Emprende

Ofrecer contenido útil que se vincule a los productos y servicios que ofreces, le dará mayor valor a tu imagen de marca.

Todas las empresas desean clientes fieles. Como bien lo explican expertos de la revista Harvard Business Reviews, “los mejores clientes son los clientes fieles. Cuesta menos dinero servirles, generalmente están dispuestos a pagar más que otros clientes y suelen actuar como divulgadores de boca-en-boca”.

 

La revista especializada afirma, además, que “si logras fidelizar clientes, las ganancias te seguirán como la noche sigue al día”. En ese sentido, Social Media Examiner, plataforma de medios digitales, brinda algunas recomendaciones para tus redes, de forma que puedas cautivar a tus seguidores y empezar a fidelizarlos:

 

Interactúa con tu audiencia

 

Involucra a tu público y despierta su interés sobre tu marca. La vía más sencilla es invitar su participación activa mediante preguntas en tus contenidos. Esto hace que las personas se sientan valoradas mientras son invitadas a opinar sobre algún tema en particular. Además, estas interacciones te ayudarán a descubrir nuevos insights sobre tu público para hacer contenido cada vez más certero.

 

Contenido emocionalmente impactante

 

Los usuarios de redes disfrutan el contenido emocionante pues activa su empatía, ternura y alegría. Genera contenido inspirador para tu público. Esto mejorará la identidad de tu marca y hará que tu audiencia se sienta identificada con los valores de tu negocio. Puedes apoyarte en citas y reflexiones. Si tú mismo deseas elaborar el contenido con una línea gráfica atractiva, puedes recurrir a plataformas de diseño como Canva.

 

Ofrece contenido útil

 

Ponte en el lugar de tu audiencia y pregúntate qué tipo de información valorarían recibir que esté vinculada a tus productos y servicios. Proponles datos que les ayude a vivir mejor, solucionar alguna situación, obtener provecho de algo en particular. Por ejemplo, si te dedicas al rubro de los alimentos, puedes compartir recetas sanas y fáciles, datos de alimentos, o tips para aprovechar los nutrientes de los vegetales.

 

Humaniza tu marca

Hacer que tu empresa sea más amigable y humana, acercará a los consumidores. Muestra el valor que tiene tu marca, más allá de los productos o servicios con los que cuentes. Puedes por ejemplo, mostrar el detrás de escena, es decir, alguna parte interesante de tu proceso de producción, alguna dinámica de tu equipo de trabajo o compartir las novedades que vienen en tu empresa.

 

Beneficia a tus clientes fieles

 

Si bien queremos llegar a más personas para ampliar nuestra red de futuros clientes, es importante que cuidemos a los actuales. Ofrece descuentos y beneficios a quienes ya hayan realizado una compra o contratado un servicio que ofrezcas. Además, el realizar sorteos es una herramienta muy poderosa, que brinda alcance y genera entusiasmo entre tus seguidores actuales.

Revisa a detalle todos los costos en torno al producto o servicio que buscas ofrecer.

Emprender es un camino satisfactorio pero no es sencillo. Según el último informe de demografía empresarial en el Perú, entre julio y septiembre de 2020 se dieron de baja 5 mil 835 empresas.

 

El aspecto financiero, por muy evidente que sea, es uno de los más complejos por manejar desde el inicio. Lo idóneo es que podamos optimizar e incrementar las ganancias generadas. Prestar atención y orden a este punto nos brinda información oportuna, útil y relevante para tomar acciones, proyectar estrategias y tomar las mejores decisiones en favor del negocio.

 

En ese sentido, economistas y emprendedores expertos de Finanzas Personales Podcast dan algunas recomendaciones financieras a tomar en cuenta para asegurarse de tener éxito al empezar a emprender.

 

Preparación previa

 

Antes de lanzarnos al mundo del emprendimiento es recomendable contar con ahorros y un “colchón” que puedan soportar los gastos fijos y variables que puedan ir apareciendo en nuestras finanzas personales. Ten clara tu situación económica actual y de dónde vendrán los ingresos que te permitan manejar el inicio de tu emprendimiento de forma óptima.

