Entrevistas

¿Por qué el Partido Morado no pudo aprovechar la buena imagen que dejó el expresidente Francisco Sagasti para tener mejor suerte en las elecciones?

Decisiones políticas erradas que se tomaron durante la campaña. Por ejemplo, romper el vínculo entre el presidente y el partido. Una vez que Sagasti asumió, se dijo que él no quiso tener una relación con el partido y el partido también tomó la decisión de no involucrarse. Esa decisión, que podría parecer principista, jugó en contra. Porque, si tienes una persona con alta aprobación, eso debería impactar en la imagen de ese partido de cara a las elecciones y no fue el caso porque hubo un desmarque y un deslinde muy difícil de entender.

¿Por qué el expresidente Sagasti no se acercó al Partido Morado tras culminar su mandato?

No tengo una respuesta a eso. No soy vocero, miembro ni fundador del  Partido Morado. No puedo hablar por ellos. Pero sí te diré que, efectivamente, no hay una identificación del expresidente Sagasti hacia afuera con el partido. A mí también me llama la atención. Cuando habla en público no lo hace a nombre del partido y el líder del partido tampoco hace referencias a Sagasti. Ahí también vas a ver una manifestación de la mala comunicación a nivel político y eso nos afecta a todos.

Como congresista del Partido Morado, ¿pidió una explicación para estos hechos?

En los primeros seis meses de nuestra gestión hice preguntas, pero teníamos el problema de la comunicación. No había con quién comunicarse. Hacía preguntas, pero no había respuestas.

¿Cómo era la comunicación en época de campaña?

La primera parte de la campaña hubo una comunicación muy eficaz. Teníamos un aparato partidario que convocaba reuniones diarias, se hablaba de estrategias y había acciones conjuntas. Pero, ya en la recta final de la campaña, cuando el candidato estaba muy desacreditado por el incidente del incendio y se veía que sus números bajaban en las encuestas, entonces se vio un declive y el partido entró el modo emergencia y toda esa organización tan meticulosa fue dejada de lado. 

Uno de los puntos característicos de su campaña para ingresar al Congreso fue la importancia que le daba a la ciencia y tecnología, ¿qué lugar ocupan actualmente en el Legislativo?

Un lugar muy pobre. La crisis política ha tomado tal dimensión que ha eclipsado la posibilidad de trabajar agendas temáticas. Ha sido muy difícil trabajar por la ciencia en un clima de ingobernabilidad. Fue muy frustrante ver que en la comisión nos hemos concentrado en la creación de un ministerio de ciencia por pedido de Pedro Castillo y no porque él crea en su importancia sino por cumplir una promesa hecha en campaña a Modesto Montoya  a cambio de votos de científicos.

**Fotoportada por Darlen Leonardo

Tags:

Congreso, Edward Málaga, Partido morado

En búsqueda de continuar en el cargo, ¿Castillo podrá negociar con otras bancadas para tener apoyo en el Congreso?

Castillo tiene un grupo que no lo va a querer vacar. Pueden censurarle ministros, pero no van a llegar a la vacancia y esa es la “gobernabilidad” a la que hemos llegado, entre comillas. No lo vacan, juegan a ser oposición y en el camino le dan cosas desde los ministerios. Son bancadas que tienen más peso regional. A Alianza Para el Progreso y Somos Perú, por ejemplo, les interesa una relación con el Ejecutivo por las obras. Eso le va a dar oxígeno.

¿El divorcio con Perú Libre será definitivo?

Mientras le dé ministerios habrá un interés para estar ahí. Además, Pedro Castillo sabe que no puede perder esos votos para evitar la vacancia. Pero si hay una gran protesta contra el gobierno, Perú Libre no querrá quedar en el rol de represor y en esas circunstancias podría haber una ruptura mayor. 

¿El sector más firme de oposición en el Congreso podrá conectar con la población para llevar adelante la vacancia?

El momento en que se ocurra algo así serán parte de algo más grande. Pero creo que, mientras sean ellos los que lideren, esto no se va a dar. En la Marcha de los Cuatro Suyos, por ejemplo, había diferentes sectores con sus agendas, pero con un objetivo común que era contra el gobierno. Si el gobierno sigue cayendo, se puede encontrar un mínimo común denominador y ahí podrían estar los congresistas. Pero no creo que puedan liderar ese movimiento.

