Emprende

La crisis económica por la pandemia ha hecho que surjan muchos emprendimientos por necesidad. En el norte del país la situación ha sido muy similar con algunas características propias de regiones como Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, San Martín y Amazonas.

Según Eddie Valdiviezo, director del HUB UDEP, la incubadora de emprendimientos de la Universidad de Piura, muchas familias se ven en la necesidad de emprender y en esa necesidad de diferenciarse están tratando de innovar en sus procesos y digitalizarse.

“La virtualidad ha permitido romper el esquema de solamente vender en Piura o en el norte. Se va rompiendo ese esquema mental y se vende más ahora a nivel nacional e incluso se exporta, lo vemos más en los pequeños emprendedores. Además, por el mismo contexto, en el norte, se ven mucho los emprendimientos basados en productos agroindustriales y agrícolas”, precisa.

La capacitación como un desafío

El especialista considera que la conectividad y la implementación de los pagos digitales no solo les ha permitido evitar la pérdida de ventas entre el público bancarizado, sino que también terminan por incrementar la inclusión financiera de los propios emprendedores. De esta manera, el principal desafío para su crecimiento está en el acceso a financiamiento y en las capacidades de gestión desarrolladas por los empresarios.

“(El acceso a créditos) sigue siendo complicado por los flujos de caja pequeños que tienen y que tratan de mantener para seguir operando. Hay una necesidad de mejorar el acceso a financiamiento, pero también hay un tema de educación. Es importante tener una mayor proyección de para qué quiero el financiamiento, un plan de negocios sobre el cual apalancarse para seguir creciendo ordenadamente”, comenta.

Asegura que el nivel de formalidad también ha ido presentando mejoras, pero también requiere de un esfuerzo educativo de parte de las autoridades para explicar adecuadamente las oportunidades que se obtienen a partir de la formalización, por ejemplo, el acceso a nuevos mercados con créditos más accesibles.

A nivel nacional, el estudio “Perfil del Emprendedor Peruano del Bicentenario”, encargado por el Programa Contigo Emprendedor BCP, encontró que el 92% de los emprendedores busca capacitarse y tiene una alta disposición para adquirir conocimientos.

Otro de los resultados indica que el 56% de los empresarios de la microempresa son de provincia, y un 44% son de Lima. Asimismo, el 48% de las microempresas se dedican al rubro del comercio, principalmente a la compra y venta de bienes (al por mayor y menor).

Tags:

Emprendedores, emprender, Regiones

Dentro del amplio rango del marketing y sus estrategias, se encuentra el marketing emocional. Se trata de una disciplina que utiliza una marca dentro de una estrategia, con el objetivo de lograr un vínculo afectivo con usuarios, consumidores, clientes y futuros clientes, para que estos sientan la marca como algo propio y necesiten ser parte de ella.

Los consumidores no desean comprar a marcas inaccesibles. Los consumidores buscan marcas y negocios a los cuales llegar y estar al mismo nivel para poder formar parte de ellas. En ese sentido, apelar a sus emociones y conmoverlos hacia la compra de nuestros productos es una herramienta bastante eficiente. Un estudio del departamento de Marketing de la Universidad de Pennsylvania recomienda algunos puntos a tomar en cuenta para impactar de forma efectiva en las emociones de nuestros clientes:

Comunicar siempre en positivo: Las informaciones que se refieren a mensajes positivos suelen ser más compartidas por los usuarios que las negativas. Por ejemplo, si trasladamos esta idea a la estrategia de una empresa que fabrica productos ecológicos, es más interesante generar una nota, artículo, o piezas gráficas en redes sociales sobre los beneficios que producen sus productos, en lugar de escribir sobre el negativo impacto ambiental que viene sufriendo el planeta y después ofrecer el producto.

Sorprender y conmover: el contenido viral siempre debe tener un punto de sorpresa. Conmover al cliente potencial es clave. Sobre esta idea debemos tomar precaución en cualquier estrategia de viralidad, pues al sorprender debe primar siempre el contenido real, verificado y honesto.

Un ejemplo claro de ello, suelen ser las campañas de Coca-Cola en las que hacen referencia a las razones por las que podemos soñar con un mundo mejor. Así se vincula el objetivo de la marca con una comunicación real que invita al cambio. Las relaciones entre conceptos que no tienen similitud o antagonismo directo, o contienen algunos datos dudosos, son fruto de críticas para la marca.

