Atractivo

Con las condiciones establecidas por la pandemia, los procesos de reclutamiento de personal se han vuelto más digitales y, aunque tener un perfil actualizado en LinkedIn es de gran ayuda, las empresas todavía exigen la presentación de un Currículum Vitae (CV) para postular a un empleo. En algunos casos, se está apostando incluso por el videocurrículum.

Cualquiera sea el caso, Giancarlo Ameghino, Gerente De Gestión y Desarrollo Humano Del Grupo Crosland, considera que es importante adecuar el currículum a cada postulación, resaltando la experiencia y habilidades que se haya obtenido en compañías de sectores similares al que se postula.

Para tener una mejor descripción personal, recomienda inclinarse por el video porque así se capta mejor la esencia del mensaje y sus objetivos, pero advierte que es necesario cuidar el fondo de la grabación, la vestimenta y ensayar hasta lograr transmitir una versión más sincera y empática.

“El perfil de LinkedIn sigue siendo una de las herramientas más eficaces para encontrar empleo, pero como toda red social, implica que la mantengas activa y actualizada. Crea una red de contactos, consigue recomendaciones y mantente activo compartiendo artículos de interés de forma estratégica, sin caer en excesos”, agrega.

Lo bueno y lo malo en un CV

Un error clásico, que le hace perder atractivo a un CV a los ojos de un reclutador es colocar toda la información de la carrera profesional, aunque esta no sea relevante o haya quedado sobreentendido. Por ejemplo, el “manejo de Microsoft Office” no es más un valor agregado.

En cambio, dar cuenta de las habilidades blandas que tenemos, en este contexto de nueva normalidad, donde el liderazgo y la empatía son bien apreciados, puede dar un mejor resultado. Las habilidades que los reclutadores más aprecian son: el trabajo en equipo, liderazgo, asertividad, resiliencia y empatía.

Ameghino recomienda enfocarse en las habilidades sobre las cuales puedas hacer alguna mención, valiéndose de un caso concreto. Por ejemplo, “he manejado la implementación de una nueva área o estrategia frente a la crisis que causó el coronavirus”, en lugar de escribir solo que tiene resiliencia; o “mi equipo de tienda logró el mayor número de ventas en el año”, en lugar de poner Liderazgo.

En suma, para pasar el primer filtro y dar obtener una entrevista laboral, el CV debe tener una presentación correcta, con una extensión de una o dos páginas, una estructura sencilla y clara, y donde los datos que puedan interesar al empleador, destaquen a primera vista.

Por último, un punto que el postulante no debería pasar por alto es la revisión de las redes sociales. Si bien Facebook o Instagram son redes más personales, no es válido publicar todo tipo de contenidos, es importante mantener una imagen bien cuidada en todos sus perfiles.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Atractivo, CV, potente