Era jueves en la noche, yo estaba en Barranco, a punto de terminar un exitoso set de Stand up y de bajarme del escenario entre un mar de risas y aplausos, cuando decidí observar con detenimiento algo que me había venido llamando la atención a lo largo de todo el show. A un extremo del salón del bar y en la penumbra había una mesa grande, como para ocho personas pero estaba ocupada solamente por dos, quienes a través de la oscuridad parecían ser un chico y una chica. Estas dos personas no se habían reído ni una sola vez en toda la noche, parecían solo observar desde la distancia cómo quien vigila a un sujeto de investigación, cómo quien espera algo.  Así que yo, asustado decidí irme a esperar en el camarín a que estas personas se fueran. Pensé – ¿Y si son un grupo de izquierdistas radicales que han venido al show para evaluar mi discurso y censurarme? – Ambos parecían cargar la seriedad de un empleado gubernamental recientemente empoderado, pero no parecían llevar sombrero chotano, látigo ni ojotas, por lo que descarté que se tratara de gente del actual gobierno. 

Tras unos minutos encerrado en el camarín quité el modo avión de mi iPhone y empecé a recibir los varios mensajes que me habían mandado mientras estaba en el escenario. El primero que saltó fue un mail de Don Hernando qué decía:

“¡Jimmy James! Ernie here, My boy, he visto que tenías show hoy día y he mandado a verte a dos chicos de mi equipo que son absolutamente brillantes, unos capos. Me interesa que te conozcan para que los ayudes a comunicarse con las masas de gente pobre que te siguen. Don’t get me wrong, con esto no busco ofenderte, sé que también te siguen hordas de gente decente, culta y educada, casi tantos como a mi, pero a estos chicos también, así que me interesa que los ayudes a entender los códigos de los jóvenes marginales no sanisidrinos. Los debes de haber visto, les reservé una mesa grande entera para que pudieran ir con todos sus amigos, my treat off course. Ellos son Alejandro y Adriana, seguro los conoces, por ahí que son tus primos, son un chico y una chica de verdad brillantes, con mucho mundo y poco Perú. Adriana es de una familia muy noble y tiene maestría en Chicago, y Alejando aun no tiene maestría en el extranjero, pero lo hemos dejado pasar porque no se nota, y porque seguro en cualquier momento la hace, pero sobre todo porque es gay y en el partido pensamos que a la derecha le hace falta más diversidad. (Aunque  acá entre nos, yo creo que tengo diversidad para regalar, con mi apellido latino, mis años en suiza y todo el mundo que tengo, pero acá quieren una diversidad más moderna… ) Bueno, hope you kids have fun, me cuentas!”. 

Salí del camarín para buscar a los enviados de Hernando y apenas puse un pie afuera me encontré cara a cara con ambos, quienes estaban parados junto a la puerta impávidos y serios, como las dos versiones ultimo modelo de los robots de Boston Dynamics pero white power Edition.

  • Hola James, soy Alex, mucho gusto
  • Hola James, soy Adriana, mucho gusto – Dijeron ambos al mismo tiempo y en perfecta coordinación.
  • Hola Chicos, gracias por venir, espero que les haya gustado el show, Hernando me dijo que vendrían con sus amigos, pero los vi solos.
  • Yo vine con mi amigo Alex – Dijo Adriana
  • Yo vine con mi amiga Adri – Dijo Alejandro también
  • Así veo… bueno, les gustó el show?

Adriana me miró a los ojos, o más bien miró a través de mis ojos, como si estuviera analizando el fondo de mi craneo con una visión de rayos X y dijo:

