Trabajo

Travis Bradberry, coautor del libro Inteligencia Emocional 2.0 y cofundador de la consultora estadounidense TalentSmart, explica que hay ciertas frases que no debemos usar en el trabajo, pues por muy ciertas que sean en el momento, generan un impacto negativo en tu imagen personal y profesional.

El autor indica haber llegado a identificar este grupo de comentarios, luego de trabajar con clientes corporativos y hacer pruebas de inteligencia emocional a un gran número de trabajadores. Algunas de las frases que debes evitar son:

1.”No es justo”

La vida no siempre es justa y lo sabemos. Al verbalizarlo, generamos la impresión de suponer que la vida debería ser justa. Eso puede hacerte ver como una persona inmadura e ingenua. Es mejor centrarse en los hechos, mantener una actitud constructiva y dejar las interpretaciones fuera del ambiente laboral.

2.-“Esta es la manera en que siempre se ha hecho”

El cambio tecnológico se da a gran velocidad, al punto que un proceso con apenas seis meses de antigüedad puede quedar obsoleto. Esta frase te hace ver flojo y resistente al cambio.

3.- No hay problema”

Cuando alguien te agradece o te pide algo, responder con esta frase implica que la solicitud que te hicieron podría haber sido un problema. Algunas personas podrían sentir que te impusieron hacer la tarea.

4.- “Esta es una idea tonta”

Este tipo de frases, en las que cuestionas tu propio valor, deterioran tu credibilidad. Incluso aunque continúes la frase con una gran idea, muestra una falta de confianza en ti mismo, lo cual genera que la gente pierda la confianza en ti.

5.- “Sólo tomará cinco minutos”

Lo mejor es simplemente decir que una tarea no tomará mucho tiempo, pues usar esta frase debilita tus habilidades y da la impresión de que estás haciendo las cosas con prisa.

6.- “Lo intentaré”

La acción de intentar está relacionada con la incertidumbre y revela cierta falta de confianza en tu habilidad para desarrollar una tarea en particular.

7.- “Es un flojo/ incompetente/ idiota”

No tenemos por qué hablar mal de los demás. En todos los trabajos siempre encontraremos personas irrespetuosas o ineficientes y es probable que ya se les conozca por esas características. Si no hay nada en tus manos por cambiar su situación, es mejor evitar criticarlos en público.

8.- “Ese no es mi trabajo”

Muchas veces se usa esta frase en un tono sarcástico, evidenciando que se desea hacer el mínimo trabajo posible. Salvo que te pidan algo que consideres éticamente inapropiado, sería bueno que realices la tarea encargada y más tarde pidas una reunión con tu jefe para analizar cuál es tu rol dentro de la compañía y hasta dónde llegan tus funciones.

9.- “No es mi culpa”

Incluso si tienes una pequeña parte de la responsabilidad de algo que no salió de forma óptima, lo mejor es hacerse cargo. De lo contrario, lo mejor será dar una explicación objetiva y racional sobre lo que ocurrió, basándote solo en hechos.

10.- “No puedo”

Las personas pueden interpretar esta frase como “no quiero hacerlo”. Mejor ofrece una solución alternativa. En lugar de decir “no me puedo quedar hasta más tarde”, es mejor decir “puedo venir temprano en la mañana”.

Tags:

Frases negativas, Trabajo

El psicólogo organizacional Juan Armando Corbin explica que el aspecto laboral es de las áreas más importantes de nuestra vida, por lo que es necesario que estemos contentos con la labor que realizamos, que nos sintamos valorados y que podamos crecer dentro de la empresa.

Cuando permanecemos largo tiempo en un mismo puesto de trabajo, lo que más deseamos es conseguir un ascenso o mejora de condiciones laborales. Sin embargo, no todas las oportunidades de ascenso implican una mejora sustancial, por lo que rechazar una oportunidad así no necesariamente resultará en algo negativo.

Estas son algunas de las situaciones que te podrían hacer reflexionar sobre la posibilidad de aceptar un ascenso:

Incomodidad con el nuevo equipo 

Por lo general, un ascenso laboral siempre implica un nuevo entorno de trabajo, lo cual significa que deberás relacionarte de forma profesional con otros compañeros. Antes de decidir si aceptar el ascenso o no, piensa en si la relación que tienes actualmente con el nuevo equipo favorecerá el desarrollo de tu carrera profesional o si lo retrasará. El ambiente de trabajo es una de las claves para la satisfacción laboral y la productividad.

