Es importante revisar y mejorar los procesos internos de cada equipo para hacerlos más eficiente. Según el estudio “Anatomía del trabajo”, elaborado por la plataforma de organización de tareas y equipos Asana, los trabajadores dedican el 60% de su tiempo a pormenores del día a día y solamente un 27% al corazón de sus labores. Por ello brindan algunos consejos prácticos para mejorar la eficiencia y productividad de los equipos de trabajo:

Elimina las reuniones innecesarias

Una de las maneras más sencillas de mejorar la eficiencia de tu equipo es evitando las reuniones innecesarias. En general las reuniones pueden ser bastante productivas, si es que se cuenta con una agenda clara, si asisten las personas adecuadas y si todos están preparados para aportar. Caso contrario, si se planifica una reunión sin una agenda ni objetivos claros, terminarás consumiendo tiempo valioso de tu equipo. El exceso de reuniones en el día impide el desarrollo de la ejecución del trabajo.

Planifica detalladamente las reuniones

Asegúrate de que cada reunión tenga un objetivo. Crea y comparte una agenda de la reunión para que todos estén al tanto de los temas a tratar. Además, alinea las convenciones acerca de las reuniones, como la necesidad de encender las cámaras. Durante las reuniones toma nota de lo acordado y registra las acciones pendientes con fechas de entrega y responsables.

Reduce el trabajo de menor prioridad

Como es natural, en algún momento tu equipo tendrá demasiadas cosas por hacer. Sin un sistema adecuado que les sea útil para eliminar, posponer, delegar o disminuir tareas no prioritarias, se perderá la eficiencia laboral. Expertos de Asana explican los criterios para cada una de estas acciones:

  • Si una tarea o aspecto del proyecto no es compatible con el objetivo general de la empresa, elimínala.
  • Si hay una tarea urgente que tiene un gran impacto en los objetivos del equipo, termínala y posterga cualquier tarea menos importante para cuando dispongas de más tiempo.
  • Si se te asignan dos tareas de igual importancia, delega una a otro miembro del equipo con mayor disponibilidad.
  • Si hay una tarea que no puedes postergar, eliminar ni delegar, encuentra la forma de reducir el tiempo necesario para finalizarla.

Tags:

eficiente, Trabajo, Trabajo remoto

Es normal sentirse fatigados durante esta crisis sanitaria que venimos viviendo a nivel mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha denominado fatiga pandémica al cansancio que deriva del agotamiento que está creando la hipervigilancia y las consecuencias ante este virus.

A esto se suma el desgaste que los trabajadores experimentan frente a los cambios organizacionales complejos y continuos, que han incluido nuevos procesos, prácticas, actualizaciones de tecnología, entre otros.

El psicólogo clínico Nahum Montagud explica que esta fatiga lleva consigo pérdida de la motivación por mantenernos informados sobre la pandemia e, incluso, puede provocar que dejar de seguir las medidas preventivas para mantenernos sanos, y su principal consecuencia es relativizar el riesgo del COVID-19.

Convertir la fatiga en resiliencia

Si bien durante nuestras vidas hemos venido enfrentándonos a periodos cortos de cambio constante, la incertidumbre debido a las preocupaciones de salud, el aislamiento social prolongado, y las nuevas dinámicas familiares y laborales nos han afectado de sobremanera.

Ana Michelle Concepción, vicepresidenta y directora general de venta empresarial y soluciones de negocio en AT&T México, explica que en estos momentos difíciles, el papel del líder de un equipo es estar cerca de sus trabajadores, en constante comunicación y brindándoles apoyo, pues esto facilitará el proceso de adaptación y el desarrollo de la resiliencia.

Además, para lograr que los equipos se conviertan en resilientes, se deben poner en práctica tres acciones:

Cultivar la confianza: Resulta fundamental hacer saber a los trabajadores que hay preocupación por ellos y se tienen sus intereses en cuenta. Concepción explica que los colaboradores que reportan una confianza alta en sus organizaciones tienen 2.6 veces más capacidad de cambio que aquellos con menor confianza.

