Pedro Castillo

Está probado que este gobierno es mediocre e incompetente, hasta la saciedad. Y no parece exagerado pensar que ese es el techo al cual llegará el régimen, si se considera que su cabeza, el Presidente de la República, no tiene el empaque psicológico que le permita empoderarse del cargo y asumir las riendas del poder.

Vamos a navegar en medio de aguas turbulentas, con permanente ruido político, con nombramientos inverosímiles, con escandaletes por doquier, con marchas y contramarchas gubernativas (una de ellas, felizmente, la del despropósito del cierre de minas que una Premier prejuiciada quiso desplegar). Eso queda claro.

¿Por qué, entonces, no vacar a Castillo y librarnos de esa agonía? Hay varias razones para creer que la vacancia no es el camino adecuado. Primero, primerísimo, porque nos regimos por una democracia y un Estado de Derecho. Y el señor Castillo, nos guste o no, ganó las elecciones, es el Presidente legítimo, y, además, hasta el momento no hay razones legales que permitan deducir una incapacidad moral permanente que sirva de causal de vacancia.

Debe, pues, culminar su mandato. Mientras el propio gobierno no se aparte del texto constitucional y no pretenda, por ejemplo, forzar un cierre del Congreso para imponer una deriva chavista en base a una espúrea Asamblea Constituyente, ni siquiera hay razones políticas para pensar en que la vacancia pueda ser el camino aconsejable.

¿Elegimos mal? Sí, pésimo. Desde esta columna advertimos durante toda la segunda vuelta de los riesgos que el país corría si Castillo era elegido y no nos equivocamos. Se están cumpliendo al pie de la letra las precauciones anticipadas.

Pero vacar precozmente a Castillo solo traería consecuencias políticas altamente peligrosas para el país. Lo primero es que abortaría el desprestigio en el que está cayendo toda la izquierda peruana, lo cual favorece que en el próximo proceso electoral se asome, como el país necesita, un triunfo de una derecha más clara y directa. Si a Alan García lo hubieran vacado el 87 -y vaya que lo merecía más que Castillo-, no hubieran sobrevenido treinta años de sensatez macroeconómica, y lo más probable es que hubiera regresado al país, al poco tiempo, alguna otra opción populista.

En ese sentido, si se vaca, fuera del tiempo político correcto, a Castillo, probablemente en las elecciones adelantadas gane otro candidato de izquierda y esta vez, por la victimización concomitante, con mayoría parlamentaria suficiente para perpetrar la conversión del Perú en una “república bolivariana”.

A eso están jugando irresponsablemente los promotores de la vacancia que desde la derecha no parecen preocupados en detenerse a pensar en la juridicidad de sus actos, ni siquiera en un realismo pragmático, que los haga entender que hoy la vacancia es una apuesta fallida y peligrosa.

Tags:

Alan García, Pedro Castillo, peligros, política peruana, vacancia presidencial

“La vocación nace con uno. No se impone por la necesidad”, escribió en su perfil de LinkedIn Bruno Pacheco. El renunciante secretario general de la Presidencia está en el ojo de la tormenta por presionar al jefe de la SUNAT, Luis Vera Castillo, para beneficiar -entre otros- al grupo Deltron, una compañía de productos informáticos. El escándalo ya es usado como un arma para plantear la vacancia contra el presidente Pedro Castillo. Es uno de los argumentos que plantea la moción redactada por la congresista Patricia Chirinos, de Avanza País, que busca destituir al mandatario, en un escenario de máxima tensión. 

“Se ha hecho de público conocimiento otras denuncias por haber presionado al Jefe de la SUNAT para favorecer a empresas que tienen deudas con dicha entidad”, dice una parte de la moción de 13 páginas, redactada por Chirinos el 15 de noviembre. El documento aún no ha sido presentado formalmente al cierre de esta edición. Necesita 26 firmas como mínimo para presentarse, 52 para ser admitido a debate en el Pleno y 87 para concretar la caída de Castillo.

Moción página
Una parte de la moción redactada por Patricia Chirinos, el 15 de noviembre, que da cuenta del escándalo protagonizado por el secretario general de Palacio, Bruno Pacheco.

