La llegada de la pandemia transformó diversos procesos y habilidades en el entorno laboral. Los líderes han ido encontrando la manera de adaptarse a los cambios y motivar a sus equipos para hacer lo mismo. Una encuesta sobre el liderazgo post pandemia elaborada por GoIntegro, plataforma de Engagement & Benefits en Latinoamérica, reveló que 64% de trabajadores cree que confianza y autonomía para liderar equipos son las competencias más importantes que un líder debe de tener en estos tiempos de pandemia y que deberá perpetuarse más allá de ella.

A ello le siguen el liderazgo emocional y la adaptación al cambio. Asimismo, más del 40% cree que un líder post pandémico debe de tener una comunicación efectiva, liderar la transformación digital de su organización y ser resiliente.

Por otro lado, el estudio “COVID-19, el desafío de liderar en momentos de crisis” elaborado por Deloitte, revela cinco cualidades fundamentales con las que todo líder resiliente debe contar durante y después de esta etapa de crisis global:

-Corazón y cabeza: un líder resiliente debe ser empático y capaz de ponerse en la piel de sus trabajadores y clientes, pero, al mismo tiempo, debe ser firme y racional para proteger el rendimiento económico de la compañía.

-Lo primero es la misión: los líderes deben de ser capaces de estabilizar sus empresas durante la crisis y, en estas circunstancias extraordinarias, buscar nuevas oportunidades.

-La rapidez: un líder resiliente debe tomar medidas decisivas en el corto plazo.

-Liderar la narración: es fundamental tomar la iniciativa siendo transparentes sobre la realidad actual y, a la vez, dibujar un escenario futuro convincente que inspire y motive a los trabajadores a perseverar.

-Visión a largo plazo: los líderes deben mantener la visión de futuro, anticipando los nuevos modelos de negocio que, probablemente, surjan y buscar la innovación que definirá a la empresa del mañana.

Además, es importante que los líderes resilientes tengan presente el lado humano de la crisis. Su prioridad debe ser la protección de sus trabajadores, asegurando su salud y seguridad, seguido de su bienestar económico. Además, por el bien de los mismos trabajadores y clientes, así como de los inversores, los líderes deben velar por el rendimiento financiero durante la crisis tomando decisiones basadas en hechos.

Para lograrlo es recomendable centralizar la toma de decisiones, catalogar las fuentes de financiamiento, articular los diferentes escenarios económicos de la organización y predecir su impacto financiero de diferentes escenarios en la rentabilidad y liquidez de la compañía.

Tags:

Covid-19, Liderazgo

Los ejecutivos mayores de 50 años que también fueron afectados laboralmente por la crisis, tienen oportunidades para seguir agregando valor en las organizaciones y seguir construyendo una carrera laboral exitosa. Según Paola Chocano, CEO en Career Partners Perú “Los ejecutivos trabajan con sus conocimientos, habilidades y experiencia, no con su edad”.

“Las empresas deben brindarles las herramientas necesarias para que sus oportunidades sean equitativas. El empoderamiento del talento es clave para su pronta recolocación laboral.”, menciona Paola Chocano. En tal sentido, ¿A qué retos u oportunidades se enfrentan los ejecutivos mayores de 50?

Mindset digital. Si bien, la generación Z se ha posicionado como el grupo que más familiarizado está con la digitalización, la especialista destaca que “Dentro de nuestros programas de Outplacement, tenemos como propósito despertar las capacidades y aptitudes tecnológicas y digitales de nuestros ejecutivos sin importar sus edades”.

Agilidad y rapidez. Como mito, encontramos que las generaciones más jóvenes son más ágiles mentalmente y rápidos estratégicamente, sin embargo, la experiencia de los ejecutivos mayores les permite reaccionar al mismo ritmo, repercutiendo positivamente en su productividad.

Seniority. En el mercado laboral, existen más oportunidades para los mayores de 50 años en cargos de liderazgo por su experiencia y trayectoria, sin embargo, para aquellos que recién han iniciado su carrera laboral o se están especializando en una industria, el postular a una plaza junior o semi senior aún representa un reto, sobre todo, si la demanda está cubierta por jóvenes altamente capacitados.

Networking. Las generaciones más jóvenes son los gurús de las redes sociales, sin embargo, en redes más profesionales como Linkedin, se incrementan las oportunidades de relacionamiento para los ejecutivos más maduros. “Cuando un ejecutivo recibe todas las herramientas para trabajar en su red de contactos, aumenta significativamente sus oportunidades de empleabilidad, visibilidad y relevancia”, asegura la especialista.

Tags:

50 años, Ejecutivo, ejecutivos

Entre marzo de 2020 y marzo de 2021, especialistas del Hospital Edgardo Rebagliati atendieron más de 46 mil consultas de salud mental, según información de EsSalud. Los cuadros de ansiedad, estrés postraumático y depresión aumentaron debido al confinamiento y el coronavirus, indicó la Lic. María Elena Pizarro, psicóloga de dicho hospital.