  • Me gustó, haces observaciones cotidianas divertidas y las deconstruyes en conceptos identificables para las personas, eso luego se transforma en una especie de estallido eufórico ruidoso de las audiencia que las ha escuchado.
  • ¿Te refieres a la risa?
  • Si, quisiéramos que nos ayudes a comunicar nuestras ideas y conceptos de la misma forma, para obtener una reacción satisfactoria de parte de los interlocutores, si se pudiera, también quisiéramos obtener el estruendo ruidoso una vez que la idea se haya comunicado. – Continuó Adriana.
  • Encantado de ayudarles
  • Yo me encuentro en algo confundido con lo que haces James, no entiendo como si tú eres una persona blanca, de San Isidro y no eres comunista, ¿Cómo es que te ríes de Keiko? ¿Por qué alguien se reiría de quién es hoy en día la única estrella democrática en el firmamento de la noche comunista que nos cubre con su manto?
  • Te explico Alex, lo que yo hago es señalarle al público la enorme lista de cosas negativas que Keiko representa, pero junto a ideas graciosas, cosa que ellos se ríen y poco a poco empiezan en sus mentes a asociar “Keiko” y “felicidad” de manera conjunta. – Mentí.
  • Ah claro, me parece brillante, ¿me podrías enseñar a hacerlo?
  • Por supuesto Alex, solo piensa en una idea que tengas muy adentro, algo que te movilice algo en lo que realmente creas, y luego vemos cómo podemos explorar es idea.
  • Claro! ¿Cómo “El pobre es pobre por que quiere?” ¿Algo así? Me encanta ese concepto
  • Claro… bueno, eso u otra cosa
  • Pero es que a mi me encanta esa idea…
  • Bueno, ok, si no puedes pensar en otra cosa, podemos cuestionar esa idea para hacer humor con ella.
  • ¿Pero por qué la cuestionaríamos? No entiendo, si es perfecta, cierra por todos lados.
  • Ok, pero para hacer humor tenemos que deformar esa idea, llevarla al absurdo, para encontrar algo gracioso ahí. ¿Me entiendes Alex?
  • S, a ver esta “Hola soy un pobre, me dijeron que trabaje para hacerme rico, pero soy super flojo y quiero que todo me lo regalen, así que no quiero trabajar, o sea quiero ser pobre!” Jajaja – Rio Alejandro de manera ruidosa mientras Adriana observaba inamovible, como en un estado de animación suspendida.
  • Claro, pero tiene que haber un chiste, alguna observación, algo que estés señalando de manera divertida.
  • Eso pues! Que ese pobre no quiere trabajar, entonces no se da cuenta que no quiere ser rico, es un estupido! Eso es muy gracioso
  • Creo que hay que trabajar más chiste Alejandro.
  • ¿Tú eres judío? – Preguntó Adriana de manera intempestiva.
  • No del todo, tengo algunos antepasados, ¿por qué me preguntas eso?
  • Perdón, es que estaba oyendo como desprecias el humor de Alex, y no me gusta, así que como que se me escapó esa pregunta, es que tengo Tourette antisemita, es una condición psicológica heredada de mi padre.
  • ¿Tourette antisemita? Con eso podríamos construir un buen chiste, es un buen concepto Adriana
  • Pero no es un chiste, es una lamentable condición que le afecta a toda mi familia, pero sobre todo a mi padre, por culpa de cierto grupo de gente y todo el daño que esas personas le han hecho al mundo. Igual te digo Jaime que Tourette es un vocablo francés, así que lo veo lejano para el pueblo, ellos son más de entender vocablos latinos o en su defecto traídos del quechua, vamos a tener que buscar otras formas de conectar con ellos. ¿Qué más propones? 

Me quedé estupefacto, yo había venido pensando que estafar a esta gente iba a ser más fácil, pero la rigidez de estos personajes lo estaba haciendo imposible. Así que decidí mostrarles el video en el que los robots de Boston Dynamics bailan música de los rolling stones mientras se preparan para conquistar a la humanidad.

  • Miren chicos, que les parece si hacen un baile así y lo subimos a Tiktok, se podría viralizar!
  • ¿Moverse al son de ritmos populares? No lo sé, nunca lo he hecho – Dijo Adriana.
  • Claro! No importa Adriana, siempre hay una primera vez para bailar, al comienzo será raro, pero luego podrá ser gracioso de ver, puedes pedirle consejo a tu papá, él lo hizo en el 2000 y hasta ahora el video cosecha risas.
  • Pero Jaime, pasa que Don Hernando, nuestro gurú ya bailó en la televisión durante la campaña, y lo hizo de forma extraordinaria, así que ha dado orden en el partido de que nadie más que él baile públicamente, porque quedarían mal en comparación a él. – Dijo Alejandro
  • Mira Alex, yo creo que esta es la mejor manera de ustedes conecten con la gente, que bailen y que las gente los mire y ría, así podrán asociarlos a ustedes a la felicidad, como con Keiko.
  • Puede ser que tengas razón Jaime, en mi comunidad la gente baila mucho y parecen ser todos felices, tal vez yo también deba aprender a bailar y así capaz podría ser realmente gay, o sea, no solo homosexual, sino también feliz.
  • Claro chicos, piénselo, consulten con Hernando y Madeleine, estoy seguro que ellos les darán permiso.
  • Debo admitir que desde que lo mencionaste, no logro sacar de mi cabeza la imagen de mi padre bailando, era realmente majestuoso, se movía por el escenario con la gracia con la que Alemania supo moverse por Europa – Comentó Adriana.
  • La verdad que si Adriana, majestuoso. 
  • Perfecto Jaime, estaremos en contacto para la primera lección de baile, ahora nos vamos, gracias por los consejos – Repitieron los dos de manera perfectamente coordinada, como si fueran conductores de Cuarto Poder para después salir del local, subirse a una camioneta y partir. Yo una vez más me hallé preocupado, la misión de acercar a los jóvenes con el pituquismo se estaba haciendo realmente difícil, felizmente, una vez más, la alerta del deposito en mi cuenta hecho por Hernando me alentó a seguir esforzándome y dejar mis principios de lado. Era necesario poner todo mi esfuerzo en conseguir que Adriana y Alejandro bailen en tiktok, y yo estaba dispuesto a todo.

