estrategia de marketing

Con el auge de aplicaciones de movilidad como Uber, Cabify o Didi se ha demostrado por demás el valor comercial de la geolocalización y los estrategas de marketing lo están tomando muy en cuenta en sus planes. Según una encuesta realizada entre estos especialistas, por 451 Research, el 81% de los encuestados en Estados Unidos dijo estar muy interesado en utilizar datos de ubicación para medir comportamientos y resultados entre canales.

Además de hacer público en buscadores la ubicación de un negocio, la geolocalización implica darle valor agregado a los datos que se obtengan, por ejemplo, pensando en nuevas campañas. Para Antonio Tomarchio, fundador y CEO de Cuebiq, firma de medición e inteligencia de marketing, la geolocalización también ayuda con la segmentación de la audiencia.

“Los datos de ubicación no son solo ‘geofencing’ o notificaciones de envío a quienes ingresan a una tienda minorista. Abarcan mucho más, desde dirigir el tráfico presencial a la tienda hasta permitir la segmentación personalizada del segmento de audiencia y medir la eficacia del gasto de marketing de una marca para llevar a los consumidores a la tienda”, comentó a Forbes.

Beneficios comerciales

De acuerdo a Enrique Saldivar, director comercial de Servinformación Perú, esta combinación entre marketing y geografía abarca la localización de clientes, pero también puntos de venta, sucursales y hasta tiendas de la competencia, generando mucha más información.

«El ‘geomarketing’ se basa en el análisis cuantitativo y cualitativo de los datos recolectados para cada empresa y las diferentes fuentes de datos disponibles. De esta manera, la plataforma permite segmentar bien a los clientes para ofrecerles lo que buscan y lograr así un servicio óptimo», explicó sobre la herramienta que han diseñado bajo este mecanismo. Entre las ventajas que este enfoque permite, resalta los siguientes:

Analizar el comportamiento de los consumidores. Conocer el comportamiento de los usuarios es clave. Esto permitirá que el área comercial segmente con mayor facilidad el target de la compañía y enfoque adecuadamente la distribución del producto o servicio.

Agilizar procesos de distribución. Para incrementar la venta y reducir los costos de la empresa es importante establecer una ruta óptima de distribución. De esta manera se mejora la relación costo beneficio y se asegura una mejor presencia en los puntos de distribución.

Adquirir información del mercado de la empresa. A través de la recolección y el análisis de los datos, se puede ampliar la información del sector y potenciar la estrategia de mercado.

Incrementar las ventas. Al establecer una ruta clara de distribución, segmentar el mercado, minimizar los tiempos e identificar los objetivos del área comercial se obtendrá un aumento progresivo de las ventas de la compañía.

Conocer a la competencia y posibles clientes. Con el análisis de los datos se puede innovar en la estrategia comercial y atraer nuevos clientes.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

estrategia de marketing, Geolocalización, marketing

Una marca sin estrategia está destinada al fracaso. Un plan de marketing bien elaborado y estructurado es necesario pues este repercute en todos los aspectos de una marca, no solo en el área de la comunicación y la publicidad.

Expertos de Inboundcycle explican que el plan de marketing es un documento en formato texto o presentación donde se recogen todos los estudios de mercado realizados por la empresa, los objetivos de marketing a conseguir, las estrategias a implementar y la planificación para llevarlo a cabo.

Por lo tanto, un plan de marketing es la guía que orienta a la marca al momento de determinar los pasos a seguir. En este documento, el despliegue de la viabilidad económica, la delimitación de objetivos a corto y largo plazo permitirá a la marca saber cuál es la mejor forma de atraer a los clientes.

Estructura básica del plan

Cualquier plan de marketing debe seguir la siguiente estructura:

  • Marketing analítico: investigación inicial tanto de la propia empresa como del mercado y la competencia.
  • Marketing estratégico: definición de la estrategia a seguir con el plan de marketing.
  • Marketing operativo: Acciones a desarrollar para llevar a cabo la estrategia, así como su viabilidad económica. En este punto se abordan estos 4 puntos: producto, precio, distribución y comunicación.

Vigencia de la estrategia

Expertos de Inboundcycle indican que un plan de marketing suele tener un año de vigencia. Cumplido este tiempo, es conveniente revisarlo e ir renovándolo para desarrollar nuevos objetivos, estudiar los cambios en el mercado, evaluar a la competencia y al público.

Si bien puede parecer mucho trabajo, es importante corroborar que aquello que implementamos está funcionado, así como evaluar cuál es la situación actual de la empresa y su posicionamiento en el mercado.

El plan de marketing, además, debe plantear nuevas acciones para adaptarse a una nueva realidad, cada vez más cambiante.

Recuerda que siempre es importante analizar y comprobar que el plan de marketing funciona y que lo implementado sirve para alcanzar los objetivos y el posicionamiento de la empresa en el mercado.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

estrategia de marketing, marketing, plan de marketing