Estrés

En Youtube:

En Soundcloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

#Sudaca​​​​ #Emprende​​​​​​​​ #Podcast​​​​

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

equipo de trabajo, Estrés, Liderazgo

El 73% de colaboradores peruanos afirma querer cambiarse de trabajo o dejar su actual empleo, según la encuesta realizada por la consultora Dench. La principal razón de ello son el agotamiento y estrés al ejercer sus labores con más intensidad que antes de la pandemia.

En ese sentido, es importante que los líderes sepan tener un buen manejo de sus equipos para evitar este tipo de situaciones. Un informe de Mensalus, centro de coaching, brinda algunos consejos para reducir el estrés:

Desconectarse al finalizar la jornada

El trabajo es necesario para nuestra vida y es esencial para el bienestar, pero algunas personas se vuelven adictas al trabajo y ellos mismos son los causantes de su situación de estrés. Anima a tu equipo a desconectarse al finalizar la jornada laboral y evita usar tu tiempo personal a tareas pendientes. El descanso es sinónimo de bienestar y el trabajo no debería de comprometer la salud psicológica.

Además, la falta de sueño puede interferir con la productividad, la creatividad, las habilidades de resolución de problemas y la capacidad de concentración. Cuanto más descansada esté una persona, más capacitada estará para hacer frente a sus responsabilidades.

Hacer ejercicio

Si bien descansar es importante, lo es también tener hábitos saludables. El ejercicio físico reduce los niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés, e incrementa la producción de norepinefrina, un neurotransmisor que puede moderar la respuesta del cerebro al estrés. Además, ejercitarse produce endorfinas que ayudan a mejorar el estado de ánimo.

Gestión del tiempo

La mala gestión del tiempo es una de las causas más habituales de estrés. Por ejemplo, no tener planificada la agenda del día que permita culminar con los pendientes, generará estrés en el equipo en general. Una correcta organización del tiempo es una de las mejores estrategias para prevenir esta situación. Aprovecha los lunes durante las mañanas para alistar los pendientes de la semana y que todo el equipo pueda alinearse.

Practicar Mindfulness

Esta puede considerarse una filosofía de vida que ayuda a afrontar las experiencias de una forma más adaptativa y saludable. Gracias a la meditación y otras técnicas, la persona que practica Mindfulness o atención plena, consigue desarrollar la habilidad de ser consciente, compasiva y de estar en el aquí y el ahora con una mentalidad no enjuiciadora.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

equipo de trabajo, Estrés, Liderazgo

El estrés es uno de los principales males de nuestra era. Según el Ministerio de Salud (MINSA), el 52.2% de la población de Lima Metropolitana sufre de estrés moderado a severo. Esto se debe principalmente al COVID-19 y los problemas de salud, económicos o familiares que trajo consigo la pandemia. Además, la investigación elaborada por el Instituto Nacional de Salud Mental del MINSA reveló que el 54.6% de limeños reportó problemas para dormir.

«El estrés no es una enfermedad, pero puede tornarse en un trastorno mental cuando la persona estresada empieza a desarrollar cuadros de ansiedad y depresión», indicó el doctor Javier Saavedra, director de la Oficina Ejecutiva de Apoyo a la Investigación y Docencia Especializada del INSM.

Alimentos para combatir el estrés

Cuando atravesamos momentos de estrés es importante sostener hábitos saludables para generarnos un propio estado de bienestar. Uno de esos hábitos que más debemos cuidar es nuestra alimentación y ciertos elementos pueden ayudarnos a tener mayor energía y continuar con el día a día. Un informe de ABC Bienestar reveló algunos de los alimentos que pueden ayudarnos durante temporadas de estrés:

Lentejas: Una de las claves para ayudar al cuerpo a reducir el nivel de ansiedad es la sensación de saciedad tras comer. En ese sentido, las menestras son grandes aliadas y las lentejas resultan una gran opción pues son unas legumbres más ligeras y con alto contenido de hierro.

Chocolate amargo: El chocolate ayuda a mejorar el estado de ánimo, debido a que contribuye a elevar los niveles de triptófano y serotonina. Lo ideal es consumir el chocolate más puro posible y con la menor cantidad de ingredientes añadidos como azúcar o leche.

Semillas de linaza: La linaza es uno de los alimentos con mayor cantidad de magnesio 392 miligramos por cada 100 gramos. Esto, su efecto de regulación de la digestión y su aporte proteico hacen de estas semillas un gran aliado contra el estrés.

Salmón: Los pescados, al ser ricos en proteínas, ayudan a sostener una dieta saludable y balanceada, esencial para contar con una buena salud mental. El salmón es rico en Omega 3, lo cual ayuda a mantener un mejor estado de ánimo.

