Liderazgo

“La información digital y las herramientas tecnológicas por sí solas no son un diferenciador. La clave son las capacidades humanas y la cultura de una empresa que facilitarán la adopción de la tecnología, un rápido retorno de inversión y la transformación continua.  La Inteligencia Artificial (IA) hará que las personas tomen mejores decisiones y fortalezcan sus habilidades humanas como la empatía, el liderazgo, la creatividad, entre otras”, agrega el Managing Director de Experis Perú.

Tags:

Empatía, Inteligencia Artificial, Liderazgo

E-Commerce: Todas las empresas venden productos o servicios, y ahora lo hacen principalmente por Internet. Por tanto, valoran mucho más a los trabajadores que comprenden el ecosistema del comercio electrónico. Tienen una mejor imagen quienes cuentan con habilidades en venta digital, marketing digital, importaciones, u otras áreas complementarias.

Tags:

Emprendimiento, Liderazgo, Trabajo

5.-Ofrecer retroalimentación de calidad

La retroalimentación es un regalo para la mejora profesional y personal, el simple hecho de tomar acción y aceptar un feedback con los brazos abiertos es un buen paso, ya que ayuda a canalizar de forma correcta las expectativas de los líderes y de los colaboradores.

En caso haya que hacer alguna mejora, es el momento oportuno ya que mejorará el desempeño y productividad, y construirá una buena comunicación entre el líder y su equipo de trabajo.

Tags:

Coaching, Habilidades a desarrollar, Liderazgo

Entre colaboradores y lideres debe existir una relación positiva. “Hoy se requieren líderes que actualicen continuamente sus estrategias para mantener un equipo fuerte y motivado”, comenta Paola Chocano, CEO en Career Partners Perú. Por ello, la especialista brinda algunas estrategias que todo líder debe practicar para mantener un equipo motivado, alegre y comprometido con su crecimiento profesional en la organización.

1.- La colaboración es clave. Los lideres deben crear un ambiente de colaboración dentro de sus equipos, en donde exista una practica natural de aportar con ideas, replantear lo que hacen y hasta romper paradigmas.

2.- Modelar una cultura de respeto e inclusión. Un líder debe ser el fiel reflejo de los valores y la cultura que le gustaría que su equipo desarrolle. Deben tratar de garantizar que las personas se sientan conectadas entre sí, con su trabajo y con el propósito de su organización.

3.- Priorizar el bienestar. Fomentar un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal de los colaboradores significará cosas diferentes para cada uno de ellos. Si embargo, un líder debe procurar que su equipo se sienta realizado y contento en ambas áreas de tu vida.

4.- Reconocimiento continuo. Cuando las personas se sienten valoradas, multiplican su esfuerzo y compromiso con sus respectivas funciones. Los líderes deben reconocer el trabajo bien realizado. 

5.- Impulsar un impacto significativo. Un líder debe promover un propósito que vaya más allá de las ganancias, y que permita que su equipo aborde algunos desafíos sociales. “Todos queremos trabajar para organizaciones que nos empoderen y nos permitan desempeñar un papel activo en la sociedad, y quién mejor que los líderes para que nos impulsen en esta misión” finaliza la especialista.

 

Tags:

Liderazgo, Motivación, Trabajadores

Con un panorama que se encamina al trabajo híbrido y un mercado reinventándose, los líderes deben ser creativos y orientados a resultados. Si algo nos dejó la pandemia es que todo lo que se logra es a través de prueba y error. Y eso sí, para poder soportar este nuevo camino, es preciso dejar de lado el miedo a la equivocación. Esta es, sin duda, una de las primeras habilidades que actualmente deben tener las personas que asuman puestos de dirección en una empresa.  Para Tomás Chamorro, Chief Talent Scientist de ManpowerGroup, hay seis habilidades blandas que los líderes deben tener:

1.- Inteligencia: clave para la resolución de problemas. Y no solo se refiere a la inteligencia como la capacidad de adquirir nuevos conocimientos, sino también a la oportunidad saber dirigir y motivar a su equipo de trabajo. Motivándolos a trabajar en equipo, entendiendo que todos tienen capacidades diferentes de las cuales nos podemos nutrir como equipo y liderar con empatía.

2.- Curiosidad: para seguir aprendiendo. Es clave para tener la capacidad de entender, comprender y zambulliste en nuevas posibilidades que enriquezcan a tu equipo. Una persona curiosa, está siempre buscando innovar, está viendo nuevas oportunidades de mejora y eso contagia a quienes trabajan con él o ella.

3.-Humildad: para aceptar un error y corregirlo. Entiende que el error es parte del camino a lograr resultados positivos. Trabaja con los pies bien aterrizados en la tierra y tiene un trato horizontal.

5.-Resiliencia: para poder mantener la estabilidad emocional en tiempos de crisis como los que vivimos actualmente, ya sea por la pandemia o por la inestabilidad política.

6.-Empatía: para ponerse efectivamente en el lugar del otro y comprenderlo.

7.-Integridad, sin ésta todas las anteriores carecen de sentido. El líder debe promover valores, debe promover la equidad, igualdad de oportunidades y rechazar la corrupción y todo acto que dañe al otro.

Los y las líderes ya no deben tener una o dos de estas cualidades, sino que deben tener el paquete completo. Por lo menos, una pequeña porción de cada una”, añade el Chamorro.