Ante este panorama, ¿volveremos a ver a un Pedro Castillo tan confrontacional como lo fue en su discurso del 28 de julio?

Creo que sí, porque siente que está perdiendo apoyo y necesita quedar bien con una base y tiene que buscar formas de popularidad. Pero está partiendo de un techo muy bajo. No es lo mismo hacerlo con credibilidad y hechos concretos que cuando en realidad has tenido un gobierno desastroso sin políticas claras e involucrado en casos de corrupción. Bien difícil construir una narrativa de un liderazgo popular en esas condiciones.

**Fotoportada: Darlen Leonardo

Tags:

Entrevista, Pedro Castillo, Política

Le preguntaba lo de Fujimori porque, durante su gobierno, el estimado del costo medio anual de corrupción fue entre 14 mil y 20 mil millones de dólares anuales. Es una cifra bastante alta. 

Si tú quieres decir que para ti es más corrupto, está bien. Para mí, igual es corrupto y yo estoy en contra de la corrupción, se llame Fujimori, se llame lo que sea. Mi visión de Fujimori, de todas formas, está en un artículo de hace 19 años. 

Este año que ha pasado ha estado marcado de tensiones entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo ¿Cómo ve dicho vínculo en el año que viene? 

Lo que hay es un enfrentamiento de poderes, porque tienes un Ejecutivo que tiene mentalidad criminal y tienes un Poder Legislativo que está tratando de fiscalizar y hacer control político. Y eso implica una tensión. Y el Ejecutivo ha puesto ministros como Anibal Torres, que son totalmente confrontacionales.

En la medida que no haya un cambio de gobierno, yo creo que la tensión va a seguir. La justicia está haciendo su papel, lo que es muy bueno. Desafortunadamente, el gobierno tiene mecanismos para complicar que la justicia siga su rumbo, como en el caso del viceministerio del interior. 

No cabe duda que en el Ejecutivo hay irregularidades…

Y si quieres que compense diciendo que el Congreso es un desastre: el Congreso es un desastre. 

¿Entonces, hay alguna autocrítica al Congreso como oposición?

Por supuesto. Yo creo que en el Congreso priman los intereses privados, particulares y los intereses del país se dejan de lado. Es una institución profundamente antidemocrática: la propia elección de la Mesa Directiva no ha sido resultado de una competencia de candidatos que mostraban planes para manejar el Congreso. No hubo eso, solo la fuerza bruta por el voto de las bancadas. 

¿Y cómo se puede cambiar esta situación? 

Necesitamos una reforma política radical, tener verdaderos políticos que representen a alguien y no solamente a los intereses particulares de los dueños. Pero es un proceso, no podemos pretender que de la noche a la mañana un país que tiene un profundo sentimiento autoritario se vuelva democrático. Hay que tener paciencia. 

¿Y a corto plazo no hay nada que pueda ayudar?

Yo lo único que creo que se puede hacer a corto plazo es una iniciativa que por parte del Congreso con una vacancia efectiva y el lanzamiento de un proceso electoral general, de modo que el país pueda darse una nueva oportunidad y reflexionar de todo lo que ha estado mal. Castillo es producto de una política que ha ignorado a grandes sectores de la población. Tenemos deudas históricas con varios sectores, como la Amazonia o el sur del país.

¿Su salida de la bancada de Podemos puede ser también consecuencia de esa fragilidad de los partidos políticos que ha mencionado? 

No, fue consecuencia de que no he sido miembro del partido, fui invitado de último momento casi. La tarea que yo acepté fue la de armar el plan de gobierno. Habían dicho que iban a ser una oposición de centro, pero empecé a notar que mi voto se iba por un lado y los de ellos por otro. Y luego salió un informe de “Panorama” que muestra a uno de los integrantes de Podemos teniendo una relación demasiado cercana con el exministro Silva. Yo pedí explicaciones. Pasaron dos, tres días y no me respondieron. Ahí me salí.

¿Ha pensado en unirse a otra bancada?

A ninguna de las existentes, no. Solamente formaría parte de una bancada que no tenga relación con los partidos, que sea gente decente. Solo si es que hay algún congresista que tiene una visión no ideológica, sino pragmática, que es lo que necesitamos hoy en día. Nunca he tenido una posición de oposición por oposición mismo. Yo me opongo a las malas ideas y a los malos actos. Si es que no, mejor solo que mal acompañado. 

