Optimismo

El 52.2% de limeños sufre de estrés debido a la pandemia, reveló el Ministerio de Salud. Esto puede llevar a una serie de pensamientos negativos, e incluso caer en depresión o trastornos de ansiedad.

El psicólogo Arturo Torres explica que una parte de la felicidad está relacionada con las necesidades básicas objetivas y materiales, mientras que otras están vinculadas a la mentalidad, la gestión de la atención y la frecuencia con la que se tienen pensamientos positivos.

Para que las personas puedan lograr tener una mente más positiva, el experto brinda algunos claves que pueden resultar bastante útiles.

No confundir pesimismo y realismo

Cuando pasamos por un mal momento, tendemos a ver todo desde un punto de vista pesimista, por lo que se puede llegar a creer que todo lo que hace sentir bien es un engaño, y que la realidad está caracterizada por el dolor y el malestar. “Este pesimismo es un sesgo, una manera de deformar la interpretación de lo que nos ocurre. No hay que caer en la trampa de creer que la felicidad es una ilusión”, indica Torres.

Distanciarse de opiniones negativas

Muchas de estas opiniones son emitidas por el simple hecho de herir, o para expresar una actitud o defender una ideología yendo en contra de otra. Lo mejor es quedarnos solo con el posible valor informativo de esta clase de mensajes, no centrarnos solo en cómo nos hacen sentir. “Ver el contexto es importante, así que también es importante valorar la posibilidad de que la intención de quien las expresa no sea hacerlo honestamente”, comenta el experto.

Plantearse objetivos concretos

Si nuestros planes son realistas y sus resultados pueden ser valorados a corto plazo, tendremos la posibilidad de alegrarnos con frecuencia. La mejor parte de esto no consiste en generarnos alegrías sino en descubrir una fuente de motivación que nos permita seguir adelante.

Tener proyectos a largo plazo

Estos nos brindan un objetivo general que guía nuestros actos y nos da la posibilidad de pensar en un futuro mejor. “Parte de los problemas de tristeza y malestar psicológico se deben a no pensar en el aquí y ahora, pero también es verdad que si nos planteamos finalidades más ambiciosas, tendremos una sensación de progreso que nos permite esperar con ilusión ciertos hitos”, explica el psicólogo.

Rodearse de personas positivas

La manera de pensar de los demás se contagia con gran facilidad. Por eso, es importante contar con círculos sociales en los que prime el optimismo y la actitud positiva. Si estamos constantemente expuestos a estímulos que brinden alegría, diversión u optimismo, es más fácil que cobre sentido una mentalidad positiva dentro de nosotros.

Tags:

Liderazgo, Mente positiva, Optimismo

Un estudio elaborado por el University College de Londres, sobre el optimismo y la recuperación física, indica que las personas optimistas suelen tener una mejor salud, son más proactivas y tienen un sistema inmunológico fuerte. ¿Cómo lograr este estado mental?

Estas son algunas de las claves que puedes tomar en consideración en tu día a día para lograr cambiar hacia el optimismo.

Agradece lo que tienes y a quienes te rodean

El acto de agradecer destaca aquello que consideramos positivo y tiene múltiples ventajas. No solo nos hace sentir mejor, sino que nos ayuda a crear un buen ambiente de trabajo y mejora el ánimo de las personas. Ser conscientes de lo que tenemos y disfrutarlo sin dar importancia a lo que carecemos es una de las mejores maneras de practicar el optimismo.

Mantén pensamientos positivos

La predisposición para ver primero lo negativo es lo que algunos expertos en psicología conocen como “el sesgo de la negatividad”. Los seres humanos tendemos a recordar con más fuerza las experiencias negativas que las positivas, pero es posible hacer el cambio practicando el hábito de encontrar el lado positivo de las situaciones que atravesamos

Concéntrate en las soluciones

No permitas que las dificultades te absorban y procura concentrarte en buscar la mejor solución. Mantén una actitud positiva frente a las adversidades y evita las quejas. Esto te ayudará a concentrarte en lo verdaderamente importante.

Visualiza tus logros

Para esto, es necesario tener clara la solución. A partir de este punto, ten claro cuál es el objetivo que deseas conseguir. La perseverancia y la paciencia, además de seguir acciones concretas, son dos virtudes que nos ayudarán a ello.

No te culpes por todo

No podemos tener el control sobre todo lo que está a nuestro alrededor. Acepta que no todo es tu responsabilidad y que no todo lo que sale mal es por tu culpa. Es necesario ser conscientes de las situaciones, pero sin sobrecargarse de responsabilidad.

Tags:

Optimismo, pensamiento positivos, soluciones a los problemas