Omicron

Mientras los casos por COVID–19 van en aumento, pero su mortalidad baja considerablemente debido a las vacunas, el Ministerio de Salud (MINSA) publicó la Resolución Ministerial N° 10-2022 que redujo el tiempo de aislamiento y cuarentena en Lima Metropolitana y el Callao. En ese contexto, es necesario recordar ciertas disposiciones que deben tener en consideración los empleadores respecto a la prestación de servicios de sus trabajadores.

Martin Ruggiero, laboralista del estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez, analiza algunas de las principales medidas a observar:

¿El empleador puede requerir a su colaborador someterse a una prueba molecular para acortar el plazo de la cuarentena?

Sí, en virtud de su facultad de dirección y en atención al Principio de Prevención en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo. “En esta línea, cabe recordar que las pruebas de tamizaje requeridas al personal no deben generar un costo o retención salarial de ningún tipo, conforme a lo dispuesto en la Ley N° 29783, Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo”, comenta Ruggiero.

¿El trabajador en aislamiento tiene derecho a recibir descanso médico o un certificado de incapacidad temporal?

Sí. “Ante un caso sospechoso y probable de COVID-19, el establecimiento de salud o el empleador procede a otorgar el certificado médico o certificado de incapacidad temporal, por el tiempo considerado para el aislamiento, para proteger y resguardar la salud e integridad del trabajador”, señala el laboralista.

¿Qué acciones debe realizar el empleador para implementar el regreso progresivo de sus trabajadores al trabajo presencial?

El responsable del servicio de seguridad y salud en el trabajo de cada empleador debe identificar los puestos de trabajo con asistencia presencial imprescindible, acondicionar la infraestructura, garantizar distanciamiento seguro en los puestos de trabajo, implementar medidas de protección colectiva, establecer controles de riesgo, distanciamiento y ventilación, y garantizar y proveer de Equipos de Protección Personal (EPP). Además debe realizarse una vigilancia permanente de la salud de los trabajadores, monitorear los factores de riesgo psicosocial, y evaluar la necesidad del retorno de los trabajadores de grupos de riesgo, según el nivel de alerta.

¿El personal que no cuenta con esquema completo de vacunación puede prestar servicios de forma presencial?

No. Toda persona que realice actividad laboral presencial deberá acreditar su esquema completo de vacunación contra la COVID-19, siendo válidas las vacunas administradas tanto en el Perú como en el extranjero.

“En el caso de los prestadores de servicios de la actividad privada que no cuenten con el esquema completo de vacunación, deberán prestar servicios a través de la modalidad de trabajo remoto”, manifiesta el experto. Cuando la naturaleza de las labores no sea compatible con el trabajo remoto, se entenderá producido el supuesto de suspensión del contrato de trabajo, sin goce de haberes, salvo que las partes acuerden la suspensión imperfecta del vínculo laboral.

Finalmente, se debe tener en cuenta que en Lima Metropolitana y el Callao, se restringe el desplazamiento fuera de su vivienda a la persona expuesta a un caso sospechoso, probable o confirmado de COVID-19 por un lapso de 10 días contados a partir del último día de exposición con el caso. Sin embargo, el plazo podría acortarse a 7 días si hay una prueba molecular negativa, realizada a partir del día 5 posterior al último día de contacto.

Tags:

Covid-19, Omicron, Prueba molecular, Trabajo

Por Instagram: 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sudaca Perú (@sudacaperu)

Por Soundcloud

Recuerda seguirnos en vivo por Youtube, Facebook live y Twitter

Tags:

Covid-19, Minsa, Omicron

Más de 36,000 casos confirmados de Covid–19 se registraron en las últimas 24 horas en el Perú, según datos del Ministerio de Salud (MINSA). La variante Ómicron, mucho más contagiosa que otras, se está moviendo rápidamente en nuestro país, y frente a ello existen muchas dudas, incluso en el ámbito laboral.

Sudaca conversó con la abogada laboralista Katy Noriega, del estudio Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, para resolver algunas dudas claves:

¿Qué debe hacer el trabajador que da positivo a Covid-19?