En Palacio estiman que, en este momento, la oposición no tiene los votos para vacar al presidente. Pero aseguran que el escándalo desatado por Bruno Pacheco, quien aún no tiene reemplazo, les da una oportunidad para volver a la carga más adelante. “Si el presidente es salpicado de una u otra manera en la investigación fiscal a Pacheco, la oposición sacará las garras porque el tema de la vacancia ya flota en el ambiente. Los opositores ven más posibilidades en este caso que en los Dinámicos del Centro”, dice una fuente palaciega.

Los casos de Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra vienen a la cabeza ante este despelote. Ambos, como ahora Castillo, se enfrentaron a una feroz oposición congresal. PPK afrontó un proceso de vacancia en diciembre del 2017 por haber ocultado pagos de la constructora brasileña Odebrecht. Kuczynski sorteó la destitución con lo justo tras recibir una ayuda inesperada de Kenji Fujimori. Con la sangre en el ojo, los fujimoristas volvieron a la carga, en marzo del 2018, cuando revelaron los “Mamaniaudios”, donde supuestamente se intentaba comprar votos para salvarle el pellejo al entonces presidente. PPK se vio forzado a renunciar ante su inminente destitución. 

Vizcarra pasó por el mismo trance. En septiembre del 2020 esquivó un pedido de vacancia por la contratación del polémico cantante Richard Cisneros, mejor conocido de “Richard Swing”. El asunto fue visto como un globo de ensayo. El plato de fondo llegó dos meses después, en noviembre de aquel año. Vizcarra ya no pudo driblear la vacancia al ser acusado de recibir sobornos en su etapa como gobernador regional de Moquegua.

Castillo parece haber tomado nota del espinoso asunto. Y busca un acercamiento con el ala dura de la bancada de Perú Libre para tener 37 votos seguros. Una fuente del lápiz asegura que hoy estaba pactada una reunión entre Waldemar Cerrón, el vocero del grupo oficialista parlamentario, y el mandatario. Pero el diálogo no se se antojará sencillo. Si bien es cierto los cerronistas han anunciado que no votarán por la vacancia, no están dispuestos a respaldar al gobierno en todos los demás aspectos.

Fuentes de Perú Libre señalan que Waldemar Cerrón, hermano de Vladimir, pediría la cabeza de Auner Vásquez, el poderoso asesor de Pedro Castillo. Y es que el ala cerronista lo responsabiliza también del caos que habita en Palacio. El pedido,sin embargo, no será una condición para que la bancada apoye al mandatario en el trance de la vacancia.

Waldemar Cerrón
Waldemar Cerrón Rojas, congresista de Perú Libre y hermano de Vladimir Cerrón,  en una reunión con el presidente Pedro Castillo, según fuentes de Perú Libre. Foto: Congreso.

SONDEOS

Con este clima de división y acusaciones, el gobierno afrontaría un primer pedido de vacancia. Mientras tanto, los congresistas de oposición, con Patricia Chirinos a la cabeza, tratan de convencer a los legisladores para que –al menos 52 de ellos– admitan a debate la moción de vacancia y el presidente Castillo responda a los cuestionamientos ante el Pleno.

Chirinos sondeó a algunos parlamentarios de centro, como José Jerí (Somos Perú), para sumarse a su causa. No obtuvo éxito, de acuerdo a fuentes de Somos Perú. Hasta el momento, bancadas como Alianza Para el Progreso y Acción Popular, con 15 y 16 congresistas, respectivamente, rechazan la vacancia. Los dos grupos parlamentarios son claves, numéricamente hablando, en cualquier votación importante. 

“Nosotros no vamos apoyar el pedido de vacancia. Siempre respetamos los votos que puedan tener nuestros invitados, a quienes tenemos una gran consideración, que son el general Chiabra y la doctora Echaíz. Pero, como partido, la bancada no va a respaldar en este momento ningún pedido de vacancia. El gobierno, pues, tiene que considerar todo lo que estamos haciendo para darle gobernabilidad”, dice Luis Ibérico, asesor principal de la bancada de Alianza Para el Progreso.

