Pedro Castillo

Hoy podemos decir que el gobierno de Castillo pasó de inepto a corrupto luego del testimonio de Karelim López. Claramente este gobierno no estaba improvisando, sino que, al parecer, todo estaba fríamente calculado para dar pie a una mafia dentro del Ejecutivo, que según indicó la lobista, habría tomado el MTC y el Ministerio de vivienda, para ocupar puestos claves en el sector y así beneficiarse en el direccionamiento de obras. Con razón Juan Francisco Silva fue el único ministro que nunca fue cambiado en el sinnúmero de gabinetes que hemos tenido en estos siete meses.

Hace unos meses publiqué en este medio una carta a Pedro Castillo, donde mencionaba que de corazón quería que hiciera un buen gobierno para el beneficio de todos los peruanos. Hoy, ya me di cuenta de que esto no pasará jamás, menos si se gobierna con ineptitud y además con una escandalosa corrupción de por medio. Hoy siento que mi país está siendo secuestrado por una mafia a la que lo único que le interesa es beneficiarse económicamente como sea. Yo quiero a esa mafia fuera, quiero al presidente fuera. Pedro Castillo ya dejó claro que no trabaja para “el pueblo”, y nosotros como “el pueblo”, debemos alzar la voz, exigir su salida a través de medios democráticos y legales.

 

 

Tags:

Gobierno, Pedro Castillo, Vacancia

La vacancia por incapacidad moral, inicialmente prevista para casos en los que el gobernante perdía el quicio, ha derivado en circunstancias en las cuales es pasible de suspicacia cierta la moralidad del presidente. Así procedió la vacancia de Fujimori, casi sucede con Kuczynski (renunció antes de que se procediera a ella) y de esa forma aconteció con Vizcarra.

Ya cuando se conocieron las reuniones clandestinas del Primer Mandatario en la casa del pasaje Sarratea, se tendieron las primeras sombras respecto del manejo ético del poder. Hoy, luego de las fundadas denuncias de una persona allegada al cogollo presidencial, como es la lobista Karelim López, no queda duda alguna de que es desde la cúpula del poder palaciego que se ha tejido la red de corrupción que ha sido develada a lo largo de las últimas semanas por diversos medios de prensa, y que hoy simplemente hacen sentido poniendo al centro de la trama al mismísimo Pedro Castillo.

 

 

Sería una vergüenza que el Congreso no pueda hacerse cargo del problema, como corresponde. Se espera, en particular, que Acción Popular y Juntos por el Perú actúen con integridad y permitan, con sus votos, que el proceso de vacancia comience. Si, por razones distintas, se pliegan a la voluntad de impunidad oficialista habrán cavado su tumba política y tendrán que responder al pueblo por su inconducta.

 

Tags:

Pedro Castillo, Vacancia

Si en el caso del gobierno de Castillo el 40% le reconoce como positivo al menos el proceso de vacunación, en el caso del Congreso la percepción es que todo lo están haciendo mal. Esa llamada de atención debería ser relevante en el Parlamento nacional, pero como que no hay la esperanza de que lleve a una reflexión positiva.

Quien debe haber amanecido de muy mal humor, por lo que pedimos protección a la integridad y la vida de todos los que trabajen con ella, es la presidenta del Congreso Maricarmen Alva. Si creía que el incidente de “esta es mi casa” no le iba a repercutir o que sus abrazos con Cerrón le iban a traer calma, se equivocó de plano. 73% desaprueba su gestión (8% más que en enero) y sólo 20% la respalda (6% menos). En términos futbolísticos, es una tarjeta casi naranja. En términos políticos, es una posición muy endeble y apurar su salida podría ser un respiro interesante para la imagen de lo que Alva considera su propiedad.

Así las cosas, en este precario enjambre de lo que es la política institucional peruana, con una guerra internacional que tendrá repercusiones económicas y que ya va dando debates políticos más risibles que interesantes, los escenarios de desentrampe son cada vez más difusos.

La postulación de Karelim López a la colaboración eficaz aún está en un terreno empantanado. Los antiguos defensores de los colaboradores eficaces ahora están muy puntillosos y puritanos con su testimonio. Los que antes daban RT a las publicaciones de los medios que propalaban esta información, hoy piden guardar reserva del proceso. En cambio, quienes antes dudaban de los colaboradores hoy están entusiastas por la novela “López y los pasillos de Sarratea”. Hidalgos y honorables todos.

La salida que la ciudadanía reclama es #quesevayantodos. La mitad quiere nuevo presidente y nuevos congresistas. Solo el 4% que se queden Boluarte o Alva como presidentes. Pero no despreciemos ese 38% importante (que debe ser otro dolor de cabeza para Alva y otros vacadores más) que considera que aún en estas circunstancias, quiere que Castillo se quede. Haciendo un ejercicio muy simple, tenemos que hay un 10% de personas que desaprueban a Castillo, pero que no quiere la vacancia. Incluso fuera de Lima, esta es la opción mayoritaria.