 

Plan financiero concreto

 

Revisa a detalle todos los costos en torno al producto o servicio que buscas ofrecer. Considera cuánto debes destinar en materia prima, proveedores, cadena de producción, almacenamiento, distribución, sueldos y otros. Ten presente tus gastos fijos y variables desde el primer momento. Además considera pagos de impuestos y las obligaciones financieras paralelas que un nuevo negocio puede generar. Esto te permitirá tener el panorama completo y fijar objetivos de ventas.

 

Financiamiento

 

Identifica cuál será tu fuente de capital. Pueden ser ahorros, préstamos de una entidad financiera, crowdfunding o incubadoras de startups. Existen diversas opciones para obtener el financiamiento, pero ten clara cuál de todas las opciones se ajusta al flujo de ingresos que puede tener tu emprendimiento.

 

Estructuras claras

 

Plantea una estructura organizacional clara en tu emprendimiento y define quién se encargará de cada una de las responsabilidades que el negocio demanda. Además fija la estructura financiera de tu emprendimiento. Ten un flujo de caja desde el primer día para empezar de forma organizada. Tratar de ordenar los ingresos y egresos a fin de mes puede resultar en desgaste emocional y pérdidas para la empresa. Si tienes la oportunidad de invertir en un contador, no dudes en hacerlo.

 

El 58% de los trabajadores sería capaz de permanecer en sus puestos de trabajo, incluso con sueldos reducidos, si existiera un líder motivador y participativo.

Aún vivimos tiempos inciertos y nuestros trabajadores necesitan tener la motivación y la tranquilidad de desarrollarse en un lugar que tiene un norte claro. Según un estudio de la consultora de recursos humanos Randstad, el 58% de los trabajadores señaló que sería capaz de permanecer en sus puestos de trabajo, incluso con sueldos reducidos, si existiera un líder motivador y participativo.

 

Además, el 60% de los trabajadores señaló que renunció o consideró abandonar sus puestos de trabajo cuando los gerentes no realizaron un buen ejercicio del liderazgo.

 

En ese sentido, es importante que desarrollemos ciertas habilidades que nos ayuden a tener un óptimo desempeño en tiempos de crisis. La EAE Business School recomienda lo siguiente:

 

Gestión del cambio

 

Es necesario que un líder sepa gestionar el cambio e implementarlo en toda la empresa, además de ayudar a los colaboradores a adaptarse. Si algo nos ha enseñado esta nueva normalidad en pandemia, es que debemos desarrollar nuestra capacidad de adaptación y solución de problemas para salir adelante.

 

Creatividad

 

Una de las habilidades directivas que ayuda a potenciar una compañía en crisis es la capacidad de generar nuevas ideas, de diseñar nuevos modelos de negocio que puedan resolver los problemas y las necesidades de los consumidores actuales. De esta forma, las empresas que pasan por situaciones críticas tendrán líderes innovadores y creativos que rediseñen estrategias, productos, servicios y procesos a las nuevas tecnologías.

 

Inteligencia emocional

 

Esta es necesaria para controlar el estrés y la ansiedad que suelen producir los cambios. Cuando anunciamos algún cambio en la empresa pueden aparecer dudas y emociones más intensas que la incertidumbre, como el miedo. Este produce ansiedad, estrés y angustia. Sin embargo, hay que desarrollar el autocontrol emocional y la autoconfianza para transmitir seguridad al equipo.

 

Trabajo en equipo

 

Las situaciones críticas son más sencillas de sobrellevar si trabajamos de forma colectiva. Un buen líder debe promover la identidad, y la unidad en sus equipos de trabajo. Ten presente que trabajar en equipo implica que todos los miembros sientan una gran responsabilidad personal por el éxito de los esfuerzos del grupo.

 

Empatía

 

Sobre todo en un contexto tan completo como el actual un líder debe mostrarse comprensivo y ser empático, es decir, tener la habilidad de ponerse en la piel de los demás. Además, será muy valioso que tenga presente cuál es la situación personal de cada uno de sus trabajadores, de modo que se sienten involucrados y comprendidos.

 

 

El negocio de entregas por reparto a domicilio es uno de los más crecimiento ha tenido en este complicado contexto. Según cifras de la empresa Touch Task, durante la pandemia el servicio de reparto a domicilio ha crecido un 250% en el Perú. Si comparamos las cifras de febrero de 2020 con las de este año, el servicio de delivery ha tenido un alza de 200%.

