Cuida a tus trabajadores del síndrome de burnout implementando sencillos cambios en la dinámica del día a día.

Que las áreas de Recursos Humanos trabajen cada vez más en mejorar el clima laboral no es gratuito. Con aún mayor prioridad en un contexto de trabajo remoto como el actual.  Un mal clima laboral puede afectar a los trabajadores de manera física y mental.

 

En 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó el burnout como una patología asociada al agotamiento mental, emocional y físico causado por el trabajo, y puede generar trastornos de conducta como la agresividad, emocionales como la depresión o ansiedad y físicos como problemas gastrointestinales o de sueño.

 

Expertos de Forbes recomiendan algunos puntos a considerar para mejorar el clima laboral y tener un mejor vínculo con el equipo:

 

Gana la confianza de tu equipo

 

Demuéstrales que estás atento a su buen desempeño y reconoce públicamente sus aciertos. Acciones como esta suelen alentar al equipo a cumplir los objetivos a tiempo. Además, se sentirán tranquilos de poder acudir a ti cuando tengan alguna duda, nuevas ideas o inquietudes.

 

Escúchalos con atención

 

Estar siempre abierto a una comunicación directa con el equipo facilita no solo la dinámica y el ritmo de trabajo, sino que también te permitirá ver los puntos de mejora a nivel corporativo. Si estás atento a lo que tus trabajadores tienen por decir, podrás recibir sus insights y al ellos ver los cambios realizarse, se sentirán tomados en cuenta.

 

Prepara tu manejo de crisis

 

Esta es una habilidad que todo profesional debe desarrollar. Las crisis o situaciones inesperadas son los momentos en los que más debemos mantener un orden y generar calma en la transmisión de mensajes para brindar seguridad al equipo. Trabaja en que tus equipos entren en sinergia cada vez que algo atípico suceda. Esto les dará la certeza de superar cualquier inconveniente mediante el trabajo conjunto.

 

Fomenta una cultura de respeto

 

Dentro de un equipo puede haber diferencias y no todos tienen que llevarse necesariamente bien en un plano amical. Fomenta el diálogo, la tolerancia, la armonía y el respeto para que ni el ambiente ni el flujo de trabajo se vean afectados.

Encuesta realizada por GenderLab, a través de su herramienta digital ELSA, señala que en el 86% de los casos de acoso son realizados por hombres. Solo 7 de cada 100 víctimas lo denuncia.

Comentarios inapropiados sobre la apariencia física, invitaciones reiteradas para salir o bromas de contenido sexual son algunas manifestaciones de acoso sexual en el trabajo, según una encuesta realizada por GenderLab a través de ELSA (Espacios Laborales Sin Acoso), herramienta digital de diagnóstico e intervención que con el uso de algoritmos e inteligencia artificial busca construir espacios laborales sin acoso.

Algunos hallazgos de esta encuesta realizada a 3900 trabajadores señalan que solo 7 de cada 100 personas que declara pasar por una situación de acoso lo denuncia a través de los canales disponibles en su organización.

Y el 34% de los casos de acoso proviene de un compañero de trabajo, el 14% de superiores jerárquicos inmediatos, el 12% de jefes de otras áreas y 9% de clientes. Aunque el acoso es cometido por hombres y mujeres, en el 86% de los casos son hombres los causantes del hostigamiento. A propósito de este tema y del Día de la lucha contra el Hostigamiento Sexual en el Trabajo, que fue este 27 de febrero, entrevistamos a Marlene Molero Suárez, cofundadora de GenderLab.

Según su informe, el 54% de los encuestados no sabe qué es el acoso sexual en el trabajo. Entonces partamos de lo básico ¿A qué se define acoso sexual laboral?

Es definido como actos o conductas de connotación sexual o sexista que son no deseadas por la persona que las recibe y que son susceptibles de generar un ambiente de trabajo intimidatorio, hostil o humillante.

No es necesario que la conducta sea reiterada. Porque eso significaría que se tendría que pasar por dos, tres o más veces para que sea considerado acoso, y eso no tiene sentido.

¿Cuáles son las principales expresiones de acoso sexual en el trabajo?

Se refieren comentarios sobre la apariencia física de una persona o piropos (52%), “bromas” de contenido sexual o sexista (31%), miradas obscenas (29%), invitaciones reiteradas a salir (20%) y chantaje sexual (7%).

¿Quiénes son las principales víctimas?

Las mujeres. Según nuestro estudio, si tenemos cinco personas, una persona acosada será hombre y cuatro serán mujeres. Este es un problema con rostro de mujer. En el 86% de los casos son los hombres los causantes del hostigamiento.