Ascenso sobre papel

Es importante prestar atención a la letra pequeña. Muchas veces un ascenso puede no estar acompañado de un aumento salarial. Es normal que lo pienses dos veces si te proponen asumir un cargo con más responsabilidades y volumen de trabajo sin una mejora salarial. Igualmente, un cambio de cargo puede sumarle a tu CV, por lo que si aceptar ese ascenso es la vía que tienes que tomar para llegar a tu objetivo final, perfecto.

Crees que aún es muy pronto

En esta situación entran a tallar la actitud, autoconfianza y, sobre todo, la intuición. Si te han ofrecido un ascenso laboral es porque la empresa ha visto en ti el factor que necesitan para ese puesto, pero nunca está de más detenerse a pensar si la inseguridad va a suponer una barrera. No hay nada negativo en rechazar un ascenso laboral para cultivar y fortalecer nuevas capacidades. Solo asegúrate de que tu indecisión se basa en razones fundamentadas y no en el miedo de enfrentarte a un nuevo reto.

Tags:

Ascenso, equipo de trabajo, Trabajo

Una investigación de Harvard Management Update reveló que en aproximadamente el 85% de las empresas, la moral de los trabajadores disminuye bruscamente después de los primeros seis meses en el trabajo, y continúa deteriorándose durante los años posteriores.

Esto está estrechamente vinculado al nivel de motivación que mantienen los trabajadores y muchas veces representa una de las mayores preocupaciones de las empresas. Expertos de la Inc Magazine, revista especializada en negocios, explican los tres factores más comunes que llevan a los trabajadores a un estado de desmotivación:

Desgaste personal y profesional

Hacer una sola actividad o encargarse de una sola tarea durante un largo periodo de tiempo es contraproducente para el estado de ánimo del trabajador, así dicha tarea lo mantenga permanentemente ocupado. Para evitar esta situación es necesario empezar a plantearse nuevos retos y delegar actividades a otras personas que puedan, también, asumirlas como nuevas metas, alimentando de forma recíproca el flujo de motivación entre todos los trabajadores. Esto generará, no solo una variación en la rutina laboral, sino también mayores expectativas sobre los logros que cada uno de los trabajadores puedan tener.

Exceso de objetivos

Los objetivos son necesarios para saber hacia dónde estamos caminando y tener claro por qué es que estamos trabajando. Fijarse objetivos se vuelve algo positivo, siempre y cuando sea alcanzable. Plantearse metas que no se pueden lograr, genera frustración en los trabajadores y posteriormente negatividad. Además, al fijarse objetivos inviables o difíciles de alcanzar, se extienden los plazos y procesos en exceso. Para evitar estas situaciones, es necesario trabajar sobre plazos cortos y accesibles o buscar apoyos externos que reactiven ese entusiasmo y permitan avanzar en el proyecto.

Descontrol de las emociones

Alargar las jornadas de trabajo genera cansancio físico, mental e incluso emocional, dependiendo del ambiente laboral que se respire. No todos los trabajadores tienen la misma tolerancia al estrés o pueden lidiar con sus emociones intensas como la frustración, la ira y la tristeza. Aprender a lidiar con las situaciones que provocan estados bajos de ánimo, permite mantener un equilibrio entre los deseos y los miedos, el entusiasmo y la desmotivación. Desde las empresas es recomendable generar espacios de mejora como talleres para reforzar este aspecto en los trabajadores.

Tags:

Desmotivación, empleo, Motivación, trabajadores, Trabajo

Así como la oferta y la demanda determinan los precios de distintos productos, en un mercado laboral saludable, las empresas compiten entre sí por quedarse con los mejores trabajadores y el principal elemento negociador -aunque no el único-, es la remuneración. Por lo tanto, no hay ninguna razón para avergonzarse de pedir un aumento de sueldo. La única preocupación debería ser la forma de sustentar bien la solicitud.

Durante la pandemia muchas empresas se han visto obligadas a cerrar sus operaciones y han hecho recortes de personal, pero incluso si su empresa ha tenido dificultades, hay formas válidas de solicitar un aumento. Shari Santoriello, especialista en orientación profesional, recomienda tomar la circunstancia como referencia para hablar de su desempeño.

“No empezaría con ‘sé que los tiempos son difíciles, pero me lo merezco’. En su lugar, intente decir algo como: Los últimos meses han sido un desafío, pero he podido seguir aumentando mis ventas, mejorar la moral del equipo o haber traído nuevos clientes en un clima difícil”, propuso.