Generar unidad: Un equipo unido que comparte un sentido de pertenencia, conexión y metas en común, no tiene límites. La experta indica que los equipos unidos tienen una capacidad de cambio 1.8 veces mayor que los equipos que carecen de cohesión.

Conocer a las personas: Para poder brindar un mejor apoyo como líder, es necesario conocer la historia de los trabajadores. “Analiza a cuántos cambios se han enfrentado y qué efecto han tenido en ellas. Esto permite cultivar empatía y llegar juntos a la resiliencia”, señala Concepción.

Tags:

Covid-19, OMS, Resilencia

Una vez que ingresamos al sistema crediticio, nuestro historial de pago de deudas y servicios va quedando registrado. Esto muestra nuestro comportamiento de pago, ya sea positivo o negativo a diversas entidades financieras o proveedores de servicios.

Cuando una persona solicita algún tipo de crédito, ya sea una tarjeta de crédito, un préstamo personal, préstamo hipotecario u otro, la empresa que le va a otorgar el crédito verifica a través del reporte de riesgos, cómo ha sido su comportamiento de pago y en función de esta información decide si le otorga o no el crédito.

Para muchos emprendedores, la opción lógica y viable para empezar a montar un negocio es optar por un préstamo con una entidad financiera, pero muchos no son conscientes de que para acceder a ellos y ser sujeto de crédito, es importante contar con una buena calificación crediticia y ser un buen deudor.

Beneficios de un buen historial

El consultorio financiero de MiBanco explica algunos de los beneficios de estar al día en nuestros pagos para contar con un buen historial crediticio:

-Mejores condiciones para futuros préstamos: tasas más bajas, trámites más rápidos, entre otros.

-Nuevas ofertas e incremento de líneas de créditos.

-Mejores oportunidades con proveedores.

Otras oportunidades no financieras.

Perjuicios de un mal historial

-Mayor dificultad para acceder a nuevos créditos: documentación adicional o avales, reducción de montos o hasta denegación.

-Baja probabilidad de que sus proveedores le otorguen líneas de crédito.

-Dificultades para contratar servicios básicos o alquileres.

El consultorio financiero de MiBanco indica además que un tema recurrente y que se debe evitar es el sobreendeudamiento, pues en esta etapa ya no se tiene la capacidad para respaldar nuevas deudas, ni cumplir con las obligaciones programadas, pudiendo traer consecuencias desfavorables como un mal historial crediticio, la venta de bienes para afrontar deudas, pago de comisiones e intereses moratorios, problemas de salud a causa del estrés, e incluso acciones judiciales por parte de las entidades financieras.

Para evitar caer en el sobreendeudamiento es recomendable tomar algunas medidas de acción concretas como la elaboración de un presupuesto para planificar el pago de deudas y otros gastos, identificar los gastos innecesarios para poder eliminarlos, evitar tener más de tres créditos a la vez, diversificar las fuentes de ingresos, identificar oportunidades de mejora en su negocio y generar el hábito del ahorro.

Tags:

Emprendedor, Historial crediticio

En el mundo laboral no siempre el tema de la remuneración lo es todo para tener un trabajador tranquilo y satisfecho. Marisa Elizundia, creadora del Barómetro de Salario Emocional explica que el trabajador también debe sentir que en la organización donde se desempeña puede crecer personal y profesionalmente.

Parte del llamado salario emocional es ofrecerle al trabajador un buen ambiente , libertad para desarrollarse y mantener una buena relación con el líder de equipo o área. Sin embargo, muchas veces al encontrarnos con un mal líder, nuestro salario emocional se va reduciendo a la par de nuestras ganas de seguir perteneciendo a la empresa.

