Gestión

Entre marzo de 2020 y marzo de 2021, especialistas del Hospital Edgardo Rebagliati atendieron más de 46 mil consultas de salud mental, según información de EsSalud. Los cuadros de ansiedad, estrés postraumático y depresión aumentaron debido al confinamiento y el coronavirus, indicó la Lic. María Elena Pizarro, psicóloga de dicho hospital.

Tomando en cuenta estas cifras y el contexto actual, es importante que sepamos cuidar de nuestra salud mental y empezar a gestionar nuestras emociones. Si bien nadie puede llegar a controlar totalmente sus emociones, podemos mejorar la forma en la que nos relacionamos con nuestra faceta emocional. La psicóloga Desirée Infante recomienda algunas claves:

Estructura tu jornada mediante un horario

Organizar tu día a día es una medida eficiente para centrarte y no dejar que la incertidumbre acerca de qué hacer y cómo usar tu tiempo te lleve a un estado de estrés o ansiedad. Lo recomendable es diseñar un horario detallado de todos los días de la semana e imprimirlo para poder colgarlo en algún lugar de tu casa, o llevar una agenda, ya sea física o digital con constancia.

Duerme lo suficiente

Descansar bien y las horas necesarias es un factor que previene síntomas de tipo ansioso y depresivo. Además, te ayudará a concentrarte en tus tareas, lo cual es muy importante para evitar que la acumulación de responsabilidades te cause problemas de tipo emocional.

Entiende que la incertidumbre siempre estará

Parte importante de gestionar las emociones pasa por comprender que no puedes saberlo todo. Tolerar la falta de información acerca de lo que ocurrirá es compatible con adoptar una mentalidad constructiva y centrarte en aquellas acciones que te parecen mejores dada una situación determinada y unos recursos concretos.

Detectar hábitos disfuncionales

Muchas veces participamos de nuestros desajustes emocionales sin darnos cuenta, realizando acciones que paradójicamente hacemos para intentar sentirnos mejor. Por ejemplo, los atracones sin tener hambre, o el hábito de fumar al sentir estrés. Saber cómo gestionar las emociones implica detectar esos patrones de comportamiento con “efecto rebote” y eliminarlos.

Incorpora ejercicios de relajación a tu día a día

Hay varios ejercicios bastante sencillos de aprender, y que puedes usar en los momentos en los que notes que tu nivel de ansiedad es más alto de lo normal. Por ejemplo, puedes empezar practicando técnicas de respiración diafragmática controlada, o por la relajación muscular progresiva de Jacobson.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Emociones, Gestión