IPD

 

Personajes reciclados de la cuestionada gestión de Mario Carhuapoma cuando fue jefe de EsSalud y sin experiencia en el campo deportivo son los jales estelares de Julio ‘Coyote’ Rivera como flamante jefe del Instituto Peruano del Deporte (IPD). Hoy ocupan puestos claves en la entidad, que maneja un presupuesto de S/130 millones, y en el equipo de transferencia de gestión. “No es gente que conozca el IPD”, asegura a Sudaca un extrabajador de la institución sobre los recientes nombramientos, a los que dice haber visto preguntando “qué se hace aquí”.

Como cereza de la torta: el ‘Coyote’ Rivera es cercano a algunas de estas personas también porque compartieron con él su paso por Unión por el Perú, el partido aliado de Antauro Humala, entre el 2020 y el 2021.

 

EL FACTOR CARHUAPOMA

El 26 de enero, un día después de que nombraran al ‘Coyote’ Rivera como mandamás del IPD, Mario Carhuapoma Yance, expresidente ejecutivo de EsSalud, ingresó a las instalaciones de la institución, según el registro de visitas. No fue solo. Carhuapoma llegó acompañado de Leonardo Campos Acasiete, miembro del Consejo Directivo Nacional del Colegio de Químicos Farmacéuticos. El exjefe del seguro social ha sido decano de dicha institución.

¿Qué hacían dos químicos farmacéuticos en el IPD? Consultado por Sudaca, Carhuapoma asegura que solo fue “un saludo protocolar”. Campos Acasiete, por su lado, evitó responder nuestras consultas. Lo cierto es que esa no fue la única vez que visitaron a Rivera.

El 28 de enero, día en el que Perú y Colombia se enfrentaban para pelear su pase al Mundial, ambos volvieron a visitar al ‘Coyote’. Según fuentes del IPD consultadas por Sudaca, “vieron el partido juntos en la alta dirección”. Las horas de ingreso y salida coinciden con las de la victoria blanquirroja.

Todo apunta a que la relación entre el exfutbolista y el expresidente de EsSalud es muy cercana. Incluso, durante la misa de inicio de la nueva gestión que se llevó a cabo el 31 de enero, Carhuapoma y Campos también estuvieron presentes. Normalmente a estos eventos asiste “la familia y amigos cercanos del presidente”, explica un trabajador del IPD.

 

Carhuapoma y Rivera IPD
Al medio, con camisa blanca, el nuevo presidente del IPD Julio Rivera. A su costado, el expresidente ejecutivo de EsSalud Mario Carhuapoma. La foto se tomó en la misa institucional celebrada el 31 de enero último.

 

“Carhuapoma ha venido al IPD a saludar al presidente como consejero de EsSalud, porque todavía es una autoridad. Estamos viendo posiblemente más adelante establecer una relación institucional entre el IPD y EsSalud”, dice a Sudaca el gerente general de la primera institución, César Nieto Serpa, sin explicar en qué consistirá dicho vínculo.

El propio Nieto, sin embargo, es un ejemplo de cómo en el IPD se vienen reciclando los exfuncionarios de la gestión Carhuapoma en el seguro social.

 

DE ESSALUD AL IPD

Una de las primeras designaciones de Julio Rivera fue precisamente la de su nuevo gerente general, César Nieto Serpa. Este personaje lo visitó el 26 de enero, el mismo día que Carhuapoma. Al día siguiente, fue nombrado en su nuevo cargo.

Nieto Serpa es alguien conocido para este gobierno, que le abrió las puertas de arranque. Esto a pesar que, desde el 2011, de acuerdo a la revista Sudor, ha participado en 10 procesos de selección para acceder a puestos en el Estado sin éxito. En la mayoría de ellas, no superó las etapas de evaluación de conocimientos.

Su nombre se hizo público cuando, en agosto del año pasado, Mario Carhuapoma lo nombró gerente central de Gestión de las Personas en EsSalud, a cargo del recurso humano de la entidad. Pero tan pronto como asumió el cargo, tuvo que renunciar por haber incurrido en nepotismo.

Y es que, dos días después de su designación, EsSalud contrató al abogado Roberto José Bedón Serpa, medio hermano de Nieto Serpa, como asesor nivel III y con un sueldo de S/11.650. La resolución de nombramiento no solo fue firmada por Carhuapoma, sino también por el mismo Nieto.

Tras estos hechos, Nieto Serpa renunció al cargo. Pero en el gobierno del lápiz las oportunidades sobran para los amigos. Seis meses después, y mientras su exjefe visitaba la oficina del presidente del IPD, fue designado en la gerencia del ente deportivo más importante del país. Y a su medio hermano también se le ha visto desfilar por las instalaciones de esta institución.

Según ambos, la visita del familiar fue solo para saludarse. “Él no tiene ningún tipo de vínculo laboral con la institución ni mucho menos. No hay nada de temas laborales”, dice Nieto Serpa a Sudaca. “Fue un tema personal, un saludo protocolar, por su designación y nada más. No por ningún puesto”, explica Bedón Serpa.

No es la única visita que llama la atención. Boris León Elguera, también vinculado a la gestión de Carhuapoma en EsSalud, acudió el 4 de febrero a las instalaciones del IPD y se reunió con César Nieto. Hoy, según El Peruano, fue designado como jefe de la Oficina General de Administración, un puesto clave del instituto deportivo que está a cargo de los despachos de Personal, Logística e Informática.

