Pedro Castillo

Si el presidente Castillo cree que el fracaso de la moción de vacancia supone una vuelta a fojas cero y que los dislates cometidos con insólita fruición en sus primeros 130 días de gobierno, pasan al olvido y todo empieza de nuevo, cometería un nuevo error, que se sumaría a su largo rosario de estropicios políticos cometidos en lo que va de su gestión.

De hecho, cuando el próximo año su nivel de popularidad siga cayendo (hoy la encuesta de Datum muestra una caída en su aprobación de 40 a 32% y un crecimiento de 50 a 59% de su desaprobación), cuando la crisis económica empiece a hacerse sentir en términos de menor bienestar (mayor pobreza y desempleo), cuando eventualmente acontezca la tercera ola, y cuando, además, se acerquen las elecciones municipales y regionales, que harán que los partidos del ubicuo centro (particularmente Acción Popular y Alianza para el Progreso) se intenten desmarcar de un gobierno que para entonces seguramente rozará el dígito de aprobación, sobrevendrá un “momento destituyente”.

Y cuando eso ocurra, todo lo anterior, denunciado hasta ahora, se empozará y se sumará a las nuevas denuncias que eventualmente surgirán, dada la desprolijidad con la que este régimen maneja la administración pública. Ya no serán el jirón Sarratea ni los baños de Palacio el epicentro del escándalo, pero habrá, seguramente, otros lugares y otros personajes cercanos a Palacio comprometidos en inconductas que volverán a rozar al Presidente.

Si Castillo cree que ha salido empoderado en su línea de conducta y se ratifica en ella, va camino, pronto, al suicidio y a lograr que una segunda ola vacadora se lo lleve de encuentro de Palacio, esta vez involucrando ya no solo a las bancadas de derecha, que, por precipitadas, arruinaron siquiera el objetivo de hacerlo comparecer al Presidente ante el Congreso, sino a aquellas del centro que esta vez le dieron su respaldo.

La paciencia política ya se agotó con Castillo. La calle lo desaprueba y pronto lo hará toda la clase política de oposición, si no es capaz de entender que tiene que enmendar rumbos, rápida y estructuralmente, descartando tesis maximalistas como la de la Constituyente, y acercándose a posturas de centro antes que a escenarios de confrontación radicales.

Tags:

Palacio de Gobierno, Pedro Castillo, vacancia presidencial

El fracaso del intento golpista por vacar al presidente nos deja algunas lecciones de las que debemos aprender. En primer lugar, la vacuidad de un escenario político que se mueve más por emociones, intereses y mezquindades que por razones y compromisos. El uso apresurado de lo que debería ser la última ratio en toda crisis política no sólo la deslegitima sino que la convierte más en un arma de venganza que en una salida a una crisis insostenible. Querer vacar a un presidente en su quinto mes de gobierno no sólo es  un despropósito sino que también el síntoma de la desesperación que algunos deben sentir al saber que ya no tienen el control del poder que les ha permitido siempre hacerse de buenos “negocios” en base a las relaciones y amistades en algún puesto del gobierno.

Este torpe y ridículo intento lo que ha demostrado es desesperación antes que cálculo. Por eso, se les cayó de manera tan estrepitosa porque no tenían ningún sustento más que sus malas intenciones. Esto, al contrario, ha servido para fortalecer al gobierno y darle aún mayor legitimidad. Podría ser un triunfo pírrico pero por el momento es un triunfo que si se sabe capitalizar puede catapultar las tan ansiadas reformas que el pueblo está esperando.

El gobierno del profesor Pedro Castillo tiene ahora, nuevamente, la oportunidad de llevar adelante el cumplimento de los anhelos de quienes lo eligieron. Cuidando al extremo sus modos y formas de conducirse en el poder, los nombramientos impertinentes, transparentando sus acciones, castigando de manera ejemplar a quienes cometan algún acto de corrupción, puede ganar el espacio de legitimidad que ha venido perdiendo y tomar la fuerza para iniciar la reforma tributaria y la renegociación con las mineras y las empresas de gas. 

El presidente Castillo carga con la responsabilidad de haber sido elegido no para hacer más de lo mismo sino para iniciar una gran transformación del Estado que, por fin, se ponga del lado del que menos tiene y al que más se debe. Esto es lo que algunos grupos de poder temen tanto. Por ello, al rótulo de ineficiente le han querido colocar el san Benito de corrupto, pero han fallado y ahora se abre una nueva oportunidad.

