tienda online

Con la pandemia, muchos negocios se han visto obligados a incursionar en el comercio electrónico y hacia el 2025 se espera que esta tendencia sea todavía más alta en Perú. Según el estudio “El futuro del retail” de Euromonitor International, desarrollado para Google, este canal será responsable del 22% del crecimiento total de las ventas en el sector minorista dentro de unos años.

Eduardo Eneque, CEO y fundador de Impulse, firma que ha realizado el estudio de Índice de Madurez Ecommerce en Perú, junto a la Cámara Peruana de Comercio Electrónico (Capece), también resalta los avances.

“Antes de la pandemia, pocas empresas apostaban por el comercio online. Solo 1.5% vendían online, actualmente el 5%. La mayoría tenía una tienda online que no era protagonista del total de la venta por otros canales físicos. Hoy en algunos retailers el canal ecommerce llega a representar hasta el 30% de sus ventas en general”, comenta.

Sin embargo, explica que un 43.75% de estos negocios se encuentran aún en una etapa “aprendiz”, la cuarta de ocho fases establecidas por este índice.

¿Qué significa ser aprendiz?

Eneque señala que el nivel “aprendiz” comprende a los que tienen entre 37.6% a 50% de madurez y significa que las empresas han cubierto los aspectos básicos de la operación online; es decir, lanzar la tienda, tener publicidad digital, gestionar la operación y la logística.

Para efectos del estudio, el nivel de madurez se midió en función al tiempo de funcionamiento y el 56% de las empresas encuestadas recién está empezando o tiene un año de operaciones. En tanto, el 44% tiene de dos o más años. Con estos resultados, estos negocios aún se encuentran entre los niveles 3, 4 y 5 de madurez.

“La barrera de entrada al e-commerce ha ido bajando con los años. Lo que antes requería de toda una infraestructura, un operador logístico propio, un equipo de TI y más, hoy se puede hacer fácilmente aprovechando distintos servicios”, refiere.

En el análisis por sectores, seguros e indumentaria alcanzan la mayor madurez (59%), ubicándose en una etapa “player”. Eneque resalta que ese rubro es el que más ha empujado su transformación digital. Además, al vender servicios intangibles, no enfrentan el reto logístico de la última milla. También destaca que indumentaria y moda tienen la segunda mayor madurez (58%), apoyados por la experiencia de las cadenas de retail.

Al respecto, Helmut Cáceda, presidente de Capece, considera que el mejor desempeño del sector seguros responde a un trabajo previo a la pandemia, al tratarse de empresas grandes. En tanto, en el rubro de moda, destacó el rápido avance en la pandemia, con inversión en tecnología.

Tags:

aprendiz, ecommerce, tienda online

El crecimiento forzado del comercio electrónico durante la pandemia llevó a que la mayoría de negocios empiecen a ver en este canal una forma de incrementar sus ventas y llegar a segmentos de mercado a los que antes no podían llegar. Enrique Pollack, docente de la carrera de Marketing y Gestión Comercial de la Universidad Le Cordon Bleu, explica que la Covid-19 marcó un antes y un después en la economía digital del país.

“Antes de la pandemia sólo el 1.5% de comercios vendían por internet, ahora son más del 5% que ya ingresó a la era digital. Asimismo, el comercio electrónico ha llegado para quedarse, en una tendencia que va a seguir en aumento durante el 2021, y de un 5% llegará a una participación de hasta 35% o 40% en ventas de comercios”, asegura.

Con estas proyecciones, más de un negocio se ha animado a abrir su propia tienda en línea con diversos resultados. Según el portal Entrepreneur, lo primero es tener claro el nicho de negocio al que se apunta. “Es importante que hagas un estudio de mercado acerca de los productos y/o servicios que tienen éxito en Internet; no todo es vendible por este canal”, indica. Vale la pena mencionar que se requiere todo un portafolio de productos y no uno solo.

Aspectos técnicos y de mercadeo

Por el lado del desarrollo de la plataforma, el portal recomienda adquirir un servicio en línea que brinde la infraestructura. Algunas de las alternativas disponibles son Facebook Store, Conekta, Amazon.com, MercadoLibre, entre otros. También es posible formar parte de un centro comercial o directorio online, o establecer una tienda propia.

Lo siguiente es ingresar los productos, cuidando su ubicación y utilizar la figura del cochecito de compras, que le permite a las personas anotar los productos que va comprando y sumar rápidamente el importe final. Por último, en el lado técnico, tener diferentes modalidades de pago y buenas políticas de seguridad de datos son quizás los pasos fundamentales para concretar un proceso de compra.

Fuera de la plataforma, tener un proceso de entrega efectivo y una buena gestión de las devoluciones es imprescindible para generar confianza entre los compradores.

Para que su emprendimiento se destaque de los demás, Culqi, ‘fintech’ que brinda soluciones de pago, del portafolio de Krealo, brazo de innovación abierta del Grupo Credicorp, considera importante tener fotografías atractivas en cualquiera de las plataformas que se utilice. Esto permitirá que el consumidor vea el producto por todos sus ángulos y se sienta más confiado.

“Mientras más detalle las especificaciones del producto, mejor. Esto genera mucha más confianza y, además, le ayudará a evitar posteriores quejas, devoluciones o malentendidos”, indican los especialistas de Culqui.

Por último, considere tener un programa de fidelización, dando descuentos en la segunda compra online o descuentos.

