofrecidos durante Navidad y otras festividades.

Tags:

nuevos clientes, ofertas, promociones

La primera semana de julio se inició el desembolso por la solicitud del retiro parcial de la AFP, como consecuencia de las leyes aprobadas que permiten tanto el retiro de la CTS como el del fondo de pensiones acumulado al momento. Son muchas las personas las que se preguntan qué hacer con este dinero: ¿ahorrar o invertir?

Si se desea hacer crecer ese dinero, la decisión del tipo de inversión dependerá de las necesidades de cada persona. En caso este dinero sea visto por la persona como un excedente, una buena figura de inversión son los fondos colectivos. César Antúnez de Mayolo, gerente central de comercialización de Pandero considera que frente a la pandemia, la compra de un auto o una casa se hacen necesarios para tener mayor protección en la familia, y los fondos colectivos representan una opción que permite acceder a este tipo de bienes de forma más fácil, mediante un ahorro.

¿Cómo ingresar a un fondo colectivo?

Lo primero que se tiene que hacer es elegir la cuota mensual a manejar, teniendo en cuenta, por ejemplo, el precio del modelo del auto que se desea adquirir. Luego, para ingresar a un grupo, se tiene que pagar una cuota de inscripción y la primera cuota mensual. El monto recibido por la gratificación, AFP o CTS facilita poder hacer frente a la cuota de inscripción.

Además, si después del ingreso se sigue teniendo excedentes de dinero, es recomendable adelantar el mayor número de cuotas posible en las primeras asambleas y, así lograr la meta del auto propio, la compra de un inmueble o la remodelación y ampliación del hogar.

Invertir en fondos colectivos es una buena alternativa para personas con poco historial crediticio o no bancarizadas, y que tienen dificultades para acceder a un crédito vehicular o hipotecario.

El fondo colectivo tiene la peculiaridad de que la obtención del producto deseado depende parcialmente de la suerte de cada persona que pertenece al fondo para salir ganador del sorteo, pero también existe otra forma de adquisición del producto. Este es el “remate” o adelanto de cuotas, que resulta bastante conveniente para las personas que buscan tener el bien de forma anticipada sin tener que esperar al sorteo. Este remate consiste en ofrecer una cantidad de cuotas adelantadas en función de los ahorros personales, siendo quienes más cuotas adelanten los que puedan lograr ser los ganadores.

Tags:

AFP, CTS, Gratificación
Página 20 de 26 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26
x