¿Cuántas personas han sido acosadas- según la plataforma- en los últimos 24 meses?

Cuando hemos preguntado, en el caso peruano, si en los últimos 24 meses han sufrido acoso sexual laboral, solo el 3% de mujeres y 1% de hombres dirán, que sí.

Pero si varias la pregunta: ¿En los últimos 24 meses han estado expuestos o expuestas a comentarios indeseados sobre su apariencia física, o invitaciones reiteradas a salir o miradas persistentes obscenas y lascivas? Entonces los resultados cambian. En el caso de mujeres pasa de 3% al 26%. Mas o menos la cuarta parte de la población laboral está pasando por una situación de acoso sexual. Mas allá de ponerle la etiqueta.

El año pasado, con la llegada de la pandemia, llegó el teletrabajo y para la comunicación se masificó el uso del WhatApp y el Zoom ¿Pese al distanciamiento físico en el trabajo el acoso sexual se incrementó durante la pandemia?

Existe la idea equivocada de que por la lejanía física el acoso sexual laboral disminuiría. Lo que hemos encontrado es que 20% de los casos que comenzaron antes de la pandemia, continuaron con la pandemia. Pero hay un 25% de estos casos que comenzaron durante la pandemia.

¿Qué pasó?

WhatAsapp ya era uno de los medios más usados como parte del acoso sexual laboral pre pandemia. Ahora esto se ha intensificado, se han vuelto más intenso y más frecuente, y eso se ha trasladado a otras redes sociales.

Por otro lado, muchas oficinas han reducido su capacidad. Si antes iban 50 personas ahora se hacen turnos y van a la oficina 15 o 20 personas. Entonces hay espacios más aislados. Entonces el acoso encuentra nuevas formas de canalizarse y mantenerse.

¿Por qué no se denuncia?

En nuestro país, según revela ELSA, las personas no denuncian porque dudan de que la experiencia sufrida sea acoso (54%), no quieren ser consideradas personas problemáticas en el trabajo (51%), tienen vergüenza (41%), tienen miedo a perder el trabajo (29%), no saben dónde denunciar (24%) o piensan que de nada servirá (19%). Nuestro silencio nos hace cómplices.

¿Qué están haciendo las empresas para frenar esto?

Las empresas deben romper el tabú. Los líderes de las organizaciones deben tomar acciones contra este problema. Se debe conversar -al interior de la empresa- sobre este tema de manera permanente, reiterar que hay tolerancia cero, que estas conductas no se pueden dar. La recordación debe ser constante, intensa, contundente. Crear estrategias de comunicación, como hacer videos y campañas como “No es No” es muy importante, para que las personas tomen consciencia de lo que están haciendo.

 

DATO

Si una empresa quiere acceder a ELSA puede ingresar a www.genderlab.io o escribir a elsa@genderlab.io.

Barbarian, la cerveza artesanal de mayor venta en el Perú proyecta cerrar el 2021 con 8 locales. Resiliencia y adaptabilidad fueron las recetas para que este negocio siga de pie, pese a la pandemia

Barbarian es la cerveza artesanal que nació en el 2009 en una cochera de La Molina. Fue concebida como el proyecto de tres amigos que buscaban tener su propia ‘chela’ para su consumo personal. Nunca se propusieron vivir de ella. Solo querían beber. Pero el hobby se hizo empresa y creció. Hoy, pese a la pandemia, proyectan abrir un local más, con el que llegarían a ocho al finalizar el 2021, además de incrementar en 200% la capacidad productiva de su planta y ahora hasta venden cervezas en latas y hacen envíos por delivery. ¿Pero quienes están detrás de esta chela?

Son tres amigos que se conocen desde el colegio Humboldt y actualmente tienen 35 años. Ellos son: Ignacio Schwalb, Juan Diego Vásquez y Diego Rodríguez.

“Cuando comenzamos no teníamos noción del negocio así que nos metimos a la cochera de Juan Diego e hicimos cuatro litros de cerveza. Cuando la bebimos sabía a gloria. Era la primera cerveza que hacíamos”, cuenta Ignacio. La hicieron siguiendo un tutorial de YouTube.

Pero sin darse cuenta, cada vez hacían más cerveza. Llegó un momento en el que hicieron 20 litros y ya no podíamos tomarla toda, así que comenzaron a llevarla a reuniones con sus amigos. Sin querer comenzaron a hacerse conocidos y pronto se les ocurrió que podían vender lo que hacían. Así comenzó todo.

