Niños

Según un informe de Ipsos sobre el entretenimiento en casa, los peruanos disfrutan su tiempo libre en el hogar, pues el 84% de los entrevistados así lo declaran. Ver series o películas, cocinar, leer o realizar deporte en casa son las actividades que definen el ocio en pandemia.

Dicho informe revela también que el entretenimiento por streaming se encuentra posicionada como la actividad preferida en tiempos de pandemia, donde ver series o películas en casa es la actividad más realizada por un 66%. “Tanto es así que uno de cada dos consultados se han dado de alta en alguna plataforma de contenido bajo demanda en estos últimos meses”, revela la data de Ipsos.

Los niños y el streaming

Complementariamente, la agencia Sherlock Communications publicó el Informe de Consumo de Streaming para América Latina en el que revela los comportamientos de los padres de familia que han pasado estos dos años con los niños en casa, modificando sus hábitos.

Un hallazgo relevante de este informe es que el entretenimiento infantil ha sido un importante catalizador para las suscripciones. El informe arrojó que el 27% de los usuarios de la región se suscribió por ese motivo este año, a diferencia del 22% obtenido en 2021.

En ningún lugar este aumento fue más evidente que en el Perú, donde el 33% afirmó haberse suscrito a un canal de streaming para distraer a sus hijos. Hace doce meses fue el 23%.

Respecto de las plataformas disponibles para los usuarios, si los usuarios latinos tuvieran que escoger una sola plataforma de streaming sería Netflix (68%) y en segundo lugar Amazon Prime (12%).

En Perú se repite el mismo escenario, entre toda la oferta de servicios de streaming, el 68% de los peruanos indicó inclinarse por Netflix, le siguen de lejos Amazon con 11%, Disney Plus con 7%, HBO Max con 6%, y Movistar Play y Claro Video reportan índices de predilección por debajo del 5%.

Hay que señalar que la exposición excesiva a plataformas de streaming puede provocar en los niños problemas como insomnio, hiperactividad y descontrol, según un estudio del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Tags:

Amazon Prime, Netflix, niñas y niños, Niños, streaming

Hace más de 600 días que los niños, niñas y adolescentes (NNA) no asisten a las escuelas. ¿Al gobierno le interesa el impacto en su salud mental? ¿A los ministros de Educación y Salud les importa el aumento de consultas por depresión y ansiedad? Parece que la dimensión del problema no merece su atención. Parece que para las autoridades los NNA son “los nadies” (Eduardo Galeano dixit). 

Esos “nadies”, es bueno recordárselo, sufren las secuelas de la pandemia. El confinamiento y el aislamiento social han sido devastadores para ellos. Casi dos años sin clases presenciales les seguirán pasando factura en el mediano plazo. Con el regreso a clases semipresenciales, los docentes van constatando que los NNA presentan dificultades para retomar la rutina académica; y están tristes, irritables y desorientados. 

En un inicio, se asumió que los NNA se adaptarían con relativa facilidad a una situación difícil e inédita en su corta existencia. Sin embargo, no ha sido así. La manera en que la han enfrentado guarda correspondencia, entre otras variables, con su edad. Los adolescentes han sido los que la han pasado peor. Como se sabe, durante la adolescencia, desarrollan una mayor comprensión de sus emociones y las de los demás; y, por lo tanto, son más sensibles al dolor y el sufrimiento de los otros. A la ansiedad y depresión sufridas por ellos se suman los problemas de sueño, la inseguridad, los trastornos en su alimentación, la desorientación y la angustia por el futuro. 

Sin la escuela por casi veinte meses, las posibilidades de los adolescentes de relacionarse con sus pares se reducen dramáticamente. Se les ha privado de estar con sus amigos, quienes los acogen y ayudan; con los cuales comparten experiencias y se sienten comprendidos; y son importantes para su desarrollo. ¿En razón a que se evita que se vuelan a encontrar? ¿Qué hacer señor ministro de Educación al respecto? En el corto plazo, universalizar el regreso a clases de manera presencial con todas las medidas de bioseguridad necesarias. Asimismo, elaborar un diagnóstico de los aprendizajes y salud mental de NNA a nivel nacional, regional y provincial; y formular planes que permitan mitigar los efectos de la pandemia. El gobierno tiene la palabra.         

 

Tags:

colegio, escuela, niñas, niñas y niños, Niños, Perú, regreso a clases

En el día a día usamos múltiples aparatos electrónicos que para facilitarnos la vida, han requerido de una fina programación, y son cada vez más las tecnologías que van desarrollándose. Germán Montoro, profesor y delegado del rector para Tecnologías de la Educación de la Universidad Autónoma Metropolitana explicó a El País, que a partir de los tres o cuatro años, aproximadamente, los niños ya pueden empezar a familiarizarse con la programación siempre y cuando se utilicen los programas adaptados a sus capacidades, nivel de desarrollo y bajo la supervisión de un adulto.

Además, María del Mar Vélez, fundadora de Crack The Code, academia online que brinda cursos tecnológicos a niños y adolescentes indica que el aprendizaje de la programación aporta las herramientas necesarias para comprender el entorno que los rodea y los cambios tecnológicos.

“Aprender a programar es crucial para que los niños triunfen en el mundo digital, ya que muchas de las ventajas que ofrece se verán reflejadas en el futuro, pues más del 80% de los perfiles requeridos para el 2030 tendrán su base en la tecnología y la Inteligencia Artificial”, aseguró.

Beneficios de aprender programación

Potencia su creatividad e imaginación: Programar es un camino de diversas pruebas donde los niños tendrán que utilizar toda su imaginación para seguir avanzando en su creación. Es importante que sepan que no hay una única solución, en el mundo de la programación todo es posible para llegar a lo que se proponen.

Mejora la tolerancia a la frustración: Muchos de ellos iniciarán por primera vez en el mundo de la programación y se tendrán que enfrentar a diversos errores. En esos momentos, la paciencia y actitud será fundamental para que ellos sigan aprendiendo.

Estimula el pensamiento computacional: La práctica de la programación, el uso de tecnología y la aplicación de lógica, les permitirá abordar problemas complejos, comprenderlos y desarrollar la mejor solución para cada uno. El pensamiento computacional también les permitirá aprender a trabajar en equipo, comunicarse y desarrollar el pensamiento crítico.

Mejora la atención y la concentración: Los niños y niñas van a necesitar de su memoria para retener información diversa de manera momentánea, además tendrán que procesarla y ejecutarla en la programación. Todo este ejercicio es repetitivo y les ayudará a mejorar su capacidad de concentración.

Desarrolla la lógica: En el ejercicio de programar, los pequeños tendrán que razonar ante desafíos y tomar decisiones acertadas para resolverlas, tendrán que ver las cosas desde diferentes perspectivas y simplificarlas. Todo esto les permitirá resolverlos de manera sencilla y eficaz.

Además, aprender programación abre múltiples puertas al emprendimiento, pues quienes saben de ello cuentan con habilidades duras que brindan un plus sobre otros profesionales de las tecnologías.

Tags:

Educación, Niños, Programación