amistad

No es gratuito el refrán “Cuentas claras, amistades duraderas”. Cuando hacemos negocios o realizamos un préstamo a algún amigo, es necesario generar claridad y confianza pues el vínculo puede verse afectado. Expertos de Respaldo Financiero, financiera latinoamericana brinda algunos consejos para ello:

Evalúa tu situación financiera

Puede que tengas muchas ganas de ayudar a un amigo cuando recurre a ti, pero antes de decirle que sí debes evaluar tu situación financiera para determinar si estás en la capacidad de prestar dinero. Toma en cuenta tus deudas y gastos mensuales. Prestar solo el dinero que sabes que no vas a necesitar en un buen tiempo para no poner en riesgo tu bienestar financiero.

Pregunta lo necesario

No temas hacer las preguntas necesarias. Asegúrate de saber cómo va a hacer esta persona para devolverte el dinero, para qué lo necesita, en cuánto tiempo puede pagarlo y por qué no le pide a un banco.

Cobra intereses

Muchas veces creemos que por haber una relación de amistad, no debemos cobrar intereses, y esta es una de las razones por las que las personas recurren a un amigo o familiar cuando necesitan préstamos de dinero, pero lo justo es que cobres suficientes intereses. Esta puede ser una tasa por debajo del mercado.

Establece un plan de pagos

Elabora un calendario de pagos y establece plazos. Aclara con la persona qué ocurriría si no te paga en el plazo establecido. No sientas vergüenza de hacer recordatorios de pago y hacerle monitoreo a tu amigo deudor.

Déjalo por escrito

Consigna un contrato simple o establece algún tipo de compromiso legal o aval. Pon por escrito las condiciones del préstamo que detalle la cantidad, intereses, cuotas mensuales y plazo de pago.

Finalmente, considera cómo afectaría a tus finanzas y a tu relación prestarle dinero a un amigo. En caso de que decidas no realizar el préstamo, ofrécele ayuda que no sea financiera, como ayudarle a conseguir un empleo, o darle algunas ideas para hacer ingresos extra. Si quieres ayudarle dándole dinero, pero ves que hacer un préstamo resultará en un problema, es mejor dárselo como un regalo. Así, no habrá ataduras de préstamos que dañen la relación.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

amistad, dinero, préstamo de dinero