Bcrp

El crédito de las sociedades creadoras de depósitos al sector privado fue de S/309,323 millones, un 5% más respecto de 2020, informó el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP). De ese monto total se desprenden diversos productos financieros, como el de la banca múltiple que otorgó créditos a grandes, medianas, pequeñas y microempresas  por S/238,351 millones a diciembre de 2021, un 7.3% más respecto de 2020, informó la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (Comex Perú).

Por otro lado, los créditos hipotecarios para vivienda registraron un valor total de S/56,086 millones hasta diciembre del año anterior, un 8.9% más con relación al mismo periodo de 2020. Además, los créditos de consumo registraron un valor total de S/55,564 millones a agosto de 2021, cifra importante, pues este tipo de créditos acumuló una caída durante los ocho primeros meses del año.

Respecto de las tarjetas de crédito de la banca múltiple, Comex Perú reveló que hasta diciembre último se registraron 6 millones de unidades. Al igual que los créditos de consumo, el número de tarjetas de crédito en la banca múltiple venía acumulando una reducción respecto del año anterior. Sobre la morosidad bancaria, esta fue del 3.8% en diciembre del último año.

También explicó que respecto a las tasas de interés promedio de las empresas bancarias, la tasa activa en moneda nacional, en diciembre de 2021, fue del 10.99%, valor menor a lo registrado en 2020 (12.10%). Además, entre enero y diciembre de 2021, muestra una ligera tendencia decreciente y es, en promedio, inferior a lo registrado en 2020.

Financiamiento informal

Comex Perú explica que el acceso al crédito es una herramienta que permite un mayor dinamismo de la economía, pues impulsa la inversión y el crecimiento. Cuando las personas no tienen acceso al sistema financiero formal tienen dos alternativas: olvidar sus planes de empezar o expandir su negocio; o ingresar al mercado informal, donde los prestamistas informales cobran altas tasas de interés, con métodos de cobranza peligrosos.

Esto sería el resultado de una poca o nula educación financiera, ya que los usuarios no comprenden los riesgos que implica el mercado de préstamos informales. “Por ello, fomentar la educación financiera es fundamental, a su vez que se debe garantizar el acceso al crédito, lo que permitirá mayor inversión y desarrollo económico”, indica Comex Perú.

Tags:

BCR, Bcrp, COMEX, Créditos

El dinero es para la economía como la sangre lo es para el cuerpo humano. La sangre llega a todas las partes del cuerpo para que este pueda seguir funcionando. Sin sangre los órganos colapsan y el cuerpo muere.

De la misma manera el dinero tiene que llegar a todas las partes de la economía. Si los agentes económicos (empresas y personas) no tienen dinero colapsan económicamente y quiebran.

El sistema circulatorio, corazón incluido, es el que se encarga de que la sangre llegue a todas las partes del cuerpo en las cantidades y momentos necesarios.

El sistema bancario, incluido el BCRP, es el que se encarga de que el dinero llegue a toda la economía. El BCRP es el corazón del sistema que provee el dinero a los agentes económicos en las cantidades y momentos necesarios.

Si el dinero que provee el BCRP es muy poco la actividad económica se estanca. Los agentes económicos (órganos) que no reciben dinero colapsan, se rompe la cadena de pagos y la economía también colapsa.

 Eso es lo que hubiera pasado con la economía durante la pandemia si el BCRP, en coordinación con el MEF, no desarrolla el programa de emergencia conocido como Reactiva.

Si el dinero que provee el BCRP es demasiado se produce una hemorragia descontrolada. Ese exceso de dinero no le sirve al cuerpo y se convierte en dañino y se genera inflación.

Eso es lo que sucedió en el Perú a finales de la década de los 80 que terminamos en la peor crisis económica de los últimos 150 años (solo comparable con la crisis económica generada durante la guerra con Chile).

Para evitar que ello se repita  a partir de la década del 90 se estableció una ley del BCRP que tiene por objetivo que las autoridades políticas escojan a los profesionales más experimentados y capacitados para encargarse del BCRP con total autonomía por períodos de 5 años.

Gracias a esa ley el BCRP viene funcionando de manera óptima desde entonces. Si se compara la estabilidad y el valor adquisitivo de nuestra moneda contra cualquier otra moneda del mundo en los últimos 30 años veremos que la nuestra es de las más sólidas, sino la más sólida.

En momentos de graves crisis políticas como las caídas de los gobiernos de Fujimori, PPK y Vizcarra la moneda se mantuvo bastante estable.

En momentos muy críticos de crisis económica como en el 2008 o con la reciente pandemia también la moneda se mantuvo estable.

Ello se debe a que el corazón del sistema, el BCRP, está muy fuerte y sano. No en vano el actual presidente del BCRP ha sido considerado el mejor banquero del mundo gracias a su trabajo y al de su equipo.

Con el corazón no se juega, exponerlo a prácticas no saludables puede tener consecuencias, sino irreversibles, que afecten y modifiquen la salud de la persona por mucho tiempo. 

Una mala elección del presidente del BCRP y su directorio puede tener consecuencias gravísimas e irreversibles para la economía de todos los peruanos. Ya el solo hecho de jugar irresponsablemente con la designación de Velarde nos está costando que él dólar esté mas de 10 % encima de su valor real. 

Este incremento, totalmente innecesario, generado directamente por la falta de seriedad que demuestra el gobierno al no cumplir su palabra de ratificar a Velarde, está afectando los bolsillos de todos los peruanos a través de mayores precios de los productos importados de primera necesidad como los alimentos y combustibles.

Las crisis económicas afectan con mayor intensidad a los más pobres. Cualquiera que tenga edad para recordar o voluntad para informarse, sabrá que la hiperinflación generada por la falta de responsabilidad en el manejo del BCRP en el primer gobierno de García, tuvo efectos terribles y dramáticos en los sectores más populares.

Un mal manejo de la política monetaria que lleva a cabo el BCRP nos puede costar 30 años de atraso.

Si al actual gobierno de verdad le interesa el bienestar económico del pueblo debiera terminar con este castigo innecesario y ratificar de inmediato a Velarde con los 3 directores propuestos por él, tal que le permitan continuar con su excelente labor en defensa de nuestra moneda y por ende de la economía popular.

Con el corazón no se juega, con el bolsillo de la gente tampoco.

Tags:

Bcrp, Economía
x