Mentoring

Cada vez más jóvenes van reinsertándose o entrando al mundo laboral. En junio de este año, la población ocupada joven menor de 25 años aumentó en 71.7% con relación al mismo mes del 2020, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas del Perú (INEI).

Si bien estos jóvenes llegan a las empresas con conocimientos actualizados y una alta experiencia digital, por ser nativos de ella, es importante que puedan ver de cerca a un profesional con larga experiencia laboral en el sector en el que buscan desarrollarse, mediante un mentor.

“Este tiene la capacidad de maximizar y desarrollar el potencial de las personas a través de su experiencia y conocimientos”, explica Paola Chocano, CEO en Career Partners Perú. Agrega que cuando la organización se preocupa en implementar una estrategia de Mentoring, partiendo de sus altos ejecutivos, no solo fortalece la retención del talento, sino que, además, influye positivamente en el desarrollo de sus futuros líderes.

Existen una serie de beneficios cuando un alto ejecutivo comparte su experiencia y conocimientos con aquellos ejecutivos o profesionales que están en la fase de desarrollo. Chocano explica algunos de estos beneficios:

El poder de la retroalimentación

Un alto ejecutivo está en la capacidad de transferir sus conocimientos y experiencias dentro de un proceso estructurado y en un espacio de confianza que estimule el desarrollo y crecimiento del talento. A la vez, los futuros líderes pueden recibir retroalimentación de un mentor confiable y experimentado que ampliará su panorama y su forma de pensar y actuar. Además, el mentor podrá resolver las dudas que el futuro líder tenga en mente.

“Out of the box”

El mentor desafía el pensamiento y motiva el aprendizaje. Los líderes del futuro que reciben el entrenamiento de un mentor, siempre piensan fuera de la caja, pues son más creativos e innovadores en el desarrollo de proyectos y solución de problemas.

Cultura organizacional

El mentor es un embajador de la cultura organizacional a la que pertenece, ya que facilita el proceso de adaptación, encaje y desarrollo de las personas dentro de la compañía.

Retención del talento

El Mentoring es una herramienta potente para retener a los talentos, además de ser una práctica competitiva que favorece el aprendizaje organizativo. “La mentoría es la mejor forma de ganar-ganar-ganar para el alto ejecutivo, el futuro líder y la organización», finaliza Paola Chocano.

Tags:

Liderazgo, líderes, Mentoring

En los últimos años múltiples técnicas que buscan la mejoría personal y potenciar alguna capacidad o habilidad se han popularizado. Las más conocidas son el coaching y el mentoring, que fácilmente podrían confundirse pero se trata de distintas disciplinas.

 

El psicólogo Oscar Castillero explica que el coaching es un tipo de proceso de acompañamiento que busca ayudar a que la persona sea capaz de desarrollar su potencialidad o capacidad. Esta disciplina establece y dirige a la consecución de metas concretas. El proceso suele orientarse a lograr un resultado determinado en un período de tiempo relativamente corto y con los recursos que el sujeto ya tiene de base. El papel de coach es el de acompañar el proceso, en el cual puede proporcionar o sugerir instrumentos o métodos a través de los cuales el cliente pueda desarrollarse por sí mismo.

 

Sobre el mentoring, el experto indica que se trata también de un proceso de acompañamiento, pero este emplea la figura del mentor, un experto en el área a trabajar el cual guía a la persona a través de su experiencia con el fin de proporcionarle conocimientos e incrementar sus habilidades. El mentor actúa como guía y consejero, proporcionando una perspectiva más experimentada y ayudando a que su mentorado construya nuevos conocimientos y habilidades gracias a ella.

 

Diferencias entre Coaching y Mentoring

 

Dos de las diferencias claves entre estos acompañamientos son:

Autoaprendizaje vs Enseñanza: Si bien ambos buscan incrementar las posibilidades de la persona y hacer que pueda desarrollarse, cada uno de ellos lo hace de una manera diferente. El coaching hace hincapié en las capacidades y conocimientos ya presentes en la persona, de tal modo que el origen de lo aprendido está en su interior y los resultados obtenidos se derivan de sus procesos de pensamiento. En el mentoring la potencia de las capacidades de la persona requiere que estas sean transmitidas

 

Nivel de especificidad en los objetivos: Un mentor es un guía que suele tener un enfoque general y contribuye al desarrollo profesional y personal dentro del área en que se mueve. Su objetivo suele ser el desarrollo total del mentorado. Por otro lado, el coach tiende a focalizarse en un aspecto concreto sobre el que se realiza el acompañamiento, siendo por lo general más específico y centrado en tareas concretas. Un coach puede tratar de favorecer la capacidad de toma de decisiones, mientras que el mentor da ejemplo de cómo comportarse o afrontar diversas situaciones.

Tags:

Coaching, Emprendedores, Mentoring
x