Entrevista de trabajo

La reactivación económica, que viene dándose de la mano del avance de la vacunación, requiere de trabajadores capacitados para los puestos de trabajo a ocupar. Para conseguirlo, se requiere no solo un currículum que demuestre experiencias y habilidades, sino también generar una buena impresión durante la entrevista.

Una vez frente a la persona que se encargará de realizar la evaluación, es necesario tener claridad y calma frente a distintas preguntas que puedan surgir, incluso aquellas un poco difíciles de responder como el sueldo que se desea percibir o las razones por las que se dejó o planea dejar la empresa anterior.

Sergio Farré Guerrero, autor del libro Empleo Infinito, explica cómo resolver estas preguntas:

¿Cuánto deseas ganar?

A ningún empleador le gusta contratar a profesionales cuya única motivación sea su salario. “Sin duda es lícito que como profesional sea tu prioridad, pero es importante dejar claro que tu motivación no es solo la retribución”, explica el experto.

Lo recomendable es dejar este primer punto claro durante la entrevista, para luego, en lugar de realizar una negociación, establecer el sueldo esperado. Farré Guerrero recomienda realizar una intervención de este tipo: “Una retribución satisfactoria para mí estaría en línea con los ingresos que he percibido en los últimos tiempos”, afirma.

En este caso, existe es un salario mínimo por el cual se está dispuesto a trabajar, es decir, por la menor cifra por la que ya se haya trabajado en los últimos años en ese mismo puesto. Por otro lado, está el salario ideal, el que realmente se desea ganar ahora o la mayor cifra que se ha percibido en los últimos años. Para responder con seguridad es importante conocer previamente los rangos salariales que alcanza esa vacante, según la industria, el sector, el nivel de experiencia requerida.

¿Por qué dejaste tu trabajo anterior?

Esta pregunta debe ser respondida con el mayor de los cuidados y evitando siempre el hablar mal del anterior empleador. La persona encargada de evaluar hace esta consulta para saber si se es bueno para relacionarse con otros, respetar acuerdos, ver cómo se equilibra lo personal y laboral, así como el nivel de compromiso.

Lo recomendable es darle a la respuesta una perspectiva de aprendizaje o evolución de lo que haya sucedido, ya sea la experiencia durante el tiempo trabajado o la razón de la salida. Nunca es una opción mentir, ni sugerir reestructuración de áreas, pues esto puede involucrar despidos de personal masivos y la persona evaluadora sabrá si es verdad o no.

Tags:

Entrevista de trabajo, preguntas incómodas, Sueldo

Como parte del proceso de selección que las empresas realizan antes de contratar a alguien, es común que también se le pida al postulante que complete ejercicios psicológicos como dibujar a alguien bajo la lluvia. Por más rutinarias que parezcan estas pruebas, Lorena Pérez Floriano, académica del MBA de la Universidad Diego Portales, explica que sí pueden ser eficaces para medir las capacidades de los individuos en función a cada puesto.

“Las pruebas psicométricas son una herramienta excelente para que las empresas puedan predecir muchas cosas sobre un candidato que solicita un puesto de trabajo en su empresa. Dado que reciben muchos solicitantes al año (más de 2000 en algunas empresas), las pruebas psicométricas tienen sus ventajas”, indica en un artículo para América Economía.

Contenido solo para Suscriptores

Suscríbete en uno de nuestros planes

SUSCRIBIRME

 

Tags:

Entrevista de trabajo, Pruebas psicológicas, Test

Al conseguir una entrevista para postular a un nuevo trabajo, es importante recordar que cada minuto es valioso y debemos aprovecharlo al máximo para dar la mejor impresión de nosotros mismos. Un informe de Forbes, elaborado por Mónica Flores, coach y autora del libro “Cómo conseguir tu primer trabajo” brinda algunas pautas a tomar en cuenta para tener una entrevista de trabajo exitosa.

Currículum efectivo

Procura que tu carta de presentación no exceda una página. En la parte superior resalta tus datos de contacto y un párrafo en donde indiques tus competencias, habilidades, motivaciones e intereses. Seguido, señala tu experiencia profesional y resalta tus logros comprobables y tangibles.

Muéstrate confiado

Acude a la entrevista de trabajo vestido de manera formal, sin exagerar el arreglo. Es normal que te sientas nervioso, pero muéstrate tranquilo, evita el tamborileo de dedos, la pierna nerviosa, o rascarte constantemente alguna parte del cuerpo. Utiliza un tono de voz adecuado.

