Competitividad

El gobierno del presidente Pedro Castillo debe priorizar la mejora de la competitividad de las empresas, en especial la de las micro, pequeñas y medianas (mipymes), a fin de acelerar la recuperación de la economía, coincidieron los extitulares del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR), Alfredo Ferrero, Magali Silva y Roger Valencia.

Los expertos coincidieron en apuntar que uno de los mayores problemas de las mipymes en la actualidad es su alta mortalidad en el mercado, su intermitencia cuando deciden exportar y los altos sobrecostos que enfrentan.

Ferrero indicó que el principal reto a superar por los exportadores será la coyuntura política en los próximos 5 años. “Resultará crucial el trabajo conjunto de los gremios empresariales y las autoridades, a fin de no paralizar el comercio exterior por posibles medidas proteccionistas expresadas por el mandatario durante su campaña, las cuales responden a un tema ideológico y no a un estudio técnico”, mencionó.

Se debe continuar con la agenda exportadora que ha sido la política de Estado más exitosa de todas –enfatizó–, los acuerdos comerciales y el crecimiento de nuestros despachos así lo demuestran. Recordemos que de exportar US$ 7 mil millones en el 2000 pasamos a bordear los US$ 50 mil millones en el 2017. Si corregimos errores llegaríamos a US$ 60 mil o US$ 70 mil millones en los próximos años”, estimó.

Productividad

A su turno, la exministra de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva, señaló que, de superar el escenario político, la siguiente prioridad es mejorar la productividad de las empresas, considerando que son generadoras de empleos formales y dignos.

“Sin productividad no hay competitividad, y la productividad se consigue optimizando tres frentes importantes: la infraestructura (mejores servicios, más puertos, aeropuertos, carreteras), un sistema educativo más conectado al mundo laboral con carreras exitosas a futuro, y la promoción de un ecosistema innovador que nos lleve a competir mejor en este siglo 21”, explicó.

En esa línea, Roger Valencia recomendó acelerar el proceso de vacunación y solicitó al Gobierno de Castillo publicar la normativa correspondiente para que las empresas privadas puedan sumarse a traer más vacunas (la ley ya fue aprobada por el Congreso).

“Si el proceso va más rápido también se reactivaría la exportación de servicios como el turismo, que ha sido muy golpeado desde el inicio de la pandemia y podría dar un salto gigante este y el próximo año”, apuntó.

Valor agregado

Por otro lado, los especialistas coincidieron en la necesidad de continuar impulsando los envíos no tradicionales, la diversificación de la oferta exportadora y la ampliación de nuevos mercados. «Debemos ver cómo cambia el mundo. Si bien no somos un país que invierte mucho en innovación, debemos aterrizar de acuerdo a nuestra identidad y de ahí avanzar”, aseveró Ferrero.

Se debe desmitificar –agregó– el tema de la industrialización, pues no todos los países lo han hecho y han podido desarrollarse adecuadamente, como el caso de Singapur o Rusia. En ese sentido, debemos considerar también que no vamos a reemplazar actividades como la minería porque somos y siempre seremos un país minero gracias a nuestra geografía. “La idea es agregar, no reemplazar”, apuntó.

En ese contexto, Magali Silva refirió que si bien las exportaciones no se dinamizaron como se quisiera, en el largo plazo si se diversificaron y presentaron buenos comportamientos. Mencionó las paltas, arándanos, mangos, uvas, los cafés especiales y orgánicos, el cobre, oro y la harina de pescado.

Si el objetivo es seguir liderando este sector y aportar nuevas cosas –expresó–, necesitaremos de otras variables como mejores irrigaciones, extensión de tierras, tecnología, conocimiento y empresarios capaces, que estén conectados con los mercados para saber aprovechar las oportunidades.

Finalmente, Valencia destacó la gran oportunidad que tiene el país en las industrias creativas, especialmente porque tenemos el respaldo de más de 5 mil años de historia detrás, lo cual implica innovación y adaptación una geografía altamente desafiante a través de los años, generando valores estéticos, formas de ver el mundo y mucha diversidad.

“Eso se manifiesta en nuestros textiles, las artesanías, la gastronomía, entre otros. Perú puede contribuir con productos culturales a la aldea global para hacerla más diversa y sostenible. Los instrumentos y las plataformas los tenemos, pero estamos atrasados en la adopción de tecnología, especialmente de comercio de bienes no tangibles”, subrayó.

Los exministros solicitaron también mejores condiciones para las mipymes, pues no cuentan con programas integrales, solo por sectores. Dichas declaraciones las brindaron en el foro virtual ‘Retos para el desarrollo del comercio exterior peruano’, organizado por la Asociación de Exportadores (ADEX) con motivo de su 48° aniversario.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Competitividad, MINCETUR, mipymes