RR.HH

Es un hecho que la situación ha cambiado de forma drástica y repentina. No solo en nuestro país debido a las duras consecuencias económicas que la pandemia por Covid-19 provocó, sino también a nivel global.

 

La consultora multinacional de Recursos Humanos, Randstad; elaboró el Talent Trends Reports 2021. Esto con la finalidad de analizar cuáles serán los desafíos de gestión de personas que enfrentarán las compañías mientras avanzamos hacia la era post Covid.

 

1. Foco en las competencias

Ahora, las compañías se están centrando en elaborar una estrategia basada en las habilidades de las personas. Si previo a la crisis, la mayor preocupación era cómo incrementar la productividad, este año los desafíos giran en torno a los empleados. Así, 58% de encuestados considera que el principal reto será retener a los mejores y 55% piensa que desarrollar líderes con competencias sólidas para manejar el nuevo escenario marcado por la crisis.

 

2. Salud y bienestar

Aunque las empresas se han tenido que adaptar a nuevas formas de trabajar, esta preocupación seguirá siendo una prioridad para los líderes de las organizaciones. Gestionar eficazmente la seguridad y las necesidades emocionales de los trabajadores fideliza el talento, sino que también garantiza beneficios, al contar con una fuerza laboral más saludable.

 

3. Teletrabajo y flexibilidad

Uno de los grandes retos del área de Recursos Humanos es crear un ambiente laboral propicio para el home office y mantener a los trabajadores bien informados pese a la distancia física.

 

Además, la posibilidad de ubicar al equipo en cualquier lugar ha supuesto una ventaja al desdibujar las fronteras, pues a los trabajadores les permite una mayor conciliación de horarios y libertad de elegir dónde vivir y desempeñar su actividad; mientras que para las organizaciones significa una reducción de los costos en alquiler de oficinas.

 

4. Transformación digital

Adoptar herramientas y formas innovadoras de trabajo ha logrado que muchas empresas hayan tenido notables ganancias de productividad, pues la tecnología permitió que millones de personas continúen desarrollando su trabajo o atendiendo a sus clientes a distancia.

 

5. Formación continua

El desarrollo profesional es decisivo, tanto para la competitividad de la organización como para el crecimiento de las personas. Claudio Sánchez, branch manager de Randstad, explica que “las compañías que llevan tiempo invirtiendo en la formación continua de sus empleados han logrado salir a flote de una manera más rápida y eficiente, por lo que dotar al equipo de los conocimientos necesarios para abordar ciertas situaciones no solo hará que esa firma esté preparada para futuras crisis, sino que también atraiga al talento que requiere”.

 

6. Diversidad e inclusión

Generar políticas de diversidad e inclusión en el lugar de trabajo aparece como un nuevo reto de RR.HH. 2021, con 20%. “Una compañía que cuenta con una buena estrategia en este sentido logrará posicionarse encima de competidores que no apuesten por estos valores”, asegura Sánchez.

 

7. Reorientación de los equipos

El reciclaje y desarrollo de las personas se han convertido en un objetivo prioritario para que los trabajadores sean capaces de asumir nuevos papeles. Reducir la brecha digital y lograr equipos capacitados y competitivos es crucial para que la empresa pueda seguir creciendo. “En esta crisis, algunas organizaciones han tenido que reinventarse y dar un giro a sus procesos, a sus objetivos e incluso a sus productos y servicios, y ese cambio no hubiese sido posible sin gente con gran capacidad de adaptación”, concluye.

Tags:

Estrategias, Manejo de equipo, RR.HH

Para ajustarse a la transformación digital impulsada por la pandemia, las áreas de recursos humanos han tenido que duplicar sus tareas sin descuidar el bienestar de los trabajadores. En el 2021, un 70% de las empresas encuestadas por Marsh Perú incorporará al trabajo remoto en sus procesos, aunque sea solo por unos días a la semana.

Bajo este escenario, Álvaro Bellido, Executive Manager en CL Selection, consideró que la gestión de los equipos a distancia ya no será tan complicada en el 2021, pero los procesos de selección y adaptación de los nuevos puestos laborales requerirán más atención.

“Al desarrollarse nuevas formas de trabajo y nuevos puestos laborales, los gestores del talento deberán acompañar en el proceso de selección y adaptación al nuevo puesto laboral”, explicó en un artículo para la Asociación Peruana de Recursos Humanos (Aperhu).

En general existen al menos cinco pilares de trabajo en la gestión del talento que han tenido cambios importantes y van a seguir transformándose, conforme se desarrolle la pandemia:

La transformación de la oficina. De acuerdo a la encuesta de Marsh Perú, el 64% de las empresas planea mantener el trabajo remoto al menos unos tres días a la semana, lo que significa un retorno paulatino a las oficinas. Estos ambientes de trabajo deberán respetar las reglas de distanciamiento social, tener una ventilación adecuada y acondicionarse para evitar todo tipo de contagio.

Salud y seguridad ocupacional. El área de recursos humanos debe facilitar las condiciones de ergonomía, pero también deberá estar alerta si algún trabajador requiere activar su seguro médico o tiene que cuidar a algún familiar enfermo. Además, se debe identificar a los trabajadores que se encuentren dentro del grupo de riesgo, con alguna comorbilidad.

En las operaciones presenciales, se deberá reforzar el protocolo sanitario y aplicar el plan para la vigilancia, prevención y control de COVID-19 en el trabajo, el mismo que indica qué trabajadores están en más riesgo de contagiarse y están obligados a pasar pruebas periódicas de COVID-19.

Derechos laborales. La mayor parte de licencias con goce de haber o suspensiones perfectas ya se han dado, pero son procesos que tienen que monitorearse y para el próximo año se deberá poner atención al cumplimiento de los acuerdos que se hayan suscrito para reducir la jornada laboral o los sueldos.

Este año también se realizaron adelantos de vacaciones y desvinculaciones que seguirán siendo parte de las preocupaciones de las áreas de recursos humanos.

Capacitaciones y desempeño laboral. Algunas empresas ya están brindando recomendaciones de salud física y mental para los trabajadores que están en sus casas, pero el próximo año a esto se sumará el presupuesto para capacitaciones. En lo que se refiere al desempeño laboral, los empleadores necesitarán nuevas formas de medirlo, lejos de los horarios de trabajo convencionales.

Selección y reclutamiento. Con la tecnología, el proceso de selección se ha acelerado porque las entrevistas pueden hacerse rápidamente con varias herramientas digitales. Sin embargo, las necesidades de las empresas están cambiando y el perfil requerido en la fase de reclutamiento deberá actualizarse constantemente.

Tags:

RR.HH