Ascenso

Para lograr obtener un ascenso al interior de la compañía, es cierto que se requieren mayores conocimientos y una preparación adecuada para el cargo, sin embargo, la empresa también valorará positivamente que el candidato a un ascenso cuente con habilidades personales que le den una ventaja sobre otros postulantes.

De acuerdo a Ramón Rivera Chú, docente y entrenador del programa Executive Innovation Training One to One de CIDE-PUCP, existen seis habilidades directivas que pueden considerarse fundamentales para quienes persigan una promoción: el manejo del tiempo, la inteligencia emocional, comunicación efectiva, pensamiento crítico, trabajo en equipo y liderazgo.

“El tiempo es un recurso escaso y la correcta administración del mismo es una capacidad que valoran en las organizaciones, ya que permite balancear y equilibrar roles en diferentes entornos, para cumplir a cabalidad las funciones asignadas”, explica.

La comunicación y la inteligencia emocional resultan muy relevantes por la necesidad que tienen los directivos de trabajar con equipos, pero también de controlar las situaciones estresantes. Además, por el contexto de incertidumbre que se vive actualmente, se buscan líderes enfocados en las personas, que fomenten el aprendizaje.

Destacarse en la actual posición

Estas habilidades pueden cultivarse en el proceso, pero lo usual es que los jefes traten de identificar entre sus trabajadores estas fortalezas ante cada nuevo proceso de selección. Además de las comentadas, Forbes propone considerar a los líderes que se preocupan más por el éxito de los otros que por obtener el crédito de las acciones realizadas.

“Los mejores gerentes son grandes maestros, especialmente con los empleados nuevos. El crecimiento, desarrollo y la mentoría contribuyen a un mejor desempeño, por lo que el equipo tendrá éxito. Los excelentes maestros también son aprendices, lo que le permite escuchar atentamente las ideas de su equipo y crear nuevos enfoques”, precisa el portal.

Entre las recomendaciones que ofrece la consultora Michael Page Perú, destaca la necesidad por mejorar la formación profesional involucrándose en los proyectos o en otras partes del trabajo. Incluso aconsejan aceptar más trabajos. “Cuando tu gerente evalúa al equipo y considera quiénes creen que serían los adecuados, la persona que siempre ha dado un paso al frente estará entre los considerados”, destaca.

Para contar con todas las posibilidades de ser considerado, tenga en cuenta la importancia de superar las expectativas de su actual cargo y de contar con la competencia técnica requerida para esa posición. La reputación de ser un trabajador fiable y capaz es bastante relevante en la decisión final.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Ascenso, habilidades, Liderazgo

El psicólogo organizacional Juan Armando Corbin explica que el aspecto laboral es de las áreas más importantes de nuestra vida, por lo que es necesario que estemos contentos con la labor que realizamos, que nos sintamos valorados y que podamos crecer dentro de la empresa.

Cuando permanecemos largo tiempo en un mismo puesto de trabajo, lo que más deseamos es conseguir un ascenso o mejora de condiciones laborales. Sin embargo, no todas las oportunidades de ascenso implican una mejora sustancial, por lo que rechazar una oportunidad así no necesariamente resultará en algo negativo.

Estas son algunas de las situaciones que te podrían hacer reflexionar sobre la posibilidad de aceptar un ascenso:

Incomodidad con el nuevo equipo 

Por lo general, un ascenso laboral siempre implica un nuevo entorno de trabajo, lo cual significa que deberás relacionarte de forma profesional con otros compañeros. Antes de decidir si aceptar el ascenso o no, piensa en si la relación que tienes actualmente con el nuevo equipo favorecerá el desarrollo de tu carrera profesional o si lo retrasará. El ambiente de trabajo es una de las claves para la satisfacción laboral y la productividad.

Ascenso sobre papel

Es importante prestar atención a la letra pequeña. Muchas veces un ascenso puede no estar acompañado de un aumento salarial. Es normal que lo pienses dos veces si te proponen asumir un cargo con más responsabilidades y volumen de trabajo sin una mejora salarial. Igualmente, un cambio de cargo puede sumarle a tu CV, por lo que si aceptar ese ascenso es la vía que tienes que tomar para llegar a tu objetivo final, perfecto.

Crees que aún es muy pronto

En esta situación entran a tallar la actitud, autoconfianza y, sobre todo, la intuición. Si te han ofrecido un ascenso laboral es porque la empresa ha visto en ti el factor que necesitan para ese puesto, pero nunca está de más detenerse a pensar si la inseguridad va a suponer una barrera. No hay nada negativo en rechazar un ascenso laboral para cultivar y fortalecer nuevas capacidades. Solo asegúrate de que tu indecisión se basa en razones fundamentadas y no en el miedo de enfrentarte a un nuevo reto.

Si desea recibir noticias de SUDACA haga clic aquí para registrarse a nuestro Newsletter.

Tags:

Ascenso, equipo de trabajo, Trabajo