“Me preocupa la situación porque estamos actuando con una gran irresponsabilidad. Yo lamento que haya ciertos políticos que vean la vacancia como deporte nacional. Hay congresistas y políticos que están moviendo el avispero demasiado, que están moviendo el panal demasiado. Y cuando al panal mucho golpeas, salen las abejas. Y las abejas salen de manera furibunda, salen para golpear. Están golpeando demasiado el panal y podría haber una convulsión social sin precedentes en nuestro país”, dice, por su parte, Mesías Guevara, gobernador regional de Cajamarca y dirigente de Acción Popular. 

GABINETE EN LA MIRA

En paralelo, el exprimer ministro Guido Bellido apunta sus dardos hacia la vicepresidenta Dina Boluarte. “No podemos tener un acercamiento con una persona que habla mal de sus dirigentes y no reconoce a su propio partido. La vicepresidenta plantea conversar con el fujimorismo y no con Perú Libre. Nada bueno va a salir de una conversación con la bancada fujimorista”, dice Bellido a Sudaca. Esto a propósito de una declaración de Boluarte, en Arequipa, donde dijo que se reuniría con Fujimori “de ser necesario” para que la lideresa pueda hablar con la bancada de Fuerza Popular, que empuja la moción de vacancia.

El ala dura también cuestionan a la primera ministra Mirtha Vásquez y a Verónika Mendoza, aliada del profesor Castillo, por cómo está repartida la torta en el gabinete. “No hay proporción en la cuota de poder. Mendoza tiene, para mí, siete ministerios e incluyo al Midis y Trabajo [ambos dirigidos por las militantes perulibristas Dina Boluarte y Betssy Chávez]. Ella [se refiere a Chávez] ha tomado distancia del partido”, dice Bellido. 

La batalla contra Vásquez sigue su curso. La parlamentaria cerronista Margot Palacios pidió –a través de una moción– que la premier dé explicaciones sobre su reunión con el líder de Alianza Para el Progreso, César Acuña, en la casa de este último en La Molina. El encuentro tuvo lugar la noche del 8 de noviembre. “Ahora comprenderá el presidente Pedro Castillo por qué quisimos salvarlo del Gabinete caviar, porque son una plaga si le das chance”, tuiteó el líder de Perú Libre, Vladimir Cerrón, el 13 de noviembre pasado, en referencia a la cumbre en la casa de Acuña. 

 

Mitha Vasquez - Premier -PCM
23 de noviembre. La primera ministra Mirtha Vásquez sustenta el presupuesto 2022 ante el Congreso, en medio del fuego graneado de la oposición y los empresarios. Foto: Andina.

La figura de la primera ministra, adversaria de Perú Libre, ha quedado trastocada luego de anunciar el cierre de cuatro unidades mineras, en Ayacucho, desatando las protestas de las empresas afectadas, los gremios empresariales y la federación de trabajadores mineros. Vásquez tuvo que retroceder y ablandar su discurso ante los reclamos. El desaguisado trató de ser arreglado por el presidente en una actividad en Arequipa. “Para referirme a un tema que ha generado debate en los últimos días, desde aquí [Arequipa] vuelvo a ratificar ante el país nuestro compromiso de respetar y promover las inversiones privadas, entre ellas la minería”, dijo Castillo.

“Todos los ministros trabajan conjuntamente. Pero nada de eso cuenta, porque lo que se quiere es buscar una causal y pedir la declaración de la vacancia del presidente de la República. Y, con respecto a Perú Libre, es normal que haya posiciones diferentes, pero esperamos que no se produzcan divisiones porque perjudica a la democracia”, dice a Sudaca Aníbal Torres, el ministro de Justicia, intentado poner paños fríos.

