Ana María Choquehuanca

El Factoring ha tomado mayor popularidad en los últimos años. Al cierre del 2020, el factoring había alcanzado un monto negociado mayor a S/12,900 millones y hasta mayo de 2021 se observó un crecimiento de 24%, según el gerente general adjunto de negocios de Bolsa de Valores de Lima, Miguel Ángel Zapatero.

Se trata de un instrumento financiero por el que las empresas reciben anticipadamente el importe de sus deudas a cobrar, mediante la cesión de sus créditos comerciales. El principal beneficio que la empresa obtiene de esta herramienta es transformar sus ventas a crédito en operaciones al contado, es decir, que entre dinero líquido en caja.

La presidente de la Asociación Pyme, Ana María Choquehuanca, indicó que “el factoring es un proceso simple y efectivo que no afecta la calificación crediticia. Es una herramienta financiera que permite a las empresas acceder a un pago anticipado de sus cuentas por cobrar, y de esta manera, conseguir los recursos que necesita. Hay una amplia gama de empresas que ofrecen este servicio, el cual, propicia una mejor oferta en tasas de interés y genera verdaderas oportunidades para el crecimiento de las mypes del país”.

Pasos para invertir en factoring

El primer paso es registrarse en la plataforma de factoring de tu elección con tu DNI o CE vigente. Luego de un periodo de validación, contarás con una cuenta activa. Para empezar a participar de la subasta de facturas deberás transferir el monto que desees invertir a la empresa de factoring. Una vez que tu cuenta esté validada, la transferencia realizada y verificada, tendrás la oportunidad de invertir en la factura que desees.

Las ventajas del factoring son múltiples y expertos de Prestamype lo explican:

Retornos a corto plazo: Al invertir en factoring puedes ver los resultados desde el primer mes, ya que una empresa deudora paga las facturas en un tiempo de 30 a 90 días.

Alta rentabilidad: Si inviertes en factoring puedes obtener una rentabilidad anual promedio de 18%.

Rapidez: Las plataformas digitales de crowdfactoring ofrecen un proceso muy simple de registro y de subasta.

Seguridad: Si inviertes en factoring tienes varios puntos a tu favor, porque estarás invirtiendo en una deuda y ninguna empresa querrá figurar como deudora o entrar a un juicio. En este tipo de inversión el mayor riesgo es que los pagos se puedan atrasar un poco.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Ana María Choquehuanca, Factoring, Pyme