 

To be continued

Tags:

chotano, jaime ferraro, pitucos

Mientras me acercaba a la puerta del hermoso edificio sanisidrino pude escuchar parte del diálogo que sostenía el portero con un señor que cargaba dos pesadas bolsas de tierra y parecía estar esperando a que lo dejaran pasar.

  • Lo siento amigo, nadie me ha dejado dicho nada no lo puedo dejar pasar
  • ¿No te han avisado? Pero hermano, yo trabajo acá hace ocho años, me ves todas las semanas, si no entro las plantas de la señora se van a morir…
  • Lo siento amigo, son las reglas….. ¡Buenos días caballero pase usted! – Me dijo el mismo portero mientras me indicaba el camino hacia el ascensor con su mano derecha.
  • Voy donde la Señora Madeleine, no sé qué piso es… – Le respondí
  • No se preocupe, ahora mismo aviso para qué lo jalen, ¿su nombre?
  • Jaime
  • Perfecto don Jaime, pase no más

Subí al ascensor y mientras esperaba que me jalen continué oyendo la conversación entre el portero y aquel jardinero socialmente desubicado que intentaba entrar al edificio.

  • ¿Y cómo a ese señor lo dejas pasar?
  • Es que él es residente
  • Pero si no vive aquí, yo conozco a todos los residentes
  • No, residente de San Isidro, es de la zona…

Unos segundos después se abrió la puerta del ascensor y me encontré frente a una sala muy grande, con un ventanal de fondo con una hermosa vista al Lima Golf.

  • Hello Sir, I’m Norka, this way please – Me dijo la sirvienta que me recibió mientras me llevaba por la sala.
  • Hi Norka, thanks, ¿habla usted español?
  • Sí, pero también en inglés sí prefiere, la Señora nos ha preparado para recibir a todo tipo de visitas… un momento – Dijo la sirvienta mientras se señalaba el oido derecho en el que llevaba un solo airpod. – Yes Madame, el joven está acá conmigo, si señora ya le expliqué lo de los idiomas, parece que prefiere en castellano, si, la chica de Don Hernando está esperándonos en el living de servicio… si, no se preocupe, usted quedará regia, like a lady señora.
  • ¿Ha venido también la señora que trabaja con Hernando?
  • Si, María, es que don Hernando pensó que ya que yo le hablaré de las virtudes de la señora Maddie, pues sería mejor aprovechar para que María también le mencione las de él, que según comenta María son bastantes, las tiene todas anotadas.

Unos segundos después de atravesar una gran cocina entramos a una pequeña sala en la que estaba María, quien al verme se puso de pie de inmediato, casi que con culpa.

