Aumento de sueldo

Así como la oferta y la demanda determinan los precios de distintos productos, en un mercado laboral saludable, las empresas compiten entre sí por quedarse con los mejores trabajadores y el principal elemento negociador -aunque no el único-, es la remuneración. Por lo tanto, no hay ninguna razón para avergonzarse de pedir un aumento de sueldo. La única preocupación debería ser la forma de sustentar bien la solicitud.

Durante la pandemia muchas empresas se han visto obligadas a cerrar sus operaciones y han hecho recortes de personal, pero incluso si su empresa ha tenido dificultades, hay formas válidas de solicitar un aumento. Shari Santoriello, especialista en orientación profesional, recomienda tomar la circunstancia como referencia para hablar de su desempeño.

“No empezaría con ‘sé que los tiempos son difíciles, pero me lo merezco’. En su lugar, intente decir algo como: Los últimos meses han sido un desafío, pero he podido seguir aumentando mis ventas, mejorar la moral del equipo o haber traído nuevos clientes en un clima difícil”, propuso.

Argumentar, básico para un pedido exitoso

Para saber en qué situación se encuentra la compañía, Laborum Chile aconseja seguir de cerca si se han reducido las contrataciones o si hay líneas de negocios que se están expandiendo. Además de tener claro este contexto, se debe recopilar información sobre el desempeño propio para tener un sólido argumento a favor.

Estos datos pueden ser el aumento de las ventas, la reducción de costos, la retención de clientes, mejoras de calidad o ejemplos de su liderazgo en el equipo. “Tenga en cuenta que también puede hablar del futuro y plantear proyecciones de hacia dónde irán sus esfuerzos en los próximos meses. Su compromiso con la organización será muy valorado”, precisan.

En esa misma línea, el portal de empleos Bumeran, considera que se deben llevar a cabo estos nueve pasos, empezando por la investigación: averiguar cuánto ganan otros colegas, calcular la cantidad que podría ganar, valorar aspectos positivos de la empresa, evaluar la salud financiera de la organización, preparar el caso, pedir una cita con el jefe, presentar el caso, aprovechar para destacar el trabajo hecho y no comparar el salario con el de otro compañero.

“Si rechazan su solicitud, recomendamos esperar un tiempo que permita encontrar un nuevo trabajo con mejor salario, pues si tienes las pruebas de haber hecho una buena gestión y no es considerada, probablemente nunca lo hagan. Busque un empleo que le permita desarrollar una línea de carrera”, indica el portal.

Sin embargo, también es posible que la empresa ofrezca otros beneficios incluidos en lo que se denomina el “salario emocional”, que podrían ser días de descanso, bonos de productividad, viajes u otras facilidades. Por lo tanto, se sugiere plantear un rango con valores máximos y mínimos, y presentar el pedido antes de la planificación presupuestaria del año.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Aumento de sueldo, objetivos logrados, Trabajo