Deuda

En Youtube:

En Spotify:

En Soundcloud:

Síguenos en Sudaca.pe

#Sudaca​​​​ #Emprende​​​​​​​​ #Podcast​​​​ #SamantaAlva​​​​ #Coaching #Marketing #Finanzas

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Deuda, Historial crediticio, Reprogramación de deudas

El número de deudores que reprogramaron sus créditos ha venido disminuyendo, según la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS). A julio de 2020 había 4.7 millones de deudores en el Perú, y a marzo de este 2021, eran 2.2 millones los deudores registrados.

La reprogramación de deuda es una gran opción para evitar generar moras al ver que existe la posibilidad de retrasarse en uno de los pagos. Esta se da mediante una negociación entre el deudor y la entidad financiera para aumentar el plazo de pago de la cuota mensual, para que el deudor no adquiera una calificación negativa. Al solicitar una reprogramación, las condiciones de pago del contrato inicial se mantienen. Algunas de esas condiciones son la tasa de interés, el plazo y las cuotas mensuales.

Afortunadamente una reprogramación de deuda no impacta en el historial crediticio de una persona. Así lo explica el gerente de Negocios de Caja Piura, Marcelino Encalada: “reprogramar tus cuotas no afectará tu calificación en el sistema financiero, pero se debe tener bien claro que esto es solo una solución temporal, no se puede estar reprogramando constantemente”.

En caso de no contar con el dinero suficiente para pagar las cuotas reprogramadas, existe la posibilidad de recurrir a un congelamiento de deuda o refinanciación, aunque esta última sí impacta de forma negativa en el historial crediticio.

Buen historial crediticio

Marcelino Encalada brinda algunas recomendaciones para que las personas puedan mantener un buen historial financiero:

-No esperar que la entidad financiera se comunique contigo ante una cuota atrasada. Lo mejor será tener claro el cronograma de pagos, adelantarse e informarse de otras opciones de pago.

-Siempre resulta mejor reprogramar la deuda actual, antes que pagar los montos mínimos, sobre todo con deudas de las tarjetas de crédito, pues esto generará una deuda mayor a la larga.

-Revisar constantemente los ingresos y egresos para ver qué gastos se pueden eliminar o reducir, de modo que quede un monto que permita cumplir con las cuotas mensuales de la deuda actual. Mejor aún si se elabora un presupuesto que permita mantener las finanzas en orden.

-Evita caer en el ruleteo o solicitar un crédito para pagar otro pendiente. Si no puedes con una sola deuda, es muy poco probable que puedas manejar dos a la vez. Esto solo te llevará a un círculo vicioso del que será difícil salir.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Deuda, Historial crediticio, Reprogramación de deudas

Para algunos puede sonar evidente, pero para muchos el ruleteo o carrusel es una suerte de solución en el corto plazo para deshacerse de las deudas más apremiantes de algunas tarjetas de crédito. Se trata de realizar el pago de la deuda de una tarjeta de crédito con el dinero de otra tarjeta de crédito.

El estudio “Bancarización del peruano” elaborado por Ipsos Perú reveló que las tarjetas de crédito son el segundo producto financiero más usado en nuestro país, seguido por los préstamos personales. Es por ello que quienes usan este costoso método de pago sepan cancelar sus deudas a tiempo y evitar técnicas como el carrusel de tarjetas.

Un informe de AlDía, asesora financiera, recomiendan algunas acciones claras para salir del carrusel y poner en orden las finanzas personales:

Elabora un presupuesto

Saber elaborar y organizar tu presupuesto es clave para poder ahorrar. Es importante que tengas un plan mensual de tus ingresos que te dé mayores luces sobre cuánto destinar al pago de tus deudas. Si tus gastos exceden tus ingresos, es momento de tomar acción y replantear tu presupuesto eliminando los gastos innecesarios y priorizando el pago de las deudas.

Prioriza las deudas con intereses mayores

Si cuentas con varias deudas y no sabes cuál pagar primero, dale prioridad a las que tienen una mayor tasa de interés, pues son las que cuestan más en el tiempo y son más difíciles de pagar.