  • Hola María buenos días, espero que no les moleste si grabo la reunión, es para tener registro. – Maria se tocó el oído, donde cargaba ella también un airpod y luego me respondió.
  • Dice que no hay problema joven.
  • Not a problem. – Dijo también Norka – está todo autorizado.
  • Bueno, entonces empezamos, a ver chicas, además del trabajo que les han dado, ¿Cuál creen que ha sido el impacto que han tenido sus patrones en sus vidas?
  • Me first! – Dijo Norka – La señora Madeleine… disculpe un momento – Se llevó la mano al oído, para oír bien y luego continuó – Si señora perdón… Bueno Miss Maddie para mi ha sido una verdadera bendición, de verdad que ha sido un blessing, no solo me ha enseñado para qué sirve cada cubierto, cosa que puedo poner la mesa en cualquier lugar del mundo, sino que además ella se preocupa de verdad por mi, hasta políticamente.
  • ¿Políticamente?
  • ¡Si! Ella por ejemplo se encargó de protestar cuando sacaron esa ley terrible del servicio doméstico…
  • ¿No estaba de acuerdo con la ley usted Norka?
  • No joven James, porque esa ley nos quería dar más dinero sin trabajar más, y eso es injusto para las patronas.
  • Es cierto, el Sr Hernando también me defendió contra esa ley, él protestó con su twitter – agregó María mientras prestaba atención a su audífono. – … Y dice que su tweet tuvo muchísimos likes y de gente super importante.
  • ¿Entonces ninguna de ustedes dos está de acuerdo con que les paguen más?
  • Es que hay formas joven James, así con envidias y comunismo no vamos a salir adelante. Hay varias amigas de Miss Maddie que están viendo si despiden a sus empleadas, porque la economía ya no es la misma, incluso Miss Maddie me dijo que ganando Castillo capaz me iba a tener que botar también, y yo la entiendo.
  • Felizmente eso no ha pasado, sería terrible.
  • Un momento Joven James, Miss Maddie me aclara por interno que eso último ella lo dijo como una broma, que no me iba a botar y que su economía está más fuerte que nunca, que no es en serio…
  • Ok…
  • Sí, dice que just kidding, que ella siempre hace bromas conmigo, es porque tenemos mucha confianza y a mí sus bromas me hacen reír muchísimo.
  • Don Hernando dice que él también hace muchas bromas y que todos siempre se ríen.
  • Bueno, me alegro de que la pasen bien trabajando, espero que hayan podido ahorrar también con lo que les pagan.
  • Si, yo todos mis ahorros le he dado a Miss Maddie para que los mueva en la bolsa, casi siempre va bien, solo una vez perdí todo, pero dice la señora que de a poquitos me lo va recuperando, ella sabe mucho de dinero.
  • Perdón Joven Jaime – Me dijo María – Me comenta el Sr Hernando que si vamos a hablar de manejar portafolios y de economía me dé la palabra, porque él es experto en eso y yo soy su representante.
  • Ok claro, no hay problema, ¿Don Hernando también le ayuda con su dinero?
  • no… Pero me dice que le comente que él siempre me ha dado copias de sus libros, hasta con dedicatoria, pero que yo no los he leído porque prefiero ver programas de espectáculos.
  • Ah ok, ¿Es usted fan de los programas de espectáculos?
  • No, nunca los veo, pero si el Sr Hernando lo dice debe ser por algo, él es un hombre muy educado, sabe mucho, así que él sabrá.
  • Joven Jaime, Miss Maddie me dice que le diga que ella también es super educada, en el extranjero también.
  • ok… Miren, ¿Qué les parece si se quitan esos audífonos y así yo puedo conversar directamente sobre ustedes, Maria y Norka, sin que ellos les digan que decir? – Hubo unos segundos de silencio. Luego Norka empezó a hablar
  • La señora Miss Maddie me dice que mejor no, que ella prefiere que estemos conectadas por si hay alguna emergencia y yo tenga que ir a atenderla.
  • Sí, y Don Hernando me dice que no hay problema con el audífono, que todas lo que tengo para decir lo hemos revisado juntos, incluso con su abogado y que estamos de acuerdo en todo.
  • Miss Maddie es abogada, ella misma ha revisado todo, no ha tenido que llamar a nadie para que se lo haga… – agregó Norka mirando a María con desprecio.
  • Pero es que así no tiene sentido – Dije – Si los que van a hablar son ellos entonces no tiene sentido que me reúna con ustedes, mejor lo hago con ellos directamente y así me dicen cuales son sus propias virtudes con exactitud…
  • Dice Don Hernando que excelente idea, que entonces mejor la próxima semana se toman un traguito los tres y así él le cuenta todo lo que ha hecho por mí.
  • La señora Miss Maddie está de acuerdo, dice que será mejor así todo, sin intermediarios que confundan las cosas, y dice que no es que nosotras siempre vayamos a confundir las cosas, pero que como no tenemos educación universitaria pues tampoco se puede esperar mucho de lo que podamos decir.
  • ¿Entonces la próxima semana me reúno con ellos para que ellos me digan lo que ustedes sienten sobre ellos?
  • Eso mismo – Dijo María
  • Le acompañó al ascensor entonces…

Empezamos a caminar hacia el ascensor y yo me encontraba completamente desconcertado, esta visita había sido un completo fiasco, no entendía como esto iba a ayudar a mejorar la imagen de los pitucos. Estaba perdiendo la esperanza cuando recibí una alerta en mi celular, era mi banco avisando que había recibido un gran depósito acompañado de un mensaje que decía. “Enjoy Çjimmy! See you next week! Hernando”. Debo admitir que me quedé mucho más tranquilo.