Por aquellos años el mercado de la cerveza artesanal era nulo en el Perú. Hoy representa el 0.2%. La cerveza industrializada es la que arrasa con la producción, pero las cervezas artesanales ya se hicieron de un nicho. Nicho que lidera Barbarian.

Para crecer, por aquellos años, solicitaban reuniones comerciales con restaurantes o bares. Les explicaban qué era la cerveza artesanal, la daban a degustación y así iban convenciendo gente, tocando puerta tras puerta. Producto de esas reuniones lograron vender su cerveza en un bar de Miraflores. A las personas le gustó y se fueron pasando la voz. Cada vez más personas querían su chela artesana y el nombre de Barbarian comenzaba a sonar.

De hobby a empresa

Crecieron tanto que dejaron la cochera donde hacían la chela y se mudaron un local de 40 metros en La Molina. Pero rápido les quedó chico y buscaron un espacio mayor y se mudaron a Huachipa. El hobby se había transformado en una empresa que daba buenos frutos. Los tres renunciaron a sus trabajos en oficina para meterse de lleno en Barbarian. Su emprendimiento- recuerdan- los necesitaba metidos de lleno al 1000%. Hubo un momento que pasaron de hacer 20 litros a más de 30 mil.

La primera planta la habían financiado con dinero de sus bolsillos. Pero ya en Huachipa, se hicieron préstamos personales con los bancos, que eran reacios a dárselos. Eran montos muy elevados y ellos eran muy jóvenes y sin propiedades para dejar de garantía, en caso no pudieron devolver el dinero.

Cuando tuvieron más recursos abrieron su primer bar (en la calle Bonilla 108, en Miraflores) en 2016, les fue superbién porque la gente ya conocía la marca.

Que fuesen amigos desde el colegio les ayudó bastante –cuenta ahora Ignacio-. Esto es porque tenemos valores similares, pensamos muy parecido en cuanto a nuestras aspiraciones en la vida y la parte monetaria nunca fue el driver principal. Su motor, asegura, siempre fue hacer la chela pensando en tomar algo que les guste y el mismo concepto lo llevaron a los bares, que tienen licencias de restaurante con venta de cerveza. Por la pandemia y antes de la segunda cuarentena, en sus locales solo vendía chela como acompañamiento de comida. Una forma de reinventarse.

El crecimiento

La cerveza artesanal creada por tres amigos se volvió tan atractiva que el 2019 decidieron vender la marca cervecera a ZX Ventures, aceleradora del AB Inbev, sin embargo su grado de independencia- afirma Ignacio Schwalb- se mantiene. Se apalancan, eso sí, en temas como la distribución, lo que les permite llegar a más puntos de venta, tener una mejor distribución y que más peruanos los conozcan.

            Actualmente tienen seis tipos de cervezas. Barbarian llega a Houston y Miami. Tienen siete bares (seis en Lima y uno en Arequipa) que, desde este lunes, con el fin de la cuarentena, reabren sus puertas cumpliendo los protocolos.

Pero no todo es positivo. Con la segunda cuarentena tuvieron que reducir su equipo de 44 personas a la mitad, pero con el reinicio de las operaciones esperan volver a recontratar. Para aguantar tuvieron que hacerse prestamos de Reactiva Perú y esperan que con la llegada de la vacuna este 2021, el crecimiento siga. ¿Qué lecciones les viene dejando esta pandemia?

“Guardar pana para mayo, tener reservas que nos sirvan y mucha resiliencia. Los negocios que han sobrevivido son los que han podido mantener la cabeza arriba y eso es muy difícil. Han cerrado el 40% de los restaurantes durante la pandemia. No se trata solo tener las ganas y de seguir. Hay que rajarse, reinventarse. La adaptabilidad es una de las características más importantes para sobrevivir como negocio a la pandemia”, sentencia Ignacio Schwalb,  quien espera cerrar el año vendiendo 14 mil hectolitros, seis veces más de lo que produjeron el año pasado.

 

DATO:

¿Qué significa Barbarian?

Al interior del imperio romano todos tomaban vino, porque era un tema de elite. Pero en la parte exterior al imperio vivían las hordas bárbaras y ellos producían su propia cerveza. “Era una chela muy primitiva”, cuenta Juan Diego Vásquez, uno de los fundadores de la marca cervecera. “De allí viene el nombre Barbarian, de los bárbaros que hacían su propia cerveza”.

Premios

Barbarian ha ganado 52 medallas en competencias nacionales e internacionales. Las más importantes son Mejor Cervecería Artesanal en el Perú (2017, 2018 y 2019) y Mejor Cervecería Artesanal Peruana a nivel Latinoamérica (2018).