“Seguirá creciendo. Por ejemplo, luego de que el Presidente de la República anunciara la nueva cuarentena, en tan solo tres horas los pedidos efectuados a los supermercados y negocios afines mediante los canales digitales crecieron en aproximadamente 130%. Esto nos demuestra la importancia que tiene el delivery en estos momentos”, indicó Adrián Cueva, gerente de proyectos de Touch Task, al Diario Oficial El Peruano.

Además, según un informe de Kantar Wordpanel publicado en enero de 2020, Glovo, Rappi y Uber Eats fueron las principales aplicaciones de delivery en el mercado peruano. Actualmente, con el retiro de esta última, son dos las aplicaciones que lideran el servicio de reparto a domicilio. Aquí, el paso a paso para registrar tu negocio en dichas apps:

Registrar un negocio en Glovo

-Ingresa a esta plataforma.

-Crea una cuenta e indica tu país, nombre, apellidos, correo, teléfono, y número de establecimientos.

-Ingresa la dirección de tu establecimiento, así como el nombre de la marca y el distrito al que pertenece.

-Espera a que se pongan en contacto contigo para confirmar la creación de la cuenta.

 

Registrar un negocio en Glovo Business (alternativa para emprendedores)

-Ingresa a la plataforma Business de Glovo.

-Crea una cuenta.

-Digita tu número telefónico.

-Escribe el código que llegó a tu celular por SMS.

-Elige la opción de envío que más se ajuste a tus necesidades.

 

Registrar un negocio en Rappi

-Ingresa a esta plataforma de negocios. Aquí

-Crea una cuenta consignando tu país, nombre, apellidos, correo, teléfono, nombre del restaurante, dirección, número de establecimientos y categoría de comida.

-Ingresa al enlace que recibirás vía Whatsapp.

-Completa otros datos de la empresa como régimen tributario y RUC.

Una vez inscrito en el Registro Nacional de Proveedores podrás acceder a una serie de oportunidades laborales.

Que nuestro emprendimiento esté debidamente formalizado nos abre muchas puertas. Según el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), a la fecha existen más de 130 mil empresas registradas como proveedoras del Estado Peruano. Los emprendimientos y empresas pequeñas también pueden ser parte del registro, tras inscribirse en el Registro Nacional de Proveedores (RNP).

 

Previo al inicio de tu inscripción en este registro debes asegurarte de encontrarte activo y habido como contribuyente en la SUNAT. Además, no debes tener sanción vigente de inhabilitación o suspensión.

 

Categorías de proveedores del Estado

 

Son cuatro los tipos de registros en los que te puedes inscribir para ser proveedor:

 

Registro de Proveedores de Bienes: personas naturales y jurídicas autorizadas para proveer objetos que una entidad requiere para el desarrollo y cumplimiento de sus fines.

 

Registro de Proveedores de Servicios: personas naturales y jurídicas autorizadas para realizar actividades o labores que requiere una entidad para el desarrollo y cumplimiento de sus funciones y fines.

 

Registro de Ejecutores de obras: personas naturales y jurídicas autorizadas a ejecutar obras públicas de construcción, reconstrucción, remodelación, mejoramiento, entre otras, que requiere una entidad para el desarrollo y cumplimiento de sus funciones y fines.

 

Registro de Consultores de obras: personas naturales y jurídicas autorizadas a brindar servicios profesionales altamente calificados consistente en la elaboración del expediente técnico de obras, en la supervisión de la elaboración de expediente técnico de obra o en la supervisión de obras, que requiere una entidad para el desarrollo y cumplimiento de sus funciones y fines.

 

¿Cómo inscribirse en el RNP?

 

  1. Según el tipo de registro, identifica los requisitos del trámite de tu elección en esta plataforma del RNP.
  2. Paga la tasa del trámite. Puedes hacerlo por Internet.
  3. Presenta tu trámite en la plataforma de trámites del RNP, digita tu RUC y clave para acceder al formulario electrónico de inscripción. Complétalo con la información solicitada y selecciona "Enviar formulario".
  4. Consulta el estado de tu trámite en el Registro de Proveedores de Bienes y/o Servicios, o Registro de Ejecutores y Consultores de Obras, e imprime tu constancia de inscripción.

 

Oportunidades con el Estado

 

Puedes encontrar todas las convocatorias vigentes en el Módulo de Oportunidades de Negocio del OSCE, con información completa de los procedimientos de selección en la etapa de registros de participantes.

