Salud Mental

Tener miedo es algo normal y humano. Se trata de una respuesta adaptativa de nuestro cuerpo a lo que consideramos una amenaza. Por estos días, un tema sensible viene siendo el Covid-19 y la incertidumbre política por la que atraviesa el país, luego de las elecciones generales del último domingo.

Por ello, es necesario reducir al mínimo las emociones negativas para enfocar la mente en aspectos que nos generen calma y tranquilidad.

La doctora Vanesa Herrera asegura que de nada sirve llenarse de rabia, ira o frustración por haber sido contagiados o estar enfermos con coronavirus. Asegura que hay situaciones que no están bajo nuestro control por lo que, si las afrontamos desde la frustración, el resentimiento o el odio, nada va a mejorar. “Necesitamos tener un afronte positivo y saludable. Recomendamos ser realistas y tener claro que si estoy infectado no significa que voy a fallecer. Hay que refutar esa creencia errónea. La gran mayoría de personas se recupera y un mínimo porcentaje tiene mayor riesgo”, asegura.

 

Sin embargo, las elecciones y la incertidumbre de los resultados de una segunda vuelta electoral entre el candidato Pedro Castillo y Keiko Fujimori también pueden generar cuadros de estrés entre las personas, ante la incertidumbre por el futuro del país. ¿Cómo podríamos superarlo?

 

La psicóloga Rosa Tenazoa, responde que solo podemos controlar lo que está a nuestro alcance, y no los agentes externos, como las decisiones de los candidatos. Por lo tanto, recomendó: “Leer los planes de gobierno de los dos candidatos. Empaparse bien de sus propuestas, analizarlas y educarnos más sobre ellos, pues guiarán nuestro futuro”, dijo. Posteriormente, añadió: “Debemos ver las entrevistas, los debates, conocer qué pactos políticos harán. Saber quiénes los acompañan. Si se radicalizan o se moderan”, afirmó. Para luego agregar: “En base a eso se puede sacar una línea y decidir. Así podemos controlar la ansiedad”.

 

Claves para equilibrar la vida

 

Hablar de estrés e incertidumbre en este contexto es necesario. Por lo que la especialista, Rosa Tenazoa, recordó que -si bien no hay fórmulas mágicas para curar estos sentimientos negativos, sí podrían realizarse pequeñas acciones que si bien parecen obvias, su sola mención sirven para hacernos recordar que son necesarias.

 

No debemos bloquear nuestros sentimientos, ni la ansiedad ni la tristeza. “Lo malo es quedarse estancado en esos sentimientos, porque podrían afectar nuestra salud. La ansiedad podría llevarnos a crisis de pánico y la tristeza a la depresión”, aseguró Tenazoa.

Por ello recomendó acciones sencillas, generales, pero muy importantes que podemos volver rutina como, salir a caminar, darte un tiempo para estar a solas y contigo mismo (unos 30 0 60 minutos al día). Además, señaló lo vital que es ejercitarnos.

La especialista recordó que cuando no estábamos en pandemia podíamos ir a tomar algo, jugar al futbol, ir a fiestas, salir al cine o de compras. Ahora que muchos de nosotros estamos en casa por miedo a contagiarnos podríamos conversar con parientes cercanos sobre nuestros sentimientos, haciendo uso de la tecnología o leer un libro. Practicar meditación.

Como indicó Rosa Tenazoa, lo vital es no guardar los sentimientos negativos ya que eso puede llevarnos a otras enfermedades y podríamos lamentarlo.

Tags:

Estrés, Incertidumbre, Salud Mental

Ante los crecientes problemas de salud mental ocasionados por el teletrabajo, la pandemia y la constante incertidumbre.

 

El teletrabajo y las responsabilidades en casa pueden generar complicaciones y espacios de distracción que muchas veces nos llenan de frustración por no poder terminar con los pendientes del día. Es un agotamiento físico, pero sobre todo mental, que puede dañar tu salud mental.

 

Una encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) da cuenta de que 7 de cada 10 personas han visto afectada su salud mental durante la pandemia. Es por eso que resulta muy importante el organizarnos para optimizar nuestro tiempo en el trabajo y luego disfrutar de un merecido descanso.

 

Para poder organizarnos y llegar con tranquilidad a descansar, existen diversas herramientas de gestión de tiempo. La que se consolidó como la más popular y eficiente en los últimos años es la Técnica Pomodoro. Se trata de una herramienta que usa el tiempo como un valioso aliado para permitirnos mejorar continuamente la forma en que trabajamos o estudiamos.