Tags:

Patricia Chirinos, Pedro Castillo, vacancia presidencial, Waldemar Cerrón

Uno de los empresarios que ha venido rondando Palacio de Gobierno es Marco Antonio Zamir Villaverde García, más conocido como Zamir Villaverde y quien se presenta como asesor o especialista en temas de seguridad. El hombre de negocios es un asiduo invitado de los noticieros y de varios programas populares de la televisión, como ‘Hoy es sábado con Andrés’  y ‘Enemigos Públicos’. Sudaca ha podido conocer que le ha ofrecido al Despacho Presidencial un servicio de resguardo gratuito. Villaverde también ha venido participando en actividades oficiales de la Policía Nacional del Perú.

El sábado 14 de agosto, el empresario se reunió con el subsecretario general de Palacio de Gobierno, Ysmael Rafael Mayuri Quispe. La cita, que según los registros tenía como motivo una “reunión de trabajo”, duró cerca de ocho horas. Villaverde ingresó, sin compañía, a las 2:37 de la tarde y se marchó, también solo, a las 10:04 de la noche. 

Sudaca pidió a la Oficina de Acceso a la Información Pública que nos explique la razón de aquel encuentro. En la respuesta indican que la reunión fue a solicitud del propio Zamir Villaverde. “En la indicada oportunidad [la reunión del 14 de agosto], a solicitud del señor Marco Antonio Zamir Villaverde García, se procedió a recibir la visita de la referida persona, quien venía a proponer un servicio especializado de seguridad gratuita para el Despacho Presidencial”, señala el documento enviado a este medio. No mencionan, sin embargo, a qué institución representaba el empresario cuando ingresó a Palacio. El registro de visitas tampoco lo hace.

 

La Oficina de Acceso a la Información Pública de Palacio de Gobierno nos envió este documento en el que confirma que el empresario Zamir Villaverde ofreció un servicio especializado de seguridad gratuita al Despacho Presidencial. Se le informó que iban a evaluar su pedido. 

 

La misiva tampoco dice en qué consistía aquel servicio “especializado”, pero sí da cuenta de un generoso detalle: que no iban a generar ningún tipo de gasto al Estado. Era gratuito. “Luego de la exposición y explicación de lo que comprendía el servicio –añade el documento-, el visitante procedió a retirarse, indicándosele que, si fuera necesaria su propuesta, se lo estaría convocando”.

Pero Villaverde regresó. El 6 de octubre también fue recibido por el subsecretario Ysamel Mayuri. Sudaca volvió a solicitar las razones de su visita, pero al cierre de esta edición no obtuvimos respuesta.

¿Por qué Villaverde tenía abiertas las puertas de Presidencia de la República? El último viernes, el diario El Comercio reveló su nexo con el exsecretario general de Palacio, Bruno Pacheco Castillo, quien renunció el 19 de noviembre por el escándalo de los ascensos en las Fuerzas Armadas y las presiones que ejerció sobre el jefe de la Sunat. Pacheco, mano derecha de Pedro Castillo, trabajó para Villaverde en la compañía de seguridad Vigarza SAC.

Zamir Villaverde, de 45 años de edad, fue apoderado de esta empresa familiar. Tuvo ese cargo hasta el 2019 y coincidió con Bruno Pacheco, quien trabajó ahí entre 2014 y 2020 como jefe de selección y capacitación de personal. De acuerdo al Decano, Villaverde sigue vinculado a la administración del negocio.

 

 

El exsecretario de Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco, asegura en su declaración jurada que fue jefe de Selección y Capacitación de Personal de la empresa Vigarza, entre 2014 y 2020.

 

Vigarza presta diversos servicios. Según su sitio web, incluso tienen un escuadrón de emergencia rápida para sus clientes “similar al sistema policial del 105 y de las Águilas Negras Seguridad de Bancos en versión privada”. “Es una unidad táctica operativa conformado por personal de resguardos que están constantemente capacitados, entrenados y equipados con chaleco antibalas, armas de corto y largo alcance y vehículos modernos todos 4×4 caracterizados de color negro con lunas antibalas”, se lee en su portal.

La hija mayor del presidente Pedro Castillo, Yenifer Paredes, dice a Sudaca no tener conocimiento de ningún servicio de seguridad privado ni para el presidente ni para su familia. “Una cosa es el Despacho Presidencial y otra cosa es la residencia [donde vive ella y la familia presidencial]. Y nosotros, como familia, vivimos en la residencia y no en el Despacho, son cosas muy diferentes. No tengo conocimiento”, asegura. 

