Oficinas

Dentro de las medidas tributarias anunciadas por el Ejecutivo como parte de un pedido de facultades legislativas todavía en proceso de debate, se ha planteado hacer una diferenciación entre aquellos que tienen ingresos por un alquiler como su único medio de subsistencia y los que sí utilizan el alquiler de inmuebles como una de sus múltiples rentas.

En el primer caso, quienes reciben por alquiler hasta S/ 2,566 no pagarían impuestos y todos los que estén por encima de ese monto, sí tendrán que pagar una tasa progresiva que se sumará a sus otros ingresos. Actualmente, el impuesto es de 5%, pero el ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke, ha indicado que el incremento progresivo podría llegar al 10%.

Para Cecilia Caamaño, gerente general de la gestora inmobiliaria CCAA17, una medida de este tipo debe tener en cuenta que muchas familias ven en el alquiler de una propiedad o un departamento, una forma más de acceder al sueño de la casa propia.

“Hay gente que opta por vivir con sus padres y se compra una vivienda mediante un crédito hipotecario, lo da en alquiler y ese ingreso después le ayuda a pagar total o parcialmente su cuota. Los alquileres no van exclusivamente a personas que tengan una segunda, tercera o cuarta vivienda”, explicó.

Dinámica alrededor de los alquileres

Actualmente, recordó que la mayoría de compradores en el sector inmobiliario utilizan créditos hipotecarios para adquirir un inmueble y aunque no tengan la seguridad de mantener sus ingresos por 15 a 20 años, sí cuentan con la opción de alquilar el inmueble. “Sea o no escalonado, aumentar el impuesto hace más difícil ese derecho de tener una casa propia”, estimó.

Además, consideró que un incremento de impuestos, de alguna u otra manera, terminará afectando también al sector construcción, que es uno de los que genera más puestos de trabajo y que ya se ha visto afectado por la incertidumbre desde las últimas elecciones. “Esto va a desacelerar la venta inmobiliaria”, agregó.

Por otro lado, de acuerdo a un estudio elaborado por Urbania, con cifras al mes de agosto, el precio promedio del alquiler de un departamento en Lima Metropolitana es de S/ 2,574 mensuales, ligeramente por encima del tope establecido por el Ministerio de Economía para la medida propuesta.

Entre los distritos de Lima Metropolitana con mayor costo de alquiler se encuentran Barranco (S/ 3,710), San Isidro (S/ 3,039) y Miraflores (S/ 3,028). En cambio, Chorrillos (S/ 1,962) y Los Olivos (S/ 1,439) son los que tienen el menor costo mensual.

En entrevista con Gestión, Gisella Postigo, directora comercial de Adondevivir y Urbania, explicó que Lince, La Victoria, Surquillo, Cercado de Lima y algunas zonas de Surco, son los lugares donde se ha incrementado recientemente el costo del alquiler, debido a que se encuentran más cerca de los centros laborales y de estudios, ante un eventual retorno a la presencialidad.

Tags:

Alquiler, departamentos, Oficinas, reforma tributaria

El teletrabajo se ha convertido en la nueva dinámica laboral. Según el Decreto de Urgencia 055-2021, la vigencia del trabajo remoto ahora se encuentra extendida para el sector público y privado hasta el 31 de diciembre de este año.

Si bien gran cantidad de empresas adoptaron este sistema – el 98% de empresas peruanas formales según el estudio Benchmarking de Recursos Humanos- COVID-19 de PwC – son muchas las que igualmente buscan retornar al sistema presencial. Se estima que un 89% consideraría continuar con esta modalidad de trabajo. ¿Pero qué sucede con aquellas que buscan volver a las oficinas?

Robert Walters, firma internacional de reclutamiento internacional, elaboró el informe “Smart Workplaces” que revela cuáles son las necesidades de las oficinas post Covid.

Espacio innovador

Los trabajadores buscarán trabajar en espacios  con un diseño innovador y amigable, y que facilite la colaboración con los compañeros de trabajo. Además deberá ser un entorno que inspire a trabajar, relacionarse y generar nuevas ideas, con suficientes zonas para reuniones, salas para tomar descansos y áreas que permitan la concentración.

Igualmente el tipo de espacio dependerá de las áreas a la que pertenecen los equipos. “Por ejemplo, los profesionales del sector tecnológico suelen ser más favorables a espacios abiertos o semiabiertos, mientras que los profesionales del sector de ingeniería y legal suelen trabajar en espacios compartimentados por sus dinámicas de trabajo. Más allá de estas diferencias sectoriales, lo ideal es conocer la opinión de la mayoría de los empleados de la empresa a partir de los departamentos de RRHH, y a partir de ahí intentar ofrecer espacios de trabajo acordes a sus necesidades”, indica Alberto Muñoz, Director en Robert Walters.

Espacios semiabiertos

Se trata de una combinación entre el “open space” y salas cerradas. El open space es un espacio en el que no existe una separación visual entre los diferentes espacios de trabajo. Por otro lado, actualmente, los espacios totalmente cerrados o compartimentados son los menos populares, pues según el informe, solo 1 de cada 10 profesionales quiere trabajar en este tipo de entorno laboral.

“Los espacios semiabiertos son los que permiten en mayor medida la creación de diferentes zonas funcionales dentro de una oficina. Este tipo de áreas-propósito posibilitan a su vez la revolución hacia un entorno inteligente porque en ellas se pueden conciliar personalidades y estilos de trabajo distintos. Según la naturaleza y sector de la compañía, los tipos de perfiles de empleados y estilos de trabajo serán diferentes pero de cualquier manera, alinear las preferencias de la plantilla al diseño del espacio de trabajo favorecerá la atracción y retención del talento, la productividad y un buen clima laboral”, expone Ignacio Sanchez, Senior Manager en la división de Construcción, Inmobiliario e Infraestructuras de Robert Walters.

Espacios funcionales

Los tres espacios funcionales más valorados por los profesionales encuestados son las salas para trabajar en equipo (64%), las cabinas para hacer llamadas telefónicas o videoconferencias (50%), y las salas de innovación y nuevas tecnologías (46%).

Mientras que cada vez más empresas cuenta con salas para trabajar en equipo, cabinas telefónicas y salas de innovación, este último tipo de espacio es el punto pendiente en la gran mayoría de organizaciones.

Tags:

Covid-19, Oficinas, Trabajo remoto