¿Y otros congresistas si tienen la visión de oposición por oposición? 

Sí, es una visión ideológica. Como también hay los que no quieren ver absolutamente nada y dicen que al pobrecito de Castillo le pusieron a Bruno Pacheco, que fue la derecha.

 

Entonces prefiere quedarse como no agrupado ya que no comparte con ninguno de esos dos ejemplos.

Sí. Aunque igual me molesta muchísimo no participar en las comisiones donde considero que puedo aportar, me molesta no tener una asignación de tiempo en el Pleno que me corresponda como congresista. Son cosas que voy a insistir en que cambien.

 

**Fotoportada: Darlen Leonardo

Tags:

Carlos Anderson, Gobierno, Pedro Casrtillo

Doctor, usted ha dicho que evalúa querellar a Mariano González, ¿ya lo hizo?

Estoy reconsiderándolo porque reconozco en el señor González un cambio de actitud. Ahora estoy viendo un viral de Tik Tok donde el señor González, un día antes decía que el presidente estaba metido en actos de corrupción, pero luego, cuando Jaime Chincha le pregunta, el señor dice que “las autoridades lo dirán”. Yo con una disculpa al presidente me satisfago; y el presidente estoy seguro que también.

Ha explicado usted, y no el presidente, como hubiese correspondido, que la supuesta razón por la que se sacó a Mariano González fue que no presentó el plan de seguridad ciudadana. Se dará cuenta de que, para un gobierno que no parece tener ningún plan, ese argumento es poco creíble, ¿no?

Pero son las razones del Ejecutivo. Se sumaron varias cosas: el señor González, como dice el premier, asiste a dos sesiones, a una no se queda por completo; luego, no atendió las llamadas del ministro de Defensa; no entrega el plan de seguridad conforme correspondía… Entonces, si no lo hace, si no coordina, si no informa al presidente… ha realizado todos los comportamientos necesarios para que se le retire la confianza.

Se ha convertido usted en el vocero del gobierno, doctor Espinoza. Tener que explicar usted y no el presidente la salida del ministro casi que lo convierte en un asesor político. ¿Le da consejos políticos a Castillo?

Mis consejos siempre han sido jurídicos, pero no puedo negar que, en algunos aspectos, puedo dar mi comentario de cómo debe conducirse el mandatario. En algunos casos le suministro algunas ideas, él las compartirá o no, pero es importante saber que el país tiene un presidente que escucha, que es tolerante, que no está ensimismado con el poder. Yo he conversado con expresidentes en los que veía la soberbia reflejada en sus rostros.

No tendrá soberbia, pero tendrá temor: de los prófugos, de las investigaciones.

No creo que tenga temor, no he visto eso en las reuniones. Creo que se preocupa, como cualquier persona a la que se le abre una investigación, sobre todo cuando la Constitución no lo permite y ve que con expresidentes no se ha hecho lo mismo.

Doctor, ¿le ha contado el presidente cómo hizo para rodearse de tanto personaje lumpen: Zamir Villaverde, Karelim López, Bruno Pacheco?

Mira, lo que te puedo decir es que ni el señor Zamir Villaverde ni Karelim López han sido nunca de su entorno de confianza. La confianza la han tenido con otras personas. Son un par de delincuentes que querían aprovecharse del Estado y ahora cierta prensa los lleva a un santoral porque les conviene para alimentar un discurso contra el presidente. Y sobre el señor Pacheco… creo que hay personas que pueden traicionar la confianza del presidente.

¿Lo cree entonces una persona cándida, doctor?, ¿se le escapa de las manos el accionar de la gente que él mismo pone a su lado?

Creo que es una persona que confía y, como pasa en las relaciones humanas, las confianzas se traicionan.

**Fotoportada por Darlen Leonardo

Tags:

corrupción, Entrevista, Pedro Castillo

En una entrevista que le brindó a Sudaca, el ministro Salas reconoció que no tenía experiencia en el sector cultura. ¿Designarlo para ese cargo no fue subestimar la importancia de ese ministerio?

Noel Jaimes: La cuestión concreta es que la izquierda nunca ha gobernado y no tiene ocho años en un sector determinado como exigen para ser director. Entonces, se trata de un gobierno de ancha base y seguramente para muchos funcionarios es la primera vez que gobiernan. Nos quieren arrinconar pidiendo que sólo entre gente calificada y esa es la que tiene años trabajando en los ministerios.