Investiga a tu futuro empleador

Es necesario conocer la empresa a la que deseas entrar. Investiga su misión, visión y valores. Revisa los niveles de ventas que ha tenido, los productos que comercializa, los servicios que ofrece. Busca lo que se dice de la empresa en redes sociales y en noticias.

Prepárate para preguntas fuera de lo común

Podrían ser preguntas como ¿qué tan suertudo te consideras?, ¿con qué personaje de la historia te identificas? o ¿cómo te relacionarías con un jefe autoritario? Aquí el objetivo es que seas sincero. No exageres tus respuestas, y trata de que sean concisas.

No hables mal de tu empleador anterior

Cuando te pregunten por qué saliste de tu empleo anterior sé sincero, pero si tuviste alguna fricción con tu jefe directo no te quejes del mal ambiente laboral. Evita crear un ambiente de “buzón de quejas y sugerencias”.

Identifica qué le aportarás a la empresa

Evalúa lo que tu experiencia pasada le puede aportar a la nueva empresa. Identifica el valor que le puedes agregar. Identifica cuáles son los atributos que podrías llevar a la nueva organización de los logros que has obtenido. Revisa los proyectos que llevaste a cabo, cómo los hiciste, si tuviste que crear un equipo, cómo lo lideraste, cómo te relacionaste con él y cómo los llevaste a lograr los objetivos.

Tags:

Buena impresión, Entrevista de trabajo

Cuando lo inviten a presentarse a una entrevista de trabajo, tenga en cuenta que se encuentra en las últimas etapas del proceso de contratación. Para César Cáceres Danigno, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, es crucial prepararse para todo tipo de interrogantes.

“Se debe dominar tanto el perfil del puesto requerido, como toda la información obtenida del candidato en las etapas anteriores del proceso. Será ideal que esta doble información haya sido trabajada con anticipación. De ser así, tanto la empresa como los candidatos se sentirán satisfechos”, indica.

Además de las habilidades personales o la experiencia, en una relación de las preguntas que considera más difíciles, Patricia Cánepa, directora independiente de LHH DBM Perú, incluye preguntas irreverentes del tipo “¿cuántas pelotas de tenis entran en un VW escarabajo?”.

“Te pueden hacer preguntas que parecen no tener nada que hacer con el puesto. Tranquilo, más que buscar la respuesta correcta estarán observando tu reacción y escuchando cómo planteas y procesas el problema”, explica.

Fortalezas, debilidades y el último empleo

Respecto a las consultas que los reclutadores suelen hacer sobre las características que consideramos como fortalezas, la especialista aconseja comentar unas tres fortalezas y un ejemplo para cada una. En cambio, en cuanto a las debilidades es mejor mencionar solo una, pero relacionada al trabajo, no a temas personales. En este caso, también es válido usar un ejemplo de cómo se controla o se está superando la debilidad.

De acuerdo a la consultora Page Personnel, dar una posible fortaleza por debilidad, como el “perfeccionismo”, puede ser visto como falso o tomarse como que no se ha prestado atención a la pregunta. Ahora, si el reclutador pide hablar de uno mismo, no debería ser tomado como una oportunidad para contar la historia de su vida.

“Lo que te piden es un resumen muy conciso de los puntos destacados de tu carrera hasta el momento. Lo más seguro es que quieran saber por qué eres el mejor candidato para ese puesto de trabajo. Dale un par de ejemplos para demostrarlo y pregunta a tu entrevistador si quiere escuchar más casos”, indica la firma especializada en recursos humanos.

Otra consulta común es ¿por qué saliste de tu último trabajo? La consultora Michael Page indica que esta es una oportunidad para reforzar por qué quiere trabajar en la empresa. “Explica tu intención de asumir grandes retos y cómo crees que la compañía te daría una buena oportunidad para alcanzar nuevas metas”, recomiendan.

Por último, frente a la pregunta por las expectativas salariales, lo mejor es averiguar cuál es el estándar del mercado. Tampoco se necesita dar una cantidad específica, pero comenta que esperas, al menos, un mínimo o más, dependiendo de las cualidades demostradas.

 

Fotoportada: Universidad Privada del Norte.

Tags:

Entrevista de trabajo, preguntas difíciles

Desde antes de la pandemia algunas empresas aceptaban un currículum hecho en video, pero con las restricciones del COVID-19. Finalmente se ha digitalizado todo el proceso, incluyendo la entrevista personal. Aunque el formato haya cambiado un poco, las preguntas que se realizan y los objetivos a evaluar continúan siendo los mismos.

