Empresass familiares

Si bien la economía nacional se vio severamente afectada por la pandemia del covid-19, esta comenzó a reponerse con la reactivación económica. Sin embargo, la inestabilidad que actualmente vive nuestro país viene generando preocupación entre el empresariado. «Es necesario que los Jurados Electorales Especiales (JEE) resuelvan las solicitudes de nulidad en un escrupuloso respeto del estado de derecho. De no ser así, la incertidumbre generada por la política y el proceso electoral debilitará aún más nuestra institucionalidad, afectando a todos los peruanos», dijo Mariana Garland, presidente de la Asociación de Empresas Familiares del Perú (AEF Perú).

Solo en abril, el 75% de empresas se encontraba aplazando inversiones como consecuencia de esta, según Apoyo Consultoría. Teniendo presente que el 80% de empresas en el Perú son de origen familiar, Garland brinda cuatro recomendaciones para una buena gestión financiera durante este periodo.

Protege tu patrimonio. Sabemos que el patrimonio de una familia empresaria es el esfuerzo de varios años. Su protección y rendimiento es fundamental para el bienestar de las futuras generaciones, por lo que se debe permanecer vigilantes ante los riesgos y amenazas de los contextos económicos y políticos.

Por ese motivo, Garland recomienda consultar con especialistas externos para que a través de herramientas financieras como la gestión de riesgos permitan identificar amenazas que pueden afectar el valor del patrimonio en cuestión.

De las finanzas empresariales a las familiares. Una familia empresaria puede tener acciones en más de una empresa entre sus activos. Para iniciar la evaluación de cualquier plan de acción y de sus contingencias financieras se debe conocer plenamente los activos en cuestión, así como sus estructuras de sociedades.

La complejidad de este nivel de gestión familiar es diferente de las finanzas corporativas o gestión financiera empresarial, por lo que se debe ser muy meticuloso con las acciones que se estén pensando en implementar.

Sé prudente con las inversiones.  Las empresas tienden a reducir o postergar sus planes de inversión en contextos de incertidumbre económica o política. Sin embargo, la especialista recomienda que el empresario familiar debe ser prudente con estas, ya que puede afectar sus planes de crecimiento.

Se debe escoger estratégicamente dónde invertir tomando en cuenta proyecciones de crecimiento y diferentes escenarios.

Gestiona las finanzas con el flujo de caja. Si bien hay empresas familiares afectadas por la crisis económica que generó el covid-19; problemas de caja, ventas o endeudamiento, deben priorizar manejar sus finanzas a través del flujo caja durante este periodo de incertidumbre.

Este es un indicador de la liquidez de la empresa. Si la gestión entre ambos es positiva, esto es un indicador de que la empresa familiar en cuestión es solvente. Caso contrario, se debería buscar la asesoría de expertos.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

AEF Perú, Asociación de Empresas Familiares del Perú, Empresass familiares