CV

El 80% de los empresarios y el 94% de los expertos en recursos humanos concluyen que quien tiene capacidades blandas cuenta con más recursos para asumir posiciones de liderazgo en beneficio de una organización o empresa, indicó Edwin Dextre, presidente de la Comisión de Desarrollo de Competencias Blandas del Colegio de Ingenieros del Perú (CIP) – Consejo Departamental de Lima.

En ese sentido, es importante que los profesionales desarrollen sus habilidades blandas, y al tenerlas en su máximo potencial posible, colocarlas en sus CV para que las empresas los vean como candidatos altamente elegibles. Se trata de competencias personales que muestran la relación que un individuo tiene con los demás y consigo mismo. Un informe de Crehana, plataforma de educación online, explica las habilidades blandas actualmente más requeridas por las empresas:

1.-Resiliencia

En estos tiempos de incertidumbre y aún en reactivación económica, la resiliencia toma un papel importante en el proceso de adaptación. Enfrentar situaciones adversas son una gran prueba de que podemos hacer frente a cualquier desafío laboral.

2.- Colaboración cruzada

El teletrabajo es la nueva dinámica laboral, que se mantendrá en el tiempo. Seguir colaborando de forma organizada a distancia con los compañeros de equipo y distintas áreas de la empresa será una habilidad para tu currículum, que sin duda, deberías desarrollar y agregar.

3.-Aprendizaje constante

Nuevas aplicaciones y nuevas formas de comunicar aparecen cada vez más, por ello es imprescindible reforzar tus competencias digitales y aprender nuevas habilidades en diversas disciplinas. La transformación digital avanza a pasos grandes y es necesario estar dispuesto a ser parte de ella, adaptarse y seguir aprendiendo. Actualmente existen cientos de plataformas en las que puedes adquirir nuevos conocimientos y habilidades, tanto para tu vida laboral como personal.

4.-Espíritu de crecimiento

El pensamiento de crecimiento o más conocido como growth mindset es una de las habilidades más solicitadas por las empresas. Este tipo de mentalidad siempre lleva a un desarrollo constante, enfrentar nuevos retos y a sentir pasión por el aprendizaje.

Además de estas habilidades blandas, es necesario que tengas una visión de futuro para asumir nuevos proyectos y proponer nuevas formas de interpretar las situaciones.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

CV, Habilidades blandas

Con las condiciones establecidas por la pandemia, los procesos de reclutamiento de personal se han vuelto más digitales y, aunque tener un perfil actualizado en LinkedIn es de gran ayuda, las empresas todavía exigen la presentación de un Currículum Vitae (CV) para postular a un empleo. En algunos casos, se está apostando incluso por el videocurrículum.

Cualquiera sea el caso, Giancarlo Ameghino, Gerente De Gestión y Desarrollo Humano Del Grupo Crosland, considera que es importante adecuar el currículum a cada postulación, resaltando la experiencia y habilidades que se haya obtenido en compañías de sectores similares al que se postula.

Para tener una mejor descripción personal, recomienda inclinarse por el video porque así se capta mejor la esencia del mensaje y sus objetivos, pero advierte que es necesario cuidar el fondo de la grabación, la vestimenta y ensayar hasta lograr transmitir una versión más sincera y empática.

“El perfil de LinkedIn sigue siendo una de las herramientas más eficaces para encontrar empleo, pero como toda red social, implica que la mantengas activa y actualizada. Crea una red de contactos, consigue recomendaciones y mantente activo compartiendo artículos de interés de forma estratégica, sin caer en excesos”, agrega.

Lo bueno y lo malo en un CV

Un error clásico, que le hace perder atractivo a un CV a los ojos de un reclutador es colocar toda la información de la carrera profesional, aunque esta no sea relevante o haya quedado sobreentendido. Por ejemplo, el “manejo de Microsoft Office” no es más un valor agregado.

En cambio, dar cuenta de las habilidades blandas que tenemos, en este contexto de nueva normalidad, donde el liderazgo y la empatía son bien apreciados, puede dar un mejor resultado. Las habilidades que los reclutadores más aprecian son: el trabajo en equipo, liderazgo, asertividad, resiliencia y empatía.