To be continued

Tags:

familia, sátira

Toqué la puerta cinco minutos antes de la hora, Hernando me había citado a las cuatro de la tarde y yo quise ser puntual. No quería darle al famoso gurú de la economía un motivo extra para hablar de su educación europea y de cómo sus años en Suiza lo hacían un tipo realmente excepcional y admirable, mucho más que cualquiera que yo pudiera conocer.  Me abrió la puerta una empleada vestida con un uniforme impecable, de estilo francés y quien sin mirarme a los ojos me dijo que la siguiera, y que don Hernando me esperaba en su oficina.

  • Sr Ferraro, right on time! Parece usted educado en Europa como yo. ¿Quiere un trago?
  • No gracias
  • Madeleine está por llegar, a ella la cité unos minutos más tarde, pensé que sería mejor que nosotros conversemos un ratito antes, to be on the same page, usted sabe, para discutir algunas cositas between us gentlemen, sin tanta histeria.
  • Suena bien, pero aun no me queda claro para que dos personas tan renombradas como usted y Madeleine quisieran conversar conmigo.

Hernando tocó una campanilla de plata que tenía sobre la mesa. Segundos después entró al despacho otra de las empleadas con traje francés. Hernando golpeó con sus uñas el vaso de vidrio que estaba vacío encima de su mesa y se quedó en silencio mientras ella lo llenaba de agua con una jarra del bar que se encontraba a un par de metros del escritorio.

  • Es muy simple estimado Jaime, el país, nuestro país está en peligro.
  • ¿Con lo del comunismo y eso?
  • Bueno sí, en parte, lo del comunismo es malo, pero no me refiero específicamente a eso.
  • ¿A qué se refiere con esa parte? Hasta donde yo tengo entendido, el comunismo es malo siempre.
  • Me refiero a que el comunismo es malo porque ha traído mucho atraso y pobreza en todos los lugares donde se ha intentado, pero también debemos admitir que en ningún lugar ha habido verdadero comunismo, bien implementado.
  • Ese es un argumento de izquierda don Hernando.
  • No es de izquierda, es mío
  • ¿Usted cree que hay una manera de instaurar un verdadero régimen comunista que funcione?
  • Si, yo estoy seguro de que podría, no creo que sería fácil, pero creo que yo si podría manejar un régimen comunista sostenible, si quisiera, y le cambiaría el nombre, porque eso de comunismo es como muy corriente, tendría que ser especialismo o algo así especial…. Where was I?
  • Me estaba diciendo que me ha llamado porque nuestro país está en peligro, por lo del comunismo, pero no tanto, sino más por otras cosas, que usted si podría manejar un régimen comunista si quisiera y de manera especial.
  • Exacto Sr. Ferraro, 

En ese momento la conversación fue interrumpida por tres golpes sutiles en la puerta.