Provocar un sentimiento colectivo: Este es otro gran concepto para generar contenidos de alta difusión. Cuanto más encaminado a crear un sentimiento de grupo, que afecte de forma colectiva más que a individuos puntuales, más posibilidades tendrá nuestro contenido de convertirse en viral.

Tags:

Comunicar, Marketing emocional, Universidad de Pennsylvania

Según la encuesta de Ipsos “Bancarizados en cuarentena”, el 57% de personas considera contratar algún producto financiero como préstamos o tarjetas de crédito. En caso tú también estés considerando estos productos, existe una opción similar bajo la figura del adelanto de sueldo, que puede ser solicitado a la empresa o a una entidad bancaria.

Si bien hacer esta solicitud a la empresa es viable, no es considerado un beneficio pues de igual manera se le descuenta dinero al trabajador. Para otorgar el adelanto o préstamo se consideran dos puntos básicos: si la empresa tiene liquidez y si el empleador lo autoriza.

Adelanto o préstamo a la empresa

Se trata de dos figuras distintas pero igualmente viables. Un adelanto se solicita cuando el trabajador desea tener parte de su sueldo o beneficios cuando aún no se ha cumplido la fecha de pago. En ese caso, no se aplica interés al trabajador porque llegada la fecha de pago se le descontará el íntegro del monto adelantado.

El préstamo, en cambio, sucede cuando el empleador brinda dinero y programa el pago en un número de cuotas, las cuales podrían afectar algunos de los beneficios sociales que tienen los trabajadores por ley.

¿Cómo solicitar un adelanto?

Mediante entidad bancaria: Este se hará efectivo siempre que el sueldo del trabajador esté sujeto a una cuenta corriente, o como muchos bancos llaman ahora “Cuenta Sueldo”. La persona puede solicitar el adelanto de sueldo al banco y este le entrega el monto de forma inmediata, a través del cajero o en una agencia. Dependiendo de las condiciones de cada banco es que se fija un monto máximo de adelanto de sueldo que posteriormente será cobrado de manera automática. Este cobro se hace efectivo al recibir tu remuneración en la cuenta bancaria.

Pedirlo a la empresa: En este caso, el trabajador debe emitir una solicitud por escrito o de forma electrónica, en la que indique el motivo, el monto y forma de pago que requiere. Esta solicitud pasará las aprobaciones correspondientes, una vez aprobada se realizará el desembolso de dinero.

¿Qué requisitos se requieren para el adelanto de sueldo o préstamo?

Los requisitos los establece la misma empresa, pero por lo general se pide que el trabajador tenga al menos un año laborando en la empresa y que no haya pedido tantos adelantos o préstamos en el mismo año.

Lo que se busca es que si el trabajador dejara de laborar pueda cubrir con sus beneficios truncos (liquidación, gratificación o vacaciones) la deuda que mantiene con la empresa.

¿Qué pasa si dejo de pertenecer a la emprensa que me prestó el dinero?

Se le descuenta de su liquidación, ya sea de sus vacaciones truncas o pendientes y gratificaciones.

De lo único que no se puede descontar es de la Compensación por Tiempo de Servicios (CTS), pues es un beneficio que debe darse al trabajador sí o sí por la misma naturaleza del beneficio, que es una CTS, que debe cubrir los días o meses que el trabajador pueda demorar en conseguir un trabajo.

Tags:

Adelanto sueldo, trabajador

Emprender requiere de determinación, organización y un capital base para empezar. Aunque uno crea que se necesita juventud para hacerlo, la edad no es un factor decisivo. Según el Global Entrepreneurship Monitor, el 15.5% de los emprendimientos establecidos en el Perú son administrados por personas entre los 55 y 64 años.

Por ello, nunca es tarde para emprender. Se necesita tener una buena idea, muchas ganas de materializarla, una perspectiva de negocio, conocer las posibilidades que ofrece el mercado actual y conseguir financiación.

La historia más conocida a nivel mundial sobre emprender a la tercera edad es la del “Coronel Sanders”, que tenía 62 años cuando formó la franquicia Kentucky Fried Chicken.

En el Perú, la pandemia obligó a muchos adultos mayores a emprender, ya sea por necesidad, por ausencia de ingresos o por oportunidad, pues vieron un nicho en el mercado que podían explotar con sus negocios.

