Dinámicos del Centro

Por Cristian Rebosio

Usted ha dicho que detrás del allanamiento a Vladimir Cerrón y su partido estaban los perdedores de las elecciones, ¿cree que existen presiones de la derecha para que se den órdenes como la del allanamiento?

Todos estamos siendo presionados por personas e instituciones que no terminan de reconocer el triunfo del partido de gobierno y el presidente Pedro Castillo. Esa férrea resistencia que implica un comportamiento antidemocrático, se sostiene por un gran porcentaje de la prensa que trata de seguir llevando presión, algo de lo que no escapan los fiscales y los jueces.

¿No confían en la imparcialidad del juez Juan Carlos Sanchez, quien dio la autorización del allanamiento?

Somos respetuosos de las decisiones del Poder Judicial y los pedidos del Ministerio Público. Pero eso no nos puede llevar a agachar la cabeza cuando existe un factor de presión que condiciona las decisiones. 

Tras el allanamiento, Vladimir Cerrón compartió en redes una columna de opinión de Aldo Mariátegui en la que señalaba que los “caviares” estaban detrás de estas intervenciones. ¿También considera responsable a esta izquierda?

Un caviar no es más que un ciudadano que se hace llamar de izquierda progresista, pero en el fondo va a cuidar que las cosas no cambien. Porque, si se solucionan, ellos van a perder una oportunidad política y económica de seguir subsistiendo en el sistema. Ante eso, en Perú Libre, partido auténticamente de izquierda, rechazamos y luchamos contra este grupo mal llamado de izquierda y progresista.

¿Pero acaso son ellos los que están presionando a la justicia?

Ellos, por mantener su posición política y económica, tienen que ir contra los que quieren hacer un cambio real. ¿Cómo no van a tener un interés en tumbarse a Perú Libre si representan un estorbo para sus fines? Funcionan igual que la derecha, pero al menos estos últimos muestran la cara.

Entonces, ¿los que ejercen presión sobre la justicia son esta izquierda progresista o, como ante mencionó, la derecha que perdió?

Son ambas fuerzas. El fujimorismo, aprismo y el sector negacionista coludido con estos tibios, que se hacen llamar progresistas, conviven en una férrea resistencia para que no se consigan los cambios. También es inaudito que ellos, que han perdido las elecciones incluso más lejos que la derecha, intenten reclamar posiciones en el gobierno. No es la manera de pedir que se les tenga en cuenta. Como la respuesta del partido es tajante, reaccionan intentando que el gobierno fracase y petardear al partido de gobierno. 

Pero esta izquierda progresista, representada por el partido de Verónika Mendoza, tiene en el Gabinete a Roberto Sánchez, Anahí Durand y Pedro Francke. ¿Ellos están operando para que el gobierno fracase?

Ellos han obtenido cuotas y posiciones que les dio solidariamente el partido. Pero como respuesta tenemos la traición que se convierte en confabulación contra el movimiento popular. Entonces, a pesar que se les ha intentado renovar la confianza, mira cómo están pagando. Porque consideran a los máximos líderes, como Vladimir Cerrón, como enemigos naturales.

Según información de La República, se habría encontrado información relevante sobre un presunto financiamiento ilícito en el allanamiento.

Pero según La República. Entonces, yo pregunto si La República lo ha corroborado. ¿La República es un brazo del Ministerio Público o tiene una dependencia en la policía? 

Otras fuentes señalaron que en Perú Libre no se habrían mostrado predispuestos a colaborar con la entrega de información.

Es cierto que la fiscalía pide documentación, pero hay respuesta por parte del partido, de Vladimir Cerrón y otros que estaban llamados a entregar documentación. Si se revisa el expediente, se encontrarán escritos de respuesta y solicitudes de prórroga. No es que se puedan hacer pedidos en veinticuatro horas. Es algo serio, no entregar por entregar. No quiero que se entienda como que hubo una rebeldía. Estamos dispuestos a colaborar con la justicia.

¿Vladimir Cerrón colaborará con los pedidos de la justicia pese a sentir que existe esta presión?

Es imposible que nos puedan pedir que respetemos la injusticia y los abogados estamos para lo que consideremos injusto. Ante situaciones en las que consideremos que hay arbitrariedad y presión, nos pondremos decididos a luchar por los derechos del doctor Vladimir Cerrón y del partido.

¿Le preocupa la información que puedan aportar los colaboradores eficaces vinculados al caso de Los Dinámicos del Centro?

No son colaboraciones eficaces mientras la persona siga siendo un aspirante. Todavía no termina la fase de corroboración de la información. Esa también es nuestra queja. Se han utilizado dos aspirantes a colaboradores y, si bien existen muchos buenos colaboradores, también hay mentirosos. No podemos pretender que, en la fase preliminar, nos hablen de aspirantes a colaboradores y que eso sea suficiente para transgredir derechos personales. No podemos ser tan ligeros. Nadie está en contra de la investigación, por más que no tiene asidero, pero sí podemos detener cualquier desviación que vaya fuera del cauce de la legalidad y el estado de derecho.

