entrevista-trabajo

¿Qué preguntas son las más difíciles en una entrevista de trabajo?

Un postulante debe estar listo para responder acerca de sus habilidades, dar ejemplos en base a su experiencia, las expectativas que tiene respecto de la empresa e incluso, resolver consultas que parezcan capciosas, pero que podrían permitir evaluar la capacidad de análisis.

Cuando lo inviten a presentarse a una entrevista de trabajo, tenga en cuenta que se encuentra en las últimas etapas del proceso de contratación. Para César Cáceres Danigno, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, es crucial prepararse para todo tipo de interrogantes.

“Se debe dominar tanto el perfil del puesto requerido, como toda la información obtenida del candidato en las etapas anteriores del proceso. Será ideal que esta doble información haya sido trabajada con anticipación. De ser así, tanto la empresa como los candidatos se sentirán satisfechos”, indica.

Además de las habilidades personales o la experiencia, en una relación de las preguntas que considera más difíciles, Patricia Cánepa, directora independiente de LHH DBM Perú, incluye preguntas irreverentes del tipo “¿cuántas pelotas de tenis entran en un VW escarabajo?”.

“Te pueden hacer preguntas que parecen no tener nada que hacer con el puesto. Tranquilo, más que buscar la respuesta correcta estarán observando tu reacción y escuchando cómo planteas y procesas el problema”, explica.

Fortalezas, debilidades y el último empleo

Respecto a las consultas que los reclutadores suelen hacer sobre las características que consideramos como fortalezas, la especialista aconseja comentar unas tres fortalezas y un ejemplo para cada una. En cambio, en cuanto a las debilidades es mejor mencionar solo una, pero relacionada al trabajo, no a temas personales. En este caso, también es válido usar un ejemplo de cómo se controla o se está superando la debilidad.

De acuerdo a la consultora Page Personnel, dar una posible fortaleza por debilidad, como el “perfeccionismo”, puede ser visto como falso o tomarse como que no se ha prestado atención a la pregunta. Ahora, si el reclutador pide hablar de uno mismo, no debería ser tomado como una oportunidad para contar la historia de su vida.

“Lo que te piden es un resumen muy conciso de los puntos destacados de tu carrera hasta el momento. Lo más seguro es que quieran saber por qué eres el mejor candidato para ese puesto de trabajo. Dale un par de ejemplos para demostrarlo y pregunta a tu entrevistador si quiere escuchar más casos”, indica la firma especializada en recursos humanos.

Otra consulta común es ¿por qué saliste de tu último trabajo? La consultora Michael Page indica que esta es una oportunidad para reforzar por qué quiere trabajar en la empresa. “Explica tu intención de asumir grandes retos y cómo crees que la compañía te daría una buena oportunidad para alcanzar nuevas metas”, recomiendan.

Por último, frente a la pregunta por las expectativas salariales, lo mejor es averiguar cuál es el estándar del mercado. Tampoco se necesita dar una cantidad específica, pero comenta que esperas, al menos, un mínimo o más, dependiendo de las cualidades demostradas.

 

Fotoportada: Universidad Privada del Norte.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Entrevista de trabajo, preguntas difíciles

Mas artículos del autor:

"Coaching: ¿Cómo superar la inseguridad personal?"
"5 ventajas de formarse profesionalmente en una Startup"
"Emprendedor: ¿Qué tener en cuenta para exportar a EEUU?"