Pele

Luego en 1971, inteligentemente, se retiró de la selección. Solo se dedica a jugar con el Santos. En un partido de verano, junio de 1974, se enfrentó al Barcelona de Johan Cruyff; pierden 4-0 y es como una entrega simbólica, de la posta del mejor jugador del mundo al holandés. Luego se marcha a los EE. UU a ganar plata, el jugar era lo de menos (su manager lo había estafado a inicios de la década y necesitaba billete urgente). Era una liga amateur. De ahí que cuando lo vi jugar, en el 76 en la Copa Bicentenario, ya era un exjugador. Se retiró en 1977.

DOS

Justo en ese año debuta Diego en la selección argentina, ante Hungría (5-1). Jugaba en ArgentinoJuniors. Si bien no va al Mundial, aún era un pibe. En 1979 es considerado el mejor de Sudamérica y uno de los mejores del Mundo, a raíz de la brillante obtención del Mundial Juvenil. Juega en junio ante el Resto del Mundo, y si bien marcó un golazo, siente la dureza de la marca de los europeos (Cabrini y Tardelli lo revientan a patadas). En la Copa Américaante Brasil, no puede evitar la derrota de la albiceleste. A nivel mayores aun falta pulir.

En 1980 jugó a un nivel espectacular en Argentinos Juniors, cargándose el equipo al hombro. Hay unagoleada histórica a Boca en la Bombonera. Los Bichos terminaron segundo, después de River Plate(que contaba con 7 mundialistas). A nivel selección, ya era otro. Jugó en gran nivel ante Inglaterra (Apiló4 ingleses en un jugadón, que provocó el aplauso de los ingleses), Austria y Escocia. Ya era el mejor del mundo.

Al año siguiente, su pase a Boca marcó el inicio de una nueva etapa. En la primera rueda el equipo arrasó. Brindisi lo ayudó jugando a un gran nivel. Pero en la segunda ronda, Miguelito declinó y Diego fue el responsable directo de llevar al equipo a la cima. Ante Independiente, San Lorenzo, River Plate(ridiculizó a Fillol, el mejor arquero del mundo) anotó golazos. A diferencia de Pelé, pude verlo jugar por tv. Si bien, Boca era un buen equipo, no aplastó a su rival más cercano, que era Ferrocarril Oeste. Bregó mucho para obtener el título. La verdadera estrella era el Pelusa.

El mundial de España 82 lo encontró como la gran figura. Si bien decepcionó, habría que indicar que todas las miradas estaban puestas en él. Gentile lo masacró inmisericorde y se enfrentó al mejor Brasil.Hay que remarcar que el equipo no lo acompañó. Menotti debió dejar de lado a varios; pero no lo hizo. Se equivocó grande.

Entonces empezó su periplo en el Barcelona. Habría que indicar que aparte del magnífico alemán Schuster, todos los demás eran picapiedras. Aquel Barcelona era un dolor de ojos. Ni siquiera Diegopodía mejorar ese equipo. Más tarde, en el 84sufrió una grave lesión.

Le tocó sufrir las eliminatorias del 85. Pero en su nuevo equipo, el Napoli, comenzaba a despuntar. El equipo del sur de Italia era una especie de Argentinos Juniors de los ochenta. Pero con un Diego, que mejoraba cada vez más. Quedó tercero en la Liga Italiana, donde la Juventus de Platinireinaba. Se venia el Mundial del 86 y a Diego lo encontraba en su mejor momento. En tanto, Platini y Rumennigge sufrieron con la altura. Por otro lado,Zico llegó lesionado. Coincido que, si hubiera jugado por Alemania, Bélgica, Francia, Brasil, URSS, esas selecciones hubieran salido campeonas. Aunque debo admitir que Bilardo lo rodeo convenientemente. He analizado sus partidos -en dicho Mundial- yadmito que lo hecho, por el 10, fue apoteósico. Nunca antes hubo un jugador tan determinante en un Mundial. Concuerdo con el magnifico periodista Juvenal, quien indien un fabuloso artículo que Diego hizo más por Argentina, que Pelé por Brasil. Parte de la crónica dice: Si Diego hubiera tenido de compañeros a Gerson, Tostao, Jairzinho o Rivelinho, la Argentina hubiera ganado por goleada ante Bélgica, Inglaterra, Uruguay y Alemania. Totalmente cierto.