Tags:

ecommerce, tienda online

Las ventas por Internet se han potenciado en el último año, en gran medida por las soluciones que miles de emprendedores tomaron frente al confinamiento provocado por la pandemia. Según la Cámara de Comercio de Lima (CCL) las ventas online en el mercado peruano incrementaron aún más durante la campaña del Día del Padre, pues crecieron entre 20% y 25%.

Si tú también buscas emprender por Internet y deseas hacerlo sin complicaciones, HubSpot brinda un paso a paso bastante útil que podrá servirte de guía para incursionar en el e-commerce:

Define el negocio

Primero define qué vendes, por qué, de qué manera lo harás y a quiénes. Es común que por las ganas de generar ingresos, los emprendedores vendan de todo, pero lo mejor es especializarse en un solo giro y convertirse así en el más experimentado.

Busca las tendencias en productos en Internet y determina cuál es el producto o servicio que se adapta mejor a tus posibilidades. De igual forma, puedes hacer un análisis de mercado o FODA con el que podrás detectar tus objetivos, estrategias y acciones. Antes de saber cómo vender en internet es necesario que conozcas el contexto de tu negocio para prepararlo de mejor manera ante sus oportunidades y adversidades.

Prepara la inversión inicial

Una de las ventajas de vender por internet es la facilidad de comenzarlo, en comparación con un negocio físico. Mantén en orden a tus proveedores en caso de que tu negocio sea de productos.

La publicidad pagada en redes sociales será tu gran aliada mientras logras posicionarte orgánicamente. Recuerda que, antes de hacerlo, debes estudiar a tu público objetivo para definir estrategias que lo atraigan. Comienza por generar contenido de valor para los usuarios desde el comienzo. Por ejemplo, fotografías de buena calidad y descripciones sobre los productos que ofrecerás. Si vas a realizar videos y fotografías de producto, puedes invertir en una buena cámara o un servicio de fotografía que no exceda tu presupuesto.

Establece tus canales de contacto

El Estudio anual de redes sociales 2019 realizado por IAB España, asegura que el 55% de usuarios busca información en las redes sociales antes de decidirse a comprar directamente por la página web del e-commerce. No escatimes en los canales de comunicación y estrategias para que tus clientes se contacten contigo y también puedan informarse más acerca de tu marca. Apóyate en las redes sociales y sus distintas herramientas de venta para promocionar tu marca.

Crea tu tienda online

Hoy en día hay muchas plataformas de e-commerce listas para utilizarse y no te exigen conocimientos en programación web. Procura incorporar en tu sitio la facilidad de pago al instante. También cuentas con la opción de hacer las ventas vía redes sociales, realizando la coordinación de forma directa con el cliente, y el pago por transferencia bancaria.

Tags:

comercio electrónico, ecommerce, tienda online

Una tienda online debe ser, ante todo, práctica. Coloca de forma correcta los enlaces y evita que tus clientes tengan que hacer demasiados clics para concretar una compra.

 

En los últimos años, el concepto de experiencia del usuario ha entrado a tallar cada vez más en el marketing digital. También llamado User Experience o UX, se trata del conjunto de factores y elementos relacionados con el proceso de interacción de un usuario respecto a un producto o servicio. A menudo, este concepto se aplica a la interacción con páginas web y aplicaciones.

Si tu web está dedicada a la venta, es decir, cuentas con un canal de ecommerce, lo mejor será que apliques los conceptos del UX para darle la mejor experiencia de compra a tus clientes, y así se conviertan en consumidores frecuentes de tu marca. Expertos de Shopify, plataforma de ecommerce para negocios, recomiendan cinco elementos que tienen una influencia directa en cómo será la experiencia del visitante.

Estética

Esto puede no ser lo más importante pero sí suma puntos frente a los ojos de los clientes. Existen tiendas online que han conseguido triunfar a nivel mundial sin necesidad de tener un mayor cuidado estético, como es el caso de Amazon, pero no debemos olvidar que la primera impresión es la que cuenta, así que la estética del e-commerce debe resultar lo suficientemente atractiva para que el usuario se quede.

Usabilidad

Nuestra web puede verse muy hermosa, pero resulta inútil si el visitante no logra encontrar lo que está buscando. Una tienda online debe ser, ante todo, práctica. Coloca de forma correcta los enlaces y evita que tus clientes tengan que hacer demasiados clics para concretar una compra.

Flujos de interacción

Crea una ruta concreta para que el usuario no se sienta perdido en la web. Este siempre debe saber cuál es el siguiente paso que tiene que dar. Por ejemplo, que desde la ficha del producto pueda meterlo directamente en el carrito y ver claramente las opciones de seguir comprando o pagar.

Contenido

Esto es lo que realmente va a determinar si el visitante se convierte o no en cliente. Ten en cuenta que al ser una compra online no tiene posibilidad de ver y analizar el producto, así que debemos aportar toda la información posible y fotos de calidad. Así puede tener una idea lo más real posible sobre cómo es el producto y qué beneficios le puede brindar.

Otra alternativa para darle una experiencia de calidad a tu futuro cliente es crear historias en Instagram donde se vea y cuentes cómo se hace el producto que ofreces. Por ejemplo. Si vendes ropa. Mostrarle en un video a quién le compras la tela, qué tipo de tela usaras, qué colores emplearás, cómo haces el proceso de diseño, cómo haces las costuras. Y mostrar el resultado final. Eso generará empatía y acercará tu producto a tu cliente. Además de generar confianza.

Tags:

ecommerce, Experiencia del usuario, tienda online