Dos ejemplos peruanos son: Gloria Ramos y Enrique Cuadros, una pareja de adultos mayores de 70 y 80 años con discapacidad auditiva que crearon Gloren, un emprendimiento surgido en pandemia que ofrece juegos de mesa hechos en madera y pintados a mano. Iniciaron su negocio de venta de juegos de ajedrez, damas y ludo como una forma de pasar las horas de encierro producto de la cuarentena. Ya han vendido más de 500 juegos.

También se encuentra Ebert Tassara, del Taller de Ebert. Un emprendimiento de un electricista de 78 años que creó trípodes para colocar los celulares y ya ha puesto en el mercado más de 1000 unidades.

Se trata de ejemplos que nos demuestran que, para emprender, no hay edad.

Claves para emprender en la tercera edad

Pablo Coloma, gerente general de Emprende, entidad del grupo de la Fundación Microfinanzas BBVA, indica que una de las claves de estos negocios es desarrollarlos en tamaños que puedan ser adecuadamente administrados. “Lo ideal es que los emprendedores comiencen sus servicios de modo pausado, primero con una pequeña actividad que puedan controlar y comercializar adecuadamente y que vayan creciendo de a poco”, señala Coloma.

Lo atractivo de las oportunidades laborales autogeneradas para los jubilados es que pueden seguir teniendo ingresos y realizar actividades a tiempo parcial desde el propio hogar. Dirigir la propia Mype puede ayudar a mantenerse motivado, feliz, saludable y activo en los próximos años, así como a complementar los ingresos.

Entre los años 2000 y 2050, la proporción de la población mundial con más de 60 años se está duplicando y llegará al 22% al final del período, pasando de 605 millones a 2.000 millones, de acuerdo a información de la OMS. En ese sentido, emprender y sostener un negocio durante la tercera edad no será un hecho extraño, más bien es parte de la nueva y antigua normalidad.

Finalmente, un emprendedor de 65 años demuestra tener experiencia en los negocios, pues ha trabajado gran parte de su vida.  Encuentra una motivación laboral pasada la jubilación y le permite mantenerse activo. Además, tiene sabiduría laboral, lo que significa que puede ser un buen mentor. Esto servirá para guiar y formar nuevos trabajadores bajo un modelo de disciplina y responsabilidad. Como ven, para emprender, no hay edad y les sobra experiencia.

Tags:

65 años, emprender, experiencia

Imagínate una conversación con alguien que conoces desde hace muchos años. Por lo tanto, tú “sabes” cómo es esa persona. Tú “conoces” muy bien a esa persona, tú sí “sabes” cómo es que esa persona piensa y actúa. Entonces, tomando en cuenta este contexto, que debe ser lo que muchas veces sucede en tu vida, te pido te hagas una pregunta con total honestidad: Cuándo esa persona te está hablando, ¿Realmente crees que escuchas lo que la persona te dice, o escuchas lo que tú crees que te está diciendo? Me imagino que, para muchos de ustedes podría haber aparecido una segunda pregunta: ¿De qué me está hablando? Así que antes de que te quedes atrapado por la pregunta o dejes de leer este artículo, que te puedo asegurar te permitirá abrir muchas posibilidades, voy a explicártelo de la mejor manera posible.

Todos tenemos diferentes personas en nuestras vidas. Algunas han estado por mucho tiempo y otras por un corto periodo.  Sin embargo, de todas y aseguro de todas, tenemos una idea de cómo es esa persona, cómo piensa y cómo actúa.

En algunos casos más, en otros casos menos, pero aseveramos como verdad, y en algunos casos no somos conscientes de estos pensamientos, que tal o cual persona es como nosotros nos hemos “inventado” que es.

No es el punto si tenemos razón o no (te invito a leer un artículo de esta columna ¿Tener éxito o tener la razón?). La pregunta es: si eso que nosotros creemos de la persona (lo cual genera ciertos filtros), ¿realmente es la verdad? Y si eso será, en mayor medida, lo que determina la forma y lo que escucho cuando habla. O, mejor dicho, lo que creo que está diciendo esa persona, que como ya te dije, puede ser lo que escucho pasado por los filtros de lo que creo de la persona.

