Vacaciones

Luego de las fiestas de fin de año, y todos los gastos que han traído, enero suele ser un mes complicado, porque nos hemos quedado sin plata. En una época en la que muchos trabajadores suelen tomarse unas vacaciones, nos preguntamos ¿Cómo ordenar mis finanzas si quiero realizar un viaje con amigos, en pareja o con mi familia? ¿Cómo organizar nuestros gastos en temporada de verano si me quiero dar un descanso en familia en algún hermoso lugar del Perú? En ese sentido, Walter Eyzaguirre, autor del libro ¿Y si hacemos dinero? (Editorial Planeta), nos brinda algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta para planificar adecuadamente nuestros gastos en esta época del año y nuestras vacaciones.

1.-Sin presupuesto no hay paraíso: Uno debe saber que todo lo que hacemos con nuestro dinero debe estar presupuestado y así puede tomar las consideraciones del caso para no gastar más de lo que se puede, es mejor siempre tener ese presupuesto de viaje o de vacaciones para planificar y saber mejor el destino de nuestro dinero, esto también te ayudará a planificar las vacaciones del siguiente año.

2.-No te endeudes sin sentido: Cuidado con los paquetes en cuotas mensuales o con usar la tarjeta de crédito para pagar las vacaciones en cómodas cuotas, ¿qué sentido tiene tener un viaje en febrero de 2022, que se terminará pagando en julio de 2023? Usemos el crédito para cosas que nos generen valor hacia el futuro, no para la diversión.

3.- Analiza los gastos con tu familia: Es importante tener unas finanzas familiares planificadas en conjunto, pues a veces tomamos decisiones sin consultar al resto de la familia, y eso puede impactar negativamente en nuestro bolsillo.

4.-Planifica con anticipación: Para las próximas vacaciones, pueden empezar con un reto como el “Ahorro calendario”, esto significa que ahorren un sol en función al día del calendario, es decir el día uno ahorrarás un sol, el día 15 ahorrarás 15 soles y así sucesivamente cada día del mes. Con esto tendrás unos 5,500 soles al año y así este reto familiar te pagará tus próximas vacaciones.

Tags:

Finanzas personales, Vacaciones, verano, Verano 2022

A pocos días de que concluya el año, las áreas de recursos humanos de las empresas intentan arreglar las vacaciones de los trabajadores que aún no se han tomado sus días de descanso. Si bien los trabajadores suelen hacer una propuesta de días, el empleador es quien debe aprobarlo y esto va a depender de muchos factores.

De acuerdo a Richard Culque, gerente de soluciones Human Capital Management (HCM) de Ofisis, primero se debe solicitar las vacaciones con el jefe inmediato o al área de recursos humanos. “De repente, para mi mala suerte, estoy en una temporada alta de la empresa por lo cual me rechazan mis vacaciones. Ese rechazo de vacaciones genera que, automáticamente, mi empleador deba proponerme otra fecha de vacaciones y no de manera cortada”, explicó.

Además, recordó que, para los empleadores, es importante que los trabajadores con más de un año de labores hayan tomado sus vacaciones. De lo contrario, al año, 11 meses y 29 días, el trabajador debe recibir en automático una compensación que no se tiene presupuestada.

“Si por emergencia saco a un personal de vacaciones, el otro punto es cómo afecto al área. De repente, por la prisa, no hice que se haga el traspaso de funciones de forma temporal, ¿cuáles son sus pendientes? Se afecta un proceso productivo tan solo por cumplir con las vacaciones”, advierte.

Formas de ordenar la casa

Para evitar estos problemas y que las vacaciones sean planificadas con la debida anticipación, Culque consideró que es necesario que las empresas tengan una política de vacaciones porque así podemos identificar qué área puede salir primero, en qué meses sería mejor salir de vacaciones o que los más antiguos sean los primeros en tomarlas.

