packaging

¿A quién no le gusta recibir un producto con una presentación estética y personalizada? Esto es parte del packaging o empaquetado, es decir, las actividades centradas en la preparación de productos para su almacenaje, distribución y venta final. En marketing, el packaging es empleado por las empresas como método de seducción al momento de conseguir nuevos clientes o fidelizar antiguos compradores.

Expertos en packaging de Kartox brindan algunas pautas a tomar en cuenta para el momento de plantear la presentación de nuestros productos:

Personalización

Es importante que el cliente sienta que está frente a algo especial al recibir la caja o bolso que contiene tu producto. Puedes personalizar tu envío con pequeños detalles que marquen la diferencia. Por ejemplo, puedes utilizar un vinilo en la caja con el logo, etiquetas personalizadas, sellos directamente impresos sobre la caja o una cinta de un color diferente para hacerlo resaltar a simple vista. Si se trata de ediciones limitadas o exclusivas, puedes usar envases especialmente diseñados como cajas de regalo, estuches para botellas, cajas tipo picnic, u otros.

Calidades

Cuando optamos por potenciar nuestro packaging, lo normal es que los costos se eleven. Invierte un poco más en las cajas que vas a utilizar en tu envío y verás cómo la calidad percibida del producto se verá incrementada y la experiencia de compra será mejor, lo cual permitirá que tus clientes estén dispuestos a pagar un poco más. Puedes optar por una caja más resistente y sólida al tacto, o un diseño o un color diferente.

Creatividad

No hay límites para la creatividad. Puedes optar por un tipo de caja que juegue con la percepción del usuario. Imagina enviar un producto que no sea una joya en un estuche para joyas, o una botella en una caja que parezca una de perfume. También puedes apoyarte en la tecnología para conseguir un efecto sorprendente, incluyendo un código QR en el empaque que lleve a tus clientes a un video o web en particular.

Emociones

Por lo general, un producto de edición limitada lo es porque su versión estándar ha triunfado previamente o porque viene de la mano de un evento o licencia importante.

Especialmente en el primer caso, puedes jugar la carta que podríamos llamar del clásico moderno. Crea un packaging inspirado en los clásicos del mercado o de tu propia marca. Busca los resortes que inspiren al cliente y busca la forma de dar emoción a tu embalaje conectando con lo que hace vibrar a las personas.

Trata de inspirar las emociones correctas a través del diseño, los materiales utilizados, las formas, los colores… en realidad es conjugar todo lo que hemos comentado en un embalaje único.

Tags:

compra, empaquetado, packaging