Cuando el expresidente Ollanta Humala dejó el cargo dijo «Más temprano que tarde, nos van a extrañar». ¿Usted considera que el presidente Castillo será extrañado cuando deje la presidencia?

Noel Jaimes: No lo sé. Lo que se ha visto es un pueblo movilizado por la Asamblea Constituyente, por el Consejo de ministros y participando. Hay un matiz distinto a lo que eran los gobiernos de derecha. Si Pedro Castillo termina sin que prueben que está involucrado en actor de corrupción, va a ser extrañado por la forma en que gobernó.

¿Por qué a un presidente que viene de las luchas sindicales le ha costado tanto lidiar con conflictos sociales como el de Huancayo?

Zaira Arias: El presidente cumple un papel fundamental y no solamente tiene que encargarse de resolver cierto conflicto social. El país tiene más de 190 conflictos sociales activos. Pero la atención oportuna del premier demuestra predisposición a conversar. Hay que entender que en el tema de los transportistas la lucha es porque se está sintiendo la inflación mundial. Además, hay un chantaje financiero porque, por más que se quieran hacer buenas políticas de apoyo social, estamos conviviendo con un sistema neoliberal.

¿La represión que se vio en esas marchas no es lo que más se criticaba de los gobiernos de derecha?

Zaira Airas: Por supuesto, creo que los peruanos no debemos olvidar y es uno de los grandes cambios que se sienten con este gobierno. Antes no podíamos ir a la Plaza San Martín a marchar contra el Congreso porque nos tiraban perdigones y gases lacrimógenos. Mucha gente perdió la vida derramando sangre en las calles, pero eso ya no lo vivimos.

¿Lo ocurrido en Huancayo no fue represión?

Zaira Arias: Creo que las responsabilidades son individuales. Ya no está el mismo ministro del Interior. Pero que tenga entendido no hubo fallecidos. Obviamente productor de una gresca siempre habrá enfrentamientos y algunos lesionados. Lo que pasó en Huancayo refleja el malestar de la población por el alza del costo de vida y porque venimos arrastrando años de gobiernos de derecha. 

¿Pedro Castillo no debió hacer un llamado para que la policía no reprima a los manifestantes?

Zaira Arias: Por supuesto, pero producto de una gresca siembre habrá saldos. Lo importante es que no se ocasionen daños mayores. Quizá Pedro Castillo sí tendría que ser un poco más fuerte con la política anti represión, pero es inigualable lo que vivimos hoy con lo vivido durante gobiernos de derecha. 

¿La Asamblea Constituyente es importante dentro de Perú Libre o es una propuesta que se usa para confrontar con la oposición?

Zaira Arias: Eso todos lo podemos notar. Hace poco, el Congreso decidió archivar el proyecto de ley para el referéndum y no vimos una respuesta inmediata del partido movilizando a la gente como respuesta a esta acción autoritaria y antidemocrática. Fue la propia gente y los movimientos sociales los que salieron a marchar. Me gustaría que Perú Libre demuestre con hechos lo que quiere para el país. 

¿La integración del partido magisterial a la lista de Perú Libre fue un error?

Noel Jaimes: Para nada. No hubiéramos ganado sin ellos. No se puede ser mezquino con los que han apoyado en campaña. Eso sí, los del magisterio hacían campaña para sus candidatos. Perú Libre y los del magisterio nunca fueron uno. Ellos tenían su agenda y hasta su propio jefe de campaña.

¿Cree que puede surgir una ultraderecha como respuesta al gobierno de Pedro Castillo?

Noel Jaimes: Si el gobierno de Pedro Castillo fracasa, a la izquierda le va a tomar treinta o cuarenta años recomponerse y, como ha pasado en Brasil o Ecuador, el resultado sería que gobierne el fascismo. Y la cara del fascismo es Rafael López Aliaga, que tiene gran apoyo de la capital. 

¿Por qué Perú Libre insistió en inscribir su nombre en la lista para la candidatura a la alcaldía de Lima si no estaba de acuerdo?