Tomando en cuenta estas cifras y el contexto actual, es importante que sepamos cuidar de nuestra salud mental y empezar a gestionar nuestras emociones. Si bien nadie puede llegar a controlar totalmente sus emociones, podemos mejorar la forma en la que nos relacionamos con nuestra faceta emocional. La psicóloga Desirée Infante recomienda algunas claves:

Estructura tu jornada mediante un horario

Organizar tu día a día es una medida eficiente para centrarte y no dejar que la incertidumbre acerca de qué hacer y cómo usar tu tiempo te lleve a un estado de estrés o ansiedad. Lo recomendable es diseñar un horario detallado de todos los días de la semana e imprimirlo para poder colgarlo en algún lugar de tu casa, o llevar una agenda, ya sea física o digital con constancia.

Duerme lo suficiente

Descansar bien y las horas necesarias es un factor que previene síntomas de tipo ansioso y depresivo. Además, te ayudará a concentrarte en tus tareas, lo cual es muy importante para evitar que la acumulación de responsabilidades te cause problemas de tipo emocional.

Entiende que la incertidumbre siempre estará

Parte importante de gestionar las emociones pasa por comprender que no puedes saberlo todo. Tolerar la falta de información acerca de lo que ocurrirá es compatible con adoptar una mentalidad constructiva y centrarte en aquellas acciones que te parecen mejores dada una situación determinada y unos recursos concretos.

Detectar hábitos disfuncionales

Muchas veces participamos de nuestros desajustes emocionales sin darnos cuenta, realizando acciones que paradójicamente hacemos para intentar sentirnos mejor. Por ejemplo, los atracones sin tener hambre, o el hábito de fumar al sentir estrés. Saber cómo gestionar las emociones implica detectar esos patrones de comportamiento con “efecto rebote” y eliminarlos.

Incorpora ejercicios de relajación a tu día a día

Hay varios ejercicios bastante sencillos de aprender, y que puedes usar en los momentos en los que notes que tu nivel de ansiedad es más alto de lo normal. Por ejemplo, puedes empezar practicando técnicas de respiración diafragmática controlada, o por la relajación muscular progresiva de Jacobson.

Tags:

Emociones, Gestión

Contar con un MBA puede cambiar por completo el destino laboral de una persona. Este tipo de estudios permite reforzar, mejorar y aumentar los conocimientos y habilidades a nivel empresarial. Según una encuesta realizada por el Financial Times, relacionada al Ranking MBA 2021, un tercio de los alumnos de MBA, ocupan puestos de alta dirección o ejecutivos tres años después de su egreso.

Además, esta encuesta revela que la banca y las finanzas son el destino profesional más solicitado por los egresados de MBA. El interés por la consultoría ha ido en alza conservando el segundo lugar. El tercer puesto es para las telecomunicaciones.

Si bien tomar un MBA representa una fuerte inversión de dinero, tiempo y energía, son múltiples las razones por las que resulta sumamente conveniente llevar este tipo de estudio. Eddy Morris, director del MBA de ESAN, explica algunas de ellas:

Estudiar es una decisión estratégica: Si el profesional decide salir o sale del mercado laboral cuando la situación del empleo es frágil, y si tiene las posibilidades de invertir en su educación, esta resultará una decisión inteligente ya que durante este tiempo se podrá capacitar y entrenar para retornar con más conocimientos y habilidades que servirán para liderar proyectos en la postcrisis.

 

Idoneidad para nuevos retos: Las personas que realicen un MBA en medio de esta pandemia contarán con un plus pues recibirán conocimientos actualizados en materia de negocios y acorde a los retos que se presentan en la nueva normalidad. Además, hacerlo en este instante es acertado, ya que justo cuando la economía comience a crecer, será cuando los estudiantes se estarán graduando y tendrán mayores facilidades para colocarse en el mercado.

 

Capacidad de adaptación: Quienes estudien en estos momentos podrán adquirir más destrezas para tomar decisiones en entornos de incertidumbre, no sólo para su trabajo o proyectos personales, sino para su vida. La pandemia nos ha demostrado que los peores escenarios pueden cumplirse y es necesario estar preparados.

 

Fortalecimiento de la red de contactos: Estudiar una maestría en estos tiempos te ayudará a establecer una red de contactos y conexiones sumamente útil para el futuro y en un entorno de recuperación económica y de mayores oportunidades para hacer negocios.

 

Tiempo: Un MBA a tiempo completo le permite a un profesional obtener el grado de Magíster en solo 14 meses, lo cual se constituye como una ventaja al momento de capacitarse frente a otras modalidades que requieren el doble de tiempo.

