equipo de trabajo

En Youtube:

En Soundcloud:

En Spotify:

Síguenos en Sudaca.pe

#Sudaca​​​​ #Emprende​​​​​​​​ #Podcast​​​​

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

equipo de trabajo, Estrés, Liderazgo

El 73% de colaboradores peruanos afirma querer cambiarse de trabajo o dejar su actual empleo, según la encuesta realizada por la consultora Dench. La principal razón de ello son el agotamiento y estrés al ejercer sus labores con más intensidad que antes de la pandemia.

En ese sentido, es importante que los líderes sepan tener un buen manejo de sus equipos para evitar este tipo de situaciones. Un informe de Mensalus, centro de coaching, brinda algunos consejos para reducir el estrés:

Desconectarse al finalizar la jornada

El trabajo es necesario para nuestra vida y es esencial para el bienestar, pero algunas personas se vuelven adictas al trabajo y ellos mismos son los causantes de su situación de estrés. Anima a tu equipo a desconectarse al finalizar la jornada laboral y evita usar tu tiempo personal a tareas pendientes. El descanso es sinónimo de bienestar y el trabajo no debería de comprometer la salud psicológica.

Además, la falta de sueño puede interferir con la productividad, la creatividad, las habilidades de resolución de problemas y la capacidad de concentración. Cuanto más descansada esté una persona, más capacitada estará para hacer frente a sus responsabilidades.

Hacer ejercicio

Si bien descansar es importante, lo es también tener hábitos saludables. El ejercicio físico reduce los niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés, e incrementa la producción de norepinefrina, un neurotransmisor que puede moderar la respuesta del cerebro al estrés. Además, ejercitarse produce endorfinas que ayudan a mejorar el estado de ánimo.

Gestión del tiempo

La mala gestión del tiempo es una de las causas más habituales de estrés. Por ejemplo, no tener planificada la agenda del día que permita culminar con los pendientes, generará estrés en el equipo en general. Una correcta organización del tiempo es una de las mejores estrategias para prevenir esta situación. Aprovecha los lunes durante las mañanas para alistar los pendientes de la semana y que todo el equipo pueda alinearse.

Practicar Mindfulness

Esta puede considerarse una filosofía de vida que ayuda a afrontar las experiencias de una forma más adaptativa y saludable. Gracias a la meditación y otras técnicas, la persona que practica Mindfulness o atención plena, consigue desarrollar la habilidad de ser consciente, compasiva y de estar en el aquí y el ahora con una mentalidad no enjuiciadora.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

equipo de trabajo, Estrés, Liderazgo

Cada vez se habla más de este tipo de inteligencia y su importancia en el ámbito profesional. El psicólogo y teórico de la Inteligencia Emocional, Daniel Goleman, señala que los principales componentes que integran la Inteligencia Emocional son la autoconciencia emocional, la autorregulación, la automotivación y la empatía.

Más que nunca, es necesario que los líderes de área o equipo tengan estas habilidades para guiar a sus trabajadores. Un liderazgo con pocas habilidades interpersonales puede afectar el clima laboral, e impactar de forma negativa en la salud de los colaboradores. Esto, en el largo plazo, trae graves consecuencias en la empresa.

El informe “Tendencias Globales en Capital Humano 2021”, elaborado por Deloitte, apunta las estrategias donde el liderazgo es clave. Se trata de la importancia de guiar el potencial de los trabajadores, y además construir «superequipos» que unan a las personas con la tecnología para reinventar el trabajo. Al ampliar las contribuciones de los seres humanos a resultados nuevos y mejores, los superequipos pueden desempeñar un papel integral en la capacidad de una organización para prosperar.

Mejores líderes

Isaías Sharon, director ejecutivo de Human Performance Institute International, señala que el coeficiente intelectual se correlaciona directamente con el desempeño laboral. Sostiene además que la inteligencia emocional ayuda a potenciar el desempeño y lograr conducir bien a los equipos. Si bien la demanda de habilidades interpersonales evoluciona con el tiempo, en este momento se valora la adaptabilidad, la capacidad de aprender de forma constante y poder liderar las emociones del equipo y las propias para gestionar los momentos complejos.

Para el ejecutivo, “estas habilidades se pueden aprender, desarrollar y perder si no se entrenan continuamente, pero se debe tener cuidado de hacerlo con metodologías adecuadas y con personas que realmente sepan como instalar nuevas competencias en las personas. De lo contrario, es posible arriesgarse a gastar mucho tiempo y dinero para que el resultado no ocurra”.

Si bien es posible gestionar equipos sin ser un experto en la gestión de habilidades interpersonales, y aunque es muy común en las organizaciones, es importante reflexionar cuál es el costo que esto acarrea. Para Sharon, liderar sin estas habilidades puede generar resultados a corto plazo a costa de dañar el clima laboral, la salud mental de los equipos y hacer insostenible en el tiempo el buen desempeño.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

equipo de trabajo, Liderazgo, Salud Mental

Tener a un ‘coach’ puede sonar a contar con un entrenador deportivo como los que tienen los atletas de alto rendimiento, pero es también un proceso de transformación personal. Dentro de las empresas, el coaching funciona como una herramienta intermedia entre una capacitación y las terapias.