Muchas veces un mal líder puede esconderse detrás de una sonrisa o un aparente buen trato, pero son los detalles que los pondrán en evidencia. Un informe de la revista Forbes reúne algunas de las actitudes a las que debemos prestar atención para identificar a un mal líder. ¿Qué acciones debo tomar si me encuentro frente a uno? Para comenzar, debemos gestionar una reunión con el líder para comentarle algunas de nuestras inquietudes, o en caso de tratarse de un tema grave, comentarlo a Recursos Humanos.

Miedo al cambio

Vivimos en un mundo en constante cambio e innovación. Tener miedo al cambio puede ser algo normal, pero los líderes que no están preparados o dispuestos afrontar los cambios que se requieren, se quedarán atrás, pues evitarán que sus equipos crezcan a la par que el mercado y el mundo.

No toma decisiones

Una de las tareas fundamentales de un líder es la toma de decisiones que permitan el óptimo desarrollo de la empresa y de sus equipos. Además, los líderes deben responder ante las consecuencias de esta toma de decisiones. Titubear a la hora de tomar decisiones refleja falta de autoconfianza en el líder.

Falta de empatía

Saber conectar y entender los problemas o dificultades de los trabajadores es una de las características fundamentales de los buenos líderes. La falta de empatía puede resultar en una relación complicada entre el líder y su equipo.

Falta de equilibrio

Muchas veces tenemos la falsa idea de que quien llega primero a la jornada laboral y se va al fin del día es la más dedicada y comprometida. Un buen líder debe dar el ejemplo del equilibrio entre vida laboral y vida personal.

Ya lo sabe, un mal líder puede provocar el rompimiento de su equipo porque no reconoce sus labores, no se preocupa por sus compañeros, no cumple con sus promesas, les limita su creatividad , no les saca provecho al talento que tiene en su  personal haciéndolos sentir poco valorados. Evite comportamientos como los señalados o supérelos.

Tags:

Liderazgo, mal líder

A menos de dos semanas del inicio del nuevo Gobierno del presidente Pedro Castillo, el panorama continúa incierto. Por ello, durante el CADEx “Primeras acciones del nuevo Gobierno en el Bicentenario”, organizado por IPAE Asociación Empresarial, se discutieron las primeras decisiones del gobierno y los pasos a seguir durante los primeros 100 días del nuevo mandato.

Para Carlos Parodi, economista, columnista de Sudaca Perú y profesor principal de la Universidad del Pacífico, el primer paso y gran pendiente del gobierno del presidente Pedro Castillo es definir claramente cuál será la línea de su gobierno, pues aún no es claro para el empresariado ni la población si se tratará de un gobierno de izquierda moderada o radical. Pese a ello, saludó la decisión de preservar a Julio Velarde como presidente del Banco Central de Reserva (BCR), pues esto da un mensaje de cautela y tranquilidad a los inversionistas.

“Sin embargo, también hay que asegurar el directorio del BCR, pues es necesario que tres miembros sean conversados con Julio Velarde. De lo contrario, vamos a estar en las mismas condiciones que antes. Hay que crear un ambiente adecuado para que la inversión privada -pequeña, mediana y grande- florezca. Es la única manera para que aumenten el empleo y la recaudación tributaria para que el gobierno pueda gastar”, afirmó Parodi.

Por su parte, Alejandra Ames, Jefa del Observatorio de la Escuela de Gestión Pública de la Universidad del Pacífico y también columnista de Sudaca Perú recalcó que la primera gran reforma que debería promover el actual Gobierno es la reforma del Estado desde adentro. “Sin ella, ningún otro cambio traerá mejoras reales para el país. Es indispensable rediseñar los procesos internos del Estado para hacer políticas públicas más efectivas y contar con funcionarios públicos que realmente trabajen al servicio de toda la población”, señaló.

La especialista agregó: “Mi segunda recomendación es que no estamos para emprender en negocios, sino que lo primero que hay que hacer es mejorar la casa y aprender a gestionar desde el punto de vista de las políticas públicas. No me opongo a un Estado que tenga un rol empresario, pero en este momento lo que más necesitamos es desarrollar capacidades en política pública y ya después podemos compararnos con países que sí son capaces de hacer dos cosas a la vez”, sentenció Ames.