Digamos que Pedro es una persona que usualmente no habla, o habla poco. Pero esas pocas veces que habla usualmente es para decir algo que no funciona o negativo sobre una persona, situación o cosa. Es bastante “lógico” suponer que lo próximo que diga va a estar alineado con su “modus operandi” y será algo destructivo más que constructivo. Más desde lo que no funciona, que de lo que sí funciona. Pero ¿Y eso es la verdad absoluta? o ¿Eso es lo que nos hemos inventado por los filtros que tenemos?, ¿Será posible que en realidad ya ni siquiera escuchamos lo que él dice, sino que escuchamos lo que nosotros creemos que va a decir?, ¿Podría ser que estamos condicionados a escuchar lo que ya sabemos o creemos que va a decir?

Cuántas veces nos puede estar pasando que nos perdemos escuchar lo que las personas a nuestro alrededor nos dicen, cuantas oportunidades no vemos, en este caso no escuchamos, porque creemos conocer lo que esa persona va a decir. ¿Cómo sería no saber?, porque en realidad, sí queremos escuchar lo que esa persona está diciéndonos. Lo primero que debemos hacer es abrirnos a la posibilidad que necesitemos dejar de “saber” para poder escuchar aquí y ahora. Es decir, debemos dejar de tener la razón que nosotros ya sabemos que es lo que va a decir.

Imagínate por un momento que Pedro te está hablando y en vez de escuchar selectivamente lo que quieres escuchar para tener la razón de lo que tú sabes de Pedro, escuches “todo” lo que Pedro tiene para decirte.  Más aún, que cuestiones si lo que hasta ahora pensabas de Pedro, es cierto o es solo un invento que has ido creando.  Que te abras a la posibilidad de estar equivocado y escuches una nueva versión de Pedro, una que te funcione de él.

Cómo sería si a cada una de las personas de tu vida, les dieras la oportunidad de escucharlos como si fueran “nuevas”.  Es decir, como si no supieras nada de ellas, como si toda la información acumulada no fuera cierta y que no quieres verificar.  Como sería dar un lienzo en blanco a cada persona en cada momento. Un lienzo en el cual se puede escribir una historia que funcione y lleve a mejorar la relación, sea cual ésta sea. Piensa en la cantidad de veces que por escuchar lo que quisiste o lo que creíste que la persona dijo, desencadenaron resultados negativos.  Ahora piensa en los nuevos resultados que podrías tener si aplicas “un lienzo en blanco” a cada persona al momento de escucharlos y los resultados que ahora son posibles. Comienza a practicar el escuchar a las personas y dejar de escuchar lo que ya sabes. ¿Qué posibilidades ves o, mejor dicho, qué nuevas posibilidades escuchas?  Éxito en tu nueva forma de escuchar.

Debido a la pandemia por el covid-19, las grandes y pequeñas empresas se han visto obligadas a adaptarse a esta nueva normalidad para gestionar con mayor éxito sus modelos de negocios. El miembro del Gremio de la Pequeña Empresa de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Jorge Ochoa, afirmó que en el país hay más de 2.5 millones de empresas, de las cuales el 99.8 % son mypes y generan alrededor del 85% del total de puestos de trabajo en el país.

Por ello, es necesario conocer cuáles son los servicios básicos que deberían utilizar estas empresas para impulsar su productividad y competitividad en un panorama marcado por los desafíos que trae consigo la pandemia. En ese sentido, el subdirector de Mercado Negocios en Claro Perú, Gonzalo Tali, comparte cinco consejos.

1.-Impulsa tu tienda virtual. En estos tiempos es fundamental que los negocios cuenten con una página web que genere ventas en línea de manera rápida, sencilla y segura.

2.-Olvídate de las facturas tradicionales. Emitir facturas electrónicas ayudará, sin duda alguna, a optimizar las gestiones del negocio generando ahorro de tiempo y dinero. Es importante trabajar este aspecto con un Proveedor de Servicios Electrónicos (PSE) autorizado por la Sunat.

3.-Personaliza tu correo. Al momento de compartir tu correo electrónico con clientes potenciales, asegúrate de personalizarlo con el nombre del negocio para inspirar seguridad y confianza. Asimismo, no dejes de lado los antivirus y antispam en los correos para garantizar el buen funcionamiento de los dispositivos de tus clientes.

4.-Prioriza la seguridad en línea. La nueva normalidad nos ha obligado a proteger nuestros dispositivos contra virus, malwares y piratas informáticos.

5.-Respalda tu información. La información que maneja tu empresa es considerada uno de los activos más valiosos, por lo que respaldarla es un proceso elemental para evitar sufrir las consecuencias de la pérdida total o parcial de los datos.