Noriega indica que, de dar un resultado positivo, el trabajador debe informar inmediatamente al empleador. “Debemos privilegiar el uso de las tecnologías para realizar cualquier tipo de comunicación, de modo que podamos evitar dispersar el virus.

¿Qué debe hacer la empresa si el trabajador se contagia en las oficinas?

La abogada laboralista explica que pueden darse cuatro tipo de situaciones:

Caso confirmado: Es aquella persona que cuenta con una prueba molecular o antígeno positiva. La empresa debe ordenar inmediatamente el aislamiento del trabajador, y el médico ocupacional tiene la capacidad de atender a estos síntomas, incluso dar prescripciones para controlar los síntomas.

Caso sospechoso: La persona con síntomas y que podría estar contagiado.

Caso probable: Es la persona que además de tener síntomas, tiene el antecedente de un contacto directo con un caso confirmado.

Contacto directo: Al margen de la presencia o no de síntomas, se sabe que tuvo contacto con un caso confirmado.

En los últimos tres casos, Noriega comenta que la indicación del servicio de salud a cargo del médico ocupacional debe ser que el trabajador acuda a un centro de salud para obtener una prueba de diagnóstico. “La recomendación es que se tiene que acompañar a estas personas desde el aislamiento domiciliario”, indica Noriega. Luego, el empleador debe dar las pautas sobre cuál va a ser el seguimiento a la salud de estos trabajadores.

¿Qué pruebas son válidas para obtener un descanso médico?

La Resolución Ministerial 1275 indica que ambas pruebas son válidas.  “El Ministerio de Trabajo ha salido recientemente a ratificar esto, que no debería ser necesario, pero en vista que en algunas empresas estaban siendo más rigurosas pidiendo la prueba PCR, han indicando que no existe ningún sustento legal para rechazar una prueba y privilegiar otra, más aún con la alta demanda de estas”, explica Noriega.

¿Quién debe costear la prueba?

La abogada laboralista explica que no hay alguna disposición que indique quién tiene que costear la prueba. “Lo que debe quedar claro es que en ningún caso el empleador puede obligar al trabajador a costear una prueba para el retorno a la actividad. El empleador no puede decirle al trabajador ‘para que yo te admita en el empleo, tienes que demostrarme tu resultado’. No se puede atentar contra los ingresos del trabajador”, explica. Agrega además, que en caso la empresa gestione la toma de prueba, no se le puede descontar el costo al trabajador.

¿El trabajador que tenga descanso por Covid–19 debe seguir laborando desde casa?

“Cualquier descanso médico, incluido este, implica que permitamos a los trabajadores invertir este tiempo en la recuperación de su salud. Esto quiere decir que incluso si yo tengo la capacidad de realizar trabajo remoto, no debería hacerlo porque estaría destinando el periodo de descanso en la realización de trabajo”, explica Noriega.

 

Foto: Diario El Peruano.

Tags:

Covid-19, Minsa, Omicron

Según el último reporte de la Unidad de Inteligencia y Análisis de Datos (UIAD) de EsSalud,hemos tenido un incremento de más del 80% en hospitalización por Covid. Además, Dante Cersso jefe de la UIAD informó que el número de infectados de la última semana aumentó en 214% respecto a la última semana de diciembre de 2021 que reportó 22391 nuevos infectados.

También señaló que en Cusco, Lima y Lambayeque ya se superó el máximo histórico de casos; mientras que en Apurímac y Cusco los casos aumentaron en más de 500%.

Por Youtube:

Por Spotify:

Por Soundcloud:

Recuerda seguirnos en vivo por Youtube, Facebook live y Twitter

Tags:

contagios covid-19, Dante Cersso, Omicron

Me encontraba echado en mi cama, resistiendo los muy leves embates del omicron pre navideño cuando la pantalla de mi iPhone empezó a llenarse de notificaciones. 

“Suggar daddy dice: Jimmy james, tenemos que tener un emergency zoom metting con Rafa y Made, te paso el link, conectate”. 