Realiza tus pagos puntualmente

Pasarse un par de días de la fecha de pago puede resultar riesgoso y caro, pues esto genera un mayor importe a cancelar en el próximo estado de cuenta, pues este incluye los intereses por el retraso de pago. Ser un buen pagador tiene múltiples ventajas en el sistema bancario, y esto te permitirá acceder a cada vez mejores productos financieros.

No saques dinero de otra tarjeta

Disponer de dinero para pagar una deuda con el efectivo de tu tarjeta de crédito es un grave error, pues tendrás que pagar mucho más al banco por devolver este dinero. Además, esto resultará en dos deudas por resolver, lo cual suele ser el origen del ruleteo.

Solicita ayuda al banco

No poder pagar una deuda no significa el fin de la estabilidad financiera, pues existe la posibilidad de conversar con la entidad para ver soluciones como un refinanciamiento, una consolidación o cambios en la fecha de pago.

Como recomendación preventiva, el economista y asesor financiero Juan Carlos Delgado explica que la mejor manera de usar una tarjeta de crédito es efectuar compras que puedan ser canceladas en una o dos cuotas como máximo para evitar ahogarse en deudas debido a los altos intereses de este producto.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

carrusel, carrusel de deudas, Deuda, ruleteo, tarjeta de crédito

Según el Grupo Kobsa, empresa especializada en cobranzas, cada año se excluyen a aproximadamente 200,000 personas del sistema financiero debido a la falta de pago de sus deudas, pero se estima que solo en el 2020, cerca de 1 millón de personas fueron excluidas por esta razón.

Por ello es importante que llevemos con cuidado nuestras finanzas personales y sobre todo las tarjetas de crédito que en muchos casos puede resultar un arma de doble filo. Es necesario evaluar las condiciones crediticias de cada tarjeta y mantener solo las que ofrecen las menores tasas de interés y otros beneficios.

Juan Antonio Cabanas, fundador de Hola Andy brinda algunos puntos a considerar sobre tarjetas de crédito para evitar el sobreendeudamiento:

Capacidad de pago: Si solo podemos cubrir los pagos mínimos, es posible que ya contemos con demasiadas tarjetas de crédito o deudas. En cambio, si solo se cuenta con una tarjeta, se puede disponer de una adicional a modo de respaldo para compras y gastos imprevistos.

Línea de crédito disponible:  Tener una línea de crédito asignada no significa que podamos usarla al límite. Toma en cuenta que para algunas personas usar 40% de sus líneas podría significar un sobreendeudamiento, mientras que otros cubren tranquilamente sus gastos utilizando el 70% de las mismas.

Control adecuado: El seguimiento de las tarjetas de crédito incluye cumplir con las fechas de pago, pagar más del monto mínimo o lo más cercano al pago total posible, así como llevar un control de los consumos y compras realizadas.

No más de dos: El experto indica que es preferible tener dos tarjetas con S/3,000 de línea de crédito cada una, en lugar que una de S/6,000. Si alguna de ellas es clonada, los consumos fraudulentos serán sobre una línea menor. Además, si el sistema del medio de pago de una tarjeta no está disponible, se puede utilizar la otra. Esta estrategia permite aprovechar las promociones de ambas tarjetas.

Si no las usas, devuélvelas: Muchas veces se adquieren tarjetas de crédito por descuentos que llaman la atención, o por alguna oferta en especial, y sin darnos cuenta podemos llegar a tener hasta cinco tarjetas e incluso estar pagando un mantenimiento por ellas. Si esta es tu situación, lo mejor será devolver aquellas que te brinden menores beneficios o tengan una tasa muy alta comparativamente con las demás.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

capacidad de pago, Deuda, Tarjetas de crédito

Las centrales de riesgo recopilan nuestra información bancaria y manejan los reportes positivos y negativos de todos los ciudadanos que en algún momento han adquirido un producto crediticio como una tarjeta de crédito o un préstamo. En las centrales de riesgo todos contamos con una calificación que le indica a las entidades financieras cuál es nuestra probabilidad de pago de deudas. Mientras más alta sea nuestra calificación, mayor será nuestro acceso a mejores productos financieros.