Argumentar, básico para un pedido exitoso

Para saber en qué situación se encuentra la compañía, Laborum Chile aconseja seguir de cerca si se han reducido las contrataciones o si hay líneas de negocios que se están expandiendo. Además de tener claro este contexto, se debe recopilar información sobre el desempeño propio para tener un sólido argumento a favor.

Estos datos pueden ser el aumento de las ventas, la reducción de costos, la retención de clientes, mejoras de calidad o ejemplos de su liderazgo en el equipo. “Tenga en cuenta que también puede hablar del futuro y plantear proyecciones de hacia dónde irán sus esfuerzos en los próximos meses. Su compromiso con la organización será muy valorado”, precisan.

En esa misma línea, el portal de empleos Bumeran, considera que se deben llevar a cabo estos nueve pasos, empezando por la investigación: averiguar cuánto ganan otros colegas, calcular la cantidad que podría ganar, valorar aspectos positivos de la empresa, evaluar la salud financiera de la organización, preparar el caso, pedir una cita con el jefe, presentar el caso, aprovechar para destacar el trabajo hecho y no comparar el salario con el de otro compañero.

“Si rechazan su solicitud, recomendamos esperar un tiempo que permita encontrar un nuevo trabajo con mejor salario, pues si tienes las pruebas de haber hecho una buena gestión y no es considerada, probablemente nunca lo hagan. Busque un empleo que le permita desarrollar una línea de carrera”, indica el portal.

Sin embargo, también es posible que la empresa ofrezca otros beneficios incluidos en lo que se denomina el “salario emocional”, que podrían ser días de descanso, bonos de productividad, viajes u otras facilidades. Por lo tanto, se sugiere plantear un rango con valores máximos y mínimos, y presentar el pedido antes de la planificación presupuestaria del año.

Tags:

Aumento de sueldo, objetivos logrados, Trabajo

Las redes de contacto son una de las herramientas más poderosas para nuestro crecimiento personal y el de nuestro negocio o emprendimiento. El networking consiste en forjar esta red de contactos, haciéndola cada vez más grande, sólida y valiosa.

La pandemia nos ha alejado físicamente, lo cual podría aparentar un grave problema para el networking, cuando en realidad nos brinda una nueva oportunidad. Antes hubiese sido imposible, por ejemplo, reunirse con 15 contactos que te interesan en un solo día. Hoy, gracias a la virtualidad y los distintos talleres, seminarios o programas internacionales, puedes reunirte por videollamada con cientos de personas a la vez.

Establecer la red

Expertos de Forbes explican una breve guía para lograr un networking enriquecedor, cuya base es crear una relación de confianza:

– Conocer: Al establecer el primer contacto con las personas, es posible que la interacción haya sido mínima. Presta atención a quienes te gustaría incorporar a tu red de contactos.

-Agradar: Puedes contactar a la persona al culminar el evento, o al día siguiente, teniendo a la mano todos sus datos según el canal de contacto de preferencia que indicaron. También puedes empezar el contacto mediante LinkedIn, la red de contactos para negocios por excelencia.

-Confianza: Este momento se da cuando ejecutamos alguna acción del paso “Agradar” y ha nos hemos presentado formalmente. Empezamos a generar confianza cuando nos hemos encargado de gestionar muy bien a nuestros contactos, y estamos presentes en las mentes de cada uno de ellos. Cuando llegamos en esta etapa, es decir, vemos una respuesta positiva por parte de la otra persona, con interés de mantener el contacto, estamos realizando un buen trabajo.

-Comprar / Amistad: Se trate de una amistad o de una transacción la que se ejecutó, lo que es seguro es que hemos hecho un buen trabajo y que más allá de una venta hemos creado un relación sólida que nos puede sorprender con posibles negocios. La clave de nuestros contactos son sus contactos. Si ellos confían en nosotros, es más probable que nos recomienden con su propia red de contactos. Si esa relación laboral crece hacia una amistad, como en la vida diaria, cuidarla y hacerla crecer.

Tags:

beneficios, Networking, Trabajo

Aunque armar un buen currículum vitae sigue siendo lo principal para buscar un empleo, entre la entrevista de trabajo y la consultas que los reclutadores hacen en las redes sociales, la imagen que se proyecta ha ganado protagonismo. De acuerdo a la coach Ashley Stahl, lo mejor es siempre ir a un proceso de selección con una actitud optimista, aunque nos arriesguemos a un resultado desfavorable.