Zaira Arias: Hace mucho tiempo que el autoritarismo es moneda corriente dentro del partido. Ante la nula formación de cuadros políticos toman ese tipo de acciones impositivas. A Vladimir Cerrón no le dio pena reconocer que, como no había otro cuadro para que asuma la candidatura presidencial lo llamó a Castillo siendo una persona que no era abiertamente de izquierda y quizá ni creía en el ideario del partido. Esa improvisación es por la negligencia constante en la conformación de un partido. Esto se llama caudillismo. Él (Vladimir Cerrón) quiere ser la única persona candidateable. Nunca le he visto ganas de formar cuadros políticos. 

¿Sufrió algún tipo de represalia luego de denunciar la falsificación de su firma?

Zaira Arias: Hasta el último momento me presionaron para que firme una lista inconsulta. Es una lista impuesta, como siempre suelen hacer. Pero no contaron con que hay compañeros y compañeras que no tenemos precio y ante la imposición no cedemos. He recibido mucha presión para firmar bajo la excusa que eso es ser consecuente y tener disciplina. Me sorprende que esa palabra esté tan distorsionada y sea peligrosa. Me preocupa si bajo esa misma lógica se han manejado las cosas en Junín, donde Perú Libre ha estado en el gobierno regional.

Con una bancada dividida y un partido con problemas internos, ¿Pedro Castillo podrá llegar al 2026 en la presidencia?

Zaira Arias: Acá hay un mandato popular. El país ha decidido que Pedro Castillo sea el presidente por los próximos cinco años. El espíritu democrático del ciudadano debe cuidar la democracia y hacer respetar el voto popular. Pasa todo lo opuesto con el parlamento. Tiene que cerrarse ese espacio que dejó de ser democrático hace mucho tiempo. La presidenta del Congreso tiene audios buscando la manera de derrocar un gobierno legítimamente electo. 

¿No es contradictorio pedir que se respete el voto popular cuando se trata de Pedro Castillo y al mismo tiempo hablar del cierre del Congreso?

Zaira Arias: El Congreso dejó de ser un espacio democrático. Es como si un dictador que cometió asesinatos diga que ahora actuará en democracia. Nadie le creería. Ellos ya mostraron la estirpe golpista, son un nido de sediciosos. No debe haber un espacio en nuestra democracia para los que son antidemocráticos. 

Usted tuvo una postura muy crítica con la línea ideológica de Willax desde la época de campaña, ¿esperaba que el gobierno tome acciones contra este medio?

Zaira Arias: Por encima de la libertad del dueño de Willax, el señor Erasmo Wong, que está investigado por lavado de activos y haber fugado capital a paraísos fiscales, está el derecho de la gente a ser informada. La gente merece que le digan la verdad e informen con objetividad. Espero que en algún momento veamos una ley de comunicación y que se parametre el oficio del periodismo. La información es un derecho, no un negocio. 

¿La izquierda progresista ha sido un apoyo para este gobierno o un problema?

Noel Jaimes: En un momento apoyaron con cuestiones técnicas y figuras, pero no como columna vertebral para sostener al gobierno. Muchos se han reciclado, vienen de gobiernos anteriores, han estado con Ollanta Humala, y hoy están aquí. 

 

 

 

Tags:

Elecciones, Perú Libre, Vladimir Cerón

¿Cómo interpreta que Perú Libre le haya pedido la renuncia al presidente Pedro Castillo?

Presumo que en Perú Libre se dieron cuenta que tenían en su interior un conjunto de oportunistas. Se aprovechó del logo y el sentimiento de deseo de cambio en el país. Una vez que ingresaron han querido hacer explotar el partido por dentro. Los dirigentes se percataron de eso y ha tenido que renunciar. Además, el bloque magisterial está repleto de mediocres. Tienen a Edgar Tello, que tiene una investigación por tráfico de influencias y Alex Paredes que, en Arequipa, es conocido por trabajar con un título falso.

¿El desempeño de este gobierno afectará las posibilidades de un candidato de izquierda en las próximas elecciones?

Quienes han manejado nuestro país y nos han puesto en esta situación son los grupos económicos de poder. Felizmente, Castillo ha dicho que no es de izquierda y no sabe qué es izquierda y derecha. Aquellos que manejan el país han desarrollado una campaña para señalar que la izquierda es inútil y no sabe gobernar. Esa campaña seguirá y corresponderá, en una campaña política, esclarecer cómo son las cosas. Nosotros, los trabajadores de la educación, consideramos que en el país la necesidad de cambios existe y debe asumir en el gobierno alguien que represente el tema de transformación y cambios.