Tags:

Egresados, Maestrias, MBA

En Youtube:

En Spotify:

En Soundcloud:

Síguenos en Sudaca.pe

#Sudaca​​​​ #Emprende​​​​​​​​ #Podcast​​​​ #DavidGavidia​​​​ #Management

Tags:

Empresa, Líder, Liderazgo

Un líder productivo influye en el comportamiento de su equipo para lograr un resultado generando más, con menos

En los últimos años se ha reconocido los distintos tipos de liderazgo que una empresa necesita para que sus áreas puedan funcionar en sinergia y de forma óptima. Uno de ellos es el liderazgo productivo. Se trata de una habilidad que ayudará a hacer partícipes a los trabajadores en las estrategias, la lluvia de ideas, la mejora del clima laboral, la motivación y el desempeño general.

Un líder productivo es la persona que tiene la capacidad de influir en el comportamiento de su equipo para generar un resultado determinado, y, para ello, genera más con menos. Sus objetivos son claros y contundentes y responden a las preguntas:

  • ¿Qué quiero lograr?
  • ¿Por qué lo quiero lograr?
  • ¿Cómo lo voy a lograr?
  • ¿Cómo lo voy a medir?

Un informe de la revista Forbes explican que existen características en las personas orientadas a la productividad. Si dividimos a los individuos en dos grupos grandes, están las personas que tienden a ser muy expresivas y sociales, y las personas que están orientadas a las tareas. Se trata de este último grupo el que se encuentra más encaminado a la productividad, pues cuentan con un empuje natural y capacidad analítica.

Productividad a futuro

Raciel Sosa, consultor de liderazgo empresarial explica que la productividad es una tendencia marcada en los próximos diez años y estará determinada por el avance tecnológico y digital que va creciendo día a día.

La productividad ya no estará vinculada únicamente al potencial humano, sino también al apoyo tecnológico que tenemos a nuestra disposición. Esto además de los nuevos sistemas de trabajo como la jornada laboral de 4 días a la semana. El experto indica que el líder del siglo XXI se va a enfrentar al trabajo remoto como una constante realidad en la que vivimos actualmente y cada vez demuestra ser un sistema eficiente de trabajo al reducir costos y tiempos.

Sosa explica que el líder productivo confía en su equipo y establecer métricas muy bien definidas, ya que lo que le va a permitir saber que su equipo está cumpliendo con su trabajo no es el que lo esté observando, sino el logro de resultados.

Tags:

Líder, Productivo

A muchas personas les ha sucedido alguna vez que logran algo muy ansiado y tienen la sensación de que el mérito es en realidad una casualidad o cuestión de suerte en lugar de considerar el esfuerzo realizado. Este es un ejemplo muy claro de cómo funciona el Síndrome del Impostor.

El psicólogo David Espinoza explica que aproximadamente, siete de cada diez personas han sufrido de este síndrome en algún momento de sus vidas. El Síndrome del Impostor se define como el disgusto psíquico y emocional que ha sido directamente relacionado a la emoción individual de no ser merecedor del lugar y/o reconocimientos que se encuentra ocupando o gozando por fruto de sus habilidades personales en los niveles laboral, académico y social.

Este síndrome suele aparecer en estudiantes con excelentes notas y, en mayor medida, en profesionales exitosos. Su aparición tiene una alta correlación con la baja autoestima y el pobre autoconcepto de la persona. Otro factor importante para su aparición suele ser la actitud despectiva o crítica por parte de personas que comparten el entorno del sujeto trastornado que envidian sus logros.

La persona que se encuentra sufriendo esta condición siente que nunca está a la altura de aquello que goza fruto de su éxito y capacidades. El individuo tiene la constante sensación de no ser lo suficientemente bueno en lo que hace, además de catalogarse como inútil o incapaz. Además, puede llegar a acusarse a sí mismo de ser un impostor, un completo fraude en todo lo que realiza. A esto se debe el nombre de esta condición.

¿Cuáles son los síntomas?

El psicólogo explica que algunos de los síntomas más comunes de este síndrome son:

-Recurrente falta de confianza en las propias competencias.

-La constante creencia de que los logros y éxitos no son merecidos.

-Considerar que los aciertos son debido a la suerte, al azar, o a que otras personas involucradas son más poderosas y han ayudado a conseguirlos.

-Miedo permanente a que las demás personas que pueden estar siendo “engañadas” por el individuo descubran su “fraude”.

-Constante inseguridad y falta de confianza en el ámbito académico, laboral y social.

-Persistentes expectativas de fracaso seguro ante situaciones similares las cuales han sido superadas con éxito por el propio individuo en eventos anteriores.

Baja autoestima. Sin razón aparente aparecen cuadros sintomáticos de corte negativo tales como: ansiedad, tristeza, desesperanza.

¿Cómo superarlo?

Esta sensación de no estar lo suficientemente preparado o ser suficiente desaparece a medida que pasa el tiempo y la persona obtiene más experiencia en el campo en el que se desenvuelve.

Para superar el Síndrome del Impostor, es importante que la persona no rechace ni ignore cumplidos o felicitaciones, pues son fruto de su esfuerzo. Así se empezará a moldear los pensamientos y empezar a desarraigarse poco a poco de la falsa idea de que el éxito es por causa del azar.

Tags:

Síndrome impostor
Página 32 de 54 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54
x