“El pensamiento negativo puede conducir a una falsa sensación de seguridad. Si usted es del tipo que asume que no funcionará cada vez que se arriesga, entonces puede comenzar a sentirse cómodo con el fracaso. Cambia tu perspectiva. Cuando no lo contraten, enumere todas las formas en que aprendió de esa entrevista o esa llamada telefónica”, sostiene en un artículo para la revista Forbes.

Agrega que, si bien la experiencia laboral puede calificarlo para puestos específicos, los empleadores siempre buscan gente motivada. Por lo que, entrar a la entrevista con mucha energía puede compensar el hecho de tener una experiencia limitada.

Así como el estado de ánimo, el respeto y la cortesía son otros atributos personales importantes. Según Pedro Reyna, especialista en Gestión Humana y Seguridad Ocupacional, demostrar nuestros valores es indispensable en una entrevista. “Uno de los más esenciales es el “respeto” hacia uno y hacia los demás. Asimismo, (los jóvenes) deben seguir reforzando sus habilidades blandas”, precisó en una videoconferencia en el marco de Empléate UPN.

¿Qué actitudes se valoran más?

Con el mundo afrontando cambios cada vez más drásticos y abruptos, los empleadores valoran mucho la adaptabilidad de sus trabajadores. Estar abierto a realizar distintas funciones y aprender durante el proceso es una característica muy buscada.

“Las organizaciones prefieren a gente con disponibilidad y buena actitud, más que aptitudes, porque finalmente se puede aprender una tarea, pero es difícil modificar la personalidad”, asegura Rosa María Farrell, directora general de Hewitt México, en entrevista con Expansión México.

Entre las cualidades atractivas para los empleadores también destaca la diplomacia, ya que todas las empresas lidian a menudo con situaciones delicadas que requieren de actitudes diplomáticas. “Basta con un gesto gentil, una palabra justa o escuchar con atención para aliviar tensiones en el trabajo”, anota.

En cuanto a la motivación, asegura que, si tenemos un trabajador muy ilusionado, siempre se puede contar con que va a dar lo mejor de sí mismo. Además, lo que se busca mucho es la cooperación y el trabajo en equipo, que sirven para generar ambientes de solidaridad y compañerismo.

Tags:

actitudes, buscar trabajo, empleo, positivas, Trabajo

No todas las personas son altamente productivas a la misma hora. Muchas prefieren las mañanas y otras las noches para ser más eficientes al trabajar. Esto a veces puede ser incómodo para quienes cuentan con un horario laboral fijo que empieza por las mañanas.

La coach y experta en psicoterapia Beatriz Anguís Sánchez brinda algunos consejos para lograr tener energía durante las mañanas y empezar la jornada laboral con el pie derecho.

No aplazar el despertador

Despertarse justo cuando suena el despertador permite contar con mayor tiempo para empezar el día con tranquilidad y respirar profundamente mientras nos llenamos de energía, preparamos un desayuno completo y disfrutamos de ese momento. Además, permite ordenar los pensamientos y el día. Esto hace posible que adoptemos una actitud más segura y confiada que nos acompañará el resto del día.

Beber agua

Lo recomendable al levantarnos es beber agua, pues esto activa el organismo, ayuda a eliminar las toxinas del día anterior y pone en funcionamiento nuestro sistema digestivo, el cual está relacionado con nuestro estado emocional.

Además, beber agua durante las mañanas limpia el tracto urinario y la piel, da energía y mejora el estado anímico e hidrata el sistema linfático.

Evita usar tu celular

Usar el celular o la computadora para revisar las redes sociales o correo electrónico, o sentarse a ver la televisión justo después de despertar interfiere en el estado emocional, además de ser un ladrón de tiempo. Conecta con el exterior mediante estos dispositivos después de una hora de haberte despertado.

Respirar profundo

Inspirar y expirar profundamente es recomendable al iniciar la mañana. De esta forma, además de sentir que estamos vivos, aportaremos beneficios a nuestro cuerpo como el aumento de la oxigenación de la sangre, mejora de la digestión, y relajación mental y corporal.

Hacer afirmaciones positivas

Piensa y afirma frases como “soy capaz”, “lo voy a conseguir”, “hoy es un día fantástico” o “hoy es una nueva oportunidad y voy a aprovecharla”. Generar pensamientos positivos es un hábito saludable, pues repercute en las emociones y éstas en la actitud.