Plátano: Las frutas ayudan a mantener una alimentación sana y bajar nuestros niveles de estrés. El plátano cuenta con 3.4 gramos de fibra por cada 100, lo que ayuda a nuestro tránsito intestinal, muchas veces afectado por la ansiedad.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

alimentación, depresión, Estrés

Unos 23 millones de personas transitaron hacia el teletrabajo en América Latina durante el segundo trimestre de 2020, el peor momento de la crisis por la pandemia COVID-19, según la Nota técnica: “Desafíos y oportunidades del teletrabajo en América Latina y el Caribe”, elaborada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El informe además indica que si bien el teletrabajo puede evitar o reducir los riesgos de accidentes que pueden ocurrir en el recorrido a un centro laboral, esta modalidad puede traer nuevos riesgos laborales, tanto físicos como mentales. Algunos de ellos son los trastornos musculo-esqueléticos asociados a posturas de trabajo inadecuadas, así como el sedentarismo.

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud indica que los adultos deben acumular a lo largo de la semana un mínimo de entre 150 y 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada, o un mínimo de entre 75 y 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa para obtener beneficios notables para la salud.

Por otro lado, el Dr. Carlos Rimachi, docente de salud ocupacional del Instituto Daniel Alcides Carrión brindó a cuatro recomendaciones para combatir el sedentarismo:

Establecer una rutina laboral

Tener una clara rutina permitirá culminar las actividades laborales y continuar el día con alguna otra actividad física o recreativa que genere un balance, físico y emocional. Rimachi indicó que con cumplir los horarios es posible evitar saturarse laboralmente y evitar posibles cuadros de estrés.

Realizar actividad física

Una vez que se cuente con horarios preestablecidos, es importante incluir un espacio para realizar actividad física por lo menos tres veces por semana. Si bien puede resultar algo complicado al inicio por no contar con un entrenador o máquinas profesionales, existen alternativas económicas y eficientes para ejercitarse de forma independiente como las rutinas disponibles en Youtube.

Cumplir con pausas activas

Las pausas activas son fundamentales, pues permiten hacer un alto para estirarse, caminar un poco, comer un snack, entre otras actividades. La idea es despejar el cuerpo y la mente del constante estado de concentración que requiere el trabajo.

Tener una alimentación balanceada

Una alimentación saludable es la base de una buena salud física, la cual también impacta en la salud mental y emocional. Si se realizan las tres actividades y son complementadas con alimentos de gran calidad nutricional, es posible sentirse mejor, más sanos, protegidos y con energías en el corto plazo.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Estrés, sendetarismo, visa sana

En estos tiempos de teletrabajo y necesidad de alta eficiencia, muchas personas han recurrido al multitasking, es decir la capacidad de llevar a cabo distintas actividades de forma simultánea. Muchas veces el multitasking puede resultar positivo si se consigue realizar con eficacia, pero para algunas otras personas puede no ser la mejor opción.

Un informe de la EAE Business School explican algunos beneficios del multitasking:

Ahorro de tiempo: Ser multitasking permite ser más rápidos y eficientes al realizar las labores, lo que implica un mayor rendimiento y facilidad para conciliar trabajo con vida personal.

Aumento de productividad: El multitask bien ejecutado permite asumir volúmenes de trabajo importantes gracias a un aumento del rendimiento sin renunciar a la calidad. Esto también se traduce en un rendimiento económico.

Asumir más responsabilidades: Ser un multitasker eficaz facilita asumir más responsabilidades gracias a esa habilidad para hacer varias cosas a la vez para el logro de una mayor eficiencia.

Trabajo de calidad en entorno caótico: Si el espacio de trabajo o el clima laboral exige una atención constante, el planteamiento multitasking será de ayuda para no sucumbir a las distracciones constantes.

Superar los inicios de una empresa: El multitasking puede convertirse en una necesidad en situaciones difíciles, como por ejemplo cuando iniciamos un proyecto empresarial o en contextos de crisis.

Por otro lado, existen algunas desventajas de esta capacidad adquirida:

Estrés: Este es uno de los factores que más afectan a los profesionales multitask, pues la mayor parte del tiempo se encuentran saturados de trabajo y -pese a que lo intentan- sienten que no suelen llegar a los resultados que esperan.

Entorpecimiento del trabajo: En caso de no prestar la atención requerida en cada tarea por estar realizando muchas a la vez, el trabajo multitarea suele sacrificar calidad en beneficio del tiempo de realización.

Efectos negativos en la vida personal: Cuando un trabajador es multitasking suele estar más cansado e irritado de lo habitual debido a la exigencia laboral y puede trasladar estos problemas a su entorno personal.