Nuestro país cuenta con uno de los índices de rotación más altos de la región, alcanzando la cifra de 20,7%. Además de mejores sueldos, los jóvenes también buscan incentivos, flexibilidad y nuevos retos.

Cuando uno o varios puestos de trabajo necesitan ser cubiertos de manera constante, estamos hablando de una alta rotación de personal en la empresa. Esto trae consigo efectos negativos en la productividad de los equipos y costos económicos que la empresa deberá asumir para lograr capacitar al nuevo personal una y otra vez.

 

Según un estudio de Indicadores Saratoga de PricewaterhouseCoopers, el índice promedio de rotación laboral en el Perú alcanza el 20,7%. Se trata de uno de los índices más altos en la región Latinoamericana, cuya media es de 10.9 %.

 

Disminuir el nivel de rotación es un reto que tienen las organizaciones en general, sobre todo en el Perú. Aunque vale decir que, debido a la coyuntura, la rotación se ha desacelerado. Pero -como se vio durante la primera cuarentena- a medida que los distintos sectores económicos se van activando, este fenómeno vuelve a presentarse. Sobre todo, entre los jóvenes que suelen moverse de un trabajo a otro buscando nuevos puestos, que se muestran más atractivos, donde les den la posibilidad de asumir nuevos cargos y retos, sin esperar quedarse por muchos años en una compañía. Más aún si esto está motivado por un mejor salario, un buen ambiente laboral, beneficios extra, flexibilidad laboral, incentivos, entre otros.

 

"La rotación puede originarse por una necesidad relacionada con la etapa de vida profesional, un desequilibrio entre las expectativas, la oferta de la empresa o problemas netamente personales o profesionales", explica Rosana Patricia Vargas Masías, docente del Programa de Alta Especialización de la Universidad ESAN.

 

¿Cómo evitamos la alta rotación?

La especialista recomienda algunas estrategias a poner en funcionamiento para evitar que la rotación de nuestra empresa sea alta:

 

  • Involucrar a los trabajadores: Al hacerlos partícipes de la toma de decisiones en la empresa, los trabajadores podrán sentirse valiosos y considerados, pues notarán que su opinión es importante.

 

  • Sistema de recompensas: Si establecemos un sistema que consista en reconocer o beneficiar los logros de nuestros trabajadores, se sentirán instantáneamente compensados y los demás podrán motivarse a conseguir los objetivos con prontitud. Muchas empresas se centran solamente en los líderes de cada sector sin apuntar a los trabajadores de todos los niveles del negocio para las premiaciones en caso de cumplimiento de objetivos.

 

  • Definir perfiles por tareas: Cuando tenemos un nuevo proyecto, es importante determinar quién es la persona correcta para hacerse cargo. Esto le permitirá al trabajador desenvolverse de forma óptima y alcancemos los resultados requeridos.

 

  • Mejorar el clima laboral: Contar con actividades de integración esporádicas es correcto para darle un respiro a los trabajadores, pero es importante que nuestro trabajo sobre el clima laboral sea constante. Se necesita monitorear cómo se encuentra la motivación y la satisfacción de cada uno de nuestros trabajadores y los equipos. Esto permite establecer cambios en cualquier momento u oportunidad requerida.

Los más requeridos son los pedidos de delivery express, donde se solicita que los productos lleguen entre 30 y 90 minutos

La llegada de la pandemia afectó de forma severa distintos rubros comerciales, pero permitió la dinamización de otros. Este es el caso de las ventas online y del delivery que han crecido exponencialmente en los últimos meses. Un estudio de Touch Perú reveló que el servicio de delivery express creció un 250% durante la primera cuarentena.

 

El estudio explica que este aumento se debe no solo a las medidas de confinamiento, sino también al tipo de servicio ofrecido. En comparación con los pedidos programados usualmente realizados a tiendas por departamento, en el delivery express los productos son entregados en un plazo de entre 35 y 90 minutos luego de haber realizado su compra.

 

Apoyarse en un servicio de delivery para negocio

 

Implementar nuestro propio servicio de delivery puede representar una ardua tarea logística, por lo que en muchos casos resulta una buena idea tercerizar este servicio o apoyarse en una empresa dedicada al rubro con mayor experiencia. Los beneficios de realizar esto son por ejemplo la reducción general de costos, la profesionalización de tu servicio, mayor tiempo para dedicarte a la actividad principal de tu emprendimiento y optimizar tus recursos, entre otros.