Paredes señala, además, que desde que se mudaron a Palacio, su familia solo posee resguardo de los policías de Seguridad del Estado y no de alguna empresa de seguridad privada.

A la fecha, no figura contrato alguno entre el Estado y Vigarza bajo este nuevo gobierno. El 2019, sin embargo, firmó dos por la suma total de S/133.000 con el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred) del Ministerio de Defensa. El año pasado también obtuvo dos contratos -uno de ellos con la misma entidad y el otro con la municipalidad de La Molina- que suman más de S/100 mil.

La primera vez que Villaverde ingresó a la Casa de Pizarro fue el 4 de agosto. En esa ocasión, lo hizo a las 8:00 de la noche acompañado de la exalcaldesa de Villa María del Triunfo, Silvia Barrera Vásquez, y del exalcalde de Huaraz, Vladimir Antonio Meza Villarreal. Los tres se marcharon a las 11:00 de la noche. Barrera llegó al sillón municipal por Perú Posible y actualmente es militante de Podemos Perú. Meza, por su parte, le dijo a El Comercio que no conoce a Barrera ni a Villaverde, y que fue a Palacio para invitar al presidente Castillo a Áncash.

 

SERVICIO ESPECIALIZADO

Villaverde también es dueño de un conglomerado de empresas de diversos rubros. Es gerente general, por ejemplo, de Mazavig SAC, que brinda servicios de transporte de personal y de turismo. También posee participación mayoritaria en la inmobiliaria Villaverde Company SAC, la empresa comercializadora de minerales Multimethal Company SAC, la Corporación Marviga y la Fundación Villaverde, que se dedica a llevar ayuda a poblaciones vulnerables. Y es accionista minoritario del Estudio Villaverde.

El empresario no aparece en los registros de egresados de la Sunedu. No se conoce si ha realizado estudios en el exterior. Lo cierto es que se presenta como asesor y experto en seguridad. Villaverde ha brindado entrevistas en televisión como especialista en esta materia e incluso sobre el uso de armas de fuego y disuasivas. También ha aprovechado su cercanía con los medios para promocionar su proyecto residencial Los Delfines, ubicado cerca de las playas de Asia.

Zamir Villaverde es invitado a populares programas televisivos, como ‘Sábado con Andrés’ del mediático Andrés Hurtado. En esa oportunidad, presentó su exclusivo proyecto inmobiliario ‘Los Delfines’, cerca de las playas de Asia.

Villaverde además es un asiduo visitante de actividades policiales, donde se codea con altos mandos, según se puede corroborar en las fotos que publica en su Facebook.

La última ceremonia a la que asistió fue al ‘XXV Curso de Capacitación Básica de Protección y Seguridad de Entidades Bancarias’. Ocurrió el pasado 23 de octubre y participaron, según escribió en sus redes sociales, el general PNP Jorge Angulo Tejada, jefe de la Región Lima; el coronel Freddy Velásquez, jefe de la División de Emergencias de la Región Lima; y el comandante  PNP Alberto Oliva Angulo, jefe del Escuadrón Águilas Negras, precisamente la unidad que resguarda los bancos. 

El 22 de septiembre, publicó también unas fotos con el comandante Oliva felicitándolo por “la excelente gestión y labor que realiza como jefe del Escuadrón de Seguridad de Bancos Águilas Negras”.

El 23 de octubre, Zamir Villaverde publicó este post sobre su participación en el ‘XXV Curso de Capacitación Básica de Protección y Seguridad de Entidades Bancarias’ donde estuvo acompañado de los altos mandos policiales. El Mininter ni la Policía nos ha respondido si alguna empresa vinculada a Villaverde posee convenios o acuerdos con ambas instituciones.

Sudaca envió un cuestionario al Ministerio del Interior y a la Policía Nacional del Perú para conocer si la entidad ha firmado algún contrato, convenio o acuerdo institucional de capacitación con alguna empresa representada por Zamir Villaverde, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvimos respuesta. El empresario tampoco nos contestó el pliego de preguntas que le enviamos sobre los temas abordados en este informe, incluidas sus denuncias.