Lo recomendable es encontrar el punto de equilibrio entre la lista de tareas pendientes y la productividad que se desea alcanzar, generando una sana organización mediante el criterio de prioridades para ordenar las tareas de mayor o menor urgencia. Además de ser posible, es bueno delegar tareas y desconectarse de los dispositivos electrónicos relacionados al trabajo, sobre todo durante los fines de semana para poder recargarse de energía.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

calidad, Estrés, multitasking, Trabajo

Una encuesta de Ipsos–Perú reveló que el 52% de los peruanos han venido enfrentando en sus hogares problemas emocionales, de estrés, discusiones o depresiones durante la pandemia.

El psicólogo Jonathan García-Allen, director de comunicación de Psicología y Mente explica que el estrés es un fenómeno complejo, especialmente en el entorno laboral, en el que entran en juego variables del puesto de trabajo y de la organización, así como las propias expectativas de un individuo y su capacidad de afrontar situaciones complejas. En ese sentido, el experto brinda algunas claves a tomar en cuenta:

Gestiona tu tiempo

La mala gestión del tiempo es una de las causas más frecuentes de estrés. Llegar tarde, tener la bandeja del correo electrónico llena, estudiar en el último momento para los exámenes, o asumir demasiadas tareas, son situaciones que provocan ansiedad y descontrol. Una correcta organización del tiempo es la mejor manera de prevenir el estrés.

Practica yoga

El yoga es una práctica física y mental milenaria que se ha ido expandiendo debido a sus beneficios para el cuerpo y mente. Cada vez tiene más adeptos porque es una disciplina que busca el bienestar y la paz interior. Una investigación llevada a cabo por Thirthalli y Naveen concluye que esta práctica milenaria reduce los niveles de cortisol, una hormona que se libera en respuesta al estrés.

Come y bebe de manera saludable

El estrés suele provocar que alteremos nuestros hábitos saludables, por lo que es necesario intentar llevar un estilo de vida que no sea nocivo. Además, un estilo de vida poco saludable provoca que tengamos menor resistencia al estrés. Es importante desayunar bien, porque, de lo contrario, podríamos sufrir un bajón importante de energía durante el día. Evita el consumo de cigarrillos y modera el consumo de alcohol para mantener la mente despejada.

Descansa las horas necesarias

El estrés puede provocar problemas de sueño, y lamentablemente la falta de sueño puede agravar aún más ese estrés. Dormir de forma adecuada es necesario para que la mente y el cuerpo estén descansados. Apaga todos los aparatos electrónicos una hora antes de disponerte a dormir y procura que tus horas de sueño oscilen entre las 6 y 8 horas.

Practica ejercicio físico

Muchas personas solían asistir al gimnasio después de un duro día de trabajo, pues esta actividad ayuda a reducir considerablemente los niveles de estrés. El ejercicio físico incrementa la producción de norepinefrina o noradrenalina, un neurotransmisor que puede moderar la respuesta del cerebro al estrés, y produce neuroquímicos como las endorfinas o la serotonina, que ayudan a mejorar el estado de ánimo.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

control, Estrés, yoga

El Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) del Ministerio de Salud advirtió este año que la crisis ocasionada por la COVID-19, el confinamiento por más de un año y la situación económica vienen causando incertidumbre y altos niveles de estrés que conllevan a trastornos del sueño. Esta semana, la incertidumbre por las elecciones se suman a ese estrés que los peruanos ya se encuentran viviendo desde hace más de un año.

En ese sentido, el experto en psicología social Arturo Torres brinda algunas recomendaciones para volver a conciliar el sueño y poder ser productivos en nuestros emprendimientos:

Date un margen

Es importante valorar nuestra salud. No afrontar el problema del sueño hace que sea más fácil que nuestra salud empeore y se complique día tras día. Rompe con aquellas responsabilidades que no sean urgentes y dedica un día solo a volver a entrar en la dinámica de descansar y dormir bien. Esto implica sacrificar algunas cosas en el primer día, pero en cambio crearemos situaciones propicias para dar el máximo de nosotros mismos durante las semanas que vendrán.

Evita utilizar pantallas al anochecer

Durante las horas previas a irte a dormir, trata de evitar las luces potentes y las pantallas, ya sean el celular, la computadora o la televisión. De esta manera, tu sistema nervioso no se mantendrá activado y se preparará para descansar. Por cierto, para evitar la ansiedad: no estés revisando cada 30 minutos los resultados de la ONPE. Eso solo te generará más estrés.

Haz deporte temprano

El deporte es una buena manera de descargar parte del estrés, y es útil usarlo como recurso. Evita practicarlo pocas horas antes de cenar, o cerca de dormir. Caso contrario, tu cuerpo aún estará muy activado cuando intentes conciliar el sueño.

No tomes estimulantes

Durante una temporada de problemas de sueño evita tomar cualquier sustancia que active de un modo significativo tu sistema nervioso, como el café, las gaseosas o alimentos altos en azúcar.