Cuida a tus trabajadores del síndrome de burnout implementando sencillos cambios en la dinámica del día a día.

Que las áreas de Recursos Humanos trabajen cada vez más en mejorar el clima laboral no es gratuito. Con aún mayor prioridad en un contexto de trabajo remoto como el actual.  Un mal clima laboral puede afectar a los trabajadores de manera física y mental.

 

En 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó el burnout como una patología asociada al agotamiento mental, emocional y físico causado por el trabajo, y puede generar trastornos de conducta como la agresividad, emocionales como la depresión o ansiedad y físicos como problemas gastrointestinales o de sueño.

 

Expertos de Forbes recomiendan algunos puntos a considerar para mejorar el clima laboral y tener un mejor vínculo con el equipo:

 

Gana la confianza de tu equipo

 

Demuéstrales que estás atento a su buen desempeño y reconoce públicamente sus aciertos. Acciones como esta suelen alentar al equipo a cumplir los objetivos a tiempo. Además, se sentirán tranquilos de poder acudir a ti cuando tengan alguna duda, nuevas ideas o inquietudes.

 

Escúchalos con atención

 

Estar siempre abierto a una comunicación directa con el equipo facilita no solo la dinámica y el ritmo de trabajo, sino que también te permitirá ver los puntos de mejora a nivel corporativo. Si estás atento a lo que tus trabajadores tienen por decir, podrás recibir sus insights y al ellos ver los cambios realizarse, se sentirán tomados en cuenta.

 

Prepara tu manejo de crisis

 

Esta es una habilidad que todo profesional debe desarrollar. Las crisis o situaciones inesperadas son los momentos en los que más debemos mantener un orden y generar calma en la transmisión de mensajes para brindar seguridad al equipo. Trabaja en que tus equipos entren en sinergia cada vez que algo atípico suceda. Esto les dará la certeza de superar cualquier inconveniente mediante el trabajo conjunto.

 

Fomenta una cultura de respeto

 

Dentro de un equipo puede haber diferencias y no todos tienen que llevarse necesariamente bien en un plano amical. Fomenta el diálogo, la tolerancia, la armonía y el respeto para que ni el ambiente ni el flujo de trabajo se vean afectados.

A pesar de la pandemia, hay sectores que van a incrementar sus contrataciones en áreas de tecnología o ciencias de la salud. Según Adecco Perú, las habilidades más demandadas tienen que ver con el trabajo colaborativo, las habilidades blandas y la capacidad de análisis

Aunque la pandemia ha tenido un efecto negativo para la mayor parte del mercado laboral, existen sectores que sí piensan incrementar sus planillas durante el 2021.

Según el último estudio de ManpowerGroup, siete de cada nueve sectores industriales tenían pensado contratar más en el primer trimestre de 2021. Entre estos sectores destacan: minería, construcción, banca, seguros y bienes raíces. La mayor demanda en estas áreas ha hecho que las carreras de ingeniería de minas, ingeniería civil, telecomunicaciones y ciencias administrativas sean tradicionalmente las mejor remuneradas, en las listas que elabora el portal “Ponte en Carrera”. Sin embargo, con la cuarentena y la pandemia, los requerimientos de personal harán que otras profesiones tengan sueldos más altos.

Según Justo Zaragoza, director del grupo Educación al Futuro, las carreras técnicas para ser especialista en Inteligencia Artificial, Programador y Desarrollo web, comercio electrónico, y todas las relacionadas a la tecnología, estarán entre las más valoradas.

“No cabe duda que la revolución que sufrimos por la covid-19 ha cambiado todo el mercado laboral del país, pues se necesitan a más profesionales con habilidades en estos sectores que serán más adelante el soporte de la continuidad del país”, indicó.

Además de la tecnología, Zaragoza destaca la necesidad que se tendrá por más profesionales y técnicos en distintas áreas de salud. Por ejemplo, personal para fisioterapia, medicina ocupacional o psicología.

Las competencias más buscadas en línea con este panorama cambiante, Adecco Perú considera que los profesionales más valorados serán aquellos que puedan desarrollar al menos cinco competencias claves para el nuevo perfil del trabajador: el trabajo colaborativo, la capacidad de análisis, habilidades comerciales, conocimientos digitales y habilidades blandas.