Entre estas personas que podrían colaborar con la justicia está Marina Vásquez, quien era jefa de Dirección de Transportes y Comunicaciones de la región Junín, y ha manifestado haber recibido amenazas de muerte por parte de miembros de Perú Libre.

Sigo viendo que son testimonios que no pasan el estándar suficiente para tomar una decisión como la que se tomó [los allanamientos]. No me puedo basar en un dicho para tomar medidas de esta envergadura.  El partido ha salido a confirmar que se va a respetar la investigación y contribuir, pero siempre dentro de los parámetros legales y lejos de las contaminaciones políticas y mediáticas.

La Fiscalía realizó intercepciones telefónicas en las que a Marina Vásquez se le pedía contratar personal vinculado a la agrupación política de Vladimir Cerrón. ¿Esa no es una prueba válida?

Yo no leería Perú21 y mucho menos para dirigir mi tesis de investigación. Conozco muy buenos periodistas de Perú21, pero su línea editorial es sesgada, golpista y antidemocrática. 

Pero se están mencionando llamadas interceptadas legalmente no por Perú21, sino por la Fiscalía.

A lo que voy es a cómo ponen los titulares y venden la noticia. Es una idea subversiva contra la izquierda y el partido de gobierno. Estamos leyendo portadas de diario y chismes para formar una idea que nunca va a estar aterrizada en la objetividad y la verdad. Pueden haber llamadas y mensajes de Whatsapp, pero no basta escuchar. A lo mejor has contratado un imitador. Estoy exagerando. Pero lo que necesitamos es que la justicia se proteja de cualquier contaminación externa. 

Una investigación de la periodista Graciela Villasís reveló que en el 2013 Vladimir Cerrón presentó una declaración jurada en la que registraba ingresos mensuales por S/14.300 y por bienes reportaba S/69.457. Sin embargo, a finales de ese mismo año, el fundador de Perú Libre reportó S/680.400 como bienes. ¿Este drástico aumento en las finanzas de Cerrón no debería parecernos sospechoso?

Que lo use la Fiscalía, pero que vaya al fondo. Estamos en una [investigación] preliminar de lavado de activos. Recordemos que es un delito autónomo. Si bien es cierto que precede un delito que le da motivación, sigue su propia suerte. No basta decir que hay desbalance o hay superávit. Dejemos que la Fiscalía haga sus pericias. Ojalá investiguen todo porque, cuanto antes comencemos, vamos a terminar antes y queremos que se nos deje en paz para darle paz al gobierno.

¿Y no le parece un incremento llamativo?

Lo único que tenemos para decir es que estamos en una investigación preliminar y los allanamientos a los locales han sido injustificados, desmotivados y una violación a la legalidad. Por eso hemos apelado para corregir e incluso declarar la nulidad. Si me pongo a discutir las cifras de Cerrón, vamos a entrar en lo que ellos quieren, que es una suerte de audiencias por teléfono.

¿Cómo reaccionarían si se llega a pedir prisión preventiva para Vladimir Cerrón?

Si veo que es una actitud injusta, ilegal y desproporcionada, ¿por qué tendría que someterme a los brazos de mi verdugo? En su momento lo tendremos que evaluar. 

¿Considera a Vladimir Cerrón un perseguido político?

Sí, es un perseguido político y el partido también lo es. Esto es culpa de la presión y los fiscales y jueces también son víctimas de este sistema de presión motivado por los dueños de los medios de comunicación.

Dado que se considera un perseguido político, ¿podrían evaluar la posibilidad de pedir asilo político?

Nunca se puede descartar y, en una situación como la que vivimos, sería absurdo y necio decir que eso no lo haríamos. Queremos contribuir con la investigación, pero necesitamos  estar en las mismas condiciones con la defensa.

¿Pero se llegó a mencionar el caso específico del asilo político?

Por supuesto. Vladimir Cerrón es un líder y constructor del partido político del gobierno, no es ningún neófito ni es un Julio Guzmán. Es un hombre político y sería absurdo que no considere cualquier posibilidad dentro del mundo de la política.

¿Entonces sí está considerando la posibilidad de un asilo político?

El doctor Vladimir Cerrón, en una defensa donde se considera que existe una grave presión política y económica, tiene que considerar cualquier escenario y el asilo político es una solución ante lo que se podría convertir en una persecución política. Ante una situación así, tendríamos que escoger el camino que nos podría liberar de lo injusto. Pero, si a nosotros nos demuestran con contundencia que Cerrón es culpable, no podría recomendarle un asilo porque eso sería recomendar la fuga ante una responsabilidad demostrada.

Fotoportada: La República

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Dinámicos del Centro, Vladimir Cerrón