Es bueno recordar que Lieneke Schol, presidenta de la CADE Digital 2021, señaló en entrevista con Sudaca.pe que los emprendedores deben caminar -una vez que retorne la normalidad post pandemia- a un sistema de negocio híbrido. Es decir, donde lo digital conviva con el negocio físico o tradicional. Señaló que los emprendedores que aspiran a digitalizar sus negocios no deberían apostar por sistemas complejos, sino haciendo un cambio paulatino como los señalados líneas arriba.

“En el tema de los emprendedores se habló que no deberían irse a lo grande o lo complejo desde el principio, como colocar una gran infraestructura para el tema logístico”, aconsejó. Por lo que el proceso, puede ser paso a paso.

Según cifras de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), 7 de cada 10 trabajadores son contratados a plazo fijo, es decir bajo un contrato con tiempo determinado. Estos contratos se rigen bajo la ley de Productividad y Competitividad Laboral, que contiene las reglas que deben de tener en cuenta los empleadores para celebrar contratos de trabajo a plazo fijo, bajo nueve modalidades contractuales.

Víctor Zavala, gerente legal de la CCL, explica que los trabajadores contratados a plazo fijo tienen derecho a percibir los mismos beneficios que por ley, pacto o costumbre, tienen los trabajadores con contrato de duración indeterminada del respectivo centro de trabajo y a la estabilidad laboral durante el tiempo que dure el contrato.

En caso el empleador decidiera poner fin al contrato, deberá abonar al trabajador las remuneraciones dejadas de percibir hasta el vencimiento del contrato, considerando un límite de doce remuneraciones. Estas tienen carácter indemnizatorio, pero no resultan aplicables si un contrato es resuelto durante el periodo de prueba.

Aviso de renovación

Abel Elías, especialista de la Dirección de Capacitación y Difusión Laboral del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo explicó que los contratos a plazo fijo no tienen una fecha de ‘preaviso’ para la no renovación. «Se entiende que al momento que el trabajador firmó el contrato con el trabajador ya sabía hasta cuándo duraba. Entonces ahí no hay una hostilidad laboral y tampoco habría una infracción porque ya había un acuerdo de hasta cuándo habría este contrato», precisó.

Por otro lado, si al momento de culminación del contrato, el trabajador continúa desempeñándose en sus labores en activa coordinación con el jefe directo o empleador, su contrato de trabajo a plazo fijo se convierte en un contrato indeterminado, explica Angela Culqui, abogada y co-founder del portal tuconsultalaboral.pe.

Para asegurar claridad en tu situación laboral, lo mejor es mantener una comunicación directa con tu empleador. Plantea esta conversación dos semanas previas a la culminación de tu contrato.

Tags:

CCL, Contrato a plazo fijo, Ley de Productividad y Competitividad laboral

Al momento de obtener una tarjeta de crédito, las entidades financieras les asignan a sus clientes un límite a los gastos que pueden realizar con la tarjeta, lo que se conoce como línea de crédito. Este monto se establece en función a criterios como los ingresos del cliente y tiempo después, las entidades financieras pueden ofrecer incrementarlo.

En algunos casos se piensa que aceptar este incremento de línea va a mejorar el historial crediticio que tenemos. Según Javier Mori, gerente legal de Equifax – Infocorp para el Perú y Ecuador, en realidad, ocurre exactamente lo contrario.

“Todas las ofertas para aumentar la línea de crédito vienen después de que el banco observó el buen comportamiento crediticio de sus clientes por un periodo de tiempo y aumentar dicha línea de crédito podría incrementar el nivel de riesgo de una persona”, refiere.

Para conocer el perfil crediticio que se tiene, explica que se puede revisar el reporte de deudas de uno mismo de forma gratuita en Equifax-Infocorp. Cuando se acepta el aumento de la línea de crédito, crece también lo que se conoce como el nivel de endeudamiento. El especialista advierte que poder financiar mayores montos de compra no significa que se esté “ganando” más dinero, ya que este sigue siendo prestado.

 

Puntos a favor y en contra

Si bien incrementar la línea de crédito puede ser riesgoso si nos excedemos con los gastos, también es posible darle un uso positivo, financiando un emprendimiento. Mori indica que este podría ser un buen uso de la extensión, si el emprendimiento produce resultados a muy corto plazo. En cambio, no es buena idea emplear este dinero en cubrir emergencias.