 

Aquí algunos ejemplos de empresas de envíos en las que puedes apoyarte para mejorar la cadena de distribución de productos de tu emprendimiento:

 

Chazki

 

Se trata de uno de los primeros operadores logísticos que se apoyó en la tecnología para sus negocios. Te permite automatizar los envíos conectando tu ecommerce con su sistema, y seguir tus envíos en tiempo real en un mapa. Además de pedidos Express, que se envían en un máximo de 3 horas, cuentan con programación de envíos.

 

iSend

 

Esta empresa tiene capacidad de cobertura logística a nivel Lima Metropolitana y Callao. Cuenta con un sistema de automatización de rutas óptimas para entregas. Ofrecen status de entrega de producto, reportes detallados, historial de despachos a través de su web y acceso directo a clientes para que puedan hacerle seguimiento al pedido. Sus motorizados son trabajadores inhouse, por lo que aseguran disponibilidad inmediata, puntualidad y rapidez de reparto.

 

Scharff

 

Esta empresa logística cuenta con más de 30 años de experiencia. Su plataforma permite cotizar envíos express y programados, y hacer seguimiento a los pedidos desde Lima u otras ciudades. Entre sus servicios se encuentran la reserva de e-lockers en distintos puntos de la ciudad, y envíos de EEUU a Perú. Adicionalmente, esta empresa maneja descuentos por volumen a sus clientes.

 

Recordemos que en la actualidad hay restaurantes que operan las 24 horas del día, después de las 06:00 p.m. En el caso de los supermercados hay dos tipos de pedidos: el express (entrega entre 45 y 90 minutos) y los pedidos programados, que se efectúan con anticipación y son mucho más amplios. En ambos casos, la idea es promover que las personas que tienen la posibilidad, no salgan de sus casas y así evitar una mayor propagación del Covid-19.

Observa la cantidad de tarjetas de crédito que manejas y pregúntate si todas te traen la misma cantidad de beneficios o en realidad alguna representa una responsabilidad que no necesitas en el momento.

Un análisis realizado por Scotiabank en 2020 reveló el aumento de uso de tarjetas de crédito en el último periodo. Hasta agosto se registró un crecimiento de esta vía de pago en 46% en supermercados, 42% en artículos para el hogar, 36% en telecomunicaciones, 29% en medicina y 25% en comida y abarrotes, frente al uso de tarjetas en 2019.

 

Si bien nos encontramos en un constante crecimiento del dinero plástico, muchas personas cuentan con tarjetas de crédito en desuso debido al poco movimiento físico permitido dada la pandemia por COVID-19. Por ello, el economista y asesor financiero Juan Carlos Delgado nos da algunas recomendaciones sobre las tarjetas de crédito.

 

Tener la cantidad necesaria

El economista recomienda un máximo de 3 tarjetas de crédito. “Tener una o diez tarjetas depende de cada uno y su capacidad de pago, pero la realidad es que se trata de un producto bastante caro”, indica Delgado. Por ello recomienda, en caso que deseemos tener más de una tarjeta de crédito, contar con la cantidad justa que se acomode a nuestro presupuesto de endeudamiento.

 

Atención al cobro de membresías

 

Muchas tarjetas requieren un pago de membresía para continuar usando este servicio financiero. “Si nuestra tarjeta se encuentra en desuso y venimos pagando una membresía por ella, no nos resultará rentable”, precisa el economista. En ese sentido, será mejor quedarnos con aquellas tarjetas a las que les damos uso frecuente o nos dan la mayor cantidad de beneficios como acumulación de puntos o pagos sin intereses.

 

Cuidado con el sobre endeudamiento

 

Contar con más de una tarjeta de crédito puede hacernos olvidar cuál es nuestra verdadera capacidad de pago. Administra de forma eficiente el tipo de compras o gastos que harás con cada una de ellas y limita la cantidad de dinero con la que te endeudarás.

 

Historial crediticio

Si bien las tarjetas de crédito son la vía más común para empezar a tener un historial crediticio, el economista explica que otro tipo de productos pueden cumplir la misma función, tal como un préstamo personal, crédito hipotecario o crédito vehicular. “Como la tarjeta de crédito es un producto costoso, genera una buena imagen en el historial siempre y cuando paguemos correctamente”, sentencia.

 

Por su parte, Patricia Willstatter, jefa del departamento de servicios al ciudadano de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) aseguró que las tarjetas de créditos sin usar perjudican la capacidad de endeudamiento de las personas a la hora de calificar para un préstamo.

 

“Cuando otra entidad financiera evalúa a una persona para un crédito hipotecario, por ejemplo, esa línea de crédito (de las tarjetas) que no se usa, afecta la capacidad de endeudamiento para calificar a ese tipo de crédito”, sostuvo.