 

¿Cómo usar la Técnica Pomodoro?

 

Lo primero es hacer una lista con todos los pendientes del día, así sabremos concretamente a qué dedicaremos nuestro tiempo. Esta técnica trabaja con intervalos de 25 minutos altamente productivos, por lo que el siguiente paso es programar el temporizador con este tiempo y empezar con las tareas en orden hasta que suene el reloj. A estos intervalos los llamaremos Pomodoros.

 

Una vez que el tiempo se cumpla, asigna cinco minutos de descanso. Sigue trabajando, Pomodoro tras Pomodoro, hasta que la tarea que tienes entre manos haya finalizado. Cada 4 Pomodoros tómate un descanso más largo, que puede ir de 15 a 30 minutos.

 

Si necesitas más de 5 o 7 Pomodoros para una tarea, lo mejor será dividirla en tareas más pequeñas. Si necesitas menos de un Pomodoro para una sola tarea, agrégala y júntala con otra. Evita usar la Técnica Pomodoro para las actividades que haces durante tu tiempo libre. ¡Concéntrate en disfrutarlo!

 

Beneficios de la Técnica Pomodoro

 

  • Alivia la ansiedad vinculada a comenzar con los pendientes.
  • Aumenta la concentración y el enfoque disminuyendo las interrupciones.
  • Aumenta la consciencia de las decisiones tomadas.
  • Impulsa la motivación y la mantiene constante.
  • Refuerza la determinación para alcanzar las metas propuestas.
  • Refina el proceso de estimación, tanto en términos cualitativos como cuantitativos.
  • Mejora el flujo de trabajo o de estudio.

 

Existen diversas aplicaciones móviles que funcionan bajo esta técnica para que puedas empezar ahora, como Focus To-Do, Be Focused, o Focus Keeper.

Tags:

Pandemia, Pomodoro, Salud Mental

Es natural sentir estrés o ansiedad en contextos complicados. Los cambios radicalmente generados por la pandemia son justamente parte de ello. Según EsSalud, las consultas médicas por estrés, depresión y ansiedad incrementaron en un 40% durante diciembre en el Hospital Nacional Edgardo Rebagliati. Las causas más recurrentes de estas consultas son la pérdida de alguien cercano por la covid-19, la falta de empleo, la preocupación por el futuro, entre otros.

Para la Organización Mundial de la Salud se suman también las nuevas realidades del teletrabajo, el desempleo temporal, la enseñanza en casa y la falta de contacto físico con familiares, amigos y colegas. Tratar nuestra salud mental a veces puede ser un proceso difícil debido al estigma que le rodea, por ello la OMS brinda algunas recomendaciones:

Seguir una rutina: Conservar o establecer una nueva rutina ayudará a mantener un sentido del orden en nuestras vidas. Cosas tan sencillas como levantarse y acostarse todos los días a una hora similar, o fijar horarios de trabajo y descanso, son el primer paso para empezar a trabajar en los hábitos que nos harán sentir mejor.

Controlar el tiempo de pantalla: Es importante ser conscientes del tiempo que pasamos frente a la pantalla. Si bien la computadora es la herramienta principal de trabajo, también lo son nuestros celulares que usamos muchas veces de forma recreativa. Independientemente del uso que se le de, es ideal descansar de las actividades de pantalla.

Organizar un presupuesto mensual: Toma en cuenta si el próximo año retomarás las labores en una oficina o si continuarás bajo la modalidad del teletrabajo. Esto te ayudará a considerar ciertas variables en tu presupuesto mensual. Tener claro el panorama económico podrá brindarte cierta calma y verás en qué tipos de gastos hacer ciertos ajustes para que te permitas ahorrar.

Erick Pérez Vásquez, psicólogo clínico en EsSalud recomienda además, para cerrar el año, realizar actividades sencillas en casa como el armado del árbol navideño en familia, preparar una cena que no involucre grandes gastos, y otros momentos recreativos en casa. “Todo ello puede sacarnos una bella sonrisa”, observó el psicólogo. Añadió que la ansiedad no es un tema inventado para llamar la atención, es una patología real que merece ayuda en el momento indicado.

Tags:

Empresa, Salud Mental, Salud ocupacional
Página 3 de 3 1 2 3
x