Finalmente, Javier Bereche, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Piura, recordó que en este momento la economía peruana está seriamente afectada debido a la poca estabilidad y a los indicadores económicos negativos, como es el caso del tipo cambiario.

“Eso se cura con mensajes contundentes que den tranquilidad al empresariado, fomenten la inversión y establezcan reglas claras para el sector privado”, recalcó Bereche. Adicionalmente, recomendó enfocar esfuerzos en el proceso de vacunación contra el COVID-19, pues sin este será imposible reactivar la economía del país. Para ello, reiteró la urgencia de mejorar el sistema de salud de todo el país. “No puede ser que nos falte oxígeno y equipos básicos de protección para enfrentar al COVID-19”, afirmó.

“Por último, necesitamos que los chicos regresen a clases presenciales. Tenemos que reconocer que la educación remota tal como está planteada no es suficiente. Necesitamos gente preparada y los últimos años de estudios son fundamentales. Necesitamos que los estudiantes regresen a clases en todo el país”, afirmó Bereche.

A modo de cierre, Alejandra Costa – Curadora de Economía del Comité de Lectura del CADEx- consideró que el actual gobierno debería reordenar sus prioridades y concentrarse en los temas verdaderamente urgentes: la pandemia, el regreso a clases presenciales, la reactivación económica, la mejora de la gestión del Estado para que los recursos se traduzcan en bienestar para la población. “Hay que repensar prioridades como una convocatoria a la Asamblea Constituyente que, como hemos visto, solo genera más incertidumbre y expectativas en la población que claramente tiene prioridades distintas más alineadas en el día a día”, finalizó Costa.

Tags:

Alejandra Ames, CADEx, Carlos Parodi, Crísis

Cada organización cuenta con su propia cultura, lineamientos y demás aspectos que permite a los trabajadores de la empresa tener claras las dinámicas y objetivos a los que deben apuntar. Hoy en día, con las tensiones debido al teletrabajo impulsado por la crisis sanitaria y la constante inestabilidad política, son diversas las empresas que han cuestionado su propia cultura y están interesadas en mejorarla para potenciar a cada uno de los que compone la organización.

José Antonio Espinoza, docente en los programas MBA de Centrum de la Pontificia Universidad Católica del Perú, explica que para la formación de una cultura saludable, es necesario un liderazgo que se sustente en la persuasión. Esto significa basarse en el convencimiento genuino para que el grupo siga ese liderazgo y lograr la visión prometida. Los resultados que se obtengan en ese proceso irán a su vez moldeando la cultura. Moldear la cultura significa que todos compartan, se respeten y vivan un conjunto de valores comunes, visibles y auditables.

En ese sentido, Espinoza indica que para persuadir hacia esos comportamientos en tu organización se debe de incorporar tres conceptos claves:

Racionalidad: Se trata de practicar un pensamiento crítico. Es necesario saber presentar argumentos lógicos, reconocer los inevitables sesgos cognitivos, cuidarse de las falacias. Esto se hará tangible en las formas de encarar un problema, en la toma de decisiones y hasta en la anhelada “transformación digital”.

Emocionalidad: Se deben reconocer y gestionar las emociones, o más ampliamente, los eventos afectivos. Se puede empezar con la “labor emocional”, es decir, el esfuerzo que tenemos que hacer al ejecutar un servicio para mostrar al cliente una expresión amable, a contener posibles reacciones de fastidio o de justa contrariedad. También la emocionalidad está presente al buscar el bienestar y la felicidad. En la actualidad, el manejo de la afectividad, de emociones, sentimientos y estados de ánimo es crucial en todos los aspectos de nuestras vidas.

