ingenio

La creatividad es el proceso de dar a luz algo nuevo y útil a la vez, según explica la psicóloga Pilar Garrido. Para establecer la relación entre ese entorno nuevo y la realidad, hacemos uso de nuestra imaginación. Con frecuencia las personas pueden asumir que la creatividad es un atributo o cualidad con la que, prácticamente, se nace, pero la verdad es que es posible desarrollar y potenciar esta habilidad.

En ese sentido, el psicólogo y escritor Bertrand Regader, brinda algunos consejos que permitan a los líderes impulsar la creatividad y el ingenio dentro de sus equipos de trabajo para un óptimo desarrollo.

Empieza a practicar

Si una persona desea ser más creativa, es necesario que empiece a pensar y actuar de esa manera. Regader explica que el pensamiento creativo requiere práctica, y es necesario alejarnos de las tareas rutinarias para poder sacarlo a relucir. Aprovecha los momentos de tranquilidad para dejar fluir tu imaginación, pensando en situaciones e historias curiosas, e incluso puedes darle algún giro a las cuestiones del día a día que parecen no tener solución.

Detén el pensamiento rutinario

Muchos trabajadores realizan sus tareas de forma mecánica y rutinaria, sin atreverse a dejar su zona de confort ni a evaluar la realidad desde un punto de vista distinto. Esta forma de pensar y de actuar puede ser útil durante un tiempo, pero llegará un momento en el que será necesario empezar a pensar de forma disruptiva, abordando los problemas con originalidad.

Potencia tu espíritu curioso

La curiosidad es inherente de los humanos y es la base del pensamiento creativo. Partiendo de aspectos de la realidad que a primera vista pueden ser irrelevantes, encontraremos nuevas ideas, dudas, planteamientos, y conexiones conceptuales. Todo lo que nos llama la atención puede ser un estímulo para plantearnos nuevas posibilidades.

Juega en equipo

Si tú y tu equipo se sumergen en juegos de estrategia, su creatividad puede mejorar considerablemente. El juego es un ensayo perfecto para potenciar la habilidad de abordar los problemas y retos cotidianos de formas innovadoras. Desde construir figuras con bloques de colores hasta los juegos de estrategia más complejos nos pueden ayudar a soltar la mente.

Deja madurar tus ideas

Las ideas finales no se consolidan en un solo día. Al igual que las personas, estas nacen, crecen, se reproducen, y mueren. Al nacer, es decir, al tener la primera idea, esta puede ser un poco débil, por ello es necesario desarrollarla y descubrir el máximo potencial de las propuestas. Con el tiempo, las ideas van madurando y se van amoldando a la realidad, siendo más útiles, prácticas, adecuadas y abordables.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Creatividad, ingenio, oficina