“Con esta política vacacional, se tendrá un enfoque de qué es lo que busca la empresa. Un segundo punto a priorizar es siempre manejar un rol de programación anual. Todas las jefaturas dentro de sus objetivos de área, deberían estar contemplado cómo se va a programar las vacaciones de todos los colaboradores durante el año, pensando en la realidad”, aseguró.

Señaló que, algunas veces, la programación anual que se establece tiene bajo nivel de cumplimiento. Precisó que, lo ideal sería que al menos un 80% se cumpla en la fecha. Un 20% que se cancele o cambie por alguna urgencia, es manejable.

En tercer lugar, aconsejó evaluar el orden de las prioridades. “El trabajador que tiene más años o más tiempo acumulado de vacaciones es el primero que debe salir por la indemnización vacacional que se puede generar.

Por último, refirió que los ‘software’ de recursos humanos están ayudando a que esta labor sea más automatizada. Si antes era complicado atender a 20 o 30 trabajadores que querían pedir vacaciones para un mismo momento, ahora, el número de operaciones es más manejable y puede ser visto por todos los jefes de las áreas en tiempo real.

Tags:

Trabajo, Vacaciones, vacaciones laborales

Por lo general (y en muchos casos) las vacaciones son asociadas a salir de viaje para dedicarse al pleno descanso. ¿Pero qué sucede cuando la única opción de vacaciones es pasar más tiempo en casa debido a la pandemia? ¿Deberíamos igualmente tomar esas vacaciones?

 

Según la norma peruana, regulada por el Decreto Legislativo 713, un trabajador tiene derecho a 30 días calendario vacacional por cada año completo de servicios. La pandemia generó algunos cambios sobre este derecho de los trabajadores, pues el empleador puede decidir el momento en que el trabajador tome sus vacaciones si es que estas están vencidas y no han llegado a un acuerdo, en condiciones habituales.

 

¿Debería tomar vacaciones?

 

Jimena Mendoza, gerenta general de LHH DBM Perú, señala que “lo primero que tenemos que interiorizar es que la pandemia se quedará por un tiempo aún. Si bien muchas personas usan las vacaciones para viajes y demás, es un merecido descanso que es necesario para todos”. Añade que “si no se toman vacaciones en estos meses se acumularán y generarán un sobrecosto, además de un desorden posterior que reducirá la productividad. Si bien debemos pensar en qué es mejor para los colaboradores, también debemos generar una empatía bidireccional donde el colaborador entienda las implicancias de no salir de vacaciones”.

 

Por su parte, el licenciado en psicología del Complejo Hospitalario Alberto Barton en el Callao, Juan Sánchez, indica que en la salud mental, el impacto se ve reflejado en las restricciones para asistir a lugares donde habitualmente se consideran espacios de esparcimiento como por ejemplo playas, cines, pero es importante reconocer que el objetivo de las vacaciones es proporcionar descanso de una serie de actividades que se han realizado durante el periodo laboral.

 

Vacaciones forzadas

 

La Organización Internacional del Trabajo precisa que los empleadores no deberían exigir unilateralmente a los trabajadores que utilicen sus vacaciones anuales. Las fechas en que las vacaciones serán tomadas deberán ser acordadas por ambas partes. Al fijar la época en que se tomarán las vacaciones, se tendrán en cuenta las exigencias del trabajo y las oportunidades de descanso y distracción.

 

Por lo tanto, es necesario tomar vacaciones para descansar porque el cansancio laboral se acentuó por la angustia que provocó la pandemia. Muchas personas están agotadas porque han trabajado desde la casa y al mismo tiempo cuidan a sus hijos, y otros van a trabajar presencialmente a sus empresas con temor al contagio, lo que causa estrés. Si no tomamos vacaciones, afectaremos nuestra salud física y mental, y nuestro rendimiento laboral. Por eso, es recomendable tomar vacaciones aunque permanezcamos en el hogar.

Tags:

Descanso laboral, Pandemia, Vacaciones