Este no es un debate jurídico, además. Que será importante para ver los alcances y espacios de hasta dónde llega la posibilidad de acción en un lugar donde todo huele mal. Este es un debate político. Donde se están jugando muchas fichas de lo que será el futuro inmediato del país. En este escenario actual, el Congreso debe tener pies de plomo. Solo uno de cada cinco ciudadanos los apoya. Van a tener que decidir entre la acción intempestiva, arbitraria, de abrazos que duelen y tirarse abajo la ley de colaboración, la reforma universitaria y todo lo que puedan a su paso; o tratar de ser razonables y generar una agenda mínima que recomponga sus lazos con la ciudadanía. La vacancia en ese punto supone un costo político altísimo. Pero temporal, como ya aprendimos todos los que tenemos algunos años.

El Ejecutivo también debe pensar sus siguientes movidas. Está acorralado y la respuesta puede ser la de patear el tablero como puedan, sin considerar que no tienen fuerza suficiente para hacerlo; o tratar de tener una agenda de cambio real. Pero los cambios pasan por los ejecutores de estos. Y con gente ligada a la corrupción o cuestionada por antecedentes personales graves, esto no es posible.

Y como hemos señalado en las últimas entregas, al medio está la gente. Harta de estos impresentables, pero esquiva para tomar posición, porque nadie los representa. Midiendo esto, la encuesta revela que al 63% de los peruanos esta crisis nos afecta mucho. No salimos con 200,000 muertos de la peor pandemia de la historia nacional con mejores dirigentes. Claramente, lo que obtuvimos fue carroña.

 

 

Tags:

Pedro Castillo, Vacancia

En segundo lugar, las consecuencias más inmediatas se darán en el plazo político del congreso de la república. Si bien en este momento no se conoce el detalle de las declaraciones, las cuales formalmente son reservadas, el hecho es que en las próximas horas o días estoy seguro que tendremos esa información y eso generará un mayor daño a Pedro Castillo. Si el presidente ha venido sosteniendo que existe un plan para vacarlo, esta revelación tendrá no solo tendrá la virtud de darles a aquellos la razón perfecta para de reactivar esa estrategia, sino que probablemente hacer que otras bancadas se sumen a tal iniciativa y ahora si puedan conseguir los votos que en diciembre no pudieron conseguir. Aquí toda la responsabilidad debe recaer en el presidente Castillo y la respuesta pública que ha pretendido dar a la noticia ha sido básicamente de desesperación.

En tercer lugar, luego de conocerse la información corroborada que está proporcionado Karelim López eso debería tener un impacto en la investigación penal que la Fiscalía de la Nación inició el año pasado contra P. Castillo.

 

Siendo así las cosas, todo está indicando que estamos ante el inicio del fin.

Tags:

Gobier, Pedro Castillo, Vacancia

Fermín Silva, en una declaración al vuelo en las instalaciones de La Luz, nos dice, en principio, que esa fue la última vez que vio al jefe de Estado. “Fue cuando vino acá entre la primera y segunda vuelta”, dice. Pero no es cierto. El doctor fue a Palacio en tres oportunidades cuando Castillo asumió la presidencia, según el registro de visitas.

La primera vez asistió a la casa militar, donde se ubica la residencia de Palacio, el 25 de agosto del año pasado. Lo hizo con Yober Sánchez Delgado, empleado de La Luz y también cajamarquino. En el registro figura que fueron recibidos por Giuliana Roncalla Marín, oficial del Ejército. Al parecer hubo una emergencia médica porque se puso como motivo “ingreso de personal médico a la residencia”.

El 1 de septiembre Fermín Silva volvió al Despacho Presidencial, con su inseparable compañero Yober Sánchez. En aquella oportunidad se reunió con Irma Rojas Regalado, de la oficina de la primera dama Lilia Paredes.

 

Yober Sánchez
Yober Sánchez Delgado, trabajador de la clínica La Luz, posa con el presidente Pedro Castillo, en una imagen de archivo.

 

Pero siete días después, el 8 de septiembre, regresó a entrevistarse con el presidente Castillo. Al mismo tiempo ingresó Hugo Chávez, el polémico gerente general de Petroperú, quien -como ya hemos dicho- buscaba en ese momento ser nombrado en un alto cargo de la petrolera estatal.

Al ser consultado por esta última visita con Chávez a la medianoche, Fermín Silva se olvida que acaba de decir que la última vez que vio a Castillo fue en la segunda vuelta. Cambia de versión y señala que fue “una coincidencia”. “Coincidimos [con Hugo Chávez]. Yo fui a hablar con el presidente porque me llamó”, asegura.

Iván Merino, exministro de Energía y Minas, dice que por esa fecha Bruno Pacheco lo presionaba para nombrar a Chávez en Petroperú. “El señor Pacheco me insistía cotidianamente con este señor [Chávez]”, cuenta a Sudaca. Pacheco se salió con la suya: Chavéz fue nombrado gerente general de la petrolera e Iván Merino dejó el cargo de ministro de Energía y Minas.

¿Tuvo influencia en este nombramiento el dueño de la Clínica La Luz? Él lo niega, aunque su empresa sirvió para  las citas clandestinas del exsecretario general de Palacio, como ya hemos explicado. Y la fiscal Norah Córdova ha recibido información de más encuentros entre personajes oscuros del entorno palaciego, que contaban con la venia de Fermín Silva.

Sudaca pidió la versión a Pacheco y a Petroperú, pero al cierre de la edición no hubo respuesta. Todo queda entre paisanos.

 

 

Tags:

Karelim López, Pedro Castillo
x