En este corto tiempo si el gobierno afina la estrategia puede iniciar una segunda etapa con el reacomodo de fuerzas y sin perder de vista la razón de su permanencia en el poder. Es momento de consolidar si equipo y emprender acciones, ya pasó el tiempo de los discursos y toca ahora demostrar con hechos que las verdaderas razones de la vacancia eran que no se quiere que se cambie nada. Ese debe ser el objetivo prioritario del gobierno en estos momentos.

Aquí ha ganado la gobernabilidad. El verdadero problema por el que atravesamos no es el enfrentamiento entre la derecha y la izquierda, sino el de la corrupción, el narcotráfico, la minería y tala ilegal, esas son las acciones delictivas que han erosionado nuestra alma nacional. Ese es el verdadero enemigo. Alguno de los extremos enfrentados debería hacer un llamado por un Acuerdo por el Perú. Uno en el que puedan participar todos y buscar puntos mínimos de consenso. Ahí se sabrá quienes están de qué lado.

La magnitud de la crisis, en medio de una pandemia que sigue cobrando muertos y que amenaza con recrudecer, no puede distraer al gobierno de sus dos objetivos centrales: la salud y la reactivación económica. Son sus prioridades y teniéndolas como objetivo central debe emprender todas las otras reformas que ha ofrecido para transformar el rostro del Perú.

Tal vez a los señores de siempre no les guste, pero este gobierno tiene un mandato claro al que no puede traicionar sin traicionarse a sí mismo y al pueblo que lo eligió. Por eso, las arremetidas, las fabulaciones, las intrigas y las bajezas. Si sabemos escuchar la voz del pueblo entonces tal vez se puedan llegar a los acuerdos mínimos y necesarios para mantener nuestra endeble democracia y la estabilidad.

Tags:

Pedro Castillo, política peruana, vacancia presidencial

EL PODCAST DIARIO DE OPINIÓN DE JUAN CARLOS TAFUR.

En Youtube:

En Soundcloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

Si deseas recibir nuestro contenido en profundidad por Telegram 📲 click en el siguiente enlace: http://ow.ly/U05w30rZ1y8

Tags:

Derecha, Pedro Castillo, Presidente Castillo, vacancia presidencial

Karelim López es la reina de la selva en Breña. Y cree en los emprendimientos familiares. La polémica empresaria y su familia construyen un edificio de seis pisos en ese distrito en la cuadra cuatro del jirón Lastenia Larriva. Sin embargo, este no tiene permiso de construcción, según un documento municipal al que accedió Sudaca.

La obra está a medio construir y sobresale del resto de viviendas de la zona -frente al parque Pedro D’Onofrio- por ser la propiedad de mayor tamaño. “Las obras empezaron desde mayo y han causado daños en mi casa, que es colindante. No hay ningún letrero que indique que la obra sea legal”, dice Gloria Becerra, una vecina del lugar. En efecto, Sudaca comprobó que en la obra no hay rastro de que alguna inmobiliaria esté detrás o algún cartel que le dé visos de legalidad al proyecto. 

Edificio de Karelim Lopez Arredondo
Fachada de la construcción del edificio en la cuadra 4 del jirón Lastenia Larriva de Llona, que pertenece a Karelim López Arredondo y familia. Foto: Alonso Ramos.

El apetito inmobiliario de Karelim López, hoy en el ojo de la tormenta por sus vínculos con Pedro Castillo y gobiernos pasados, empezó en el 2014. En marzo de aquel año compró una propiedad de 173 metros cuadrados en la calle Mama Ocllo, en Pueblo Libre, donde actualmente vive. Adquirió el inmueble, junto a su pareja Jonny Milla Cornejo, pagando US$170.000 al contado, de acuerdo a los papeles de Registros Públicos.

Luego, la controvertida asesora empresarial extendió su radio de acción a Breña. En noviembre del 2014, Karelim López y su pareja compraron una casa de 160 metros cuadrados -una planta- en el jirón Lastenia Larriva 428–430. El costo: US$120.000 pagados al instante. Tampoco hubo crédito hipotecario para adquirir esa vivienda, conforme a los documentos registrales. Casualidades de la vida: el inmueble queda en la urbanización Proveedores Unidos. 

Compre de Edificio de Breña
Documento de Registros Públicos que consigna la compra de Karelim López y Jonny Milla de un inmueble en la cuadra cuatro del jirón Lastenia Larriva, en Breña, en el 2014, por 120 mil dólares. En esa propiedad hoy se construye un edificio sin licencia de edificación.

López, además, ha demostrado ser muy apegada a la familia. Aquel inmueble queda al costado de un chalet de dos plantas adquirido en el 2009 por sus abuelos, Victorio Arredondo Caycho y Alicia Vásquez Chirinos. 

