alimentación

El estrés es uno de los principales males de nuestra era. Según el Ministerio de Salud (MINSA), el 52.2% de la población de Lima Metropolitana sufre de estrés moderado a severo. Esto se debe principalmente al COVID-19 y los problemas de salud, económicos o familiares que trajo consigo la pandemia. Además, la investigación elaborada por el Instituto Nacional de Salud Mental del MINSA reveló que el 54.6% de limeños reportó problemas para dormir.

«El estrés no es una enfermedad, pero puede tornarse en un trastorno mental cuando la persona estresada empieza a desarrollar cuadros de ansiedad y depresión», indicó el doctor Javier Saavedra, director de la Oficina Ejecutiva de Apoyo a la Investigación y Docencia Especializada del INSM.

Alimentos para combatir el estrés

Cuando atravesamos momentos de estrés es importante sostener hábitos saludables para generarnos un propio estado de bienestar. Uno de esos hábitos que más debemos cuidar es nuestra alimentación y ciertos elementos pueden ayudarnos a tener mayor energía y continuar con el día a día. Un informe de ABC Bienestar reveló algunos de los alimentos que pueden ayudarnos durante temporadas de estrés:

Lentejas: Una de las claves para ayudar al cuerpo a reducir el nivel de ansiedad es la sensación de saciedad tras comer. En ese sentido, las menestras son grandes aliadas y las lentejas resultan una gran opción pues son unas legumbres más ligeras y con alto contenido de hierro.

Chocolate amargo: El chocolate ayuda a mejorar el estado de ánimo, debido a que contribuye a elevar los niveles de triptófano y serotonina. Lo ideal es consumir el chocolate más puro posible y con la menor cantidad de ingredientes añadidos como azúcar o leche.

Semillas de linaza: La linaza es uno de los alimentos con mayor cantidad de magnesio 392 miligramos por cada 100 gramos. Esto, su efecto de regulación de la digestión y su aporte proteico hacen de estas semillas un gran aliado contra el estrés.

Salmón: Los pescados, al ser ricos en proteínas, ayudan a sostener una dieta saludable y balanceada, esencial para contar con una buena salud mental. El salmón es rico en Omega 3, lo cual ayuda a mantener un mejor estado de ánimo.

Plátano: Las frutas ayudan a mantener una alimentación sana y bajar nuestros niveles de estrés. El plátano cuenta con 3.4 gramos de fibra por cada 100, lo que ayuda a nuestro tránsito intestinal, muchas veces afectado por la ansiedad.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

alimentación, depresión, Estrés

Es importante reponer los nutrientes que nuestro cuerpo consume en momentos críticos como vitamina C, magnesio, calcio y omega-3.

El estrés no solo afecta la memoria y otras funciones cerebrales, como el estado de ánimo y la ansiedad, sino que también afecta negativamente la salud del corazón, dice Jill Goldstein, profesora de psiquiatría y medicina en la Escuela de Medicina de Harvard. Por lo tanto, el estrés es asociado con múltiples enfermedades crónicas del cerebro y el corazón. Además, puede afectar a hombres y mujeres de manera diferente, dice.

Además de las múltiples actividades que realicemos para reducir los niveles de estrés, es importante cuidar de nuestro cuerpo y reponer los nutrientes que más consume en momentos críticos como vitamina C, magnesio, calcio y omega-3. Lo que consumamos en estos momentos debe ser lo más saludable, pues nuestro cuerpo por naturaleza gustará de alimentos procesados con grasas hidrogenadas y un exceso de azúcar o sal, placeres momentáneos que desequilibran el sistema nervioso.

Estos son algunos alimentos y sus beneficios que puedes consumir para contrarrestar y prevenir los efectos negativos del estrés en el cuerpo:

Semillas de linaza

La linaza es uno de los alimentos con mayor cantidad de magnesio. Su efecto de regulación de la digestión, con 27.3 gramos de fibra por cada 100 gramos de linaza, y su aporte proteico hacen de estas semillas un gran aliado contra el estrés.

Lentejas

Una de las claves para ayudar al cuerpo a reducir el nivel de ansiedad es sentirse saciado tras las comidas. En ese sentido, las menestras son nuestras aliadas. Las lentejas son una gran opción, pues son una de las menestras menos complejas de digerir.

Agua

No solo es muy importante mantener un buen nivel de hidratación para estar saludables. El agua puede ayudarnos a calmar las ganas de comer por ansiedad, llenándonos el estómago y creando una sensación de saciedad.

Salmón

Los pescados, al ser ricos en proteínas, ayudan a mantener una dieta saludable y balanceada, esencial para contar con una buena salud mental. El salmón no solo cuenta 18.4 gramos por cada 100, sino que también es rico en Omega 3, que nos ayuda a mantener mejor estado de ánimo.

 

Semillas de girasol

Estas contienen minerales que favorecen la reducción del estrés oxidativo, ya que uno de sus nutrientes es el magnesio que actúa relajando los músculos y los nervios. Su alto contenido en fibra ayuda a regular los ritmos digestivos que muchas veces se ven alterados cuando nos sentimos estresados.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

alimentación, Estrés, Estrés laboral