Practica ejercicios de relajación

La meditación contribuye a que tus niveles de estrés se mantengan regulados. Mediante ejercicios de relajación, trabajarás con tu foco de atención y con patrones de respiración. Esto último te servirá para oxigenarte con menos esfuerzo. Así, le restarás motivos a tu sistema nervioso para mantenerse en estado de alerta.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Estrés, INSM

Es importante reponer los nutrientes que nuestro cuerpo consume en momentos críticos como vitamina C, magnesio, calcio y omega-3.

El estrés no solo afecta la memoria y otras funciones cerebrales, como el estado de ánimo y la ansiedad, sino que también afecta negativamente la salud del corazón, dice Jill Goldstein, profesora de psiquiatría y medicina en la Escuela de Medicina de Harvard. Por lo tanto, el estrés es asociado con múltiples enfermedades crónicas del cerebro y el corazón. Además, puede afectar a hombres y mujeres de manera diferente, dice.

Además de las múltiples actividades que realicemos para reducir los niveles de estrés, es importante cuidar de nuestro cuerpo y reponer los nutrientes que más consume en momentos críticos como vitamina C, magnesio, calcio y omega-3. Lo que consumamos en estos momentos debe ser lo más saludable, pues nuestro cuerpo por naturaleza gustará de alimentos procesados con grasas hidrogenadas y un exceso de azúcar o sal, placeres momentáneos que desequilibran el sistema nervioso.

Estos son algunos alimentos y sus beneficios que puedes consumir para contrarrestar y prevenir los efectos negativos del estrés en el cuerpo:

Semillas de linaza

La linaza es uno de los alimentos con mayor cantidad de magnesio. Su efecto de regulación de la digestión, con 27.3 gramos de fibra por cada 100 gramos de linaza, y su aporte proteico hacen de estas semillas un gran aliado contra el estrés.

Lentejas

Una de las claves para ayudar al cuerpo a reducir el nivel de ansiedad es sentirse saciado tras las comidas. En ese sentido, las menestras son nuestras aliadas. Las lentejas son una gran opción, pues son una de las menestras menos complejas de digerir.

Agua

No solo es muy importante mantener un buen nivel de hidratación para estar saludables. El agua puede ayudarnos a calmar las ganas de comer por ansiedad, llenándonos el estómago y creando una sensación de saciedad.

Salmón

Los pescados, al ser ricos en proteínas, ayudan a mantener una dieta saludable y balanceada, esencial para contar con una buena salud mental. El salmón no solo cuenta 18.4 gramos por cada 100, sino que también es rico en Omega 3, que nos ayuda a mantener mejor estado de ánimo.

 

Semillas de girasol

Estas contienen minerales que favorecen la reducción del estrés oxidativo, ya que uno de sus nutrientes es el magnesio que actúa relajando los músculos y los nervios. Su alto contenido en fibra ayuda a regular los ritmos digestivos que muchas veces se ven alterados cuando nos sentimos estresados.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

alimentación, Estrés, Estrés laboral

El Ministerio de Salud alertó recientemente un aumento de niveles de estrés que conllevan, entre otras consecuencias, a trastornos del sueño. Esto debido a la crisis ocasionada por la Covid-19, el confinamiento por más de un año, y el miedo a contagiarse. Además, se ha dado un incremento de fatiga por el desgaste que los colaboradores experimentan frente a un cúmulo de cambios organizacionales complejos y continuos.

 

Ana Michelle Concepción, vicepresidenta y directora general de venta empresarial y soluciones de negocio en AT&T México, explicó que en estos momentos difíciles, el papel del líder es estar cerca del equipo, pues esto facilitará el proceso de adaptación y el desarrollo de resiliencia.

 

“Como líder, mi responsabilidad es inspirar a las personas a encontrar aprendizaje y oportunidades en todo momento. En estos momentos de cambio, estar cerca del equipo, en constante comunicación y brindándoles apoyo facilitó el proceso de adaptación y el desarrollo de resiliencia”, indicó Concepción.

 

Además, para lograr que los equipos se conviertan en resilientes, se deben poner en práctica tres acciones:

 

Cultivar confianza: es fundamental hacer saber a los colaboradores que hay preocupación por ellos y se tienen sus intereses en cuenta. Según Gartner, los colaboradores que reportan una confianza alta en sus organizaciones tienen 2.6 veces más capacidad de cambio que aquellos con menor confianza.
Generar unidad: un equipo unido que comparte un sentido de pertenencia, conexión y metas en común es imparable. Se ha reportado que los equipos unidos tienen una capacidad de cambio 1.8 veces mayor que los equipos que carecen de cohesión.

Conocer a las personas: para brindarles un mejor apoyo como líder, es crucial conocer la historia de los colaboradores. “Analiza a cuántos cambios se han enfrentado y qué efecto han tenido en ellas. Esto permite cultivar empatía y llegar juntos a la resiliencia”, señala Concepción.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Emprendedor, Estrés, Resilencia
Página 1 de 2 1 2