 

César Nieto y Boris León
Los altos funcionarios de confianza del IPD nombrados por Rivera. A la derecha, César Nieto Serpa, gerente general. A la izquierda, Boris León Elguera, recientemente nombrado como jefe de la Oficina General de Administración.

 

El nombre de Boris León salió a la luz pública cuando, en septiembre del año pasado, la misma gerente general de EsSalud alertó al Órgano de Control Institucional que este había sido designado días atrás en la Gerencia Central de Gestión de las Personas. Esto a pesar de no cumplir con los requerimientos para el puesto.

Mientras estas designaciones ocurren, dentro y fuera del IPD ven con decepción lo que viene pasando. “Mi preocupación es que, como todo el mundo piensa que es una institución del gobierno, cualquiera puede ir. Y no es así. Este es un organismo técnico, deportivo. El entorno de EsSalud que está llegando preocupa”, dice un exfuncionario de la gestión saliente del IPD que pidió anonimato. No le falta razón.

 

MÁS RECICLAJE

El día en que el ‘Coyote’ Rivera fue nombrado jefe del Instituto Peruano de Deporte también se reunió con su inmediato antecesor, Gustavo San Martín. El expresidente del IPD cuenta a Sudaca que el hijo de ‘doña Peta’ no estaba solo, sino que lo acompañaban Edwin Ivancovich Gamero y Juan Cáceres Sedelmayer. Aunque ellos oficialmente no tienen ningún cargo, según San Martín, ambos fueron presentados como asesores.

“Normalmente es un gesto muy protocolar [reunirse antes de asumir el cargo]. En este caso, yo me comuniqué con el señor Rivera y me dijo que iba a ir con dos asesores. No los conozco, […] tengo más de 20 años en el ámbito deportivo y a estas personas no las tengo registradas”, dice San Martín.

No fue la única jornada de estos «asesores» en el IPD. Al día siguiente, ambos ingresaron y salieron juntos de la institución. Según el registro de visitas, Ivancovich figura como “asesor del sr. Julio Rivera”. Pero dentro de la institución no hay claridad sobre sus cargos. “Algo que me llamó la atención es que [Ivancovich] se presenta como asesor y aún no lo es formalmente”, cuenta a Sudaca un funcionario del IPD.

Y si bien no son oficialmente “asesores”, Ivancovich y Cáceres sí participan de la comisión de transferencia. De acuerdo a un documento al que Sudaca tuvo acceso -y que lleva la firma del ‘Coyote’ Rivera- los dos son parte del equipo revisor “para el desarrollo de las actividades del mencionado proceso de transferencia”. También es parte de este equipo el mismo Nieto.

La cuarta persona que integra la comisión de transferencia es la decoradora de interiores María Evelina Merino Chong, quien el año pasado tentó suerte en las elecciones congresales con el partido Democracia Directa. Su única experiencia laboral, según su hoja de vida presentada al JNE, es haber sido gerente comercial en la empresa Chong Corp Service M y A Estructuras.

“No sé qué cargos tienen, pero están todo el día en las oficinas de presidencia. Vienen a conocer qué hacen las direcciones, porque parece que no saben cómo es el funcionamiento de las líneas […] Llegar a un lugar sin conocer los principales instrumentos de gestión del sistema deportivo nacional me parece un despropósito”, cuestiona una fuente con conocimiento de la interna.

Ivancovich Gamero ha sido asesor del exministro de Educación Carlos Gallardo, quien en diciembre del año pasado se convirtió en el primer ministro del gobierno de Castillo censurado por el Congreso. El motivo: la filtración de la última prueba docente. “Para ser asesor debe haber una resolución que determine ese cargo. Que más adelante me lo propongan o no, ya será una decisión personal mía”, responde Ivancovich a Sudaca.

 

Gustavo San Martín-IPD
Gustavo San Martín, expresidente del IPD, asegura que en sus más de 20 años de experiencia nunca escuchó los nombres de los nuevos jales del ‘Coyote’ Rivera.

Juan Cáceres Sedelmayer, por su lado, dice que Rivera lo convocó “por ser especialista en deportes con más de 30 años en diferentes áreas deportivas”.  Según su información en Facebook, ha trabajado en la Federación Peruana de Fútbol y luego en el IPD como asesor desde el año 2020. Sin embargo, el expresidente San Martín niega conocerlo. “En el 2020 yo ya era presidente, pero no conozco a ese señor ni he escuchado de él en el IPD”, apunta.

Le pedimos a Cáceres que sea más específico sobre su experiencia en esta área y respondió escuetamente: “Estuve haciendo varias funciones, porque en ese tiempo era necesario desarrollar varias funciones”.

Sudaca ha podido conocer otro vínculo que une a Juan Cáceres, Julio Rivera y César Nieto: los tres fueron parte de Unión por el Perú, el partido aliado de Antauro Humala. Los ahora funcionarios del IPD coincidieron en las filas de aquel movimiento entre el 2020 y el 2021. Cáceres niega que en ese momento haya surgido algún tipo de amistad.

Lo cierto es que las alarmas sobre el futuro del IPD ya se encendieron, no solo por las visitas ligadas a Mario Carhuapoma, sino también por la capacidad de las personas que rodean al ‘Coyote’.

 

Tags:

ESSALUD, IPD
x