“Por regla general, no es recomendable tomar una línea de crédito para responder a una emergencia. Para ese fin, es mejor prever y generar un fondo de ahorro específico”, precisa.

De la misma forma, Marcela Pinzon, Head Middle Office de Experian Perú, considera que solamente se debe aceptar cuando sea necesario y pueden realizarse nuevos gastos. Por ejemplo, cuando reciba un aumento o consiga un ingreso adicional, porque se contará con la capacidad de pagar un monto más alto al que paga actualmente.

“Se sugiere que una línea se amplíe solo hasta ser 50% mayor al ingreso de una persona; asimismo, se recomienda que solo se utilice hasta un 50% del límite de crédito. La clave para manejar correctamente un aumento crediticio está en elaborar un flujo de caja que le permita visualizar sus gastos y así poder afrontar mejor sus pagos”, explica.

En caso de tener otras tarjetas de crédito, recomienda evaluar cuál le conviene más. Si decidió quedarse con la que brinda mayores beneficios, aceptar el aumento de la línea no es una mala idea, ya que es la única tarjeta que usará, y todos los pagos serán destinados a ella.

Tags:

bancos, línea de crédito, tarjeta de crédito

La pandemia por Covid-19 marcó una serie de cambios en nuestras dinámicas diarias, trabajos, e incluso el mercado a nivel general. Para descubrir cómo el sector consumo puede adaptarse a este impacto en los distintos países del mundo, KPMG realizó el estudio “Consumidores y nueva realidad”, que revela las tendencias globales que permitirán ayudar en el desarrollo de la estrategia y los planes de transformación de diversas empresas en el mercado.

Estas son algunas de las tendencias clave las que marcarán el futuro del consumo en un mundo post Covid-19:

 

1.- Perfil del nuevo consumidor

Uno de los aspectos que más va a modificar los hábitos de consumo es la crisis económica. La reducción de los ingresos convierte la relación calidad – precio en el principal factor de compra para seis de cada diez consumidores a nivel global, según el informe “Consumidores y nueva realidad”. No es gratuito que el 52% de los consumidores a nivel global reconozca un empeoramiento de su economía como consecuencia de la pandemia y el 40% afirme ser más selectivo en sus compras.

Por otro lado, el impacto psicológico de la pandemia ha hecho de la seguridad personal el factor de compra que más ha crecido. Garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad, tanto en desinfección como distanciamiento social serán imprescindibles para el consumidor preocupado por su salud y la seguridad sanitaria.

 

2.-Confianza en tiempos inciertos

La transparencia y desarrollar una comunicación clara es uno de los factores que más ha ganado relevancia con la pandemia. Para Bernardo Ruecker, socio responsable de Accounting Advisory Services de KPMG en España, “en el entorno actual es imprescindible que las compañías trasladen la realidad del impacto de la crisis a su información financiera, reflejando su situación actual”.

Los responsables de elaborar la información financiera se enfrentan este año a un esfuerzo adicional, conociendo todas las recomendaciones y actualizaciones emitidas por los organismos reguladores. “Solo a través de la transparencia se podrá otorgar confianza a los grupos de interés, y para ello, es necesario analizar con rigor todos los cambios normativos que han tenido lugar como consecuencia de la COVID-19 y dimensionar y cuantificar el impacto de la nueva realidad en los estados financieros”, explica Ruecker.

 

3.-Aceleración del canal digital

Si bien el impulso de los canales digitales ya venía siendo una de las claves de la estrategia de las compañías en los últimos años, el confinamiento aceleró las plataformas digitales. Los consumidores han comprado, contratado servicios e interactuado con las compañías de forma digital más que nunca en los últimos meses, y es una tendencia que ha venido para quedarse. Uno de los efectos más relevantes de la crisis ha sido la ampliación de los rangos de edad que se convierten en usuarios digitales, con la incorporación de los no nativos, como las personas mayores de 65 años.

 

4.- Reinventar la tienda física

 Para Enrique Porta, especialista de KPMG, “la tienda física se está viendo abocada a una transformación de forma acelerada, por lo que es importante abordarlo desde un punto de vista estratégico y con visión a futuro”. “Cumplir con las exigencias en materia de seguridad, no solo desde el punto de vista del consumidor sino el regulatorio, con medidas de aforo y distanciamiento social, condicionarán en gran medida el futuro de las tiendas”, indica.

Tags:

aumentar ventas, consumo, post pandemia, Ventas
x