Moralidad: Es importante seguir los valores escogidos, y su correlato, los principios, y así tener presente la moral y la ética. En general son las creencias que ponemos en acción al considerar lo que es correcto o incorrecto. La moralidad expuesta y vivida, a su vez fundamenta, la confianza de los liderados hacia quién pretende dirigirlos.

Tags:

Cultura, Empresa, saludable

La pandemia ha cambiado las rutinas de millones personas a nivel mundial. En el ámbito laboral, por ejemplo, el trabajo presencial ha sido reemplazado por el de tipo remoto o home office. Ante ello, según un estudio realizado en Lima entre abril y agosto de 2020, sobre la frecuencia de dolor musculoesquelético en personas que realizan teletrabajo[1], afirma que más del 95% de usuarios evidenciaron la prevalencia de cervicalia (90%), lumbalgia (88%), y dorsalia (82%). Por ello, la CEO de Medika Peru Consultores SST, brinda algunas recomendaciones para evitar riesgos disergonómicos y gozar de un espacio adecuado de trabajo según las necesidades de cada persona.

La ergonomía laboral es el estudio de las condiciones del lugar de trabajo según su adaptación a las características físicas y psicológicas del trabajador, con la finalidad de evitar riesgos de salud, tales como dolores músculoesqueléticos, síndrome de túnel carpiano, tendinitis, problemas de circulación, fatiga visual, hipocausia por ruido, migraña, sedentarismo, entre otros.

Los riesgos del trabajo remoto se centran en las condiciones perdidas respecto al puesto de trabajo típico en oficina, debido al cambio de ambiente y a la convivencia con otros aspectos de la vivienda y el entorno. Las más comunes son iluminación, ventilación, tamaño y altura del escritorio y silla; distribución, posición y/o altura del teclado, monitor, mouse y mousepad de forma incorrecta; además de ​​la contaminación acústica y las posturas prolongadas sin realización de pausas activas.

En tal sentido, Yuri Delgado, apoderado de Seguridad y Salud Laboral de La Positiva Seguros, presenta 5 tips para prevenir molestias de salud durante la jornada laboral y sacar el máximo provecho al espacio de trabajo en casa:

1.-Acondicionar un espacio como puesto de trabajo, respetando la correcta distribución, posición, altura y/o tamaño de los aparatos electrónicos y útiles de oficina y la postura corporal adecuada.

2.-Mantener parámetros de orden y limpieza sobre la superficie de trabajo y dimensiones dedicadas para el mismo.

3.-Realizar pausas activas frecuentemente mediante la ejecución de movimientos de estiramiento de segmentos corporales y extremidades, que liberen la sobrecarga muscular tras encontrarse una misma postura durante tiempos prolongados.

4.-Alternar tipos de actividades con diferentes características cada cierto tiempo. Por ejemplo, tras realizar una actividad que requiera alta concentración, puede continuar con alguna actividad que requiera creatividad o alguna reunión ligera de coordinación.

5.-Mantener un balance entre la vida laboral y personal, otorgando el tiempo adecuado a cada una, incluyendo actividades que realizamos fuera del trabajo, como la actividad física.

Cabe resaltar que, en caso las consecuencias de la adaptación incorrecta de condiciones laborales en casa, es importante reportar de inmediato los síntomas a un médico ocupacional y acudir a una consulta con un especialista en medicina física o rehabilitación.

Dato:

Temas como los señalados serán desarrollados en el V Congreso de Prevención de Riesgos Laborales que realizará La Positiva Seguros el 11 y 12 de agosto. Más información en: https://www.congresoprevencionlapositiva.com/#inscripciones.

 

———————————

[1] El estudio Frecuencia de dolor musculoesquelético en personas que realzian teletrabajo en Lima entre abril y agosto de 2020 fue realizado por las doctoras Emily Asencios, Fedra Carreño, Licet Chilon y Karina Jiménez en el repositorio académico de la Universidad Peruana Cayetano Heredia en el 2021.

 

Tags:

ergonomía, salud, Teletrabajo
Página 33 de 54 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54
x