Y es que el nombre de Zamir Villaverde tampoco es ajeno en las comisarías y los pasillos del Ministerio Público. El hombre de negocios ha sido denunciado por los presuntos delitos de usurpación, tentativa de homicidio y resistencia a la autoridad. Esto último a raíz de medidas de restricción que tenía el 2019 para acercarse a su familia, de acuerdo a documentos policiales que Sudaca pudo obtener.

Una denuncia policial reciente, registrada el 17 de enero de este año en la comisaría de Cerro Azul, Cañete, narra el supuesto accionar de los vigilantes de la empresa Vigarza. Un joven de 19 años de edad, identificado como Matías Barrientos, contó que “fue amenazado con arma de fuego” por dos vigilantes “de una tranquera ilegal”  colocada en medio de un terreno ubicado a la altura del kilómetro 126 de la Panamericana Sur.

El padre del joven, identificado como Miguel Ángel Barrientos, fue a reclamarle a los vigilantes y también fue amenazado con armas, según la misma denuncia. Los aludidos señalaron que se encontraban vigilando un terreno de propiedad de Zamir Villaverde.

El empresario es señalado por los denunciantes como presunto “autor intelectual” del ataque. Villaverde, sin embargo, también ha realizado denuncias por falsedad ideológica, prevaricato y falsificación documentaria. Todo estos líos no le han quitado tiempo para acercarse al poder de turno.

(*) Fotocomposición de la portada del reportaje: Darlen Leonardo

Tags:

Bruno Pacheco, Chota, Palacio de Gobierno, Pedro Castillo, Zamir Villaverde

EL PODCAST DIARIO DE OPINIÓN DE JUAN CARLOS TAFUR.

En Youtube:

En Soundcloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

Si deseas recibir nuestro contenido en profundidad por Telegram 📲 click en el siguiente enlace: http://ow.ly/U05w30rZ1y8

Tags:

derecha política, Foro de Sao Paulo, Pedro Castillo, Pode Ejecutivo

Se equivoca de cabo a rabo un sector de la derecha política, empresarial y mediática cuando cree estar enfrentando a un gobierno chavista, comunista o radicalmente socialista. Por tanto, equivoca su estrategia de lucha y por ello, mientras pide la vacancia como medida extrema frente al peligro que ve, se le pasan entre las piernas las interpelaciones y censuras ministeriales, que justificadamente ya debería haber ejecutado.

Es verdad que el gobierno de Castillo tiene esos gérmenes autoritarios en su interior (el leninismo de Cerrón -hoy expectorado- y el maoísmo de los sectores radicales del magisterio, presentes aún), y preventivamente hay que estar alertas, pero uno debe actuar, más si es oposición, conforme a las circunstancias.

No está el G2 cubano detrás de las acciones de Castillo. No están Maduro ni el Foro de Sao Paulo. Si lo estuvieran, habría cierta inteligencia estratégica en el Ejecutivo y lo que se aprecia, más bien, es enorme mediocridad e improvisación.

El gabinete Bellido parecía, sí, un intento de seguir ese rumbo y en esa perspectiva sí cabía anteponer el instrumento de la vacancia y colocarlo en ristre, además de extremar la beligerancia, pero hoy, con el gabinete Vásquez, lo que corresponde es afinar la puntería opositora. Es otra realidad política e ideológica la que se tiene al frente.

El escenario de que Castillo esté jugando a una primavera rosada y que luego sobrevendrá un verano rojo, y que los moderados (Francke y compañía) saldrán pronto del gabinete, que se reconcilie con Vladimir Cerrón, que fuerce la Asamblea Constituyente (¿cómo lo haría, ahora que tiene los dientes limados con la ley de la cuestión de confianza?), es altamente improbable.

Podría ocurrir, por supuesto, y en ese caso habrá que proceder conforme a ello, pero entre tanto, la radicalidad opositora de la derecha es estéril y no produce ningún resultado. Inclusive, la aleja de sus bases sociales que ven, sorprendidos, la discordancia entre lo que se denuncia y la realidad efectiva que se aprecia (por eso, los mítines “por la democracia” son tan ralos).