En un artículo publicado en julio de 2020, explican que el trabajo colaborativo está empezando a ser más valorado porque cuando una persona coopera, los reclutadores notan cualidades para posiciones de liderazgo en el perfil, como la negociación o el desarrollo de negocios.

“La inteligencia emocional, comunicación a todo nivel, buen trato con las personas y ser consciente de sus fortalezas y debilidades son algunas de las habilidades blandas más consideras en las compañías”, indican.

De igual manera, estudio de ManpowerGroup, denominado “Lo que los trabajadores quieren” identificó diez habilidades como las más demandadas por los empleadores: la comunicación, la adaptabilidad, la iniciativa, la integridad, la empatía, la priorización, la construcción de relaciones, el proceso analítico, la resiliencia y el coaching. Quienes tengan estas habilidades pueden tomar mejores decisiones para negociar su salario y otros beneficios.

Al margen de los conflictos que surgen por algún tema legal y que requieran alguna medida de conciliación, siempre existen inconvenientes menores entre colegas de trabajo que pueden superarse con una comunicación adecuada. Para Sonia Igei, socia de Focus Gestión Humana, la distancia del trabajo remoto puede acentuar, en algunos casos, estas diferencias. “En el tema presencial podíamos notar cuando había un problema porque veíamos el lenguaje no verbal. Ahora es mucho más difícil notarlo. Además, se están perdiendo muchos espacios informales para conversar con los compañeros. Entonces, se espera generar estos espacios y que el jefe se preocupe también por cómo se encuentran los trabajadores”, explica. En todos los casos, considera que es necesario hablar del problema para evitar que este crezca y, de ser posible, seguir realizando reuniones de retroalimentación. “Se pueden hacer encuestas de clima laboral o simplemente recoger la información de cómo están trabajando desde casa y lo que necesitan. Es importante escuchar las expectativas de los colaboradores”, aconseja. Estrategias para llegar a buen puerto En un artículo de Indeed, el motor de búsqueda laboral, también se considera que existen al menos cuatro pasos para resolver apropiadamente un conflicto: definir el problema, identificar las alternativas de solución, evaluar las soluciones y seleccionar una. Aunque parezca sencillo, definir el problema muchas veces es complejo porque puede tratarse de varios problemas a la vez. El primer paso, de acuerdo al portal, es separar los hechos de las opiniones en cada conflicto que surja. Lo siguiente es analizar las políticas y los procedimientos de la empresa, y después, hay que conversar con los miembros del equipo involucrados para recopilar más información. “Piense en todas las formas posibles de resolver el problema existente. Invite a todos los afectados a plantear sugerencias y consulte a aquellos que puedan tener más experiencia con el tipo de desafío que está experimentando. También puede utilizar encuestas y grupos de discusión para generar ideas”, refiere. Una vez que tenga algunas soluciones sobre la mesa, se recomienda evaluarlas considerando todos los aspectos, por ejemplo, si son alternativas de corto o de largo plazo, o si son propuestas muy coherentes, pero que harán más lento el proceso de solución del problema. “Considere en qué medida una solución cumple los siguientes objetivos: resuelve el problema sin crear otro problema, es aceptable para todos los involucrados, es práctica y fácil de implementar, se ajusta a las políticas y procedimientos de la empresa”, precisa. Resolver y tomar estas decisiones con naturalidad tiene que ver con habilidades bien valoradas en el mercado laboral como la creatividad, el pensamiento analítico o la predisposición para escuchar a los demás.

 

Al margen de los conflictos que surgen por algún tema legal y que requieran alguna medida de conciliación, siempre existen inconvenientes menores entre colegas de trabajo que pueden superarse con una comunicación adecuada. Para Sonia Igei, socia de Focus Gestión Humana, la distancia del trabajo remoto puede acentuar, en algunos casos, estas diferencias.

“En el tema presencial podíamos notar cuando había un problema porque veíamos el lenguaje no verbal. Ahora es mucho más difícil notarlo. Además, se están perdiendo muchos espacios informales para conversar con los compañeros. Entonces, se espera generar estos espacios y que el jefe se preocupe también por cómo se encuentran los trabajadores”, explica.