 

Por ello, señaló, señaló, no es recomendable que las personas tengan tarjetas de crédito que no utilicen, porque, además, existen cargos inherentes a estos productos financieros, como el pago de membresía.

Aunque, desde agosto del año pasado, entró en vigor la norma de la SBS que modifica el Reglamento de Gestión de Conducta de Mercado del Sistema Financiero, que establece la obligación a las empresas emisoras de contar como mínimo con una tarjeta que no cobre la comisión de membresía anual con la finalidad de brindar mayores alternativas a los usuarios en la contratación de tarjetas de crédito.

Por otro lado, hay que ser responsables con el uso del dinero plástico para tener saludable nuestras finanzas personales.

Es importante que como líderes estemos atentos a las necesidades de nuestros equipos para atenderlos en el momento y de manera eficiente.

 

La pandemia, los esfuerzos por la reactivación económica y la carga laboral del día a día pueden ser una fuente de agotamiento, incertidumbre y desmotivación para los trabajadores. Según estudios de la Universidad de Warwick y del Wall Street Journal con Opener Institute for People, cuando un empleado está satisfecho con su puesto de trabajo es un 12% más productivo y un 31% más eficiente.

 

Es importante que como líderes estemos atentos a las necesidades de nuestros equipos para atenderlos en el momento y de manera eficiente. En ese sentido, la revista Forbes recomienda algunas acciones claras para mantener motivados a nuestros trabajadores: 

 

Reconoce a tus trabajadores

 

Es importante que cuando tus empleados hagan algo bien, puedas reconocerlo. Esta es una gran fuente de motivación, pues les estarás dando la seguridad de que sus acciones están encaminadas y están dando frutos. Incentivar el trabajo bien hecho, ya sea con palabras o con acciones claras de forma pública para que los demás trabajadores en el equipo puedan seguir la misma línea y se esfuercen por lograr los objetivos planteados. Los especialistas de Forbes recuerdan la importancia de reconocer públicamente la labor bien hecha con felicitaciones y recompensar a los trabajadores con incentivos.

 

Mantén una comunicación clara

 

Para que nuestros trabajadores se sientan cómodos y motivados, es imprescindible que sepan dónde están ubicados en la empresa, cuáles son sus vías de crecimiento, qué logros se esperan de él, cuáles son sus funciones claras y cómo actuar en determinados momentos. “Un trabajador que no sabe qué debe hacer ante una nueva situación es un trabajador inseguro, y por lo tanto, poco motivado. Por eso es importante que te tomes un tiempo para hablar con cada uno de los trabajadores del equipo y explicarles bien sus tareas y resolver dudas”, explican expertos de Forbes.

 

Sé flexible

 

Mientras más flexibles seamos con nuestros trabajadores respecto de sus horarios o condiciones laborales, más motivados e implicados estarán con su trabajo. Es un gran motivador saber que la empresa conoce a sus trabajadores y entiende sus situaciones personales. Esto les ayudará a sentirse más confiados en sus superiores y más comprendido por la empresa. Sentir que tiene la confianza ante la necesidad de pedir un cambio de turno por motivos personales o recuperar las horas en otro momento le ayudará a sentirse más a gusto, y por lo tanto más motivado y agradecido.

El director del MBA de Pacífico Business School habla sobre la resiliencia, la capacidad de gestión y lo negativo del teletrabajo para una organización, en medio de una pandemia y el caso vacunagate.

“Todo emprendimiento toma mucho esfuerzo. El pelo se te pone blanco, te salen ojeras, no duermes en la noche. Puedes tener satisfacciones a lo largo del camino, pero para sobrepasar vallas, uno la pasa mal”, el director del MBA de Pacífico Business School, Ben Schneider, habla sobre el sacrificado camino del emprendimiento en el Perú. Pero también, sobre cómo enfrentar este contexto tan difícil por el que caminamos, en medio de una segunda ola producto del Covid.19. Resiliencia, capacidad de gestión y su opinión sobre lo negativo que puede resultar el teletrabajo para una organización, en la siguiente entrevista.

Desde el management ¿Qué lecciones nos viene dejando la pandemia y el caso Vacunagate?

Las crisis sacan, dentro de la presión que genera la situación, lo mejor y lo peor de las personas. Hay quienes se inmolan ante una adversidad. Y hay otras que, lamentablemente dentro de sus temores y de sus flaquezas en los temas éticos, tienden a sacar un provecho indebido.

Estamos frente a un Cisne Negro (como lo definiría el filósofo e investigador libanés Nassim Nicholas Taleb). Estamos ante una ocurrencia de muy baja probabilidad que tiene consecuencias devastadoras, impredecibles y que no se tiene experiencia previa de tratar con ello. Y la pandemia lo es.