Por ende, el nuevo perfil busca sumar estas habilidades a la experiencia laboral en puestos de liderazgo y alta responsabilidad, bagaje esencial para esta posición; así como estudios superiores y formación continua. Según data de Manpower Business Professionals, el crecimiento del porcentaje de escasez de talento a nivel global fue del 69% en el 2021; este indicador concluye que encontrar al candidato correcto para este tipo de posiciones es más difícil que nunca.

Tags:

Alta dirección, Liderazgo, perfil del líder

Identificar las fortalezas de los colaboradores y ver las oportunidades de mejora son claves en la evaluación del desempeño laboral en las empresas. Así lo señaló Sebastián Ausin, Country Manager de Buk Perú. Explicó que existen alternativas para evaluar las capacidades o analizar el desempeño de los trabajadores: evaluación 360° y nine box.

Evaluación 360°: Es una herramienta muy utilizada por las empresas, ya que ofrece una visión completa de las capacidades del colaborador. Evalúa el desempeño desde diferentes puntos de vista de las personas que interactúan con la persona: líder, compañeros, subordinados y clientes internos.

Para aplicarla, lo primero que se debe determinar son las competencias a evaluar y éstas pueden ser transversales o específicas del cargo, indicó.

Lo siguiente será definir a los evaluadores y ellos deben ser personas que conozcan el trabajo diario del colaborador, de manera que puedan informar sobre su desempeño, anotó.

Antes de iniciar la evaluación se debe comunicar a toda la organización el propósito de ésta, destacando que lo primordial es mejorar la productividad y el crecimiento profesional de los trabajadores.

El formato principal de esta evaluación es una encuesta, la cual contiene preguntas objetivas según el propósito determinado, resaltó.

Cuando se concluye el periodo de evaluación, se debe realizar un informe que ayude a concentrar toda la información recopilada en un documento accesible al colaborador, refirió.

Corresponde brindar un feedback al colaborador, el cual incluya sus fortalezas y oportunidades de mejora, señaló.

Luego de esa etapa se debe trabajar un plan de acción para ayudar al empleado a mejorar en los aspectos identificados.

Nine box: Es una herramienta que permite analizar el desempeño y potencial de los trabajadores para identificar el talento en la organización y que tiene por principal objetivo reconocer a los futuros líderes de la empresa.

Con la información recogida, se pueden crear diferentes planes de acción o sucesión para ayudar a la formación de estos futuros líderes. La medición se realiza mediante nueve cuadrantes, considerando tres niveles (bajo, medio y alto) y evaluando las características de cada perfil de persona. Algunos beneficios de utilizar esta herramienta es que es visual, simple y objetiva.

Tags:

Evaluación de desempeño, Liderazgo, Talento

Ocupar una jefatura o gerencia no asegura liderazgo, pues esta no se trata de jerarquía, sino de tener las capacidades y habilidades necesarias para dirigir a un grupo por el mejor camino posible. Entonces, ¿cómo reconocer a un líder? ¿Cómo puedo convertirme en uno? El psicólogo Nahum Montagud explica algunos aspectos clave a tomar en cuenta si se desea lograr el liderazgo.

Ser inclusivo: En el proceso de creación de un proyecto dentro del negocio, es importante que todos los miembros se sientan involucrados. Trabajar juntos para conseguir alcanzar un objetivo común, logrado de manera democrática, hará que los implicados ganen más conocimiento sobre los procesos, mientras se sienten motivados con el éxito alcanzado.

Ser accesible: Es importante que el líder no sea visto como una persona fría y distante, sino como alguien que mantiene una comunicación constante y personalizada con cada persona del equipo. “Con unos 15 minutos semanales es suficiente. En ese período de tiempo, se debe hablar sobre los objetivos, las metas, las dificultades y los logros que se hayan logrado o planteado desde la última reunión”, recomienda Montagud.

Reconocer logros: Los éxitos de una empresa dependen del trabajo en equipo, y además, de los éxitos individuales de cada persona que permite lograr los objetivos. Es fundamental que un líder reconozca el trabajo de su equipo, de manera clara, explícita y pública. “Los comentarios que se hagan hacia el trabajador deben ser concretos, positivos y directos, especificando qué ha hecho bien y por qué le ha gustado”, precisa el psicólogo.

Buena comunicación: El líder debe tirar abajo las caretas de apariencias y superficialidad, pues esto no permite dar paso a la autenticidad de los integrantes del equipo. Un líder debe tener la capacidad de generar una comunicación humana, sincera y genuina y, para lograrlo, debe dar el ejemplo a los demás. “Aspectos tan simples como preguntar qué tal está la familia, o que cenó ayer son formas de iniciar una conversación que pueden llevar a una mejor comunicación”, sugiere el experto.

Expectativas claras y alcanzables: Es necesario que el líder evite las rutinas tediosas mediante la propuesta de metas y objetivos definidos, pero tomando en cuenta que estos deben ser alcanzables. Esto, de la mano con una comunicación clara,  ayuda a saber si es que algún miembro del equipo requiere de mayor apoyo, o si es que es necesario reencaminar el proceso.

Gestionar el conflicto: Los momentos tensos son inevitables y deben ser gestionados de la manera correcta a tiempo. El líder debe ser capaz de identificar el conflicto y exponerlo a los miembros del equipo, para gestionarlo. Así, mientras se logra solucionar, se puede prever este tipo de conflictos en el futuro.

Tags:

Habilidades blandas, Líder, Liderazgo
Página 1 de 5 1 2 3 4 5