Cambio

A más de un año de que la pandemia obligara a todos los trabajadores a convertir sus casas en oficinas, se empieza a hablar de una “nueva normalidad” que mezcla el trabajo remoto con el presencial, lo que supondría un nuevo cambio a rutinas previamente establecidas.

En el Perú, de acuerdo al estudio “Trabajo Remoto y Emociones durante la pandemia en Perú” de Brinca, FutureLab y Krino, al menos 5 de cada 10 trabajadores experimentaron un cambio negativo en su situación laboral tras la pandemia, por lo que los trabajadores requieren todavía de más apoyo para adecuarse a este entorno cambiante.

Para María Milagros León, psicóloga y terapeuta para el podcast del programa Desansiedad, es importante tener en cuenta que cada etapa de la vida está determinada por cambios y si bien la pandemia no es un cambio voluntario, sí podemos relacionarlo con cualquier otro cambio inesperado o dramático por el que hayamos atravesado antes.

“El cambio es perder algo a lo que estábamos acostumbrados y no nos sentimos cómodos por eso, porque nos habíamos acostumbrado, aunque reconozcamos que el cambio era necesario”, explica.

Claves de la adaptación

La especialista reconoce que cuando se trata de cambios muy dramáticos, pueden vivirse como episodios de duelo y recomendó dejar que los sentimientos afloren. Para seguir adelante, aconsejó ponerse metas flexibles para completar las tareas que se tengan que ejecutar y concentrarse en aspectos positivos del cambio.

“Más que ver la pérdida, hay que disfrutar el presente y ver la ganancia. Si hago eso, voy a disfrutar de lo que estoy viviendo, no solo centrarme en lo que voy a soltar”, comenta.

Por último, una herramienta útil es la identificación de todas las veces en que se ha pasado por circunstancias tan o más complejas, de modo que podamos evaluar de qué forma se puede reaccionar a situaciones críticas bajo este nuevo contexto.

Los especialistas de Mayo Clinic también precisan que siempre se requiere de un equilibrio entre el trabajo y la vida personal, y que tanto la familia, como los intereses y la vida laboral cambian constantemente. La clave está en analizar periódicamente las prioridades que se tienen, y hacer los cambios que sean necesarios para ir por un buen camino.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Cambio, Gestionar cambio, Trabajo

El proceso de rebranding se puede dar cuando el objetivo del negocio cambió, cuando los clientes ya no se sienten identificados con la marca, o cuando la empresa busca superar fronteras, entre otros motivos.

Cambio de logo, packaging, paleta de colores, e incluso de lema. Estos son algunos de los elementos que las empresas deciden modificar cuando buscan renovar su imagen de marca. Un proceso de rebranding es necesario en diversos momentos de la vida de una empresa. Ana Isabel Sordo, Team Marketing Manager de HubSpot explica que esto se puede dar cuando el objetivo central del negocio ha sido modificado, cuando los clientes ya no se sienten identificados con la marca, o cuando la empresa busca superar las fronteras geográficas del mercado, entre otros motivos.

Si sientes que es necesario empezar un proceso de rebranding con tu marca, toma en cuenta estas claves para realizarlo de manera exitosa, cuidando siempre tu identidad y aquello que tanto caracteriza y los clientes valoran de tu marca:

Conoce la marca y defínela

Ten clara la trayectoria de tu marca, para reconocer cada una de sus etapas. Define la propuesta de valor única respecto de tu competencia, y define los próximos objetivos de renovación, así como las acciones concretas a ejecutar para redireccionar la imagen de marca.

Conoce tu público objetivo

Al preparar tu estrategia de rebranding, ten presente tu público objetivo, pues es a esas personas a quienes deseas llegar. Un análisis de mercado te ayudará a descubrir cómo se han sentido tus clientes con la marca y qué esperan de ella. También puedes recurrir a un focus group virtual para conocer con más detalle los efectos que causa la presentación de tu marca y medir el impacto que podrían tener los cambios.

Crea un nuevo concepto

Procura desarrollar el proyecto de rebranding con ayuda de un equipo creativo que logre captar y plasmar las ideas que representan tu marca. No olvides que el rebranding de la imagen de tu marca debe ser de calidad y valor. Adapta todos los activos a tu logo, la web, el packaging u otros materiales audiovisuales que den identidad a la marca.

Mantén informado al equipo

El rebranding implica no solo modificar la identidad visual, sino también saber comunicar el nuevo enfoque, visión y posicionamiento de la marca a tu equipo de trabajo. Esto significa capacitar a los empleados sobre el significado del cambio de marca, y hacer que cada trabajador se una a la transformación que permita mantenerse alineados a un objetivo en común.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Cambio, identidad, marca, Rebranding

Según un estudio del Instituto de Investigación de Stanford y la Fundación Carnegie Mello, el 75% del éxito laboral se debería a las habilidades blandas. Por ello es sumamente importante que tanto nosotros como nuestros equipos refuercen este tipo de habilidades bajo la consigna de la disposición al cambio.

Esto nos permitirá adaptarnos y en lugar de quedarnos atrapados en los problemas, empezar a ver soluciones prácticas que nos ayuden a seguir adelante. Edith Onderick-Harvey, especialista en procesos de cambio de comportamiento en empresas, explica algunas maneras de animar a nuestros equipos a estar abiertos al cambio.

Comparte un propósito claro y convincente

 El propósito es la barrera de seguridad para las acciones. La agilidad del cambio requiere una respuesta a la pregunta «¿por qué?», ​​para que las personas puedan luchar contra el instinto natural de resistir el cambio. La respuesta debe aprovechar lo que es significativo e importante, proporcionando una invitación irresistible. Edith indica que las personas necesitan compartir la misma creencia de que están creando valor de alguna manera.

 Mira la oportunidad por delante

 La mayoría de los líderes ven esto como el papel de los altos ejecutivos. Para promover la capacidad del cambio, todos los líderes deben ser alentados e incentivados a ver oportunidades en lo que hacen todos los días. Necesitan mirar más allá de este mes o este año para identificar tendencias y tomar medidas. La historia está llena de líderes del mercado que no vieron las oportunidades en el futuro ni tomaron medidas al respecto.

 Identifica lo que no funciona

Es inevitable que haya cosas que no funcionen o que no resulten como lo esperado. Debemos aprender de los errores y permitir que exista un ambiente seguro para que todos puedan compartir lo bueno y lo malo de distintos procesos que pueda estar atravesando la empresa o el equipo.

 Promueve la toma de riesgos calculada

 Con mucha frecuencia, la primera respuesta de las organizaciones tradicionales a un riesgo es preguntar: «¿Por qué?». La disposición al cambio requiere que los líderes se pregunten «¿por qué no?» y establecer oportunidades para pilotos, prototipos y experimentación. Si bien una estrategia general informa el enfoque de los investigadores, hay docenas de experimentos que no obtienen resultados y que, sin fracasos, no podrían encontrar los éxitos.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

adaptación, Cambio, Habilidades blandas