En la temporada 86-87 hizo el milagro de sacar campeón a un equipo chico del sur de Italia (nunca antes había sucedido). Tal suceso tuvo implicancias políticas y raciales. Los del norte opulentos siempre habían despreciado a los napolitanos. De ahí, que Nápoles sea una ciudad Maradoniana.

En la Copa América de 1987, el Diez – aun cansado física y mentalmente- se hizo presente. La jugó y perdió. Ante Ecuador vi una escena que me deslumbró. No la he olvidado. Diego iba con el balón hasta la línea de cal y con la zurda (prodigiosa)levantaba el balón, teniendo a su marcador cerca y tocaba el balón, aun en el aire, y centraba con un efecto curvo. Nunca lo vi hacer a nadie más. Ahí, acepté que Diego era irrepetible. Mi ídolo en el futbolargentino no había sido él, sino el Beto Alonso. Luego de ver esa imagen me di cuenta que era el más grande que había visto en mis tempranos veintiún años.

Si bien Pelé sufrió el violento futbol de los sesenta, Diego bregó contra las marcas individuales:Brieguel, Gentile, Tardelli, Cabrini, Viercowood, Scirea y Pasarella, etc. Todos ellos maltrataron sus tobillos. Fue una época durísima. Encima el Calcio,era el más difícil del mundo. Lidió en una época donde los líberos y stoppers brillaban.

En la temporada 87/88 salió campeón de la Copa UEFA. Estaba subido de peso, pero se las arreglópara dar un recital, junto a Careca el delantero que mejor lo entendió – ante los alemanes del Sttutgart.

En la temporada 89/90 volvió hacer el milagro, Napoli fue campeón. El sur entero lo celebró. Se venia el Mundial y justamente en Italia. Se dice que las únicas veces que se entrenó enserio fue en el 86 y el 90. Llegó bien, pero los cameruneses, rumanos y soviéticos le inflamaron su tobillo. Aparte del cansancio por una larga temporada. Sin Diego en plenitud, Bilardo hizo de la Argentina el subcampeón mas defensivo de la historia. Jugó un futbol paupérrimo, a excepción del partido ante Italia. Esperó y planificó llegar a los penales para salir campeón. Le inventaron un penal y perdió Diego, la oportunidad de coronarse como Pelé 20 años atrás. Fue como un castigo, ante un futbol tan avaro que mostró la Argentina a lo largo del Mundial. No fue su culpa. El 91 lo suspenden por doping, fue la venganza de los italianos por la derrota en semifinales.

Lo vi el 92 jugando para el Sevilla. Pero ya no era el mismo. Lo mejor de él fue cuando ayudó a Argentina a clasificarse, en el repechaje ante Australia.

El mundial EEUU 94, iba a ser su despedida. No pudo ser. Un infame Cerruti ocasionó que el 10 fueraexcluido por doping.

En los años siguientes volvió y jugó por el club de la Ribera. Era un espejismo. El Diego Armando Maradona del 86 había quedado bien atrás.

Se retiró en 1997.

TRES

Es difícil casi imposible comparar 2 jugadores que vivieron en épocas distintas (Perfumo decía sabiamente, que eran tiempos distintos, no mejores, ni peores).

Si bien Pelé era un animal, un portento físico. Maradona nunca hubiera aguantado el calcio italiano sin un físico privilegiado.

Pelé jugó toda su vida en un solo club, que encima estaba lleno de cracks (Coutnho, Pagao, Zito, Pepe, Carlos Alberto, Clodoaldo, Ramos Delgado, Cejas, Edu, etc). Mi viejo me contaba que el Santos jugaba de memoria. El Diego nunca jugó en un equipo similar. De ahí, posiblemente, que sus logros sean magnificados. Y tienen razón.

Personalmente creo que Pelé fue más completo,aunque la habilidad del argentino es inigualable. Otrosí digo, el Diego del 86 es irrepetible. Es la vara con que se puede medir una temporada fantástica. A tal señor, tal honor.

Tags:

Fútbol, Mearadona, Pele
x