colegio

Los primeros meses del año son complicados para los padres de familia, ya que deben cubrir los gastos escolares de sus hijos, más aún este 2022, con el regreso a las clases presenciales. Ante esta situación, muchos peruanos vienen tomando préstamos, por lo que es importante analizar cómo administrar ese dinero y evitar el sobreendeudamiento. En este contexto, Jorge Carrillo Acosta, profesor y experto en finanzas de Pacífico Business School ofrece cinco consejos básicos para optimizar nuestros recursos y no terminar endeudados.

1.- Haga una lista de todos los gastos y ordénelos

Enumere, con el mayor detalle posible, todos los pagos que debe realizar en esta campaña escolar, para luego priorizarlos en orden de importancia, colocando primero los gastos más urgentes.

Por ejemplo, los primeros en la lista deberían ser las pensiones, los textos escolares y los uniformes, para dejar al final algunas cosas que podríamos reutilizar de años anteriores, como la mochila, la lonchera o algunos útiles.

Ello le permitirá tener una guía del orden en que se debe ir cancelando todo, para no arriesgarse a gastar el dinero en lo menos relevante.

2.- Respete el destino del dinero prestado

Si solicitó un financiamiento para cubrir los gastos escolares, no es recomendable utilizarlo para otros temas, ya que puede ocasionar que termine faltándole el dinero, y que algún gasto se quede sin pagar, perjudicando a su familia y también a sus finanzas, pues probablemente tenga que recurrir a préstamos de última hora, que suelen ser los más caros.

3.-Busque las mejores opciones con anticipación

Si bien no se puede cambiar algunos gastos, como la matrícula y las pensiones, sí se puede ahorrar en otros rubros, como la compra de uniformes y útiles escolares.

Ello se logrará tomándose el tiempo para buscar las mejores alternativas de precio, sin necesidad de sacrificar calidad.

Por más que se cuente con el dinero suficiente, ahorrar en estas compras siempre será lo mejor, para que nos alcance el dinero y, de ser posible, nos sobre.

4.-Organícese con otros padres y compre en volumen

Si conoce bien a los papás de los amigos del colegio de sus hijos, quizá sea una buena opción realizar las compras escolares en conjunto, ya que le permitirá obtener descuentos por comprar varias unidades de un mismo producto.

Incluso, si se organiza con anticipación, podría formar “equipos” y dividir las compras, consiguiendo precios al “por mayor”.

Por ejemplo, un grupo de padres se puede encargar de la compra los uniformes, otro grupo de los libros y otro grupo los útiles escolares.

5.-No compre más de lo que necesita

En ocasiones, los padres se “emocionan” al hacer las compras escolares, adquiriendo productos innecesarios o cantidades adicionales, como un polo extra, otro cuaderno “por si acaso”, un libro más, etc.

Recuerde que es importante realizar compras inteligentes, sin gastar de manera inadecuada.

Tags:

colegio, Compras escolares, gastos escolares

Hace más de 600 días que los niños, niñas y adolescentes (NNA) no asisten a las escuelas. ¿Al gobierno le interesa el impacto en su salud mental? ¿A los ministros de Educación y Salud les importa el aumento de consultas por depresión y ansiedad? Parece que la dimensión del problema no merece su atención. Parece que para las autoridades los NNA son “los nadies” (Eduardo Galeano dixit). 

Esos “nadies”, es bueno recordárselo, sufren las secuelas de la pandemia. El confinamiento y el aislamiento social han sido devastadores para ellos. Casi dos años sin clases presenciales les seguirán pasando factura en el mediano plazo. Con el regreso a clases semipresenciales, los docentes van constatando que los NNA presentan dificultades para retomar la rutina académica; y están tristes, irritables y desorientados. 

En un inicio, se asumió que los NNA se adaptarían con relativa facilidad a una situación difícil e inédita en su corta existencia. Sin embargo, no ha sido así. La manera en que la han enfrentado guarda correspondencia, entre otras variables, con su edad. Los adolescentes han sido los que la han pasado peor. Como se sabe, durante la adolescencia, desarrollan una mayor comprensión de sus emociones y las de los demás; y, por lo tanto, son más sensibles al dolor y el sufrimiento de los otros. A la ansiedad y depresión sufridas por ellos se suman los problemas de sueño, la inseguridad, los trastornos en su alimentación, la desorientación y la angustia por el futuro. 

Sin la escuela por casi veinte meses, las posibilidades de los adolescentes de relacionarse con sus pares se reducen dramáticamente. Se les ha privado de estar con sus amigos, quienes los acogen y ayudan; con los cuales comparten experiencias y se sienten comprendidos; y son importantes para su desarrollo. ¿En razón a que se evita que se vuelan a encontrar? ¿Qué hacer señor ministro de Educación al respecto? En el corto plazo, universalizar el regreso a clases de manera presencial con todas las medidas de bioseguridad necesarias. Asimismo, elaborar un diagnóstico de los aprendizajes y salud mental de NNA a nivel nacional, regional y provincial; y formular planes que permitan mitigar los efectos de la pandemia. El gobierno tiene la palabra.         

 

Tags:

colegio, escuela, niñas, niñas y niños, Niños, Perú, regreso a clases
x