“Suggar daddy” es el nombre con el que guardo a Hernando en mi teléfono, un poco para homenajearlo y otro para reconocer el hecho de que en estos últimos meses me ha venido pagando básicamente para parar conmigo. Los suggar daddies suelen ser bastante demandantes y últimamente Hernando parecía estar asumiendo esa parte del rol con bastante entusiasmo.

Prendí mi computadora y me conecté a zoom, no tuve tiempo de acomodar mucho las cosas de mi habitación pero logré elegir un ángulo que mostrara mis libros y me ayudara a establecerme en aquella llamada como un intelectual que lee en su casa. Segundos después aparecieron en mi pantalla las imágenes de perfil de zoom de mis tres interlocutores. La de Hernando era una imagen de él mismo rodeado de libros y con Bill Clinton y Goerge Bush a manera de collage. La de Made era de ella y su novio (el del peinadito lorna) parados frente al Museo Reina Sofia de Madrid, y la de Rafa era una sola imagen de la virgen Maria, muy maquillada.

El primero en aparece en cámaras fue Hernando, quien empezó a hablar mientras los otros dos entraban también.

  • Hola a todos, so glad you could make it, de verdad me apena mucho que no podamos hacer esta reunión de manera presencial. Maddie, yo sé que tú estás en Madrid, pero James y Rafa, ustedes están acá, que tal si nos juntamos igual?
  • Hernando, pero Rafa y yo estamos encerrados en casa, estamos contagiados de covid- Le respondí
  • De Covid no, eso le da al pueblo, ustedes se han contagiado de Ómicron, ya lo sé… Todos mis amigos se están contagiando – Dijo Hernando con cierto aire de decepción.
  • I´ve got it too, es super relajado, es como un resfrío diseñado para la gente decente, ustedes como lo llevan chicos? – Dijo Maddie. 
  • Yo lo estoy controlando con Pisco, es buenísimo para matar el virus, Pisco y oración. – Balbuceó Rafa.
  • Yo lo llevo bien Maddie, sin síntomas, solo un poco de cansancio, pero eso se lo atribuyo más al desgaste de cargar, junto con ustedes, la responsabilidad de preservar el pituquismo en este país cada vez más comunista.
  • Me alegro que se sientan bien todos, pero tenemos que aceptar que aquí hay algo raro con este ómicron no? O sea, a casi todos los pitucos que conozco les ha dado, y yo he estado con muchos de ellos, sin embargo, hasta ahora nada de nada, me hago test todos los días and I get nothing but negative results! It’s so frustrating…
  • No te preocupes Hernie, you’ll get it, just be patient y sigue viendo a la gente adecuada, es lo que hice yo, el otro día estuve en un coctel en casa de Mario, quien dicho sea de paso, desde que ha reflexionado y se le ha quitado lo rojo, está simpatiquísimo, de ahí hemos salido contagiados varios. Pero me parece exagerado hacerte tests todos los días, vas a maltratar tu nariz.
  • No Maddie, mi nariz está bien, además me he conseguido un hisopo de la marca Gloop, de Gwyneth Paltrow que está buenísimo, tiene fibras de cuarzo o algo así, no recuerdo bien que era pero era algo bueno porque había uno de solo mil dólares que no tenía esas fibras, pero yo elegí el premium por solo mil dólares más.
  • Excelente dato! Yo también me voy a buscar uno. – Dijo Maddie entusiasmada. Hernando continuó hablando mientras Maddie y yo lo escuchábamos atentamente y Rafa parecía estar en un estado de profunda meditación que era a rato interrumpido por sus propios ronquidos.
  • Pero es raro, me da miedo que estos comunistas me haya inoculado una vacuna secreta, tipo la de chincha y por eso ahora no logro contraer Ómicron, como ustedes, creo que lo han hecho para joderme.
  • Es muy posible Hernie, de esta gente se puede esperar lo que sea. Yo no sé chicos como se quedan en ese país. Vieron lo del baño??? No les dio asco?? En serio? Vieron ese baño rosado? A veces pienso que yo debería ser presidenta para remodelar palacio, sería mi única obra, porque es verdad que hay mucho por hacer, como dice el poeta comunista, pero yo haría solo eso, porque you gotta pick your battles. Keiko intentó remodelar pero ella tiene muy mal gusto pues, eso pasa mucho con los japoneses, les deslumbra el color y todo lo recargan de colores brillantes, yo creo que es porque todos tienen el pelo negro y eso los frustra.
  • Lo del baño ha sido vergonzoso Maddie, es verdad, y Alex, Adriana y yo hemos intentado vacarlo ya, pero los demás del congreso no se suman, o sea, entiendo que toleren la corrupción, pero tolerar ESTA corrupción? Así todo cochina, desaliñada y con sombrero, Yano te pases pues, por lo menos los de antes eran discretos. Y como dice el dicho, yo perdono el pecado pero no el escándalo.
  • Dios perdona el pecado pero no el escándalo, Don Hernando… – Señalé
  • No me digas Dios James, por favor no me pongas en ese lugar, entiendo porque lo haces, pero es mucha responsabilidad, así que pasemos a temas importantes. Acabo de regresa from the US y me reuní con Ted Cruz, el senador, que es latino pero piensa con mucha claridad, y estoy pensando que en Perú necesitamos una figura como él, un conservador religioso pero con vocación de negocio, y tú Rafa deberías asumir esa posición. Tú podrías ser el Ted Cruz peruano.