Según el coach Franklin Ríos, director de Perfil, actualmente, el coaching es una gran piedra angular en las organizaciones porque permite que las personas alcancen su máximo potencial. En su opinión, el momento adecuado para aplicarlo debería ser siempre que se quiera tener los mejores resultados con los líderes de la compañía o con el equipo de trabajo.

“El coaching no se utiliza cuando uno está mal, sino para hacer mejor a las personas. Todo el mundo tiene cosas por mejorar y en esta coyuntura también es difícil trabajar desde casa porque ha sacado a las personas de su zona de confort. Es como meditar, pero con la ayuda de otra persona. No es algo que te aconseja, no te dice qué hacer, pero ayuda a descubrir el potencial y la fortaleza para lograr lo que uno quiere y que la empresa necesita”, explica.

Para el BBVA, entidad que lo viene aplicando en distintas formas, no es una terapia ni una formación al uso, se trata más bien de un entrenamiento para desarrollar habilidades y actitudes que mejoren la actividad profesional. “Normalmente, se suele recurrir a estos profesionales cuando el equipo está en la fase de inicio y necesita ajustarse, cuando hay problemas para avanzar o cuando quiere mantener su éxito”, indican en su blog.

Beneficios potenciales

De acuerdo a la compañía Berlitz, el coaching en los centros de trabajo demuestra qué tan valiosos son los miembros del equipo para la organización, entre otros beneficios como: dotar a cada empleado de una conexión más fuerte con el panorama general de la compañía, inspirarlos para trabajar más duro y reducir drásticamente la tasa de rotación y de deserción.

Según Ríos, bajo esta circunstancia de pandemia, el coaching es todavía más importante para los trabajadores que ahora tienen que laborar con otros profesionales de manera remota.

“El coaching les puede ayudar a ubicarse en este nuevo contexto no solo de la distancia, sino también de la tecnología porque a veces no estamos preparados para un uso de herramientas tecnológicas tan intensivo, ya no puedes estar encima de los trabajadores, hay que cambiar el liderazgo, los sistemas de control y debe estar orientado a cumplir objetivos”, indica.

En esa misma línea, la consultora y Master Coach de LHH DBM Perú, Mónica Berger, indicó que el coaching permite transitar por el cambio en tiempos de incertidumbre sin perder los objetivos (mantenerlos), retomar los objetivos y acelerar los resultados que se desean obtener.

“Se requieren líderes resilientes, versátiles, necesitan ser creativos e imaginar el futuro, con amplia visión. Requieren asumir riesgos, ser rápidos, pero eficaces, para poder acelerar los resultados”, expresó.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Coach, Coaching, equipo de trabajo

El psicólogo organizacional Juan Armando Corbin explica que el aspecto laboral es de las áreas más importantes de nuestra vida, por lo que es necesario que estemos contentos con la labor que realizamos, que nos sintamos valorados y que podamos crecer dentro de la empresa.

Cuando permanecemos largo tiempo en un mismo puesto de trabajo, lo que más deseamos es conseguir un ascenso o mejora de condiciones laborales. Sin embargo, no todas las oportunidades de ascenso implican una mejora sustancial, por lo que rechazar una oportunidad así no necesariamente resultará en algo negativo.

Estas son algunas de las situaciones que te podrían hacer reflexionar sobre la posibilidad de aceptar un ascenso:

Incomodidad con el nuevo equipo 

Por lo general, un ascenso laboral siempre implica un nuevo entorno de trabajo, lo cual significa que deberás relacionarte de forma profesional con otros compañeros. Antes de decidir si aceptar el ascenso o no, piensa en si la relación que tienes actualmente con el nuevo equipo favorecerá el desarrollo de tu carrera profesional o si lo retrasará. El ambiente de trabajo es una de las claves para la satisfacción laboral y la productividad.

Ascenso sobre papel

Es importante prestar atención a la letra pequeña. Muchas veces un ascenso puede no estar acompañado de un aumento salarial. Es normal que lo pienses dos veces si te proponen asumir un cargo con más responsabilidades y volumen de trabajo sin una mejora salarial. Igualmente, un cambio de cargo puede sumarle a tu CV, por lo que si aceptar ese ascenso es la vía que tienes que tomar para llegar a tu objetivo final, perfecto.

Crees que aún es muy pronto

En esta situación entran a tallar la actitud, autoconfianza y, sobre todo, la intuición. Si te han ofrecido un ascenso laboral es porque la empresa ha visto en ti el factor que necesitan para ese puesto, pero nunca está de más detenerse a pensar si la inseguridad va a suponer una barrera. No hay nada negativo en rechazar un ascenso laboral para cultivar y fortalecer nuevas capacidades. Solo asegúrate de que tu indecisión se basa en razones fundamentadas y no en el miedo de enfrentarte a un nuevo reto.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Ascenso, equipo de trabajo, Trabajo