Tags:

Energía, hábitos matutinos, Trabajo

Nada mejor que conocerse uno mismo. El psicólogo organizacional Juan Armando Corbin explica que el autoconocimiento es clave para el bienestar psicológico, puesto que quienes se conocen mejor saben lo que buscan en la vida. Conocer las propias emociones y saber qué significado tienen para nosotros está íntimamente relacionado con la autorreflexión y la mejora de la salud mental.

El autoconocimiento en el ámbito profesional permite el desarrollo de las capacidades que incrementan el potencial laboral. Se trata de un proceso donde se cuestionan las capacidades y habilidades enfocadas al empleo. Algunos de los beneficios de autoconocerse en el ámbito laboral son:

Mejor desempeño laboral

Elabora una lista con tus fortalezas y debilidades. Esto te permitirá tener claro en qué puedes mejorar mediante el trabajo personal o capacitación ya sea en habilidades duras o blandas. Cuando hacemos un análisis de nuestra situación actual, podemos empezar a trabajar de manera concreta en nosotros mismos y obtener los resultados laborales deseados, haciendo que el desempeño sea mucho más eficiente.

Adaptabilidad

Esta es probablemente la capacidad más deseada por empleadores y trabajadores. Una vez que somos conscientes de nuestra zona de confort, podemos empezar a romperla y adaptarnos a distintos cambios que puedan darse en los proyectos en los que estemos trabajando.

Perfil profesional

El autoconocimiento es clave para descubrir tus aspiraciones profesionales. Con ello, podrás prepararte para acceder al tipo de puestos laborales que deseas. Esto permitirá que tu perfil profesional esté más enriquecido y con mayor enfoque. Además, definiendo y puliendo tus habilidades podrás incrementar tus expectativas profesionales para continuar el desarrollo y crecimiento laboral que mereces.

Mayor empleabilidad

La constante capacitación y actualización te mantendrá en tendencia. Este es un componente valioso para las empresas pues te hará destacar de entre otros aplicantes. En consecuencia, tu empleabilidad mejorará de forma exponencial.

 

 

Tags:

Autoconocimiento, Profesional, Trabajo

La carga laboral y el tiempo que los peruanos dedican al trabajo ha incrementado en el último año debido al teletrabajo, consecuencia de la pandemia.  Un 73% de los trabajadores aseguran que su carga laboral se incrementó entre 1 y 5 horas al día, según el “Barómetro Edenred Perú 2021: La situación laboral a un año de la pandemia”.

Esto puede traer consigo múltiples problemas, como el descuido de la vida familiar. Gabriela Turiano, coach y experta en la gestión de tiempo para maximizar empresas, brinda algunos consejos para encontrar el balance adecuado, sobre todo para quienes son padres de familia:

1.- Elimina lo que te hace perder tiempo

Aprende a dejar de hacer aquello que no te beneficia. Usa la regla de las 3D: delegar, desechar y descontinuar. Descontinúa todo lo que ya no funciona como antes, que no genera resultados y que te quita más tiempo, energía y hasta dinero mantener. Puede ser un producto o servicio, o incluso una estrategia que ya no está dando frutos. Desecha aquello que no te trae un beneficio concreto, delega lo que otra persona puede hacer mejor que tú o de manera más eficiente.

2.- Usa tu tiempo de forma inteligente

Piensa en tu tiempo como si fuese dinero. ¿Estás gastándolo o invirtiéndolo? Plantéate las siguientes preguntas para asegurarte de estar usando de forma correcta tu tiempo: ¿cuánto tiempo voy a invertir en este proyecto? ¿cuánto estoy dejando de ganar por invertir en este proyecto el tiempo que podría invertir en generar clientes o ingresos para mi negocio de otra forma? Si descubro que es una buena inversión, ¿en cuánto tiempo voy a recuperarla?

3.- Enfócate en las tareas prioritarias

 Deja la dispersión y la confusión, pues estas generan que busques hacer muchas cosas a la vez.  Enfócate primero en las actividades urgentes y que permitan un avance sostenido. Cuando se trabaja pocas horas o cuando los días son caóticos, es difícil seguir esta regla, pero procura que el 50% de tu tiempo esté destinado a lo imprescindible, y durante esos momentos, evita las distracciones como revisar redes sociales.

Tags:

equilibrio, familia, productividad, Trabajo
Página 1 de 3 1 2 3