Sea virtual o presencial, el autoconocimiento también es fundamental para dar a conocer las habilidades con las que se cuenta. En las entrevistas digitales, Jonathan López, director de alianzas estratégicas de la Fundación Forge resalta que hay que asegurarse de que la conexión a internet no falle, que el celular o laptop tenga buen acceso y con batería suficiente. Entre los puntos que recomienda anticipar destacan:

La puntualidad. El especialista recomienda estar 15 minutos en la plataforma que usarán para la entrevista. No es bueno ingresar a la misma hora de la cita. Esto ayudará a prever algún inconveniente con la señal o tener tiempo de repasar antes de iniciar con el proceso.

Investigar, no improvisar. Lo primordial es conocer e investigar sobre la empresa, teniendo en cuenta el puesto al que se postula. Una recomendación es adaptar tu presentación según las necesidades que la empresa requiera para ser más atractivo frente al reclutador.

Conocer las propias habilidades. Cada perfil solicitado tiene unas competencias claras que necesita una determinada empresa, es decir, habilidades blandas. Conozca sus propias fortalezas y debilidades u oportunidades de mejora. Con ello, su presentación debe ser clara y sin rodeos.

Escuchar atentamente, no desconcentrarse. Muchas veces por querer impresionar al reclutador, el entrevistado no escucha la pregunta y termina respondiendo otra cosa o brinda mucha información innecesaria. En estos casos es mejor escuchar atentamente y responder de manera clara y concisa.

El espacio y la iluminación. Debe encontrar un lugar que le permita poder responder las preguntas sin mucha interrupción y donde no transiten muchas personas en casa. Recuerde que además de la presentación y vestimenta, el espacio donde vaya a tomar la entrevista debe ayudarle mientras dure el proceso de selección.

En términos de contenido, César Cáceres Danigno, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, sostiene que la preparación es crucial pues las entrevistas personales se dan en las últimas etapas del proceso.

“Se debe dominar tanto el perfil del puesto requerido, como toda la información obtenida del candidato en las etapas anteriores del proceso. Será ideal que esta doble información haya sido trabajada con anticipación. De ser así, tanto la empresa como los candidatos se sentirán satisfechos”, asegura.

Tags:

Digital, Entrevista de trabajo, Entrevista laboral

A pesar de que aspectos personales, como el estado civil o los hijos a cargo, no determinan el desempeño de un profesional, algunas empresas todavía realizan preguntas de índole personal durante sus procesos de reclutamiento. Según una guía de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para promover el enfoque de género en la gestión de recursos humanos, las entrevistas de trabajo se deben realizar sin prejuicios de género.

Por lo tanto, el documento considera que existen preguntas que no deberían de formularse. Por ejemplo; “¿cuál es su estado civil?”, “¿está usted casado o casada?” o “¿piensa tener hijos pronto?”. Estas consultas pueden sesgar la decisión de contratación.

En cambio, se recomienda exponer las condiciones del puesto, es decir, si se trabaja fines de semana o se hacen labores en ciertas épocas del año. “En esos casos, las personas tendrán que decidir si las condiciones les convienen y no discriminarlas a priori”, refiere.

Para César Cáceres Danigno, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, si es que resulta necesario conocer las circunstancias personales de cada candidato, conviene que el reclutador explique por qué se hace este tipo de preguntas.

“Si bien no se puede obligar a responder una pregunta, sí se debe explicar el motivo de la pregunta, asegurando la confidencialidad en el manejo de la información que se dé”, precisa.

¿Responder o no responder?

Resaltó que, aún con toda la explicación del caso, el postulante o la postulante tienen el derecho a no responder. Incluso, consideró importante fundamentar la negativa, algo que los reclutadores pueden valorar positivamente.

“Si el postulante está incómodo y se lo comunica al entrevistador, y este es un entrevistador calificado, lo agradecerá. Generalmente, acciones como esta incrementan la atractividad del postulante en el proceso de selección”, sostiene.

Consideró también que la primera instancia de la responsabilidad social de la empresa se vive con los trabajadores y sus familias. “No se podrá tratar adecuadamente a un trabajador que no se conoce”, advierte. En su opinión, también se debe considerar que los trabajadores con dependientes tienen más incentivos para quedarse en la compañía.

“Muchas veces se piensa que las responsabilidades familiares restan oportunidades; sin embargo, está probado que las incrementan. Las personas con mayor carga familiar suelen ser más leales, estables y productivos; más rentables para la organización, en términos económicos”, asegura.

Por último, animó a los postulantes a preguntar por todas las dudas que tengan sobre la empresa y el puesto de trabajo.

Tags:

Entrevista de trabajo, Preguntas