La derecha tiene dos tareas al frente: el de oposición a un gobierno de izquierda, por más moderado que éste sea, y la preparación para las justas electorales venideras (primero, regionales y municipales, y luego presidenciales). No va a tener éxito en ninguna de ellas si se deja guiar por teorías de la conspiración y paranoias inconducentes.

Tags:

derecha política, Foro de Sao Paulo, Pedro Castillo, Pode Ejecutivo

Pocos días atrás, el heroico sandinista Daniel Ortega, que regresó de su autoexilio en Costa Rica para gobernar su país en los años ochenta, ganó por cuarta vez consecutiva el gobierno de Nicaragua. Son catorce años en el poder y a la espera de cinco años más. Los pronunciamientos en contra de los resultados quedaron en manos de las cancillerías de los países de la OEA y trataron acerca de la transparencia de las elecciones y el encarcelamiento de sus opositores.  En el Perú Vladimir Cerrón de Perú Libre cuestionó duramente la decisión del gobierno peruano, resaltando que Ortega era víctima de los mismos cuestionamientos a los resultados electorales que vivió Castillo. 

Es preocupante la postura de Cerrón porque está apostando por un gobernante que si bien fue de izquierda en su primer gobierno tras el triunfo contra la dinastía de Somoza, el Daniel Ortega que retornó al poder el año 2007 para combatir la corrupción desfachatada de Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, optó por establecer un claro pacto con la iglesia conservadora y los empresarios nicaragüenses. Contra todo lo esperado, su gobierno ayudó a impulsar una de las legislaciones más retrógradas en Latinoamérica sobre el aborto, pues criminaliza hasta el terapéutico, cuando este había sido un derecho protegido por la Revolución Sandinista e incluso antes, desde la dictadura de los Somoza. Económicamente, Ortega no solo no cambió el modelo neoliberal, sino que estableció una alianza con la gran empresa y el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP). Pero como en estas elecciones, algunos empresarios decidieron oponerse y postular sin formar un bloque opositor de defensa de la democracia, varios de ellos terminaron encarcelados por el gobierno. Nada más lejos del discurso de un auténtico gobierno democrático de izquierda. Leonardo Boff, desde la Teología de la liberación y muchos sandinistas, sinceros socialistas, han levantado reclamos desde la represión del año 2018 que dejó más de 300 muertos, de acuerdo con la CIDH por las protestas contra la reforma del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, otra de las entidades del estado que Ortega manipula a su antojo. 

Que la izquierda peruana y latinoamericana no zanje con él de una vez y pueda considerar que Ortega ha traicionado el compromiso con su pueblo, también lo hemos podido observar en la lentitud con la que han aceptado que Nicolás Maduro lidera una dura e injusta dictadura en Venezuela o en el silencio acerca de Miguel Díaz-Cabel, el presidente de Cuba. Sin duda, uno de los malos síntomas claros que muestra la izquierda latinoamericana es no haber conseguido adaptarse plenamente al sistema democrático e incorporado principios que parecen desdecir el heroico método revolucionario de llegar al poder y luego tener que mantenerlo. Que el modelo soviético cayera hace ya más de treinta años, cuando ya se sabe que sus héroes terminaron convertidos en abusivos dictadores al llegar al gobierno, no ha impedido que siga en pie el principio revolucionario de que el pueblo primero debe tomar el gobierno con las armas, aprender a vivir el socialismo dictado por el líder gobernante para que una vez interiorizado, habiendo renacido bajo un modelo justo y amenazante para el capitalismo, pueda liberarse en un utópico futuro comunista. 

De esa manera, el principio que cree que la marcha de la historia sigue un orden que debe cumplirse, continúa siendo la razón por la que el partido que toma el poder debe quedarse hasta asegurar que ese orden lo puedan alcanzar las próximas generaciones. El partido Comunista de Cuba, el Partido Socialista Unido de Venezuela, el Frente Sandinista de Liberación Nacional no tienen ninguna otra justificación (como si lo fuera). 