De ahí en adelante, Karelim López siguió apostando por Breña. En el 2017 compró ella sola otra propiedad de 160 metros cuadrados en la manzana N, lote 9, en la misma urbanización: Proveedores Unidos. Pagó la suma de S/331.000 en dinero contante y sonante. El inmueble queda cerca de la otra propiedad que tiene en el distrito, según dijeron vecinos del lugar a Sudaca. Y en el barrio la recuerdan por su afición a las juergas. 

“Ella cerraba toda la cuadra cuando hacía fiestas a todo dar hace dos años. Venían  personajes de la farándula, como Chibolín”, dice Gloria Becerra, vecina de las propiedades de Karelim López. 

En mayo de este año, con Pedro Castillo en la segunda vuelta, Karelim López se hizo del dominio total del primer predio que adquirió junto a su pareja en el jirón Lastenia Larriva. Ello “en mérito a la donación del 50% de las acciones y derechos” otorgada por él (Jonny Milla), según los papeles registrales.

Y por esas mismas fechas, la lobista decidió apostar por aventuras inmobiliarias aún más complejas. Las propiedades de Karelim y la de sus abuelos, en la cuadra cuatro del jirón Lastenia Larriva, fueron derrumbadas para dar paso a una imponente construcción: un edificio de seis pisos. El problema es que la obra se ha estado construyendo sin permiso.

Un reporte de Fernando Valverde O’hara, subgerente de obras privadas y a la vez gerente de desarrollo urbano de la Municipalidad de Breña, da cuenta de que la obra no tenía licencia. «Se procedió con la búsqueda en nuestra base de datos físico, como digital, donde no se ubicó ninguna licencia de edificación a favor del predio, ubicado en jirón Lastenia Larriva de Llona 426–430 del distrito de Breña [en Registros Públicos figura que Karelim López es propietaria del inmueble 428- 430 y que sus abuelos  Alicia Vásquez Chirinos y Victorio Arredondo Caycho, propietarios del 426]”, consignó el funcionario en un informe del 11 de noviembre pasado. En el documento Valverde dice que su función es «el otorgamiento de licencias de edificación”.

Informe de edificio de Breña
Informe del gerente de desarrollo urbano de la Municipalidad de Breña, Fernando Valverde O’Hara, que consigna que la construcción en el jirón Lastenia Larriva 426 – 430, que pertenece a Karelim López y familia, no tiene licencia. El documento es del 12 de noviembre pasado.

En la base de datos de ese distrito figuran como contribuyentes de esas casas  Jonny Milla, pareja de Karelim López,  Vania Buzzio Oliva, quien vendió la casa del 426 a los abuelos de la lobista, y Alicia Vásquez Chirinos, la abuela. Una fuente de la comuna dice que se trata de un registro no actualizado.

El documento del funcionario Fernando Valverde O’hara fue elevado al gerente municipal, Adolfo Granados Novoa, pero la gestión del alcalde acciopopulista José Li Bravo no ha movido un dedo para paralizar la construcción pese a la falta de licencia. Los obreros seguían con los trabajos la semana pasada, según pudo comprobar Sudaca. Voceros del municipio señalaron que no darían declaraciones sobre el tema.

Entre Karelim López y la gestión del alcalde Li hay algunas proximidades. Cynthia López, hermana de la lobista, fue contratada como “coordinadora general” de la comuna en marzo de este año, por S/5.000, de acuerdo al portal de proveedores del Estado. El trabajo fue sólo por un mes.

Cinthya López
Arriba: Documento de la Municipalidad de Breña que da cuenta el servicio de Cynthia López Arredondo, hermana de Karelim, como “coordinadora general” en marzo del 2021. Abajo: foto de Cynthia López.

Un reporte de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) del 2019, da cuenta de que la construcción de una vivienda multifamiliar de seis pisos, como la que levanta Karelim López, tiene que contar con la aprobación previa de una comisión técnica o  de revisores urbanos para arrancar. “Para obtener la licencia de edificación, el predio debe contar con el correspondiente proyecto de habilitación urbana aprobado”, añade la PCM. Nada de esto está en los archivos del municipio de Breña.

“Tenemos una persona que empieza a comprar toda una cuadra y tirarse abajo sus propiedades para levantar un edificio nuevo. Ni bien Castillo estuvo en segunda vuelta, empezaron a construir”, dice un vecino de la urbanización que pidió guardar el anonimato. 