Ameghino recomienda enfocarse en las habilidades sobre las cuales puedas hacer alguna mención, valiéndose de un caso concreto. Por ejemplo, “he manejado la implementación de una nueva área o estrategia frente a la crisis que causó el coronavirus”, en lugar de escribir solo que tiene resiliencia; o “mi equipo de tienda logró el mayor número de ventas en el año”, en lugar de poner Liderazgo.

En suma, para pasar el primer filtro y dar obtener una entrevista laboral, el CV debe tener una presentación correcta, con una extensión de una o dos páginas, una estructura sencilla y clara, y donde los datos que puedan interesar al empleador, destaquen a primera vista.

Por último, un punto que el postulante no debería pasar por alto es la revisión de las redes sociales. Si bien Facebook o Instagram son redes más personales, no es válido publicar todo tipo de contenidos, es importante mantener una imagen bien cuidada en todos sus perfiles.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Atractivo, CV, potente

En un escenario donde el desempleo se ha incrementado y el trabajo remoto es el que predomina por efectos de la pandemia, las estrategias que las áreas de reclutamiento deben cambiar para lograr encontrar al talento que mejor se ajuste a la vacante solicitada.

 

Según las tendencias que transformarán el reclutamiento en el 2021 de LinkedIn, una tendencia es que se contrate menos y se construya más habilidades porque las empresas buscarán empleados que puedan participar en diversos proyectos, de acuerdo a las necesidades que surjan en el camino. “Darán prioridad a las habilidades potenciales y transferibles de los solicitantes, como la adaptabilidad y la resolución de problemas”, indican.

 

A estas tendencias se suman los filtros más comunes como el análisis del CV, las entrevistas, las pruebas, la verificación de referencias y las evaluaciones médicas. Incluir cada uno de estos filtros en el reclutamiento demanda recursos como más tiempo o más personal. Para Enrique Louffat, jefe del área Académica de Administración de ESAN Graduate School of Business, es importante incluir más de uno de estos pasos.

 

“Lo más recomendable es que sean más de uno, ya que los resultados tendrán mayor validez y confiabilidad al evaluar al postulante desde diversas perspectivas y competencias. Un candidato para una vacante en el área legal de una empresa, por ejemplo, puede ser evaluado en una prueba escrita u oral sobre leyes para determinar sus competencias cognitivas. Una prueba de habilidades de oratoria y comunicación asertiva, sin embargo, evaluará su capacidad para litigar”, explicó.

 

¿Por dónde empezar?

Como cada uno de estos filtros o predictores evalúa diferentes habilidades y actitudes de los postulantes. Por ello, vale la pena hacer una ponderación de cuáles utilizar y en qué orden aplicarlos durante todo el proceso de selección. El especialista recomienda asignar diferentes pesos a cada predictor, pero según la vacante a cubrir.

 

“Si el objetivo es cubrir una plaza de operarios, por ejemplo, puede que se le dé mayor valor a la prueba de habilidades y experiencias prácticas, que a la verificación de referencias”, precisó.

 

En algunos casos, la dificultad para aplicar alguno de estos filtros también va a terminar definiendo el proceso. Al inicio, las pruebas más extensas generarían un gran esfuerzo por parte de los reclutadores.

 

“Por ejemplo, si hay mil candidatos para ocupar diez vacantes, comenzar por las entrevistas personalizadas no es lo más sensato, ya que requerirá mayor tiempo y costos. La revisión del CV, en aquel caso, puede ser más eficaz como primer predictor”, agregó.

 

Con la pandemia, los “software” que ayudan a gestionar todo este proceso se han vuelto una herramienta fundamental, por la facilidad que permiten en el manejo de datos de todos los participantes. Por último, con el aislamiento social, el reclutador tendrá que hacer entrevistas por videollamada, tema que debe ser contemplado ahora en todos los procesos.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Curriculum vitae, CV, Proceso de contratación, Selección de personal