Y a veces ni siquiera alcanza la vida para lograr la verdadera transformación de los pueblos, así que la cabeza de cada uno de estos partidos debe dejar preparado a un seguidor para que tome su lugar cuando la muerte (y solo la muerte) lo obligue a abandonar a su pueblo. Raúl Castro dejó a Miguel Díaz-Canel, Hugo Chávez a Nicolás Maduro (hay un pajarito que dio fe) y Daniel Ortega, preparado ante el inevitable destino, ya cuenta con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta en caso la muerte (y solo la muerte) lo sorprenda. 

 

Tags:

Daniel Ortega, Pedro Castillo, Vladimir Cerrón

EL PODCAST DIARIO DE OPINIÓN DE JUAN CARLOS TAFUR.

En Youtube:

En Soundcloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

Si deseas recibir nuestro contenido en profundidad por Telegram 📲 click en el siguiente enlace: http://ow.ly/U05w30rZ1y8

Tags:

Democracia, Economía, Pedro Castillo, Vladimir Cerrón

El propósito de Vladimir Cerrón es claro: retornar al poder y convencer a Castillo de que con los “caviares”, como él insiste en calificar, no llegará a buen puerto.

Para ello se ha propuesto, inicialmente, intrigar contra la premier Mirtha Vásquez, disponiendo que sus 16 congresistas leales, se acerquen o comuniquen con todos los ministros posibles para brindarles apoyo y asegurarles que cuentan con sus votos, a despecho de lo que pueda querer o pensar la Premier.

La idea de Cerrón apunta a lograr un resultado electoral significativo en las venideras elecciones municipales y regionales, como plataforma para impulsar su proyecto constituyente, y sabe que sin el respaldo del Presidente, con las justas logrará ganar en la región Junín (lo cual, inclusive, está en duda).

Por cierto, el Presidente cometería el más grave error político de su corta historia si accede a los cantos de sirena cerronistas, echa del gabinete a los moderados y dialogantes, y reestrena la estrategia confrontacional que suponía el gabinete cerronista que presidía Guido Bellido.

Su propia permanencia en el poder correría serio peligro si perpetra semejante despropósito. No parece probable que las bancadas de centro (muchos de cuyos integrantes se arrepienten del voto de confianza dado al gabinete Bellido), acepten, sin sobresalto, que el gobierno vuelva a dar un golpe de timón y retorne a las pretensiones de la transformación radical de la sociedad.

Los votos del centro, sumados a los de la derecha, alcanzan para vacar al Presidente. Un acto de tamaña necedad política -reconciliarse con Vladimir Cerrón y todo lo que ello implica- prenderá las alarmas no solo empresariales, ya de por sí aún desconfiadas de las perspectivas que vaya a seguir el gobierno- sino, sobre todo, políticas, porque algo así claramente indicaría un derrotero autoritario que transitará indefectiblemente por la ruta de la disolución del Congreso: no hay otra vía para convocar a una Asamblea Constituyente, tal como está distribuida la conformación del poder parlamentario.

Si Castillo se reencuentra con Cerrón -tarea en la que está empeñado el inefable de Evo Morales-, le declararía la guerra a la democracia y a la vigencia de una economía con ciertas libertades. Implicaría, de antemano, la señal de que se quiere llevar al país al abismo bolivariano que ha sumido en la pobreza más espantosa a los países que siguieron ese sendero.

Tags:

Democracia, Economía, Pedro Castillo, Vladimir Cerrón

Todos los días, de lunes a viernes, Alexandra Ames, David Rivera y Paolo Benza discuten los temas más importantes del día por Debate. En nuestro episodio número 261: Secretario general de Palacio intentó presionar a jefe de la Sunat. ¿Es Pacheco el hombre del “trabajo sucio”? ¿Qué hará Pedro Castillo? ¿Lo sacará de su entorno? ¿O, una vez más, intentará hacerse el muertito? Y sigue la caída en las encuestas!

En Youtube:

En SoundCloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

Lima – Perú

Tags:

Bruno Pacheco, Pedro Castillo, Sunat
x