Los vecinos no ven a Karelim López desde que estalló el escándalo por su presunta asesoría al consorcio Puente Tarata III, que ganó una licitación de S/232′587.014 para construir un puente vehicular en la región San Martín. La buena fortuna, aparentemente, sonrió a la lobista. Y es que el consorcio al que asesoraba obtuvo la buena pro después de que ella se reuniese tres veces con el jefe de Estado, y otras tres con el exsecretario general de Palacio, Bruno Pacheco, actualmente caído en desgracia.

Karelim López fue vista también, el pasado 19 de noviembre, en el lugar más famoso de Breña: el pasaje Sarratea. Fue a buscar al presidente Pedro Castillo. Seis días después, el 25 de noviembre, se suscribió el contrato de S/.232′587.014.00. Sudaca pidió la versión de la empresaria sobre sus irregulares desarrollos inmobiliarios, pero ella optó por guardar silencio. 

*Fotoportada: Darlen Leonardo

 

Tags:

Breña, Karelim López, Pedro Castillo

EL PODCAST DIARIO DE OPINIÓN DE JUAN CARLOS TAFUR.

En Youtube:

En Soundcloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

Si deseas recibir nuestro contenido en profundidad por Telegram 📲 click en el siguiente enlace: http://ow.ly/U05w30rZ1y8

Tags:

Pedro Castillo, Presidente Castillo

Si se confirma el retorno de Castillo al redil de Cerrón y, por ende, el resurgimiento infeliz de la idea de plantear una Asamblea Constituyente, las cifras económicas van a ser aún peores, corroborando así que estos cinco años -si eso es lo que dura Castillo en el poder- serán años perdidos y que el país se alejará del desarrollo y del crecimiento.

El 76% de peruanos no invertiría en el país, si acaso fuera inversionista, mientras las condiciones políticas y jurídicas no estén claras, señala la última encuesta de Ipsos. El presidente Castillo se podrá desgañitar invitando al empresario a invertir, pero es tal la desconfianza que ello no ocurrirá y veremos cómo se desploma la inversión privada -principal sostén de la economía-, cae el crecimiento del PBI, disminuye el empleo formal y aumenta la pobreza.

Es un desastre, por donde se le mire. Una tragedia si se toma en cuenta que el mundo global se asomaba propicio para un boom de inversiones al estilo de lo sucedido en el segundo gobierno de Alan García, donde -hay que reconocerlo- hubo un crecimiento producto de los mayores precios de los minerales, pero también una estrategia gubernativa de impulso a los empresarios privados para que inviertan.

Las cifras de reducción de la pobreza, que con tanto éxito se habían alcanzado en los últimos años, a pesar de la corrupción y mediocridad de los gobernantes, tan solo por mantener el modelo de sensatez macroeconómica, se irán por la borda, constituyéndose un lustro dilapidado para la economía nacional.

La única manera de que un gobierno de izquierdas, como el que conforma la coalición gobernante, desande el camino del desastre es que anuncie, más temprano que tarde, el abandono de la tesis de la Constituyente y, no bastando ello, que amplíe su alianza de gobierno e incluya voces de centro o, inclusive, de derecha en su equipo ministerial.

Es audaz y requiere enérgica voluntad política, dos características que escapan al perfil de un sindicalista básico, como es el presidente Castillo, pero ello no es óbice para plantearlo, porque es lo que el Perú requeriría para, al menos, salvarnos del colapso que supondrá la marcha de este régimen.

La gestión de Castillo dejará en herencia, de no enmendar rumbos rápidamente, destrucción de la poca institucionalidad estatal que existía, colapso económico, crisis política y convulsión social.

Tags:

Pedro Castillo, Presidente Castillo, Presidente del Perú

Todos los días, de lunes a viernes, Alexandra Ames, David Rivera y Paolo Benza discuten los temas más importantes del día por Debate. En nuestro episodio número 276: El humo de los audios termina salvando a Castillo. ¿Cómo lo pueden hacer tan mal? Los Cheese Tris y a ‘libertad’. Y el congresista fujimorista acusado de maltratar a su pareja.

En Youtube:

En SoundCloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

Lima – Perú

Tags:

Cheese Tris, congresista, Fujimorismo, Pedro Castillo

EL PODCAST DIARIO DE OPINIÓN DE JUAN CARLOS TAFUR.

En Youtube:

En Soundcloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

Si deseas recibir nuestro contenido en profundidad por Telegram 📲 click en el siguiente enlace: http://ow.ly/U05w30rZ1y8

Tags:

Cuarto Poder, Pedro Castillo, Presidente Castillo, vacancia presidencial
x