Aunque no haya llevado a cabo políticas de izquierda, el gobierno recibió el apoyo de este sector en la segunda vuelta, ¿eso no tendrá algún impacto?

Lo cierto es que, ante la desacreditación de instituciones del Estado, la gente no cree en partidos políticos sino en la necesidad de cambio en el país y vota por el que representa esa necesidad de cambio. Por lo tanto, dependerá de quién representa ese sentimiento. 

¿Se acentuará esta necesidad de cambio luego del gobierno de Pedro Castillo?

Consideramos que la oportunidad sigue siendo en favor del sentimiento de cambio. Se creyó que podía hacerlo Castillo y hoy es un fracaso, pero la posibilidad no se ha acabado. Dependerá de las organizaciones. 

¿Le preocupa que, como respuesta a este gobierno, surja una ultraderecha en el Perú?

Ya hay una ultraderecha en el Perú. Lo cierto es que el país necesita cambios y quien se va a imponer es quien sepa desarrollar mejor una campaña. La ultraderecha tiene una ventaja que es su poder económico para ‘bombardear’ a la población y hacerle creer que ahí está la salida. Pero en este país se necesitan cambios y ni la derecha ni la ultraderecha los garantizan. 

Este mes, el SUTEP cumple cincuenta años de existencia, ¿en qué momento de su lucha los encuentra esta fecha?

Nos encuentra en un escenario bien complejo, pero a la vez requiere de mayor compromiso y es lo que estamos haciendo todos los dirigentes. Hemos tenido que demostrar que somos el sindicato mayoritario. 

¿El SUTEP pudo lograr más cercanía con ministros de otros gobiernos que con el actual pese a ser de una gestión encabezada por un maestro?

Increíblemente, hoy es más complejo porque tienen una forma chata de ver las cosas. Quieren destruir al SUTEP y todo lo hacen en función de destruirnos. Hace unos días, Castillo dijo que estaban las puertas abiertas para los maestros y hace su reunión con gente de su sindicado y con el ministro siendo un asesor del sindicato de gobierno.

Tags:

Julio Castro, Pedro Castillo, Sutep

Ahora, el Ministerio Público ha iniciado una investigación. ¿Van a acatar lo que decida la justicia?

Las rondas campesinas somos una organización constitucional, podemos ejercer funciones jurisdiccionales dentro de nuestro ámbito territorial. Nosotros tenemos el aval de denunciar, de investigar y de sentenciar. Eso lo dice la ley de rondas en su artículo 149 y estamos amparados por la Organización Internacional del Trabajo. Lo que pasa es que a nivel nacional no hay un entendimiento de parte del Ministerio Público, piensan los fiscales que solamente son ellos los llamados a administrar justicia.

Si hablamos de marco normativo también está el acuerdo plenario del 2009, donde se señala que las rondas están sujetas a la justicia ordinaria cuando hay la presunta comisión de un delito.

La justicia estatal no entiende a las rondas campesinas, por eso terminan denunciándonos, criminalizándonos. Cuando estaba en la dirigencia provincial, he terminado con 70 procesos del Ministerio Público. Una vez que nos denuncian, tenemos que responder. Pero cuando un rondero no comete delitos y no hay errores, ellos terminan dándonos la razón o archivando el proceso. La típica de las autoridades es denunciarnos por secuestro, por coacción, por tortura, delitos que no hemos hecho. Nosotros lo demostramos y aclaramos que las rondas son una organización legal, formal, avalada para administrar justicia. Que podemos cometer errores, sí, no somos perfectos. Similar a los que cometen el Ministerio Público y el Poder Judicial.

En Cajamarca, en diciembre del 2020, condenaron a 20 años a unos ronderos porque tuvieron 17 días privado de su libertad a un sujeto al que acusaban por estafa. Es decir, ya tienen condenadas en contra.

Ellos jamás han cometido secuestro, solo fueron parte de la investigación de un estafador, que se dedicaba a la venta de combis y estafaba a la gente. Las rondas en una oportunidad lo intervienen, lo llevan a una asamblea comunal y el individuo reconoce y hace la devolución. Pero luego de unos días, con algunos malos abogados, algunos malos fiscales y jueces, los terminan condenando. En la segunda instancia, sin embargo, les han dado la razón a las rondas campesinas. Ahora están trabajando con nosotros.

