Tappers

Tappers es un emprendimiento de comida cacera que se envía por delivery. Los platos son hechos por mamás de buena sazón y a un día de celebrar el Día de la madre ya han repartido más de 76 mil platillos. Ganan dinero y pasan más tiempo con su familia. Esa es su receta ideal.

A poco tiempo de quedar embarazada, Carol Valencia, una joven secretaria, se tomó un año sabático para pasar más tiempo con su bebé. Quedarse en casa le daba tranquilidad, pero no le permitía tener más ingresos. Al menos eso era lo que pensaba. Buscaba alternativas, buceaba en internet. ¿Cómo ganar dinero estando en casa?, se preguntaba. Entones encontró una publicación de Tappers.pe, un emprendimiento que conecta a las amas de casa con los clientes que buscan probar una comida 100% casera vía delivery.

“Las secretarias a veces tenemos un cargamontón de trabajo, siempre tenía como una presión en la cien. Esta empresa me permite no solo hacer lo que me gusta, sino pasar tiempo de calidad con mi familia. Termino temprano y valoro mucho eso”, comenta Carol, un jueves por la tarde y minutos antes de salir con su hija de un año y medio a dar unas vueltas por el parque.

Así como Carol, existen “mamás Tapperas” de todas las edades y con distintas motivaciones que se ponen a cocinar en base a una programación semanal que Tappers les alcanza por Whatsapp. La idea es que incluso puedan usar los mismos ingredientes para su hogar y para los pedidos.

“Cocinamos con el mismo amor que lo hacemos en casa y es reconfortante que nuestros platos les encanten a personas que no conocemos”, cuenta Anabel, mamá Tappera.

“Ahora tengo un trabajo flexible que me permite cuidar de mi hijo mientras hago lo que me encanta”, dice Nina Becerril, otra mamá Tappera.

De acuerdo a Martín Pasache, uno de los fundadores de Tappers, en esta comunidad se han sumado muchas mamás que buscan seguir sintiéndose activas desde su hogar.

“Se ha creado un grupo muy bonito que no siempre tiene que ver con temas de comida, a veces les damos clases de yoga, charlas de empoderamiento porque mientras más motivadas estén, el proyecto podrá crecer más”, refiere.

Probar la sazón de casa

La motivación detrás de los fundadores de este emprendimiento, los hermanos Martín y José Pasache, fue las ganas de probar una sazón casera, aunque trabajaran en oficina y no tuvieran tiempo de prepararse la comida por ellos mismos. “Para nosotros, que tenemos una madre del norte, donde el tema del almuerzo familiar es muy importante. Queríamos ver cómo captar esa sensación de la comida de casa”, explica.

Desde que fundaron el proyecto, hace dos años y medio, han ido evaluando cada fase desde el pedido y la preparación del plato, hasta su entrega en el domicilio y la satisfacción del cliente con el servicio. En base a esos datos, se han ido incorporando platos bajos en calorías o vegetarianos dentro del menú.

En total, se han establecido 40 variedades de platos desde lentejitas con arroz para un clásico lunes o un tallarín saltado, hasta postres como el suspiro de chirimoya o complementos como una ocopa. Los platos de fondo tienen un costo de entre S/12 a S/16 a lo que se suma el precio del envío. Los precios también son flexibles en función a la reserva, que puede ser para toda la semana.

Para ser una “mamá Tappera”, han establecido que un jurado pruebe antes la sazón de la madre que va a sumarse al proyecto y que las condiciones en las que cocina sean las adecuadas. Una vez que se empieza a trabajar con la plataforma, las madres siguen siendo evaluadas, lo que les permite saber incluso qué platos cocinan mejor.

Los cambios de la pandemia

Con la llegada de las cuarentenas y el cierre de las oficinas, el público objetivo al que apuntan tuvo que modificarse, pero Pasache precisa que también se abrieron nuevos nichos de mercado en hogares que tenían dificultades para cocinar por sí mismos.

“La demanda original era de oficinas, pero con la pandemia ha ido mutando y aparecieron otros rubros como los adultos mayores o gente que hace home office en casa. Hay muchos tipos de clientes”, precisa.

Como también había restricciones para salir a comprar los productos, decidieron impulsar los planes semanales entre los clientes, de esa manera, la madre sale una sola vez por semana a hacer el mercado para atender los pedidos. Asegura que es un cambio que tuvo buena acogida entre el público y también les ha permitido mejorar el sistema de reparto.

De cara a los próximos años, Pasache confía en que puedan ampliar el proyecto en otras ciudades y que Tappers pueda lanzarse incluso en otros países con similares características al mercado de Lima. Además de tener una segunda iniciativa similar.

“Tenemos dos proyectos; crecer en algunas ciudades del Perú y a nivel regional y tener un portal de venta de productos hechos en casa, no solamente hechos por madres, sino por cualquier pequeño emprendedor que tiene un producto por exponer. Es un modelo fácilmente replicable y escalable”, comenta.

Dato:

Para pedidos pueden ingresar a: https://tappers.pe/

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

delivery, Día de la madre, Emprendimiento, Tappers