En todos los casos, considera que es necesario hablar del problema para evitar que este crezca y, de ser posible, seguir realizando reuniones de retroalimentación. “Se pueden hacer encuestas de clima laboral o simplemente recoger la información de cómo están trabajando desde casa y lo que necesitan. Es importante escuchar las expectativas de los colaboradores”, aconseja.

Estrategias para llegar a buen puerto

En un artículo de Indeed, el motor de búsqueda laboral, también se considera que existen al menos cuatro pasos para resolver apropiadamente un conflicto: definir el problema, identificar las alternativas de solución, evaluar las soluciones y seleccionar una.

Aunque parezca sencillo, definir el problema muchas veces es complejo porque puede tratarse de varios problemas a la vez. El primer paso, de acuerdo al portal, es separar los hechos de las opiniones en cada conflicto que surja. Lo siguiente es analizar las políticas y los procedimientos de la empresa, y después, hay que conversar con los miembros del equipo involucrados para recopilar más información.

“Piense en todas las formas posibles de resolver el problema existente. Invite a todos los afectados a plantear sugerencias y consulte a aquellos que puedan tener más experiencia con el tipo de desafío que está experimentando. También puede utilizar encuestas y grupos de discusión para generar ideas”, refiere.

Una vez que tenga algunas soluciones sobre la mesa, se recomienda evaluarlas considerando todos los aspectos, por ejemplo, si son alternativas de corto o de largo plazo, o si son propuestas muy coherentes, pero que harán más lento el proceso de solución del problema.

“Considere en qué medida una solución cumple los siguientes objetivos: resuelve el problema sin crear otro problema, es aceptable para todos los involucrados, es práctica y fácil de implementar, se ajusta a las políticas y procedimientos de la empresa”, precisa.

Resolver y tomar estas decisiones con naturalidad tiene que ver con habilidades bien valoradas en el mercado laboral como la creatividad, el pensamiento analítico o la predisposición para escuchar a los demás.

Desde la adquisición de la mercadería, hasta el presupuesto en publiciad online, hay una serie de costos que debemos asumir.

 

El Perú es un país emprendedor. Entre enero y septiembre de 2020 fueron constituidas más de 78 mil empresas, según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática. Se trata de una cifra positiva, más aún si tomamos en cuenta que estas empresas nacieron en un contexto adverso como el de la pandemia.

 

Si bien los peruanos tienen un gran espíritu emprendedor, es importante que tengan información a la mano que les permita hacer de su negocio, una fuente de rentabilidad constante. Estos son algunos de los costos en los que tendrás que invertir o considerar para tu negocio:

 

Stock: Considera los costos de tu mercadería y otros bienes que serán parte de la oferta de tu negocio. Esto tanto en materia prima como en costos de producción y distribución si tu mismo te encargas de ello. Asegúrate de tener todo en inventario para evitar pérdidas. 

 

Alquiler: Ten presente los arrendamientos que necesitarás como local, almacén o maquinaria en caso tu negocio involucre este servicio,

 

Servicios tercerizados: Es posible que necesitemos de los servicios de otras empresas que puedan complementar a ofrecer una experiencia óptima a nuestros clientes. Este es por ejemplo el caso del servicio de reparto a domicilio o delivery.

 

Servicios básicos: Contempla consumos de agua, luz, gas, Internet o cualquier otro abastecimiento que no tenga la cualidad de almacenable.

 

Sueldos: Así seas tú la única persona que trabaje inicialmente para tu emprendimiento, es importante que veas una retribución por tu trabajo. Plantea un monto fijo al que desees llegar y enfócate en cumplir las metas de ventas.

 

Publicidad: Apoyarte en las redes sociales será la vía más económica de difundir tus productos y servicios. Aún así, contar con un presupuesto para publicidad en redes podrá darte mayor alcance con nuevos clientes.

 

Pago de préstamos: Si recurrimos a una entidad financiera para obtener un préstamo que nos sirva de base para empezar con el negocio, debemos tener claro en cuánto tiempo podremos devolver ese dinero, de modo que los ingresos a tu empresa puedan pronto ser convertidos en ganancia.

 

El economista y asesor financiero Juan Carlos Delgado, recomienda tener en cuenta que un negocio suele ver rentabilidad al segundo año de constituido, por lo que la constancia y el esfuerzo por continuar será importante en el camino emprendedor.

x