Rafael parecía seguir en un estado de profunda meditación, se quedó quieto sin responder. Hernando continuó.

  • Mira, además la gente lo tomaría con humor, porque así como Ted Cruz se parece al hijo menor de los Munsters, Eddie Munster, nosotros podríamos decir que tú te pareces a Pugsley de los Locos Adams, en Perú me parece que le dicen Pericles. Con eso podríamos hacer cosas divertidas, todo el mundo ama a Pericles.
  • Hernando – Interrumpí – Yo creo que deberíamos buscar una figura más actual, ya nadie recuerda a los locos Adams, a Rafa más bien podríamos llamarle Varys, por el personaje de Game Of Thrones, además de parecerse fisicamente, también tienen algunas otras cosas en común, han visto la serie?
  • Yo si la he visto – Dijo Rafa, habiendo despertado de manera intempestiva – Pero me parece que estamos perdiendo el tiempo, ustedes saben que yo soy una persona muy católica no? Y además saben que he estudiado el marxismo cinco años? Pues eso ha hecho que yo entienda mucho de religión y de clientelismo, y creo que estamos aquí perdiendo la perspectiva de lo que realmente importa en estas fechas navideñas.
  • A que te refieres Rafa? Yo le he regalado panetón a todas las personas que trabajan para mí, siempre me ocupo de todos. – Dijo Maddie
  • Eso está muy bien Maddie, pero yo me refiero al verdadero significado de la navidad, de verla por como lo que es, la mejor manera de fidelizar a los pobres, es un muy buen momento para darles menos y demostrarles que el comunismo nos afecta y que eso chorrea a ellos. Creo Maddie que esta navidad no le debes dar panetón a todos sino solo a los que hayan votado por la democracia. Y si te prometen luego apoyarnos ya les das su bolsita de fideos o chocolate sol del Cuzco o alguna de esas cosas que les gustan.
  • Muy bien Rafa, hagamos eso – Dijo Hernando – Pero, ¿no tendrás por ahí algún empleado al que le puedas pasar tu Ómicron y mandármelo para que me contagie. Alguien mid level, o sea, que tenga carrera y sea gerente, porque si me mandas un peón ese me va a traer la variante Delta y yo estoy para cosas mejores. Creo que no voy a estar tranquilo hasta que sepa que los comunistas no me han puesto la vacuna chinchana a escondidas solo para excluirme, I need my ómicron. Prefiero que continuemos la estrategia una vez que eso haya sido resuelto. 
  • Ok Hernie, really hope you get it soon.
  • Gracias Maddie.
  • Ya, te mando un muchacho que tengo, ha estudiado contabilidad, es joven pero de buena familia, es ómicron seguro.
  • Perfecto Rafa, muy agradecido. James, porfa no te recuperes, dame un par de días que me contagio y conversamos de nuevo, todos en igualdad de condiciones. Y ya te paso el deposito por tu tiempo de hoy día, estamos avanzando muy bien.
  • Gracias Don Hernando – dije mientras miraba de nuevo mi cuenta y el más reciente deposito. Sabía que esto de salvar el pituquismo junto a estos ilustres personajes iba a ser difícil, pero todo unidos podremos hacer un mejor Perú para nosotros y que se vea bien desde afuera.

