Burnout

El cansancio y aburrimiento por la rutina pueden ser completamente normales. Sin embargo, cuando empezamos a sentir un agotamiento constante, puede que sea momento de hacer un alto y revisarnos para asegurarnos de encontrarnos en buen estado físico y mental. Sobre todo porque, según Essalud, el nivel de estrés de los peruanos aumentó en 70% durante el primer año de pandemia.

El psicólogo Jonathan García-Allen explica que el Síndrome del Agotamiento, Síndrome del Quemado o también conocido como el “Burnout”, es una alteración psicológica relacionada al contexto del trabajo y que puede constituir un trastorno debido a sus efectos dañinos en la calidad de vida. El Burnout presenta características propias de los trastornos del estado de ánimo y de los trastornos de ansiedad. Este síndrome es la respuesta extrema al estrés crónico provocado en el ámbito laboral.

¿Cómo sé si lo estoy experimentando?

El experto recomienda hacerse las siguientes preguntas para tener una noción de si estamos pasando por un alto agotamiento:

  • ¿Se ha vuelto cínico o crítico en el trabajo?
  • ¿Se arrastra para ir a trabajar y suele tener problemas para empezar?
  • ¿Se ha vuelto irritable o impaciente con los compañeros de trabajo o clientes?
  • ¿Le falta la energía para ser consistentemente productivo?
  • ¿Le falta satisfacción en sus logros?
  • ¿Se siente desilusionado con su trabajo?
  • ¿Está consumiendo excesiva comida, drogas o alcohol para sentirse mejor?
  • ¿Sus hábitos de sueño o apetito han cambiado por culpa de su trabajo?
  • ¿Está preocupado por los dolores de cabeza inexplicables, dolores de espalda u otros problemas físicos?

García-Allen indica que si se ha respondido afirmativamente a más de una de estas preguntas, es posible estar cerca de experimentar el Burnout.

¿Cómo combatir el agotamiento?

El psicólogo recomienda lo siguiente:

Evalúa tus opciones. Comparte tus preocupaciones específicas con tu supervisor o jefe directo. Esto puede permitirles trabajar en conjunto para cambiar las expectativas o llegar a compromisos o soluciones.

Mejora tu actitud. Si te has vuelto crítico en el trabajo, ten en cuenta las formas de mejorar tu perspectiva. Redescubre los aspectos más agradables de tu puesto y tu centro laboral. Establece relaciones positivas con tus compañeros para lograr mejores resultados y procura tomar descansos cortos durante todo el día.

Busca apoyo. Ya sea que venga de compañeros de trabajo, amigos, seres queridos u otros, el apoyo y la colaboración pueden ayudar a lidiar con el estrés laboral y la sensación de agotamiento.

Ejercítate. La actividad física regular como caminar o montar bicicleta, puede ayudarte a lidiar mejor con el estrés. También puede ayudarte a desconectar del trabajo y poner tu atención en otra actividad.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Burnout, ESSALUD, Síndrome del Quemado