Anabella Cordero

A puertas de conmemorarse un nuevo Día del Orgullo LGBTI+, Anabella Cordero, gerente de Recursos Humanos de IBM en Perú, Ecuador y Bolivia, reconoce que todavía hay mucho camino por recorrer para tener una sociedad con igualdad de oportunidades. Sin embargo, también resalta que cada vez más empresas se suman a iniciativas como “Pride Connection”, una red que empezó a funcionar en el 2017 en el Perú y busca promover ambientes laborales inclusivos para esta comunidad. Asegura que desde las organizaciones se pueden implementar y promover políticas a favor de esta comunidad sin tener que esperar se den leyes por parte del Estado.

¿Qué tan importante está siendo el tema de diversidad e inclusión ante todos los retos que está planteando la pandemia?, ¿este problema ha pasado a segundo plano?

En IBM desde el 2002 hemos incluido todo lo que es la política de género, identidad y orientación, por el lado global, y en IBM Perú, se lanzó hace varios años seguros para parejas del mismo sexo. Siempre IBM se preocupó por hacer cosas antes de que salgan las leyes. Ese es nuestro compromiso en términos de equidad. Para nosotros, pase lo que pase, este tema es prioritario porque es parte de nuestra cultura.

Para una empresa sin esa cultura, ¿cómo acercarse a esto teniendo en cuenta las limitaciones que tiene la pandemia?

La pandemia trajo consigo que sí o sí, de la noche a la mañana, nos metieron a todos en la casa y las empresas tuvieron que buscar mecanismos para que todos se conectaran. Si hay alguna virtud que esto ha traído es que no había que estar presentes para que las cosas sucedan. Utilizando la tecnología las empresas pueden poner a disposición capacitaciones y recursos para sus empleados. En nuestro caso, actualmente, cualquier capacitación en diversidad que pueda haber en Chile o Colombia, podemos seguirla también en Perú.

Implementar estas políticas, ¿genera también un mayor interés del público externo por pertenecer a la organización?

Diría que no solo de la comunidad LGBTI+. Los jóvenes que están entrando a las compañías se preguntan por el tema de la diversidad e inclusión. Hay mucha conciencia social en las generaciones jóvenes. Es super importante para ellos que se trabaje en políticas de inclusión y diversidad. Para mí, es un elemento diferenciador. Si una persona tiene que escoger entrar o no en una empresa, se irá por la que tenga políticas de diversidad e inclusión, lo aseguro.

En un reciente estudio de la organización Más Igualdad, con apoyo del congresista Alberto De Belaunde, se encontró que profesionales de la comunidad LGBTI+ que se fueron del país lo hicieron para no sufrir discriminación, ¿cómo ven esta ‘fuga de talento’ desde las empresas?

Si nos fijamos en las razones, la principal era por desarrollo profesional y después, por falta de los recursos necesarios. En primera instancia, es una pena que las personas sientan que no puedan desarrollarse. En IBM eso no ocurre, pero es cierto que ocurre en otras compañías. Hay esfuerzos que se están haciendo como el “Pride Connection”, una red de empresas que comparte las mejores prácticas en temas LGBTI+. Esa red empezó con 5 empresas y hoy son más de 30. Entonces, hay un largo camino por recorrer, pero estamos dando pasos importantes en cuidar al talento LGBTI+ de nuestras empresas.

Entonces, es muy posible implementar estas iniciativas, ¿incluso si las políticas públicas no acompañan el esfuerzo?

Así es. Si nos ponemos a ver, no depende de la política pública. Algunas cosas sí, pero las empresas pueden ir más allá de lo que la política pública diga. Hay muchas empresas que están en “Pride Connection” y ofrecen los seguros para personas del mismo sexo. Son cosas con las que uno puede marcar la diferencia independientemente de la regulación. Igual es duro, por ejemplo, que la pareja no pueda ingresar al hospital. Ahora, tenemos también bancos que ofrecen productos para dos personas sin ningún tipo de vínculo. Son pequeñas cosas que van abriendo el camino, por más que la ley ahora no lo permita.

Como persona que aboga por estos temas y trata de promoverlos en el sector en el que se desarrolla, ¿cómo se siente que en la última campaña electoral ni siquiera se haya tocado mucho el tema?, ¿es frustrante?

Quitando el tema político de lo que no nos pronunciamos, creo que a todos nos gustaría, y sobre todo a quienes trabajamos en empresas, que creemos en la diversidad e inclusión, nos gustaría vivir en un mundo igual para todos. Es un tema de justicia y de trato igualitario y todos deberíamos apuntar a eso.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Anabella Cordero, Día del Orgullo, IBM