  • ¡Come in! – Dijo Hernando, la puerta se abrió.
  • Ya llegó la señora Madeleine – Dijo la empleada mientras entraba a la habitación sosteniendo una bandeja de plata sobre la cual descansaba un iPad Pro último modelo en cuya pantalla se podía ver a Madeleine a través de una videollamada.
  • Maddie! So glad you could join us! – Exclamó Hernando
  • Wouldn’t miss it for the world Ernie! Hola James!
  • Hola…
  • Bueno, ¿Shall we begin?.
  • Go ahead Maddie, Norka, sube el volumen por favor – La sirvienta subió dos puntos el volumen del iPad y Madeleine empezó.
  • James, los he citado porque cómo usted habrá notado la política se ha salido un tanto de control y eso está teniendo terribles consecuencias en lo social. Muchos de mis familiares y amigos , como supongo que muchos de los suyos, están realmente preocupados, la clase dirigente de este país está asustada, los valores clásicos de pituquismo están siendo difamados y ese status social que durante tanto tiempo ha sido fuente de orgullo, ejemplo e inspiración para los peruanos, hoy para muchos es objeto de criticas y ataques. Hay gente que teme salir a las calles exhibiendo su cabellera rubia ¿No lo has notado?.
  • He notado que hay una enorme polarización, eso es definitivamente un problema
  • Eso es verdad, – Continuó Madeleine – la polarización está aumentando muchísimo, pero yo la veo más como una solución, cinco de mis amigos me han comentado que van a ponerle vidrios polarizados a sus autos, y entiendo que es por motivos de seguridad, pero también intuyo que ese orgullo de ser pituco, de inspirar al resto, pues no se va a exhibir con la misma fuerza. La gente mirará esos autos y no sabrá quien los maneja, ya no sabrán si quién va en ese auto es un empresario acaudalado que pueda dar ilusión a quienes lo vean, o un narcotraficante tal por cual.
  • Terrible realmente… – Respondí – pero ¿Qué podemos hacer?
  • Pues por eso los he citado. Creo que Ernie y yo somos figuras muy representativas del pituquismo, somos un faro solitario, listos para guiar a nuestra clases medias aspiracionales a través del océano de su pobreza. Hoy se necesita unidad más que nunca, hoy debemos dejar de lado las divisiones y unirnos todos, sin importar nuestras diferencias. No importa si eres un pituco clásico de San Isidro, del malecón de Miraflores, del malecón de Barranco o si vives en una mansión de la Planicie. Hoy debemos estar todos unidos, debemos dejar de lado la división para defendernos del resto del país.
  • ¿Y yo cómo puedo ayudarlos?
  • Madeleine y yo hemos decidido que necesitamos alguien con llegada a los jóvenes, y si bien yo tengo muchísima, es más, me atrevería a decir que si no fuera por mi edad, yo mismo sería la mayor joven promesa de este país, pero hay quienes no entienden la relatividad del tiempo, así que hemos decidido convocarlo a usted. 
  • Pero don Hernando, yo no soy joven, tengo casi cuarenta años.
  • Eso no importa, si te digo que tengo más de ochenta e igual soy más joven que tú.
  • ok…
  • Y además hemos visto que eres muy popular en Instagram and Tiktok, y que das muy buenos mensajes inspiradores para los jóvenes pitucos, eso es justo lo que necesitamos, tú nos ayudarás a encontrar el camino hacia un pituquismo fuerte, unido.
  • No lo sé Don Hernando, no lo veo muy claro.
  • Por supuesto que por esto te pagaríamos una suma de acorde a tu reputación.
  • Encantado, para servirles entonces, pero ¿Cómo haremos? ¿Tiene ya una estrategia clara?
  •  Maddie tiene una idea regia
  • Si te fijas James, la gente que nos envidia y nos resiente suele ser gente que no nos conoce de cerca, que nunca han podido ver con sus propios ojos la cantidad de virtudes que tiene la gente bien, y por eso luego no saben como imitarnos y se comportan como animalitos. Pero hay gente que podría ser resentida pero no lo es, y no lo es porque nos conoce de cerca, porque trabaja con nosotros.
  • ¿Se refiere al servicio doméstico?
  • Si, pero yo prefiero no llamarles así, porque en realidad son casi como familia, yo prefiero llamarles mi familia doméstica. 
  • Yo también tengo familia doméstica, tengo varias, una en cada una de mis casas, i love them all just the same. 
  • Déjame terminar de explicarle a James su misión Ernie… La idea James es hacer un video para tus redes en el cual las chicas de mi familia doméstica te reciben en mi nueva casa y te muestran todas sus habitaciones mientras cuentan lo buena que soy con ellas.
  • ¿Y qué buscan conseguir con eso?
  • Que los pitucos jóvenes entiendan que uno puede aspirar a tener cosas lindas al mismo tiempo que se preocupa de ayudar a los pobres, como hago yo, porque no quiero que se confundan y sus buenas intenciones los terminen llevando al caviarismo. Incluso en alguna parte del video podría aparecer yo muy rapidamente, a manera de cameo, sin hablar mucho, para mantenerme a la vista, yet still unreachable.

Debo admitir que al comienzo la oferta me dejó un poco abrumado, no sabía si realmente merecía la enorme oportunidad que estos dos gigantes del pituquismo me estaban dando, así que decidí escuchar a mi corazón, y en el fondo de este, un sentimiento muy puro se asomó y pude oir como claramente me decía : “Cóbrales un culo de plata cojudo”. Y Decidí aceptar

  • Me gusta la idea, igual dependerá del presupuesto que me guste más, pero estoy dispuesto a ayudarlos, creo que hay varias formas de hacerlo, pero lo importante es mostrarle a la gente que existe un mundo mejor, el mundo de los pitucos, y si bien ellos no pueden vivir en el, pues pueden aspirar a hacerlo y esa motivación los podría llevar muy lejos. Let’s do it!.

To be continued

 

Tags:

sociedad