 

Tags:

Omicron

No obstante las vacunas —logro extraordinario por donde se lo mire—, un mejor manejo médico en el marco de servicios de salud que ya llevaban un tiempo razonable operando de manera fluida, un conocimiento mucho más ilustrado del curso de la enfermedad y la promesa de antivirales efectivos para los días que siguen el contagio y, quizá, tratamientos con anticuerpos pluriclonales, en algunos días todo parece haber cambiado. El estado de ánimo colectivo, de todas maneras.   

Porque eso es lo que caracteriza lo que estamos viviendo: no hay, hasta ahora, nada que nos ponga después de, de regreso a las rutinas de antaño o defina con claridad el rostro del enemigo. Íbamos camino a mayor fluidez en los desplazamientos —a través de fronteras y dentro de ellas—, menores restricciones horarias, protocolos de protección personal flexibles, y, quizá sobre todo, el regreso a actividades deportivas, sociales, festivas y artísticas. Y, súbitamente, una letra más del alfabeto griego descoloca a gobernantes, especialistas y ciudadanos, y nos vemos frente a una cascada de congelamientos, retrocesos, reformulaciones y cancelaciones. 

Ómicron, una suerte de Avada Kedavra, la maldición asesina de la saga poteriana, amenaza colmar los hospitales y sus UCIs, esparcirse por doquier y ser el ladrón que se les escabulle a los celadores que las vacunas han puesto en nuestros organismos. ¿La pesadilla virológica se concretó?

Puede que sí, puede que no, depende. En realidad, una vez más —la única realidad inamovible durante esta inacabable pandemia— nuestra ignorancia es lo único seguro. ¿Podríamos acaso haber predicho que Minitel, un claro precursor de Internet, desaparecería, pero sería reemplazado por la red mundial; o haber tenido claro el futuro de Pac-Man o Space Invaders? O, si quieren los lectores, alguien hubiera afirmado que alguna vez no habría dinosaurios y que nosotros, los que estamos ahora tan asustados, seríamos los reyes del planeta? 

Sí, es un asunto de evolución, mezcla de azar y necesidad, destrucción creativa, de esa que tanto  promueven seminarios sobre las maneras de hacer emprendimientos exitosos. Porque si hay algo que se parece a la fascinante dinámica de los mercados, es la lógica de la naturaleza con sus espontáneas variaciones y variedades, sus inesperados éxitos e impensables fracasos, sus catástrofes y sus aparentemente inacabables supremacías (¡los dinosaurios fueron un negocio realmente exitoso 90 millones de años¡). 

Y así estamos. Cuando nos preparábamos a declarar la Delta manejada o al menos manejable, aparece un startup cuyas acciones se disparan. ¿Será un unicornio? En realidad no hay manera de saberlo, es muy temprano. Puede desplomarse o llegar a ser un monopolio. Pero, al igual que con la economía, no va a ser la última novedad. Quizá esa es la lógica que debemos entender. 

Mientras tanto, nuestros esfuerzos deberían ir más allá de lo médico y epidemiológico. Ni el sueño de cero virus a través de controles draconianos al movimiento de ideas y personas, la búsqueda de líderes mesiánicos que alzan la mano dura y juran por nosotros contra ellos; pero tampoco la ausencia de protocolos sanitarios y el ensalzamiento del cada uno a su suerte, que los débiles sucumban y los sobrevivientes sostengan el avance de la especie. 

Al final el camino más razonable es el centro. Ni la obsesión por la protección a costa de la libertad, ni el rechazo a la responsabilidad colectiva que la recorta parcialmente. Hay para rato.

Tags:

Omicron, startup
Página 1 de 2 1 2
x