Panamericana también informó el 2019 sobre el asesinato a un presunto delincuente de parte de los ronderos.

Yo desconozco ese caso. Hay que sacar toda esa información, ver si es real o no, pero no conozco yo que líderes de las comunidades campesinas hayan tenido que desaparecer a sujetos. Eso lo desconocemos acá en Cajamarca.

Hay medios que han calificado a los ronderos de Chota como “allegados a Pedro Castillo”. ¿Qué responde?

Las rondas campesinas somos autónomas, independientes, democráticas. Nunca hemos pertenecido a ningún gobierno de turno, menos a algún partido político. Siempre hemos deslindado de la mafia, la corrupción, venga de donde venga. Si el presidente está involucrado en cosas negativas, que se le juzgue. Pero que se les mida con la misma vara a todos.

¿Y qué piensa entonces de la actual gestión de Castillo?

Vemos que el Congreso, por su lado, y el Ejecutivo, por el otro, quieren encaminar su propio rumbo. La bronca es entre ambos poderes. Ahora, las autoridades no están haciendo nada, por lo cual no nos parcializamos con nadie. No se está cumpliendo lo que Castillo dijo en campaña: cambios reales, la transformación de la patria, la segunda reforma agraria. Se habló de la nueva Constitución, pero ha quedado en el discurso. Entonces, no nos convence nada. Parece que esto va a terminar siendo un gobierno continuista, defendiendo a los grandes y olvidándose de los pobres.



Tags:

Pedro Castillo, Rondas campesinas

¿Usted va a votar a favor de censurar al ministro?

Por supuesto, porque, sobre todo, está demostrando: o una negligencia entre comillas o una desidia asolapada, al no ubicar ni al exministro Silva, ni a Pacheco ni al sobrino del presidente. Hoy me he enterado de la versión del abogado de Silva, que dice que tiene pruebas de que varios funcionarios más del gobierno están involucrados. O sea, esta es una telaraña de corruptela.

De repente involucra a ‘Los Niños’ también.

Bueno, al final la justicia determinará lo que tenga que determinar.

¿Qué espera de parte del presidente el 28 de Julio?

Esperamos el cambio total de todo el gabinete. Si te lavas la cara, no te vas a lavar solo la mitad. Es toda la cara. Qué mejor gesto sería. Pero, aparte, el presidente, como ya no se le cree lo que dice y a veces es mentecato, tendría que firmar un acta de compromiso con las fuerzas políticas de cuál va a ser su conducción y qué es lo que tiene que cumplir. De no ser así, él solo tendría que cavar su tumba.

Congresista, para ir terminando: un informe de Alejandro Cavero ha impedido que se investigue a su correligionario Manuel Merino por la represión y las muertes de noviembre del 2020. ¿Qué opinión tiene de sus conclusiones?

El informe de Cavero recomienda que se archive. Eso ha traído cola porque muchos no están de acuerdo…

… ¿Y usted está de acuerdo o no?

La pregunta es un poco complicada porque es mi correligionario. De una forma u otra está de por medio la imagen del partido, pero también soy consciente de que, por hechos similares, se ha dado un juicio político con sanciones. No conozco el detalle del informe al 100%, pero ante la opinión pública no se ha visto bien que se mande al archivo. En lo personal, el correligionario Merino es una persona que no ha tenido antecedentes, es una persona coherente y que, lamentablemente le tocó la primera magistratura en un ambiente bastante conflictivo.

Usted ha sido más enfático en una entrevista con El Comercio en enero del 2021. En ese momento calificó de golpe de Estado la forma en que asumió Merino la presidencia. Le leo la cita: “Hay una propuesta para que el próximo Congreso presente acusaciones, incluso, en lo penal contra todos estos congresistas que dieron este golpe de Estado”.

Eso lo declaré, porque esa fue mi posición en un inicio. Luego, con todo lo que se ha sabido de Vizcarra, la situación ya cambia. En el caso de Merino y Ántero Flores Aráoz, hoy en día la opinión pública no toma a bien que el informe vaya al archivo. Así que este lunes se va a evaluar una reconsideración. Yo lo lamento, porque Acción Popular es el único partido al que todo el tiempo lo golpean.

 

Tags:

Congreso, José Arriola, Pedro Castillo
Página 4 de 50 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50
x