Pero, ¿qué sucede si encontramos algún error en el récord crediticio que afecte nuestra calificación? La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), entidad que determina el funcionamiento de las centrales de riesgo, cuenta con un servicio de Alerta de Calificación Crediticia con el fin de mejorar las finanzas de los ciudadanos. Este sistema permite conocer las variaciones en la calificación crediticia de un usuario del sistema financiero y saber cuándo una nueva línea de crédito sea abierta a su nombre. En ambos casos, y cuando se registre nueva actividad durante el mes, el usuario recibirá un reporte por correo electrónico. Esta notificación, sin embargo, no llegará de inmediato, sino que se enviarán los días 28 de cada mes.

Error identificado

En caso encontremos una gran variación en nuestro récord sin haber generado mayor deuda en los últimos meses, debemos acercarnos a la entidad financiera, ya sea un banco, caja o pyme, y efectuar un reclamo bajo cualquier canal que la entidad hubiera colocado.

Posterior a ello, la entidad tiene la obligación de responder dentro de un plazo máximo de 30 días y efectuar una rectificación, en caso el reclamo proceda dentro de los 5 próximos días. Este proceso funciona de forma automática.

La misma entidad financiera tiene la obligación de registrar esta información ante las centrales de riesgo. No obstante, también tienes el derecho a solicitar la revisión de la información que tienen las centrales tras ponerte al día en tus pagos, o si en tu reporte sigue apareciendo información errónea. Puedes solicitar periódicamente tu reporte de deudas gratis a Equifax, vía web, para saber cómo te ven los bancos y cuál es tu perfil crediticio.

Para utilizar el servicio de Alerta Crediticia de la SBS, debes estar inscrito primero en el Reporte de Deudas de la SBS, y luego indicar tu DNI y un teléfono celular en la web del servicio de alertas.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Centrales de riesgo, Deuda, Deudas fantasma, Equifax

Una compra de deuda es una alternativa que se ofrece en el sistema financiero. El objetivo es trasladar las deudas a una sola entidad y así ordenar y tener un mejor control con los pagos.  Ocurre que, cuando nos llenamos de deudas por algún problema o por no llevar bien las cuentas, será un poco difícil volver a tener un adecuado balance en nuestras finanzas personales. Por ello, una compra de deuda puede sacarte del apuro.

Dicha modalidad sirve sobre todo cuando tienes deudas con más de un banco. Una entidad financiera ofrece pagar todas tus deudas a cambio de que todas se unifiquen en una sola en la entidad que tú elijas. Este mecanismo suele favorecer al cliente porque reduce la tasa de interés de la deuda total.

¿Cuáles son los requisitos que se suelen solicitar para iniciar dicho trámite? Lo primero que se recomienda es indagar qué banco ofrece las mejores tasas y promociones. Posteriormente, el interesado debe llevar su DNI, los estados de cuenta de las otras tarjetas con deuda. El cliente pasará por una evaluación y de aprobar, se iniciará con el proceso. Hay bancos que brindan la opción de financiar el traslado de la deuda en 36 meses, otras llegan a 48 meses.

Anna Lenka Jáuregui, Gerente de Marketing y Experiencia del Cliente del Banco de Crédito del Perú (BCP) explica que la compra de deuda es una buena alternativa para empezar de cero. Por ello, te brinda tres tips que debes tener en cuenta si decides usar esta opción.

Asegúrate de que tu deuda fue pagada. Debes asegurarte que el banco que compró tu deuda haya abonado a los demás, es importante estar atento a este paso. Por ello, es importante llamar a cada entidad financiera y hacer seguimiento de tus pasivos. Una vez que estés seguro de que tus deudas se volvieron una, recién podrás aprovechar de los beneficios de la compra de deuda.

Revisa tus contratos. Esto es crucial también en las finanzas. Al decidir usar el mecanismo de compra de deuda, es momento de leer cada contrato en las otras entidades financieras y asegurarte de cumplir con cada punto para que tu deuda sea comprada. Debes corroborar que el pago de tus deudas que realizó el banco elegido haya sido un pago anticipado de tus créditos.

Verifica tu nueva cuota mensual. No te olvides de la razón por la que optaste por la compra de deuda, para aliviarte. Por ello, debes asegurarte de que tu nueva cuota mensual sea menor a la suma de tus deudas anteriores juntas; que se adapte a tu capacidad de pago y que la nueva tasa de interés te convenga.

En esa línea, se recomienda a las personas que sean responsables y organizados con sus finanzas personales para evitar pasar por momentos financieros difíciles.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Compra de deuda, Deuda