Para atarlo al management, ¿Qué nos trae este Cisne negro? Un altísimo grado de incertidumbre. Que la gente tema por los temas más elementales, como su integridad física y mental. Por su salud, la viabilidad económica y financiera. Así como la educación de nuestros hijos.

En esta situación ¿cuál es el mayor problema?

Caer en la dictadura del corto plazo. Es cierto que tenemos que sobrevivir. Y sobrevivir en una empresa es proteger el flujo de caja. Lo segundo es que no podemos entrar en pánico y paralizarnos. Por definición la pandemia va a pasar.

En este caso ¿Qué significa la dictadura del corto plazo?

Significa que protejo la caja. Si yo bruscamente despido gente para bajarle peso a la nómina, para preservar la caja de la empresa y no cerrar, perderemos competencias, porque la gente que estamos perdiendo, aprendió con nosotros, la hemos entrenado, han dado lo mejor de sí, conocen el negocio y frente a un Cisne negro, no solamente debemos preservar lo que hemos logrado, sino que tenemos que reinventarnos. ¿Has visto las reacciones de restaurantes o cafeterías que se han convertido en centros de abastos, capitalizando a las personas que no quieren ir a un mercado? Como en esos casos, hay que repensar muchas cosas más.

Vivimos tiempos muy duros, en medio de una segunda ola y crisis económica ¿Qué características debemos desarrollar para enfrentar estos problemas?

Ahí es donde viene el concepto de resiliencia. ¿Qué es resiliencia? Es un concepto que nace en la física y se usa para distinguir la posibilidad de doblar un metal a su máxima expresión y que regrese a su posición habitual sin quebrarse. Este concepto comenzó a usarse en psicología para definir la capacidad del ser humano para recuperarse de un trauma muy grande. Lo mismo pasa con las empresas en el mundo de la gerencia. Uno tiene que estar permanentemente entrenado para enfrentar y, en extremo, de disfrutar de situaciones de alta incertidumbre. Fácil decir, difícil de hacer.

¿Cómo aplicarlo?

Si queremos medir la resiliencia, para conseguirla, hay dos vectores: El primero habla de la robustez y el segundo de la agilidad.

Robustez, para estar sólidos ante una cantidad de escenarios diversos. Y agilidad, para cuando el Cisne negro que nos toque tengamos una reacción ágil. Esos vectores le permiten a una persona y a una empresa, salir de estos problemas.

¿Qué características deben desarrollar los emprendedores en este contexto de pandemia?

Hay que ser ultracuriosos. Tratar de entender por qué me está pasando esto, de dónde viene y por qué viene y cuestionar. Hay que tener tolerancia a la ambigüedad. No ser soberbios. Nadie, ni el más pintado te puede dar una solución clara y sólida (sobre todo en este contexto). Hay que ser humildes para asimilar y empezar a hacer prueba y error para ir descubriendo por donde discurrir, según el caso de cada negocio.

Además, hay que tener la capacidad de analizar la problemática desde múltiples ángulos. Inclusive contra lo que creemos. Otra competencia importante es hacer prospectiva y construir posibles escenarios (para buscarles solución).

En un mes cumpliremos un año de Emergencia sanitaria y desde entonces muchas personas hacen teletrabajo ¿Cómo analiza esta nueva normalidad en el trabajo?

Tengo serios temores del daño que están sufriendo las empresas por el teletrabajo. El teletrabajo como solución de corto plazo funciona, mientas los equipos de trabajo han venido desde atrás como un ensamblaje, con unos códigos de relación y los estiren a través del Zoom. Pero conforme se extiende el plazo, esas relaciones se van debilitando y la creatividad y la productividad, se ven seriamente afectados. Si a eso le sumas la rotación de personal. Entonces, ya ese equipo que se conocía (previamente al Estado de Emergencia) ya no lo conoces en carne y hueso. Ya no hay la charlita del pasillo, el café en el área común, el chiste.

Wilmot Reed Hastings, presidente de Netflix, es un enemigo del teletrabajo. Michael Corbat, Ceo de Citibank, es enemigo del teletrabajo.

¿Entonces se debería eliminar en su totalidad?

Podría hacerse una vez o dos veces por semana, pero no perder el tejido que representa una empresa trabajando en un ambiente controlable y agradable. Una persona trabajando desde su casa con el tremendo esfuerzo que recae sobre los padres al acompañar a los hijos durante las clases remotas, es difícil trabajar así. El trabajo en la casa genera mucho estrés. Hay pros y contras. Antes el teletrabajo lo hacían los puestos más prescindibles. Pero la gente que está creciendo se hace notar, se deja notar en la cancha. Está cerca de los directivos. Cercanía es poder.

Post crisis, parafraseando el título de su libro, ¿Cómo deberían ser las organizaciones después de la pandemia?

Post pandemia las empresas van a invertir en construir escenarios y estructuras de robustez. Todas las empresas deben tener un área de evaluación y manejo de riesgos, eso es muy importante. Uno ciertamente no puede estar asegurado contra todo riesgo, sería inviable. Pero sí debemos estar preparados ante un nuevo Cisne negro.

Uno debe tener a la resiliencia en el centro de su estrategia de la empresa, cualquiera fuera su tamaño; y entender que hay detrás de la resiliencia. Robustez, manejo de riesgos, saber qué riesgos estoy dispuesto a correr y qué riesgos no. Y saber qué medidas debo tomar.

Y hacer ensayos, así como haces ensayos de terremoto, como reaccionarías si nos pasa A o si nos pasa B. ¿Qué áreas intervendrían? ¿Si Comunicaciones o Legal o ambos? y entendiendo lo que está pasando.

Las empresas tendrán que ser más cautas y sesudas y ser más reflexivas y tener mucho coaching, porque nadie en este momento, puede jactarse de que tienen la figura clara.

Además de contar con buenos líderes…

Creo que hace falta derribar este muro de altas suspicacias entre los líderes del sector privado y público. Y eso pasa por hacer un mea culpa desde ambos lados. No generalizar, ni estigmatizar, eso hace mucho daño, como el decir que todo servidor público está ahí para robar, eso no es cierto y hace mucho daño.

Post crisis deberíamos reflexionar sobre las prioridades de la gestión del Estado y esas prioridades tienen que centrarse en tres pilares básicos: Salud, educación y seguridad. Y eso se debe hacer con ayuda del sector privado.

Permiten crear planes de acción que ayude a mitigar y aprovechar los riesgos que puedan presentar en una organización y en su entorno

Ninguna empresa en el mercado está libre de sufrir algún tipo de riesgo que afecte el desarrollo normal de sus actividades. Por ello es importante contar con un sistema de gestión que permita afrontar de manera eficiente cualquier situación que pueda terminar en una consecuencia fatal.

 

La gestión de riesgos es el proceso que permite identificar y gestionar los riesgos a los que puede estar expuesta la organización, para crear planes de acción que ayuden a mitigarlos, aprovecharlos o en caso sean inevitables, reducir las pérdidas.

 

Según un reciente estudio de EY Perú, el 56% de empresas cuentan con un área responsable de gestionar los riesgos empresariales, un incremento de 10 puntos porcentuales con respecto al año pasado.

 

“La COVID-19 ha cambiado el mundo que conocemos. Su impacto en los gobiernos, en las empresas y en las industrias han proporcionado una nueva perspectiva sobre cómo vemos y gestionamos los riesgos empresariales. Esperemos que las lecciones aprendidas durante la pandemia sobre la importancia de contar con áreas especializadas en gestión de riesgos perduren a través del tiempo”, indica Renato Urdaneta, especialista de EY Perú a cargo de la encuesta y estudio.

 

El estudio indica que entre las empresas que manifestaron contar con una función de riesgos, el 42% de los responsables de dicha función tienen como línea directa de reporte a la gerencia general.

 

Los sectores más avanzados con respecto en este ámbito son Petróleo y Minería (78%), Energía y Electricidad (74%), Educación (73%), Construcción (72%) y Transporte y Comunicaciones (52%).

 

Beneficios de contar con un área de riesgos

 

Para empezar a tener mayores luces sobre la gestión de riesgos, podemos acudir a la norma ISO 31000, que busca ayudar a las organizaciones en el desarrollo de su enfoque de gestión de riesgos comparando sus prácticas con unos puntos de referencia reconocidos internacionalmente.

 

Los beneficios de contar con un área de riesgos son:

  • Identificar y mitigar los riesgos en toda la organización.
  • Facilidades para cumplir las metas y objetivos.
  • Reducción de costos a través de una adecuada gestión de riesgos.
  • Mejorar la evaluación de rentabilidad del negocio.
  • Proteger los bienes y recursos de la organización y su capacidad productiva.
  • Aumentar la probabilidad de alcanzar los objetivos.
  • Crear bases consistentes para la toma de decisiones y planificación.
  • Promover el desarrollo de una cultura preventiva y no sólo reactiva a los problemas.
Página 51 de 54 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54
x